entradas en 'nuevas publicaciones' categoría

Ruso canadiense: Declaración: ¡El mundo es mío!

El periódico de Toronto el ¨Ruso canadiense¨ publicó mi artículo Declaración: ¡El mundo es mío!

[210461]

Breaking Israel News: “La UNESCO no refleja el antisemitismo de las naciones, sino nuestro propio odio”

El portal más grande Breaking Israel News publicó mi nuevo artículo “La UNESCO no refleja el antisemitismo de las naciones, sino nuestro propio odio”:

En abril de 2016, cuando la UNESCO adoptó la resolución de negar la historia judía en el monte del Templo, escribí que esto era solo el inicio de una campaña para negar la historia del pueblo judío, en la tierra de Israel, una campaña cuyo propósito final es la eliminación del estado judío. En diciembre del año pasado, la campaña aceleró cuando el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptó una resolución que abrió la puerta a sanciones y boicots indiscriminados contra Israel sobre su política de asentamientos en Cisjordania y Jerusalén. Hace pocos días, la UNESCO dio otro paso en su campaña de negar los derechos judíos a Israel, rechazando los casi 4,000 años de historia de la Cueva de los Patriarcas.

Todos, incluyendo a los que votaron en favor de la resolución, saben que no hay bases históricas ni científicas en la demanda palestina de conexión al sitio. Pero sabemos que los hechos, son el factor menos importante en esta historia. Lo que importa es la campaña para eliminar el Estado de Israel y revocar la Resolución 181 de la ONU —que garantiza el establecimiento de un estado judío en Israel— y, está ganando fuerza.

Esta última resolución es una señal de advertencia para el pueblo judío y especialmente, para quienes viven en Israel. Nos dice que debemos reevaluar quiénes somos como nación, qué defendemos actualmente, qué nos gustaría ser y cómo podemos lograrlo.

Una alcantarilla de odio

Hace unas dos semanas, en su primer discurso público, David Friedman, embajador de EUA ante Israel, dijo, “Tengo un gran discurso preparado sobre lo extenso y profundo de la relación entre Estados Unidos y el Estado de Israel. Pero no voy a darlo esta noche”. En su lugar, el embajador Friedman, dedicó todo su discurso a la unidad de los judíos o más bien fue hacia el punto, la falta de ella.

No importa como se vea, el actual nivel de división entre los judíos es insostenible. Estamos envenenando nuestras relaciones con tanto odio, que el mundo no ve que nada bueno sale del pueblo judío. Estamos compitiendo por las áreas de oración del muro occidental y poniendo en la lista negra las decisiones de rabinos certificados, al determinar el judaísmo de la gente que necesita confirmar su judaísmo.  Hacemos campaña contra nuestro propio país en; la ONU, el movimiento BDS, la academia y en un sinfín de formas. Segregamos a los judíos con base en su orígen étnico y cultural y sólo nos asociamos con gente afín en ideas políticas y religiosas.    

Israel, que se supone sería un modelo de unión, se ha vuelto una alcantarilla que sólo emite el odio de nuestros correligionarios. Es justo lo opuesto a la esencia de nuestra fe y contradice lo que estamos destinados a proyectar al mundo.

¿Por qué la incesante persecución de los judíos?

A través de las generaciones, los líderes del pueblo judío —desde el más ortodoxo, hasta el más secular— han enfatizado que nuestra redención, salvación e incluso supervivencia, depende sólo de nuestra unidad.

“Todo Israel es responsable uno del otro… sólo donde haya gente responsable de los otros, existe Israel”, escribió el pensador sionista, A.D.Gordon. “Estamos llamados para unir al mundo. Pero antes de unir al mundo material, estamos llamados a revelar la unidad espiritual. Este es nuestro secreto más interno”,  declaró Rav Kook (Cartas del Raiah), primer rabino en jefe de Israel. “Todo depende de los hijos de Israel. Conforme se corrigen, toda la creación les sigue”, afirmó el libro Sefat Emet. “Tenemos ya que abrir nuestros ojos y ver que sólo la unidad puede salvarnos. Si todos nos unimos… para trabajar en favor de toda la nación, nuestro trabajo no será en vano”, reflexionó Eliezer Ben Yehuda, quien revivió la lengua hebrea. “Ama a tu prójimo como a ti mismo” (Levítico, 19:18) es el más grande mandamiento en el judaísmo. Con estas pocas palabras, se formó la ley humana y eterna del judaísmo… El estado de Israel merecerá este nombre, sólo si su estructura social, económica, política y jurídica tiene base en estas tres palabras eternas”, concluyó David Ben Gurion, primer ministro de Israel.

Poco después del establecimiento del Estado de Israel, Rav Yehuda Ashlag, autor del comentario completo Sulam (Escalera) a El libro del Zohar, escribió en su composición, Los escritos de la última generación: “el judaísmo debe presentar algo nuevo a las naciones. Esto es lo que esperan del regreso de Israel a la tierra!”  De hecho, continuó Ashlag, “Es la sabiduría del otorgamiento, la justicia y la paz”.

A pesar de estas repetidas declaraciones, no hemos escuchado. Desde la ruina del Templo y el exilio, nos hemos dañado con nuestro infundado odio mutuo, no hemos aprendido a sobreponernos a nuestra aversión y a unirnos. Como resultado, la persecución de nuestra nación no se ha detenido. “Cuando Israel sea ‘como un hombre con un corazón’, serán un muro fortalecido contra las fuerzas del mal”, dijo el libro Shem MiShmuel. Pero, ¿cuándo fue la última vez que estuvimos “como un hombre con un corazón”?  

Nos levantamos y caemos por el poder de nuestra unidad  

De acuerdo al Rav Kook, “El propósito de Israel es unir al mundo entero en una sola familia” (Whisper to Me the Secret of Existence). Cuando un hombre pidió al anciano Hillel, enséñame la Torá, el sabio respondió, “Eso que odias, no se lo hagas al prójimo; esta es toda la Torá” (Talmud de Babilonia, Shabbat, 31a) También explícitamente Rabbi Akiva afirmó, “Ama a tu prójimo como a tí mismo, es la gran regla de la Torá” (Talmud de Jerusalén, Nedarim, capítulo 9, p.30b)  

Parecido a esos gigantes, el libro Shem MiShmuel dice, “La intención de la creación fue que todos se volvieran un paquete… pero debido al pecado (la inclinación al mal/egoísmo), la materia se corrompió al punto en el que ni siquiera los mejores de aquellas generaciones pudieron unirse. La corrección de la materia comenzó en la generación de Babilonia, cuando Abraham y sus descendientes unieron a la gente en una asamblea… Así, la materia continuó y creció hasta que se hizo la congregación de Israel. Pero el fin de la corrección vendrá cuando todos se vuelvan un solo paquete.”   

Israel se volverá una nación cuando todos sus miembros se comprometan a unirse “como un hombre con un corazón”. Inmediatamente después, a Israel se le encomendó ser “luz para las naciones”, transmitir esa sólida unión. Por esta razón, cuando estamos unidos, merecemos nuestra existencia como nación. Cuando nos separamos, no hay justificación para nuestra existencia como nación, porque no podemos ser “luz para las naciones”. En consecuencia, las naciones reclaman la tierra y la dispersión de los judíos, que no son leales a su vocación. Esta es la razón por la que el libro Maor VaShemesh afirma, “La defensa principal contra la calamidad es el amor y la unidad. Cuando hay amor, unidad y amistad dentro de Israel, ninguna calamidad puede llegar sobre ellos”.  

Nuestro destino está en nuestras manos

En su libro El arte de amar, el renombrado psicoanalista y sociólogo Erich Fromm, escribió, “El hombre  —de todas las edades y culturas —se enfrenta a la solución de una y la misma pregunta: la pregunta de cómo sobreponerse a la separación, cómo alcanzar la unión”. En adición, Fromm enfatiza, mientras el humano “se separe más del mundo natural, más intensa se vuelve la necesidad de encontrar nuevas formas de escapar de la separación”.

De hecho, la sociedad actual es tan narcisista que la gente se droga por decenas de miles cada año, simplemente por soledad. El neurocientífico, Marc Lewis, con candor resumió la pesadumbre de la humanidad, con el título a su soberana obra, “¿Por qué tanta gente muere por sobredosis de opiáceos? Es nuestra sociedad rota.

El libro del Zohar lo dice muy claramente en el famoso Tikkun número 30, que cuando Israel no está unido, “trae pobreza, ruina, robo, saqueo, asesinato y destrucción al mundo”. En otras palabras, no debe sorprendernos que la humanidad culpa a los judíos por sus desgracias. En su ensayo fundamental Garantía Mutua Rav Ashlag escribió, “Corresponde a la nación israelí capacitarse para que las naciones del mundo se desarrollen hasta que tomen sobre ellas la sublime tarea de amar a los demás, que es la escalera hacia el propósito de la creación”. ¿Por qué? Porque, continúa Ashlag, la nación israelí fue proyectada como “una puerta por la cual las chispas de amor hacia los demás, brillen sobre la raza humana en todo el mundo”.

Incluso si la gente no se da cuenta de que los judíos fueron formados como una salida para un mejor futuro de la humanidad, esta sensación instintiva dicta sus pensamientos y acciones. Esta expectativa latente provoca que académicos como el periodista e historiador británico Paul Johnson escriba, “En una fase muy temprana de su existencia colectiva, los judíos pensaban que habían detectado un esquema divino para la raza humana, del cual su propia sociedad tenía que ser piloto”. Esta expectativa también causa que los antisemitas cubran los sitios conmemorativos del holocausto con pancartas llevando la inscripción, “Los hebreos no nos separarán”

De hecho, nos elevamos y caemos por nuestra voluntad de ser luz de unidad para las naciones. Como resultado, somos la única nación cuyo destino está en sus propias manos. Si decidimos “tomar sobre nosotros esa sublime tarea de amor por los demás” y así volvernos “luz para las naciones”, la soberanía, prosperidad y paz en Israel están aseguradas. Pero si entregamos las riendas a nuestro propio egoísmo, como lo hemos venido haciendo los últimos dos mil años, es probable que veremos otra ronda de ruina en la tierra de Israel. A menos que recordemos pronto nuestra misión, nos elevemos por encima de nuestro ego y nos unamos, quizás sea demasiado tarde.

Reimpreso con el permiso del autor de The Jerusalem Post
[210461]

JPost: “Judíos de EUA – en camino hacia la autodestrucción”

The Jerusalem Post publicó mi nuevo artículo “Judíos de EUA – el camino hacia la autodestrucción

La historia prolijamente demuestra que abusamos y relegamos a nuestro propio pueblo, a pesar de que está probado que nuestra división es la causa de la ruina.

Las tres semanas -entre el 17 de Tamuz, cuando los romanos rompieron las murallas de Jerusalén y entraron en una ciudad que había sido devastada desde dentro y, el 9 de Av, cuando los conquistadores destruyeron el Templo- nos recuerdan que el terrorismo palestino, aunque doloroso, no es la mayor amenaza para el Estado de Israel. Realmente lo más peligroso para los judíos de todo el mundo y para Israel, el estado-nación de los judíos, es nuestro odio hacia nuestros correligionarios.

Mientras las legiones romanas acampaban fuera de las murallas de la ciudad, los judíos de Jerusalén, sin piedad, se sacrificaban entre ellos. Josefo Flavio escribió en La guerra de los judíos (libro IV, capítulo 6); “Los comandantes de los romanos vieron que la sedición (entre los judíos en Jerusalén) era una gran ventaja”. Vespasiano, que supervisó la supresión de la revuelta judía, escribió a sus comandantes: “La providencia de Dios está de nuestro lado, poniendo a nuestros enemigos unos contra otros. … Dios actúa como general de los romanos mejor que yo y nos está dando a los judíos sin ningún problema (por su sedición) … “.

“Cada día, los judíos son destrozados por sus guerras y desacuerdos civiles”, escribió Flavio, judío él mismo, que se volvió contra su propio pueblo. “Me atrevo a afirmar”, concluye (libro V, capítulo 6), “que la sedición destruyó la ciudad y los romanos destruyeron la sedición. Así que, con justicia, podemos atribuir nuestras desgracias a nuestro propio pueblo”

A lo largo de la historia, nuestros más temibles enemigos sintieron que al perseguir a los judíos, ejecutaban el mandamiento de Dios. Josefo Flavio escribió que los judíos; “perdieron totalmente la misericordia entre ellos” y “pisotearon todas las leyes humanas y se rieron de las leyes de Dios” (Las guerras de los judíos, libro IV, capítulo 6).

Asimismo, según el historiador y reformista, Rabino Jacob Rader Marcus, al momento de firmar el decreto para expulsar a los judíos de España, la reina Isabel dijo a los representantes de los judíos: “El corazón del rey es como canal de agua en la mano de los Señor; Él lo hace como Él quiere” (Proverbios, 21:1). ¿Cree que esto viene a usted de nosotros? El Señor lo puso en el corazón del rey”

El archienemigo del pueblo judío, Adolf Hitler, también creía que hacía la voluntad de Dios. En Mein Kampf escribió: “La naturaleza eterna vengará inexorablemente la infracción a sus mandatos. Por lo tanto, creo que actúo de acuerdo a la voluntad del Creador Todopoderoso: al defenderme contra el judío, defiendo la obra del Señor “.

La nación judía fue establecida al pie del monte Sinaí, cuando sus miembros se comprometieron a unirse ’como un hombre con un corazón’. Inmediatamente después, se ordenó a los judíos ser ‘luz para las naciones’, es decir, difundir su unidad al mundo. Rav Kook resumió sucintamente el papel del pueblo judío: “El propósito de Israel es unir al mundo en una sola familia”.

Este compromiso es la razón por la que antes de cada devastación importante que ocurrió a los judíos, hubo un período de intenso rechazo de nuestro compromiso, entre nosotros y con el mundo. En lugar de esforzarnos por ser modelo de unidad, fomentamos odio y división. Cuando no anhelamos cumplir nuestra misión, nos mezclamos entre las naciones y disolvemos nuestra identidad judía, se desata un intenso rechazo entre las naciones y lo interpretamos como antisemitismo.

El judío de EUA actual, experimenta el mismo proceso de negar su herencia y misión. Si este proceso continúa, traerá las mismas consecuencias nefastas que nuestra nación ha experimentado incontables veces. El 16 de julio, Emma Green de The Atlantic, publicó un ensayo fascinante que detalla opiniones de judíos acerca del matrimonio interreligioso. El ensayo expone lo profundo del abismo que aflige a los judíos de EUA y su creciente desprecio por nuestra herencia. En palabras del rabino Shmuly Yanklowitz, ‘En última instancia, vamos hacia una de las mayores divisiones, en la historia del pueblo judío’.

‘Lo que algunos temen, a ambos lados del debate del matrimonio’, añade Green, ‘es que los judíos ya no serán un solo pueblo, sino dos pueblos reconocidos según normas radicalmente diferentes’.

El rabino Felicia Sol de la sinagoga conservadora B’nai Jeshurun, hizo eco de las palabras de Green: ‘Podríamos perder una generación y hasta el futuro de la vida judía’.

Pero los judíos de EUA no desaparecerán. Como sucede siempre, justo antes de que los judíos se disuelvan completamente dentro de su nación anfitriona, las mesas se vuelven contra ellos y la hospitalidad se convierte en hostilidad. En España y en Alemania, los judíos no vieron que se acercaba su fin.

Fueron demasiado complacientes para notarlo. Cuando despertaron, era demasiado tarde.

Independientemente de nuestros deseos, los judíos nunca fueron parte de la cultura local. Siempre son y serán vistos en un nivel más alto que las otras naciones, como lo indican las repetidas condenas al Estado judío, en Naciones Unidas.

Los judíos siempre serán acusados de todos los males en el mundo, no porque sean malos, sino porque no se corrigen. Es decir, no traen ‘luz’ de unidad a las naciones. Por eso en Sefat Emet está escrito: ‘Todo depende de los hijos de Israel. A medida que se corrigen, toda la Creación los sigue’.

Somos realmente judíos, sólo cuando seguimos el principio ‘Ama a tu prójimo como a ti mismo’ por encima de todo. Cuando renunciamos a este principio y empezamos a discutir sobre quién es mejor judío, en ese momento, de seguros terminamos en persecución. Especialmente hoy, nuestro deber como judíos es nutrir nuestra unidad sobre todas las diferencias, porque como notaron los romanos, nuestra fuerza está en nuestra unidad. Si nos separamos, aceleramos la llegada de otra destrucción a nuestro pueblo.
[210574]

Unidos con Israel: Cómo Facebook puede realmente ‘acercar más al mundo’

El portal más grande Juntos con Israel publicó mi carta abierta a Mark Zuckerberg
“Cómo Facebook puede realmente “acercar más el mundo”:

Esta es una carta abierta y propuesta a Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook.

Querido Mark,

Su nueva misión con Facebook, “para acercar al mundo”, es una refrescante noticia que escuchamos. Indica la percepción significativa que usted ha adquirido en cuanto al estado malsano de nuestro mundo y lo que se necesita para sanarlo. A pesar de las alarmantes divisiones en la sociedad humana, no veo a muchos actores influyentes con el objetivo de abordar el tema en su esencia y dirigir sus energías y recursos para acercar a las personas.

Como alguien que ha dedicado los últimos 40 años a la investigación y la práctica de fomentar las conexiones humanas, yo estoy seguro de que este es el futuro inevitable del mundo, mi experiencia diaria en el fomento de comunidades de personas conectadas, me ha demostrado que la única manera de construir un mundo mejor es desbloqueando la capacidad humana natural de unirse por encima de las diferencias.

Por lo tanto, cuando alguien como usted, que domina una parte importante de la infraestructura virtual de la humanidad, declara reunir a las personas como una misión para la próxima década, me da la esperanza de que podemos simplemente ser capaces de orientar el mundo hacia la unidad con menos caos y sufrimiento de lo que de otra manera se podría esperar. Por eso me siento obligado a ofrecerle mi visión de la capacidad humana natural de conexión y a dónde va el mundo en ese sentido.

El mundo está cambiando de curso

Su observación de que los desafíos del mundo son de naturaleza global y no pueden ser satisfechos por un solo líder, país o una estructura de arriba hacia abajo, es exacta. Y esto es solo la punta del iceberg. Estamos avanzando hacia un punto de inflexión peligroso en nuestra evolución social: Las estructuras de potencia actuales se están derrumbando gradualmente ante nuestros ojos, mientras que las nuevas no están todavía en su lugar.

Los políticos están perdiendo las riendas mientras cada vez se alejan de su pueblo. En un mundo interdependiente, la política actual se convierte en un juego anticuado, que obliga a sus jugadores a sumergirse continuamente en luchas de poder egoísta para mantener el dominio. Es un entorno que simplemente no es apto para salvaguardar los intereses del pueblo, independientemente de quiénes sean los líderes. En muchos países, las personas ven un cuadro más amplio y más pragmático de la realidad que su liderazgo político y están empezando a elevar su mirada hacia arriba.

Paralelamente, los fundamentos actuales de la socioeconomía están temblando mientras la automatización y la inteligencia artificial se están esparciendo a través de la fuerza de trabajo. Como bien saben, los trabajos del futuro cercano son inciertos y es probable que alguna forma de ingreso básico universal se convierta en una necesidad. Con esto, se esperan cambios profundos en cuanto a las nociones de “trabajo”, estructura de clase social y el carácter distintivo de la cultura occidental.

Bajo el capó la economía y política son meros reflejos de las relaciones humanas.  Representan lo que damos y recibimos de la sociedad, cómo tomamos decisiones y resolvemos problemas, cómo distribuimos responsabilidades y priorizamos los intereses colectivos. Es la relación entre los seres humanos en todo el planeta que está en la cúspide de la evolución: Las relaciones explotadoras y las percepciones egocéntricas están alcanzando la máxima capacidad; La preocupación mutua y una percepción más holística darán forma al mundo de mañana.

Un gimnasio virtual para la construcción comunal

Como se dijo en su misión, debemos capacitar a la gente para construir comunidades fuertes. Para ello, tenemos que proporcionar conocimientos y orientación sobre cómo nutrir y aumentar continuamente nuestra capacidad de conexión humana, además de proporcionar las herramientas tecnológicas y la infraestructura que ayudan a las personas a organizarse.

Por ejemplo, usted ha mencionado la importancia de ayudar a las personas a encontrar un terreno común antes de abordar sus diferencias o apuntar a resolver desafíos comunes. Nosotros necesitamos establecer prácticas de comunicación virtual que fomentan esto. Y justamente cómo las personas han solido pensar sobre como muchos ¨me gusta¨ consiguen para sus publicaciones, ellos pueden llegar a pensar cómo  pueden llegar a que su comunidad se conecte más.

Ver nuestra humanidad común es como un músculo que necesita ser entrenado. La cultura de hoy está entumeciendo ese músculo, presionando sobre nuestros impulsos primitivos, egoístas y perpetuando la división. Por lo tanto, los miembros de la comunidad deben trabajar rutinariamente para fortalecer sus lazos y mantener un clima social de conexiones saludables y positivas. Para ayudarles, también necesitan mediciones colectivas y retroalimentación para sus esfuerzos combinados para mantener un clima positivo. La inteligencia artificial ciertamente podría utilizarse para hacer del ambiente comunitario virtual un facilitador de relaciones humanamente saludables. En otras palabras, sería un gimnasio virtual para la construcción de la comunidad.

Desde una perspectiva global, estas comunidades positivas en Facebook también podrían servir como modelos para ayudarnos a aprender cómo construir nuestra sociedad futura. A medida que el mundo se vuelve más interdependiente, la gente tendrá que expandir su círculo de preocupación. Pero la predicación de los valores morales ya no funciona. En cambio, necesitamos mejorar nuestra sensibilidad social, ampliar nuestra visión del mundo, comprender mejor nuestra naturaleza como seres humanos y, lo más importante, aprender a aprovechar nuestro cableado inherente para la conexión humana.

Mi Propuesta: Un Programa Piloto

Propongo la creación de un programa piloto para la creación de una comunidad virtual que fomente activamente las conexiones positivas. Sus miembros podrían ser personas diversas de todos los sectores de la vida que estarían interesados en participar en un experimento social .Mientras podría haber una amplia gama de características consideradas para la implementación futura, desde mi experiencia, yo estoy seguro de que simplemente siguiendo algunas pautas y prácticas de comunicación, se verían resultados positivos inmediatos.

Como estoy seguro de que usted sabe, múltiples campos de investigación han demostrado repetidamente que las conexiones sociales positivas nos hacen más felices, más saludables y mejores en lo que hacemos. Proyecto que en cuestión de meses, los participantes en un programa piloto de este tipo experimentarían efectos positivos similares de una manera notable, que podríamos medir empíricamente. Si usted está interesado, estaría más que feliz de colaborar en el diseño de un programa piloto y compartir la experiencia que he reunido durante muchos años, en la construcción de una red de comunidades físicas y virtuales unidas por personas de todos los ámbitos de la vida.

Suyo,
Michael Laitman
[210504]

JPost: “Los pilares del consumismo están desmoronándose”

The Jerusalem Post publicó mi nuevo artículo “Los pilares del consumismo están desmoronándose

¿Qué sucede cuando desaparecen los trabajos y las tiendas? ¿qué y cómo compraremos? Afortunadamente, una nueva industria proporcionará, tanto ingresos como materia prima para consumir.

Los pilares del consumismo se están desmoronando. Durante los últimos meses, ha habido un alud de tiendas de cadena, establecidas, grandes y medianas que se han declarado en bancarrota o anunciado el cierre de cientos. Si este ritmo continúa, para fines de este año, más de 8,600 tiendas habrán cerrado sus puertas. En comparación, en 2008, en el punto más alto de la Gran Recesión, sólo 6,150 tiendas cerraron.

Más allá del impacto del colapso en comercios, tendrá efecto devastador en los centros comerciales, donde se encuentran, pues son tiendas de anclaje que atraen negocios a todo el centro comercial. En algunos casos, comerciantes como Macy’s y Sears (que también posee Kmart) cerrarán sus puertas dentro del mismo centro comercial, causando, en  efecto, el cierre de todo el lugar.

La plaga también afecta los empleos. A medida que más y más gente recurre a Internet para hacer sus compras, las tiendas cierran y se pierden empleos. Según cifras del Departamento de Trabajo, los comerciantes redujeron alrededor de 30 mil puestos en marzo. Aproximadamente, esto pasó también en febrero, es la mayor baja en dos meses, desde 2009.

El rápido crecimiento del comercio electrónico, puede ser bueno para negocios en línea como Amazon, pero este comercio no requiere tantos trabajos como las tiendas establecidas. La conclusión sombría es que en lo que respecta al trabajo tradicional de venta al por menor, observamos el fin de una era.

¿Nos estamos volviendo irrelevantes?

No sólo las tiendas minoristas son afectadas por la tecnología. Las máquinas están reemplazando a la gente en todas partes. Hay dos millones de conductores profesionales en EUA, ¿dónde trabajarán en 10 o 15 años, cuando los camiones y autobuses autónomos sean más seguros de conducir y más barato de operar que los vehículos conducidos por humanos? ¿qué harán los trabajadores del centro de llamadas cuando los chatbots los reemplacen por completo, en pocos años? Camareros, gente de servicio y limpieza en hoteles, incluso doctores y abogados, todos serán afectados por los adelantos en tecnología.

Un comentario de un lector en una de las historias de los periódicos acerca de la tendencia, capta la esencia de nuestro mundo cambiante: “Estas historias me hacen sentir irrelevante, ¿a dónde va la humanidad? Te metes en un auto que se conduce, te lleva a trabajar, pero un robot tomó tu trabajo. Por fortuna recibo ingresos básicos del gobierno. En ese caso, ¿por qué no voy al centro comercial? Oh, cierto, el centro comercial cerró porque hacemos nuestras compras en línea y drones nos entregan el producto en la puerta, incluso la gente que entrega, desapareció. De hecho, no tengo para qué salir. ¡No he hablado con una persona real en meses! Pronto, todos nos volveremos irrelevantes, redundantes!”

Introducción al ingreso básico universal

En los últimos años, se ha hablado mucho de la idea de ingreso básico universal (IBU). IBU significa que todos reciben una cantidad fija de dinero, que les permite vivir por encima de la línea de pobreza, trabajen o no. En muchos lugares del mundo, principalmente en Europa occidental y Canadá, ya se están haciendo experimentos del impacto y la viabilidad del IBU.

La idea del IBU también gana adeptos gracias al apoyo vocal de directivos en Silicon Valley. Elon Musk, por ejemplo, dijo: “Será necesario” y Mark Zuckerberg declaró: “Debemos explorar la idea del ingreso básico universal”.

Un nuevo conjunto de empleos e industrias en relación con el corazón

Estoy totalmente en contra de la idea de IBU. Si se da dinero gratis, esto devastará a la sociedad y convertirá a muchos en bombas de tiempo. El trágico incidente del 5 de junio en Orlando, donde un hombre que había sido despedido, entró al lugar de trabajo con una pistola, asesinó a cinco ex compañeros y se suicidó, debería enseñarnos lo que podría pasar a alguien que no ve futuro.

La violencia ya es escandalosa y sigue creciendo en nuestra sociedad. Dejar a millones de personas sin nada que hacer y sin compromiso, empujará a muchas al extremo y todos sufriremos las consecuencias.

En mi opinión, el inicio de la era robótica es una gran oportunidad para toda la humanidad. Pues las máquinas tomarán nuestro trabajo físico, seremos libres para desarrollar lo que Thomas Friedman, columnista del New York Times, denominó “todo un nuevo conjunto de empleos e industrias en relación con el corazón, conectando a la gente con la gente”.

En otras palabras, la gente no estará desempleada. Será empleada como innovadora de una nueva sociedad. Su trabajo será fomentar una sociedad cuyos miembros estén conectados, cuidados y se sientan responsables unos de otros.

Hoy, la gente es admirada por su carrera exitosa. Pero mañana, las máquinas lo harán todo. La competencia por empleos será obsoleta; no habrá trabajos por los que pelear. Por lo tanto, el trabajo de los nuevos trabajadores será introducir nuevos valores en la sociedad, donde la gente competirá por el reconocimiento por su contribución a la sociedad.

La competencia positiva cambiará la mentalidad de la sociedad. Todos somos envidiosos. Pero cuando se envidie a la gente por su capacidad para promover a la sociedad, en lugar de su capacidad para promoverse a sí misma, seremos elementos positivos de la sociedad. Así, la sociedad cambiará la dirección del aislamiento a la conexión.

Los centros comerciales serán centros comunitarios

La industria del corazón “fabricará” cohesión social. La gente no recibirá IBU, sino salario, como lo hacen en el mercado de trabajo actual. La única diferencia será el producto que harán.

No hay fin a lo que la gente puede hacer si quiere beneficiar a la sociedad. La creatividad será ilimitada y mientras más avance la tecnología, más gente podrá participar en trabajos pro-sociedad y más se abrirá la sociedad.

Las condiciones para crear el cambio ya están en proceso. Según un nuevo informe de Credit Suisse, entre 20 y 25% de los centros comerciales de la nación, cerrará en los próximos cinco años, ya que el comercio electrónico continúa alejando a los compradores de los comercios establecidos.

En lugar de convertirse en zonas donde nace el crimen, como ocurre hoy, pueden transformarse fácilmente en centros de formación del nuevo trabajo pro-social.

En mi opinión, todos los que pierden el empleo, no debe recibir beneficios de desempleo, sino inscribirse en estos entrenamientos y recibir salario como en cualquier otro trabajo. En lugar de sentarse en casa y sentirse miserables, todos los desempleados deberían recibir beneficios del Estado por su participación en los entrenamientos pro-sociales. Al término de la formación o incluso durante, iniciarán sus nuevas carreras como innovadores de la nueva sociedad.

Tecnología de la conexión

La tecnología para fomentar actitudes pro-sociales en comunidades enteras, ya existe. Eventos con mesas redondas y círculos de conexión, son dos formas de las que hablo en mi libro Completando el círculo: método empíricamente probado para encontrar paz y armonía en la vida.

Han sido probados en muchas ocasiones en EUA, Europa e Israel, todos con rotundo éxito. Cuando se implemente correctamente esta tecnología, no sólo creará una atmósfera de calidez y sociabilidad, también promoverá la comprensión de que así es como la sociedad debe ser, si queremos sentirnos seguros y felices en nuestro vecindario. Con la llegada de la era del desempleo, el cambio de paradigma social se convertirá en necesidad.

Sin embargo, gracias a la tecnología en línea, este cambio se puede hacer a un costo mínimo. Además, lo que se ahorre, cuando cese la actitud antisocial actual de la gente, compensará, por mucho, el costo del entrenamiento, haciéndolo un negocio lucrativo para los inversionistas.

Cuando una comunidad se une, decrece la violencia, el crimen y el abuso de sustancias y, surge la responsabilidad, la ayuda mutua y la amistad. Esto libera enorme cantidad de recursos que, de otro modo, se utilizarían en policía y trabajos para el bienestar, que tratan de mitigar las crisis. Por lo tanto, incluso desde el punto de vista más capitalista, las actitudes pro-sociales en la comunidad pagan.

Mientras más pronto los gobiernos o Estados implementen estos programas para desempleados, mayor será su beneficio, social y financiero y mayor beneficio para la sociedad.
[208290]

Haaretz: “Supervivencia en la era de desempleo voluntario”

Publicado el 6 de junio de 2017

En mi columna regular en Haaretz, mi nuevo artículo: “Supervivencia en la era de desempleo voluntario

La vieja época, donde el trabajo era necesario, está terminando. Una nueva era sin empleo está naciendo y es mejor que nos preparemos.

El pasado abril, la Oficina del Censo publicó un estudio que mostró una tendencia preocupante: muchos jóvenes no desean trabajar aunque están perfectamente sanos y, la tendencia aumenta. La encuesta mostró que ‘en 2015, 1 de cada 3 jóvenes, cerca de 24 millones, vivía en casa de sus padres’. Además, ‘En 2005, la mayoría de los jóvenes vivían en su propio hogar … en 35 estados. En 2015, el número de estados donde la mayoría de jóvenes era independiente se redujo a sólo seis’. Pero quizás lo más alarmante es: ’De los jóvenes que viven en casa de sus padres, 1 de cada 4 es ocioso, ni estudia ni trabaja. Esta cifra representa aproximadamente 2.2 millones entre 25 y 34 años‘.

Mark Zuckerberg, director de Facebook, en su discurso de apertura en Harvard, dijo que debemos ‘considerar un ingreso básico universal para los estadounidenses’.

En lugar de trabajar, los millenials a menudo prefieren pasar el tiempo en el ocio. Por ejemplo, muchos, deciden quedarse en casa y jugar videojuegos en lugar de  buscar trabajo. No son ineptos ni ignorantes y, no es que sea difícil encontrar trabajo. Simplemente, los jóvenes de hoy no tienen interés en encontrarlo. No les interesa lo que les ofrece el mundo.

Esto debería advertirnos que bajo la superficie, hay una historia diferente. La vieja era, donde el trabajo era necesario, está terminando. Una nueva era sin empleo está naciendo y, es mejor que nos preparemos. Si nos preparamos correctamente, será transición pacífica y agradable. Si nos detenemos y esperamos que el desempleo nos atrape sin preparación, la transición será mucho más dolorosa.

ingreso básico y amenaza de radicalización

Mark Zuckerberg, dijo debemos ‘considerar el ingreso básico universal’. Yo lo he escrito antes, no tengo duda de que en el futuro previsible será necesario proporcionar un Ingreso básica a todos.

Sin embargo, aunque un ingreso básico resuelve las necesidades físicas, no da ni propósito ni significado en la vida. Ni videojuegos ni cannabis barata entorpecerán a la gente por mucho tiempo, ya que la naturaleza humana es buscar un propósito. Si la gente no puede hallar el sentido de su vida, buscará los extremos. Esta tendencia ya está en marcha, muchos jóvenes se radicalizan, en su búsqueda de significado, esto los hace peligrosos para la sociedad (véase el reciente ataque terrorista de Manchester). Sin una solución, la tendencia se extenderá y la violencia y el terrorismo harán que la normalidad sea obsoleta.

Una espada con veneno en su punta

Para cambiar sin problema ni dolor del modus operandi egocéntrico en el que hemos vivido hasta ahora, en la nueva era debemos entender su naturaleza para cosechar sus beneficios potenciales y así, evitar sus engaños.

Cuando empecé a estudiar Cabalá con mi maestro Rav Baruch Ashlag (RABASH), me dijo una alegoría escrita por su padre, Rav Yehuda Ashlag, conocida como Baal HaSulam (Amo de la Escala) por su comentario Sulam a El libro del Zohar. En su introducción al Árbol de la Vida, Baal HaSulam escribió que el ego es como un ángel sosteniendo una espada, con una gota de néctar dulce y venenoso en la punta. Este ángel, nuestro ego, nos obliga a abrir la boca y a beber el dulce néctar hasta que nos mata.

La espada, el arma de nuestro ego, amenaza con cosas terribles que sucederán si no nos atenemos a nosotros mismos. Nos promete felicidad si nos entregamos a la auto-absorción, pero el néctar en la punta (breves momentos de gozo) sólo nos hace anhelar más néctar. Con el tiempo, nos volvemos tan narcisistas que perdemos todo contacto con la realidad, como si hubiéramos muerto.

Hoy sabemos que Baal HaSulam tenía razón, pero hasta hace poco no era claro que debíamos encontrar un modo práctico de ir del néctar del egoísmo, al nuevo incentivo para existir -el placer en las conexiones positivas.

Un remedio de la antigüedad

A lo largo de la historia, sólo una nación ha tenido el privilegio de vivir bajo un paradigma de conexiones positivas. Esta nación, el pueblo judío, surgió del grupo que Abraham el Patriarca estableció, cuando vio que en los pobladores de Ur de los Caldeos, aumentaba peligrosamente el ego.

En el tiempo de Abraham, en toda la antigua Babilonia (Ur de los Caldeos era una parte), la gente se hizo cada vez más egoísta. El libro Pirkei de Rabbi Eliezer (capítulo 24) dice que cuando Abraham pasó por la Torre de Babilonia, vio la creciente alienación entre sus constructores. Se volvieron tan indiferentes unos hacia otros, que ‘Si un hombre caía y moría, a nadie le interesaba. Pero si caía un ladrillo, se sentaban y gemían: ‘¡Ay de nosotros! ¿Cuándo vendrá otro en su lugar?’ A medida que su alienación creció, querían hablar entre ellos, pero no conocían el lenguaje del otro, ¿que hicieron? Cada uno tomó su espada y lucharon hasta la muerte. De hecho, la mitad del mundo fue sacrificada allí y el resto se esparció por todo el mundo‘.

Abraham se dio cuenta de que los babilonios eran incapaces de superar su ego. Para curar a la sociedad del egoísmo, adoptó un enfoque sencillo: en lugar de combatir la separación, preferir dar y conectar.

Los seguidores y descendientes de Abraham continuaron desarrollando su unidad por encima de su creciente ego, hasta que forjaron lazos tan estrechos que se convirtieron en lo que el gran comentarista RASHI, llamó ‘un hombre con un corazón’. Hasta después de forjar esta unidad profunda, los descendientes de Abraham fueron declarados nación -la nación judía. Por eso el libro Yaarot Devash (parte 2, Drush 2) dice que la palabra Yehudi (judío) proviene de la palabra Yihudi, unida.

Durante muchos siglos, los primeros judíos desarrollaron su método, ajustando la unidad con el creciente ego. Cada vez que su egoísmo prevaleció, lucharon y discutieron entre sí. Y cada vez que coincidió la discordia con la conexión, se elevaron a nuevas alturas de unidad. Por eso El libro del Zohar (Beshalach) dice: ‘Todas las guerras de la Torá son para la paz y el amor’.

Cambiar el enfoque hacia conexiones positivas

Los antiguos judíos legaron al mundo los valores que aún apreciamos. El historiador Paul Johnson escribió en Historia de los judíos: ‘Debemos a los judíos la idea de igualdad ante la ley, tanto divina como humana; de santidad de la vida y de dignidad del ser humano; de conciencia individual y de redención personal; de conciencia colectiva y por lo tanto, de responsabilidad social; de paz como ideal abstracto y amor como fundamento de la justicia y muchos otros elementos que constituyen la base moral de la mente humana ‘.

Pero, en vez de ser ‘luz para las naciones’ elevando al mundo a una existencia de conexión, los judíos cayeron en el egoísmo. Desde su caída, la humanidad no ha podido establecer estructuras sociales sostenibles basadas en conexión positiva.

Por eso, ahora que nuestro ego ha agotado su encanto, tenemos una oportunidad real de restablecer una sociedad que de felicidad y significado a nuestra vida, con conexiones positivas y responsabilidad mutua.

Ahora que la sociedad puede dar a cada uno un ingreso básico, podemos enfocarnos en mejorar nuestra conexión. Dado que tener profesión ya no le interesa a los jóvenes, buscarán significado en otro lugar y, un significado profundo y duradero sólo puede encontrarse en la conexión humana positiva.

En La influencia oculta de las redes sociales, famosa plática en TEDTalk, el aclamado sociólogo Nicholas Christakis detalló lo que la ciencia ha revelado sobre el impacto de la conexión humana: ‘Nuestra experiencia del mundo depende de la estructura de las redes en las que residimos y de lo que surge y fluye por esas redes. La razón, creo, es que los seres humanos se unen y forman una especie de superorganismo‘.

Un nuevo conjunto de industrias -acerca del corazón

Para ir del individualismo a la conexión positiva, debemos aprovechar el creciente tiempo libre de la gente, para darle una formación que le ayude a establecer esas relaciones. Además, para garantizar que todos participen en la formación, debemos dar ingreso básico sólo a quienes participen.

La participación obligatoria es condición para recibir la renta básica y servirá a dos propósitos: 1) quien recibe dinero gratis sin restricciones no se siente obligado con la sociedad y probablemente será cada vez más narcisista y antisocial. 2) como escribí arriba, la gente sin un propósito en la vida, necesariamente lo buscará y posiblemente se radicalizará. La formación le enseñará a fomentar conexiones positivas, eso le dará el significado que busca en la vida.

Con la tecnología actual, dar estos entrenamientos puede ser casi sin costo. Con reuniones en línea y talleres guiados, la gente aprenderá a conectarse por encima de su odio, tal como Abraham y sus discípulos lo hicieron hace casi cuatro milenios. Incluso el antisemita más notorio de la historia americana, Henry Ford, recomendó aprender de los primeros judíos, en su libro El judío internacional, el principal problema del mundo. En sus palabras, ‘Los reformadores modernos, que construyen sistemas sociales modelo, harían bien en examinar el sistema social bajo el cual los primeros judíos estaban organizados’.

De hecho, es lo que debemos hacer. Gobiernos, municipios y otras organizaciones deberían participar en crear estos entrenamientos para la gente. Una vez inscritos, los alumnos ya no serán considerados desempleados. Serán considerados empleados cuyo trabajo es fomentar conexión positiva en la sociedad. En el futuro próximo, esta forma de conexión se convertirá en el producto más buscado del mercado. Las conexiones positivas son la base de toda sociedad sustentable. Por lo tanto, los ‘trabajadores de la producción’ que organicen conexiones serán invaluables para su comunidad.

Thomas Friedman, columnista del New York Times, dijo en una entrevista en el programa Tucker Carlson Tonight: ‘Conectar gente con gente será un trabajo enorme. …Yo creo que el mejor trabajo será de persona a persona. Vamos a ver una nueva serie de puestos en la industria alrededor del corazón, en conectar gente con gente‘.

Friedman está en lo correcto, pero, sin una tecnología como base de esta nueva industria, el producto será deficiente. Aquí es donde entra en juego el método de Abraham. En mi libro Completando el círculo: método comprobado empíricamente para encontrar paz y armonía en la vida, detallé la tecnología para fomentar la conexión sobre la alienación. Esta tecnología es aplicable tanto a individuos como a organizaciones y es muy simple de aplicar, siempre y cuando se mantenga esta regla en mente: toda pelea surge sólo para fortalecer nuestra conexión. Esta es la interpretación moderna de las palabras del Zohar que cité anteriormente: ‘Todas las guerras de la Torá son para paz y amor’.

En conclusión, el único remedio para la desintegración de nuestra sociedad es el ingreso básico para todos, supeditado a participar en lograr nuevas comunidades positivamente conectadas y mutuamente responsables, con una formación que nos lleve de la era egoísta a la edad de conexiones positivas y responsabilidad mutua, de forma pacífica y agradable.
[207811]

JPost: ‘¿Se convertirán EUA en una nación de jóvenes ociosos?’

The Jerusalem Post publicó mi nuevo artículo “¿Se convertirán EUA en una nación de jóvenes ociosos?

En un momento de alto desempleo y renuencia a trabajar, un ingreso básico que fomente la solidaridad, es primordial.

Una encuesta publicada recientemente por la Oficina del Censo encontró que en 2015, ‘1 de cada 3 jóvenes o, cerca de 24 millones vivían en casa de sus padres’. La encuesta también encontró que ‘En 2005, la mayoría de los adultos jóvenes vivían en su propia casa… en 35 estados. Una década más tarde, en 2015, el número de estados donde la mayoría de los jóvenes vivían independientemente se redujo a sólo seis’. Pero quizás lo más alarmante es este hallazgo es que: ’Los jóvenes que viven en casa de sus padres, que ni estudian ni trabajan, son aproximadamente 2,2 millones entre 25 y 34 años

La conclusión es: hoy, muchos jóvenes no quieren molestarse en trabajar, no desean mantenerse ellos mismos y, la tendencia se acelera.

Los millennials no son ineptos ni ignorantes. Su problema no es que sea difícil encontrar un trabajo; simplemente no tienen interés en encontrarlo. Perdieron el interés en lo que este mundo les ofrece, así que ponen su vida en espera. Muchos, conscientemente eligen estar en casa y jugar videojuegos en lugar de buscar trabajo.

La impresionante tasa de desempleo cuenta una historia parcial, ya que millones de desempleados han bajado del radar, pero no desaparecen. Estas personas nos dicen que se despliega una historia diferente bajo la superficie. La vieja era se está acabando y una nueva está surgiendo y es mejor que nos preparemos. Lo que percibimos no es ni el fin de la era liberal ni de la era industrial ni de la democrática. Somos testigos del fin de la era egoísta. La pregunta es: ‘¿Pasaremos la transición, pacífica o dolorosamente?’

Una nación juventud ociosa

Durante su reciente discurso de apertura en Harvard, el director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, ‘vio la necesidad de considerar el ingreso básico universal para los estadounidenses’. He escrito varias veces que en los próximos años, dar un ingreso básico para todos será necesario.

Sin embargo, incluso si damos a todos un ingreso básico, los videojuegos y el cannabis barato, no entorpecerán a la gente por mucho tiempo. Está en la naturaleza humana buscar propósito y si la gente no encuentra el significado de su vida, se volverán hacia los extremos. Esto ya sucede en cierto grado, muchos jóvenes se están radicalizando, en su búsqueda de significado y se están convirtiendo en peligro para la sociedad (ver el reciente ataque terrorista de Manchester). Sin una solución, la tendencia se extenderá y la violencia y el terrorismo harán que lo normal sea obsoleto.

Una gota de néctar dulce y venenoso

Hay un modo de cambiar, sin problema ni dolor, del modus operandi egocéntrico en que hemos vivido hasta ahora, a una nueva era. Sin embargo, para hacerlo debemos entender la naturaleza de la era que viene y cómo abordarla para aprovechar sus beneficios potenciales y evitar sus trampas.

Cuando empecé a estudiar con mi maestro de Cabalá, Rav Baruch Ashlag (RABASH), me presentó una alegoría escrita por su padre, Rav Yehuda Ashlag, conocido como Baal HaSulam (autor de la escalera), por su Sulam (escalera) comentario sobre El libro del Zohar. En su introducción al Árbol de la Vida, Baal HaSulam escribió que el ego es como un ángel sosteniendo una espada, con una gota de néctar dulce y venenoso en la punta. Los humanos no tenemos otra opción que abrir la boca y beber el néctar dulce hasta que nos provoque la muerte.

Esta es nuestra situación actual. La espada es nuestro egoísmo, que amenaza con cosas terribles que sucederán si nos atenemos a nosotros mismos. Nos da breves momentos de agrado en la vida, que son el néctar, pero estos momentos lo único que hacen es convencernos de anhelar más néctar. Eventualmente, nos absorberá tanto que perdemos contacto con la realidad, como si muriéramos.

Baal HaSulam no es el único familiarizado con este rasgo de la naturaleza humana. Todos nuestros sabios lo supieron, desde el inicio de la historia de nuestro pueblo, hasta cerca de el inicio del siglo 20 y algunos incluso más tarde. Docenas de ellos lo escribieron, explicando lo que debemos hacer para romper las cadenas del ego. Sin embargo, hasta hace poco, no era claro que eso es lo que la humanidad necesita. Ahora que millones están perdiendo contacto con la realidad, hay una necesidad clara de ofrecer un modo práctico de pasar del néctar del ego al nuevo incentivo para la existencia -la era de las conexiones positivas.

En lugar de luchar contra la separación, preferir dar y conectar

De todas las naciones del planeta, sólo una ha tenido el privilegio de vivir bajo un paradigma diferente de existencia, no basado en el ego. Esta nación, el pueblo judío, surgió del grupo que Abraham el Patriarca formó cuando vio a los pobladores de Ur de los caldeos, volviéndose peligrosamente egocéntricos.

El egoísmo que Abraham notó no era exclusivo de su ciudad natal. En toda la antigua Babilonia (de la cual Ur de los caldeos era parte), la gente se hizo cada vez más egoísta. El libro Pirkei de Rabbi Eliezer (capítulo 24) escribe que cuando Abraham pasó por la torre de Babilonia, vio la creciente alienación entre sus constructores. Eran tan indiferentes entre sí, que ‘Si un hombre caía y moría, no le les importaba. Pero si caía un ladrillo, se sentaban y gemían: ‘¡Ay de nosotros! ¿cuándo tendremos otro en su lugar?’’ A medida que su alienación crecía, dice el libro, ’querían hablar entre sí pero no conocían el idioma del otro, ¿qué hicieron? Cada uno tomó su espada y lucharon entre ellos hasta la muerte. De hecho, la mitad del mundo fue sacrificada allí y de allí se dispersaron por el mundo ‘.

Al darse cuenta de que los babilonios eran incapaces de superar su ego, Abraham adoptó un enfoque sencillo: en lugar de luchar contra el ego y la separación, preferir dar y conectar. Por eso, hasta hoy Abraham es conocido como ‘hombre de misericordia’ y es considerado como símbolo de bondad.

Los discípulos y descendientes de Abraham continuaron desarrollando su unidad por encima de su creciente ego, hasta que forjaron lazos tan estrechos que se convirtieron en lo que el gran comentarista RASHI denominó ‘un hombre con un corazón’. Sólo entonces, después de forjar una unidad sin precedente -y hasta hoy no duplicada-, los descendientes de Abraham fueron declarados nación.

Además, justo después de que los hebreos fueran declarados nación, se les ordenó ser ‘luz para las naciones’, es decir, compartir el método único de conexión que habían logrado, con el resto del mundo. A lo largo de muchos siglos, los primeros judíos desarrollaron su método ajustando su unidad a su creciente ego. Cada vez que su egoísmo prevaleció, se esforzaron y lucharon entre sí. Y cada vez que armonizaban la discordia con la conexión, se elevaron a nuevas alturas de unidad. Por eso, El libro del Zohar (Beshalach) escribe: ‘Todas las guerras de la Torá son por paz y amor’.

El advenimiento de conexiones positivas

Cuando los judíos cayeron en tal odio, que no pudieron vencerlo con unidad, se dispersaron y perdieron su tierra, la Tierra de Israel. Desde entonces, durante los últimos dos mil años, el mundo se ha desarrollado sólo por motivos egoístas.

Los antiguos judíos legaron al mundo valores que aún hoy son apreciados. El historiador Paul Johnson escribió en Historia de los judíos: ‘A los judíos debemos la idea de igualdad ante la ley, tanto divina como humana; de la santidad de la vida y la dignidad del ser humano; de la conciencia individual y de la redención personal; de la conciencia colectiva y por lo tanto de responsabilidad social; de la paz como ideal abstracto y del amor como fundamento de la justicia y muchos otros elementos que constituyen la base moral de la mente humana‘. Lamentablemente, como esas nobles ideas se basan en intereses egoístas, la humanidad no pudo instaurar un desarrollo sostenible de estructuras sociales que pudieran ser establecidas en la vida cotidiana, al menos no hasta hoy.

Ahora que, incluso nuestro ego ha agotado su encanto, tenemos una oportunidad real de restablecer una sociedad que proporcione tanto felicidad como significado a nuestra vida, con conexiones positivas y responsabilidad mutua.

Ahora que la sociedad puede proporcionar a cada uno, un ingreso básico, podemos concentrarnos en mejorar nuestra conexión. Ya que tener una profesión no le interesa a los jóvenes adultos, buscarán significado en otro lugar y un significado profundo y duradero sólo está en la conexión humana positiva.

Este es el secreto que descubrió Abraham; este es el método que desarrolló y se le encomendó transmitir a la nación que formó; es también lo que la ciencia contemporánea está descubriendo. En una famosa discusión en TEDtalk titulada ‘Influencia oculta de las redes sociales’, Nicholas Christakis, aclamado sociólogo, detalló lo que la ciencia ha revelado sobre el impacto de las conexiones humanas. ‘Nuestra experiencia del mundo depende de la estructura de las redes en las que residimos y de lo que surge y fluye por esas redes. La razón, creo, es que los seres humanos se unen y forman una especie de superorganismo‘.

Ingreso básico eventual

Para llevar nuestro enfoque y conciencia del individuo a la conexión, necesitamos usar el tiempo libre, cada vez mayor, de la gente para darle formación que le ayude a crear esa conexión. Por eso, no creo que el dinero gratis sea buena idea. Dinero gratis significa que la gente no estará comprometida con su sociedad, lo que agravará, las ya existentes, tendencias antisociales. Por lo tanto, creo que el ingresos básico debe darse sólo a condición de participar en capacitación.

Con reuniones físicas y en línea y con talleres guiados, la gente aprenderá a conectarse por encima del odio, como Abraham y sus discípulos lo hicieron hace casi cuatro milenios.

Incluso el antisemita más manifiesto de la historia de EUA, Henry Ford, recomendó en su libro El judío internacional, el principal problema del mundo: ‘Los reformadores modernos, que construyen sistemas sociales modelo, harían bien en examinar el sistema social bajo el cual los primeros judíos fueron organizados‘.

Esto, de hecho, es lo que tenemos que hacer. Gobiernos, municipios y otras organizaciones, deberían empezar a planear esos entrenamientos, para que la gente pueda participar. Una vez inscritos, los alumnos ya no serán considerados desempleados o sin trabajo. Serán considerados empleados cuyo trabajo es fomentar conexiones positivas en la sociedad. En un futuro próximo, esta forma de conexión se convertirá en el producto con más demanda del mercado. Las conexiones positivas son base de toda sociedad sustentable y, los ‘trabajadores de la producción’ que lo inicien, serán invaluables para su comunidad.

En ese sentido, Thomas Friedman, columnista del New York Times, dijo en una entrevista en el programa Tucker Carlson Tonight: ‘Conectar a la gente será un trabajo enorme. … Creo que los mejores puestos de trabajo serán de persona a persona. Veremos un nuevo conjunto de puestos de trabajo e industria alrededor del corazón, alrededor de conectar a la gente con la gente ‘.

Friedman tiene razón, pero sin la tecnología base para esta nueva industria, su producto será defectuoso. Aquí es donde entra en juego el método de Abraham. En mi libro Completando el círculo: un método empírico, comprobado para encontrar paz y armonía en la vida, detallé la tecnología para fomentar la conexión sobre la alienación. Esta tecnología es aplicable tanto a individuos como a organizaciones y es muy simple de aplicar, siempre y cuando se mantenga esta regla en mente: cada pelea surge sólo para fortalecer nuestra conexión. Esta es la interpretación moderna de las palabras del Zohar que cité anteriormente: ‘Todas las guerras de la Torá son por paz y amor’.

En conclusión, el único remedio para la desintegración de nuestra sociedad es el ingreso básico para todos, dependiente de la participación en crear nuevas comunidades, positivamente conectadas y mutuamente responsables, logradas con entrenamientos que nos llevarán; de la era egoísta, a la era de la conexión positiva y responsabilidad mutua, de forma pacífica y agradable.
[207808]

JPost: “Las cosas que tiendes a leer en la Torá – no son necesariamente así”

The Jerusalem Post publicó mi nuevo artículo “Las cosas que tiendes a leer en la Torá – no son necesariamente así

Nada es más valioso que la Torá ¿por qué entonces hemos olvidado que la Torá no tiene nada qué ver con palabras sin sentido en libros impresos y todo que ver con la unidad?

“No es necesariamente así”, cantaba Sportin´Life en la ópera Porgy and Bess, y añadía, “Las cosas que tiendes a leer en la Biblia- no son necesariamente así”. Este próximo martes, celebraremos Shavuot, el festival de la entrega de la Torá. La mayoría de los judíos no-observantes saben que el festival incluye una comida con muchos dulces lácteos. La mayoría de los judíos también sabe que en este día, hace mucho tiempo, la Torá fue entregado al pueblo de Israel .

Pero, muy poca gente sabe qué es realmente la Torá. Como resultado, muy pocos entienden por qué celebramos el recibirla. Al contrario de lo que se nos ha enseñado a la mayoría, la Torá no es una serie de reglas que debemos observar con el fin de apaciguar a un Dios temible, tampoco es una colección de relatos que pudieron o no haber sucedido.

Cómo veremos más adelante, nada es más pertinente para nuestras vidas que la Torá. Nada puede darnos mayor beneficio que conocer qué es la Torá, para qué es, y cómo podemos usarla. Cuando lo entendamos, veremos que Shavuot no es simplemente un festival, sino un punto extremadamente importante en nuestra búsqueda de la felicidad.

La única condición

En Masejet Shabbat (31a), el Talmud escribe que cuando un converso preguntó acerca del significado de la Torá, el viejo Hillel le dijo sin ambigüedades: “Lo que odias, no se lo hagas a tu amigo; esta es toda la Torá”. De la misma manera , Rabí Akiva -cuyos discípulos compusieron El Libro del Zóhar y la Mishná– dijo, “Ama a tu prójimo como a ti mismo es la gran regla de la Torá” (Talmud de Jerusalén, Nedarim, capítulo 9, p 30b).

Con el fin de recibir la Torá, Israel se unió “como un hombre con un corazón” (RASHI-Comentario acerca del Éxodo, 19:2) y por lo tanto, recibieron un poder que los elevó por encima del egoísmo y los hizo amarse el uno al otro como a sí mismos. No recibieron un libro. En su lugar, su unidad creó las condiciones requeridas para que se les dotara con el poder de trascender su yo y unirse por encima de su ego o como el rey Salomón lo expresó en Proverbios (10:12): “El odio agita las disputas y el amor cubre todos los crímenes”.

El libro Avnei Miluim (Introducción) escribe, “Esto es lo que querían decir nuestros sabios cuando dijeron, ‘E Israel acampó ahí ante el monte’, todos ellos ‘como un hombre con un corazón’. Ellos desean decir que toda la nación se unió en un hombre, después de lo cual el Dador fue obligado a darles la Torá”.

A través de los siglos, nuestros sabios se han referido al poder de transformación en la Torá como “luz”. Afirmaron incontables veces que la luz en la Torá reforma, es decir, que transforma al hombre del egoísmo al amor a otros. El libro Mesilat Yesharim (capítulo 5) escribe, “Este es el significado de lo que dijeron nuestros sabios (Midrash Rabá, Eijá, Prefacio), ‘Deseo que me abandonen a Mí pero que conserven Mi ley (la Torá)’, porque la luz en ella reforma (la inclinación malvada)”. El libro Maor Eynaim (Parashat Tzav) escribe de la misma manera: “Con la Torá, el hombre puede luchar contra la inclinación malvada y someterla, porque la luz en ella reforma”.

El Talmud de Babilonia (Kiddushin 30b) escribe que el Creador dijo, “Mis hijos, he creado la inclinación malvada y he creado contra esta la Torá como condimento”. También, el libro Metzudat David (Comentario a Jeremías, 9:12) explica que Israel perdió su tierra porque cayeron en la inclinación al mal una vez que dejaron de ocuparse de la Torá, porque “la luz en ella reforma”. Y sólo para que no entendamos mal el significado de “inclinación al mal”, el Santo Shlá escribe (En Diez Enunciados, Enunciados no. 6), “Las cualidades más malvadas son envidia, odio, codicia y lujuria, que son las cualidades de la inclinación malvada”, precisamente los atributos que constituyen nuestro ego.

No hay Torá sin unidad

Cuando nosotros, el pueblo de Israel, sucumbimos a la inclinación malvada y caímos en el odio infundado, perdimos más que el Templo. Perdimos nuestra habilidad de usar la Torá, el poder que reforma, para elevarnos por encima de nuestro ego. En lugar de luz, fuimos dejados con palabras cuya conexión con el amor a otros, la responsabilidad mutua y la unidad se volvieron ocultos para nosotros. Al perder esa conexión, perdimos todo lo que define el judaísmo y al pueblo de Israel.

Nuestros ancestros recibieron la luz que reforma y se convirtieron en nación después de que se comprometieron a unirse “como un hombre con un corazón”. Ahora, nosotros también debemos comenzar a alimentar nuestra unidad. Precisamente a causa de que nuestro odio infundado aún es tan profundo, no debemos esperar. Cualquier retraso de aquí en adelante puede costarnos mucho en vidas humanas y tormentos ya que nuestro mundo pronto se verá demasiado inmerso en odio y sospecha, como para dar marcha atrás.

Ocuparse en la Torá no significa ocuparse de las palabras de un libro escrito. Significa esfuerzo por unirse de manera que la unidad cubra nuestro odio, justo como citamos al rey Salomón. El libro Maor VaShemesh (Parashat Itró) explica este punto con las siguientes palabras: “Obtener la Torá es principalmente con unidad, como en el verso, ‘E Israel acampó ahí ante el monte’, ‘como un hombre con un corazón’ y ahí su suciedad (inclinación malvada) cesó”. En Parashat Emor, el libro continúa, “Durante los días de la cuenta [omer], el hombre debe corregir la cualidad de unidad y así es recompensado al obtener la Torá en el festival de Shavuot, como está escrito, ‘Y viajaron de Refidim y llegaron al desierto del Sinaí e Israel acampó ahí ante el monte’. RASHI interpretó que todos ellos eran un corazón, como un hombre y por eso fueron recompensados con la Torá”.

El libro Likutey Halajot (Miscelánea de Reglas) también explica la conexión entre la Torá y la unidad de Israel. En el capítulo Hiljot Arev (Reglas de Garantía), el libro escribe, “La raíz de la responsabilidad mutua se extiende principalmente a partir de la recepción de la Torá, cuando todos en Israel fueron responsables unos de otros. Es así porque en la raíz, las almas de Israel son consideradas como una, porque se derivan del origen de la unidad. Por esta razón, todo Israel fue responsable el uno del otro, en la recepción de la Torá”, es decir la recepción de la luz que reforma.

En el capítulo Hoshen Mishpat, el libro Likutey Halajot enfatiza la conexión entre la Torá y la responsabilidad mutua: “Es imposible observar la Torá y las Mitzvot (mandamientos)”, es decir, recibir la luz que transforma el egoísmo en amor a otros, “excepto a través de la responsabilidad mutua, cuando cada uno es responsable por su amigo. Por esta razón, cada uno debe incluirse con todo Israel en gran unidad. Por lo tanto, en el tiempo de la recepción de la Torá, inmediatamente se hacen responsables el uno del otro, porque tan pronto como quieren recibir la Torá deben fusionarse en uno, para así, ser incluidos en el deseo. …Por lo tanto, específicamente siendo, cada uno responsable de su amigo, pueden observar la Torá. Sin esto, sería imposible recibir la Torá de ninguna manera”.

Si queremos sobrevivir

Hoy, en la realidad turbulenta que son nuestras vidas, ocuparse en la Torá – es decir, alimentar nuestra unidad- no es sólo nuestra clave para el éxito; es la clave para nuestra supervivencia como individuos, como judíos y como nación soberana.

Shavuot, el festival de la entrega de la Torá, nos recuerda que sólo si nos unimos tendremos éxito. Si no, el Talmud advierte en dos partes diferentes (Shabbat 88a, Avoda Zará 2b): “Será su entierro”.

No debemos confiar en gobernantes extranjeros ni en las trompetas que hacen sonar. Nuestra arma es única y no puede ser arrebatada. No daña a nadie, pero nos hace indestructibles. Nuestra arma es el poder de nuestra unidad y el festival de entrega de la Torá se acerca en el momento perfecto para recordarnos que ahora debemos usar nuestro poder secreto -la luz que reforma- que habita en nuestra unidad, que es nuestra ley, nuestra Torá.
[207551]

Haaretz: “Palabras al presidente”

En mi columna regular en Haaretz, mi nuevo artículo: “Palabras al presidente

Presidente Trump, le deseo una visita exitosa a Israel, pero su éxito en el cargo depende de lo que haga en su país.

Querido señor presidente:

Bienvenidos a Israel.

Si bien, naturalmente hay mucho bombo alrededor de su visita a Israel, creo que sus partidarios en casa, están ansiosos por ver que se implemente, EUA primero. En mi opinión, centrarse en los asuntos internos y no los externos es clave para hacer su mandato importante y eficaz. Un ciudadano de EUA lo puso muy claro en “Fox News Insider“: “Recuerda, la gente que te eligió sigue fuertemente detrás de ti. Cuidamos tu espalda; sigue adelante. Haz lo que prometiste que harías y seremos grandes juntos.

El desempleo en EUA es una preocupación constante, ya que decenas de millones viven de diversas formas de beneficio gubernamental. Esa inactividad permanente es una receta para problemas. La ociosidad prolongada crea crimen, violencia, abuso de sustancias y puede asolar comunidades enteras. Además la solidaridad entre el pueblo está en el punto bajo de todos los tiempos, ya que los políticos crean facciones y fricciones dentro de la sociedad que impiden cualquier esfuerzo para mejorar, pareciera que la nacionalidad del pueblo estadounidense estuviera en peligro.

Tales desafíos requieren un pensamiento innovador y un liderazgo audaz. En mi opinión, EUA necesita un programa nacional para fortalecer las comunidades y profundizar la solidaridad entre el pueblo estadounidense. El programa constará de dos elementos interdependientes, que juntos garantizarán el sustento de todos los estadounidenses y su solidaridad nacional.

Para garantizar el sustento del pueblo, se requiere un tipo de Ingreso Básico Universal (IBU) en este programa. Sin embargo, no debe dejarse en eso. Un ingreso permanente que no requiere compromiso por parte de los beneficiarios, hará que la gente no pueda trabajar e inhibirá su capacidad de fomentar lazos sociales saludables. Esto los convertirá en peligro para la sociedad.

Por lo tanto, recibir beneficios de IBU debe estar supeditada a participar en cursos y talleres, realizados con reglas específicas diseñadas para invocar sentimientos de conexión, confianza y reciprocidad. Estos talleres forman parte de un método llamado Educación Integral (EI), que ha demostrado su éxito en muchas ocasiones, a lo largo de muchos años y en innumerables lugares alrededor del mundo, incluyendo Estados Unidos, Europa, Israel y Rusia.

EI no se limita a los talleres. También es un paquete de herramientas prácticas para manejar crisis emocionales y sociales e incluye aprender la historia del país, estado y ciudad donde vive la gente, para hacerlos sentirse conectados con sus vecinos y con toda la sociedad de EUA. La EI hace que la gente sienta que la solidaridad y el sentido de comunidad son más valiosos que el aislamiento y la alienación.

IE se puede dar a millones de personas en línea, a un costo mínimo. La gente puede participar desde casa o en lugares públicos, como centros comunitarios. Los facilitadores serán requeridos en las aulas, la instrucción profesional pueden darla en línea un puñado de profesionales entrenados en una lugar central.

La disminución de violencia y delincuencia y el aumento de cohesión nacional y compromiso social positivo, reducirán drásticamente los niveles de delincuencia y violencia y, reducirán el abuso de sustancias. Estos cambios ahorrarán enormes cantidades de recursos gubernamentales y municipales y, hacen que el programa de EI sea excepcionalmente lucrativo.

Más allá del valor económico, la EI transforma a las comunidades creando un ambiente de amistad, confianza, responsabilidad mutua y un fuerte compromiso en actividades prosociales.

Señor presidente, como individuo pragmático, creo que debe centrarse en EUA y hacer lo mejor por la sociedad estadounidense, como lo ha expresado claramente en su campaña electoral. Si implementa a nivel nacional el programa de EI, EUA se convertirá sin duda, en un modelo de estabilidad social y solidaridad nacional a seguir. O, para usar sus palabras, “hará a EUA grande otra vez”

Con los mejores deseos para una visita exitosa y un regreso a casa seguro,

Michael Laitman
[207265]

JPost: “Memorándum al presidente Trump”

The Jerusalem Post publicó mi nuevo artículo “Memorándum al presidente Trump

Presidente Trump, le deseo una agradable visita a Israel. En mi opinión, su éxito en el cargo, depende de aplicar con efectividad la política de EUA primero.

Querido señor presidente:

Bienvenidos a Israel.

El público israelí espera su llegada con entusiasmo, igual que sus partidarios en casa están ansiosos por ver que se cumpla su política de EUA primero. Por eso, realmente creo que llevar su atención a Estados Unidos, es la clave para hacer su estadía en el cargo, un éxito.

Usted sabe mejor que nadie que el desempleo en la sociedad estadounidense es una preocupación constante, ya que decenas de millones, viven de beneficios gubernamentales. Esa inactividad permanente es una receta para problemas. La ociosidad prolongada crea crimen, violencia, abuso de sustancias y puede asolar comunidades enteras. A nivel nacional, el sentido de solidaridad entre el pueblo está en el punto más bajo de todos los tiempos. Como los políticos crean facciones y fricciones dentro de la sociedad, que impiden todo esfuerzo por mejorar, pareciera que la nacionalidad del pueblo estadounidense estuviera en peligro.

Para combatir estos desafíos, recomiendo introducir un programa nacional para fortalecer las comunidades y profundizar la solidaridad del pueblo estadounidense. El programa consta en dos elementos interdependientes, que juntos, garantizarán el sustento de todos los estadounidenses y su solidaridad nacional.

Dado que es necesario garantizar el sustento de la población, este programa requiere un tipo de Ingreso Básico Universal (IBU). Sin embargo, si lo dejamos, como ingreso permanente que no requiera ningún compromiso de los beneficiarios ‘matará’ la capacidad de la gente para trabajar y conectarse con otros y, los convertirá en un peligro para la sociedad.

Por eso, la recepción de los beneficios de IBU debe estar supeditada a participar en cursos y talleres, realizados con reglas específicas diseñadas para invocar en los participantes, sentimientos de conexión, confianza y reciprocidad. Estos talleres forman parte de un método llamado Educación Integral (EI), que ha demostrado su éxito en muchas ocasiones, a lo largo de muchos años y en innumerables lugares alrededor del mundo, incluyendo Estados Unidos, Europa, Israel y Rusia.

Además, los talleres, ofrecen herramientas prácticas para manejar crisis sociales y emocionales e incluyen el aprendizaje de la historia del país, estado y ciudad donde vive la gente, para hacerlos sentirse conectados con sus vecinos y con la sociedad. Pero lo más importante, este método hace que la gente sienta que la solidaridad y el sentido de comunidad son más valiosos que el aislamiento y la alienación.

Las tecnologías actuales permiten impartir en línea la EI a millones de personas a costo mínimo. La gente puede participar desde casa o en lugares públicos, como centros comunitarios. Los facilitadores serán requeridos en las aulas, la instrucción profesional pueden darla en línea un puñado de profesionales entrenados en una lugar central.

Al disminuir violencia y delincuencia y aumentar cohesión nacional y compromiso social positivo, se reducirán drásticamente los niveles de delincuencia y violencia y el abuso de sustancias. Estos cambios ahorrarán enormes cantidades de recursos gubernamentales y municipales, haciendo que el programa de EI sea excepcionalmente lucrativo.

Más allá del valor económico, EI transformará las comunidades, creando un ambiente de amistad, confianza, comprensión de la responsabilidad social y un fuerte compromiso en actividades prosociales.

Señor presidente, como usted es un individuo pragmático, creo que debería centrarse en EUA primero y hacer lo mejor por la sociedad estadounidense, como ha declarado claramente desde el inicio de su presidencia. Si implementa a nivel nacional el programa de EI, EUA, se convertirá sin duda en un modelo de estabilidad social y solidaridad nacional a seguir. O, para usar sus palabras, “hará a EUA grande otra vez”

Con mis mejores deseos
Michael Laitman
[207101]