entradas en 'cabala estudio' categoría

La Torá comienza de un secreto

Dr. Michael LaitmanLa posibilidad de alcanzar el nivel superior de la naturaleza fue revelado a una persona quien vivió  hace 5775 años. Por esta razón, el fue llamado Adam HaRishón (el primer hombre). Esto debido a que él implementó en sí mismo toda clase de correcciones que le permitieron descubrir la habilidad de sentir, entender y alcanzar la fuerza superior dentro de sí mismo, le permitieron abrirse camino hacia una dimensión en la que esta fuerza opera.

Él fue el primer cabalista porque descubrió un nuevo sentido, que no estaba sucediendo en la característica de recepción sino, en la característica de otorgamiento. Adam escribió un libro acerca del descubrimiento de la fuerza superior y sobrevivió por medio de sus estudiantes quienes empezaron a desarrollar su método, haciendo posible que cualquier persona pudiera desarrollar dentro sí misma el sentido para llegar a sentir  la fuerza superior de acuerdo con su deseo.

Pregunta: Es extraño escucharlo porque estamos acostumbrados a que esta persona fue la legendaria figura que vivió con su esposa Eva en el jardín del Edén y que comieron una manzana del árbol del conocimiento.

Respuesta: La idea es que la Torá siempre habla en lenguaje humano, aun cuando hable de cosas muy elevadas.

La Torá describe un proceso espiritual único en un número de niveles llamado PARDES (Pshat – Simplicidad, Remez – Indicio, Drush – Alegoría, SodSecreto) y, si sabemos cómo leerlo de manera correcta, entonces podremos alcanzar el estado de  Adam HaRishón, Adam.

Este PARDES son los cuatro niveles de entendimiento de la Torá y, para alcanzar la Torá se comienza desde el Sod, como dijo el gran cabalista Gaón de Vilna, debido a que aún no sabemos nada. Así que, cuando comenzamos a partir de Adam HaRishón que comió una manzana, por nosotros, este es un verdadero secreto porque no entendemos de qué está hablando la Torá.

Sin embargo, si trabajamos de acuerdo al método cabalístico, gradualmente lograremos el reino escondido, la fuerza superior oculta y, comenzaremos a descubrir esta parte de la creación. Entonces empezamos a ver en la Torá lo que realmente está ocurriendo allí y de Sod, nos movemos a la interpretación simple, al Pshat.

El Pshat simboliza para nosotros que todo lo que está dicho en la Torá es simple y revelado a nuestro entendimiento.
Continuará…
[165372]
De un programa de radio israelí 103FM, 16/ago/15

Material relacionado:
El fruto prohibido: segundo intento fallido
¿Hubo realmente un Adam HaRishon?
Los cabalistas en el lenguaje de la cabalá, parte 4

Retira tus anteojos y el mundo se vuelve diferente.

laitman_543_01Comentario: En una de sus conferencias dijo, “retiro mis anteojos y el mundo se vuelve diferente”. Para algunos, esta expresión parecería blasfema”.

Respuesta: Lo que significa esta expresión es que percibimos el mundo a través de nuestros sentidos. Ciertamente si retiro mis anteojos veo una cosa, cuando me los pongo, veo todo de forma diferente.

Este mundo es sentido en nuestro interior y de acuerdo a cómo me afino, como un instrumento musical, así lo percibo, clasifico y evalúo. Y esto determina mi actitud hacia él. Entonces, observo el mundo a través de mis anteojos personales y si los cambio, mi orientación interna cambia, entonces veo otro mundo.

La sabiduría de la Cabalá dirige a las personas hacia una percepción de la naturaleza en la cual existimos, no sólo por este breve tiempo presente, sino más allá. Nos revela todo el proceso a través del cual estamos pasando, no sólo dentro de un cuerpo físico sino también en otras emanaciones.
[163971]
De una entrevista en RTN, New York 21/jul/15

Material relacionado:
Realidad o vida entre imágenes
¿Cómo puedo ver el mundo real?
La lente con la que puedes ver al Creador

El equilibrio, la emoción y el intelecto

thumbs_laitman_610_3Pregunta: Yo siento que estoy abrumado por sensaciones internas que me son incomprensibles: un gran entusiasmo desde el cual podría explotar. ¿Qué debo hacer con esto, establecer algún tipo de barrera y decirme yo mismos que no quiero esto?

Respuesta: Creo que esta es sólo la etapa inicial de tu familiaridad con la sabiduría de la Cabalá, con el grupo, con las fuerzas que actúan en esta sociedad. Como regla general, un estado como este tipifica a los nuevos estudiantes. Ellos se encuentran en una especie de sobreexcitación, de marcha forzada, en un tipo único de fase de transición.

En general, cuando conectamos un dispositivo a una red eléctrica o electrónica, una primera oleada pasa a través de él, de tal manera que en un primer momento ocurren procesos transitorios repentinos y después todo se calma y entra en un estado normal. Creo que podría ser que tú todavía estás en un estado como este, así que es necesario esperar hasta que este pase. Si el estudio influye en ti de esta manera, entonces, como regla, en este estado, es muy importante hablar más con los amigos y tratar de equilibrar la emoción con la acción.

Yo te aconsejo que le dediques más tiempo al estudio “El Prefacio a la sabiduría de la Cabalá” o al Estudio de las Diez Sefirot, donde el lenguaje cabalístico seco y científico explica lo que sucede con los deseos, con su ruptura en cinco etapas, en cinco mundos; es decir, entrar más en la ciencia. Esto realmente relaja a la persona, puesto que tiene una influencia muy profunda y positiva no en las emociones, sino en la mente. Trata de balancear el corazón y el intelecto.

Tú encontrarás algunos amigos juntos con los cuales puedes aprender la sabiduría de la Cabalá, y no a participar en todo tipo de actividades psicológicas dentro del grupo. Estas son obligatorias, pero es necesario equilibrarlas. Yo lo sé por mi gran experiencia y por el aprendizaje con Rabash.

Cuando le traje a él 40 estudiantes y empezamos a trabajar con ellos, también hubo anormalidades similares entre ellos. Parte de ellos participaron sólo con el aprendizaje “seco”, otros sintieron una sobrecarga emocional como ésta de tal manera que no podían hacer nada con ellos mismos. Hubo un problema con estos y con aquellos. En casos como estos, Rabash siempre dio una orden: añadan una cosa, resten una segunda cosa, y así sucesivamente, como un buen cocinero que sabe con precisión cuántos gramos de especias u otros aditivos se necesitan para proporcionarle al plato el sabor final. Si aprendes en un grupo con amigos y equilibras tus emociones a través de un estudio serio, verás el salto que darás.

(123128 – De la Convención virtual en Moscú “Unidad sin fronteras”, día uno del 13/12/13, Lección 1)

Material relacionado: 

Cálculos exactos y resultados garantizados en la acción
Controlando los estados internos
Dos chispas que se abrazan