entradas en 'crisis en la globalizacion' categoría

Benevolencia, un signo de inteligencia

thumbs_laitman_288_1Opinión (Matthieu Ricard, académico francés que se convirtió en un monje budista, intérprete de francés para el Dalai Lama, autor de éxito internacional):Altruismo, empatía, compasión, estas palabras hoy se escuchan cada vez más en la investigación psicológica, neurobiológica, e incluso económica”.

“Con el advenimiento de la globalización, podemos sentir claramente que todos estamos en el mismo barco. A la vista de los problemas ambientales globales, viendo la creciente brecha entre ricos y pobres, entre el Norte y el Sur, entendemos que el tiempo de la competencia se ha ido, y ahora necesitamos la cooperación”.

“Sin ella, todos perderemos. Somos plenamente conscientes de que los notorios individualismo y egoísmo nos traen mala suerte. Nos sentimos solos debido a ellos, profundizamos demasiado en nosotros mismos y caemos en un estado de depresión”.

Mi comentario: El problema de los psicólogos es que el método de corrección de la naturaleza humana está solamente en las manos de los cabalistas, los cabalistas están dispuestos a compartirlo con el mundo entero, sólo que el mundo no quiere oír hablar de éste. Tal vez, haya una necesidad de un esfuerzo conjunto de muchos expertos para que todos podamos expresar la oportunidad de superar la crisis de la civilización a las mentes de las masas.

(120867)

Material relacionado: 

Cayendo hasta el fondo
Amor en el nuevo mundo

El tiempo de la liberación espiritual

Todo lo que han hecho los cabalistas del pasado, actuando cada uno según sus condiciones y el tiempo, fue la preparación para nuestro estado actual. Gracias a esto, tenemos hoy en día todas las fuentes necesarias: las Obras del Arí, el Libro del Zohar, con los Comentarios Sulam, las obras de Baal HaSulam y Rabash, para progresar con su ayuda.

Ellos no tenían la posibilidad de trabajar en las condiciones que tenemos nosotros, cuando empieza la crisis global mundial, parecida a la crisis de la antigua Babilonia, que refleja el rompimiento del alma común en el mundo espiritual.

¡Nunca existió una época semejante a la nuestra! Baal HaSulam con anticipación, hace 80 o 90 años, escribía que vivimos en la generación del Mesías, en el tiempo de la liberación espiritual. Si al pueblo de Israel se le ha devuelto su tierra y éste ha construido en ella su estado, entonces tenemos la posibilidad de instalar en ella todo, según las leyes espirituales y unirnos como un solo pueblo espiritual en el amor al prójimo como a sí mismo.

Pero es imposible llegar a ello sin el reconocimiento del mal. Y para esto son necesarios grandes sufrimientos, o la luz que ilumina nuestro mal. Hoy tenemos la posibilidad de atraer la luz para ver  hasta que punto somos opuestos al otorgamiento y al amor, y empezar la corrección a través de la unión de la sociedad y el pueblo.

 (Extracto de la lección sobre la carta de Baal HaSulam correspondiente al 15 de julio 2010.)

Hacia arriba sobre las alas del águila

laitman_2009-05-27_8216_w[1]Ahora, después del congreso (mayo 2010, el congreso americano) estamos como si fuera el comienzo de una nueva etapa.

El congreso produjo un gran cambio en nosotros. También sentimos los cambios que suceden en el mundo a la luz de los últimos acontecimientos. A continuación, el mundo va a sentir cada vez más problemas.

Realmente estamos obligados a llegar a la meta final. Imagine a la humanidad como a un corredor que recibe golpes en el camino y de ellos recibe la fuerza para llegar al final. Está obligado a correr y alcanzar la meta.

Tiene un tiempo asignado para alcanzar la meta. Tiene que llegar, no tiene elección. La única elección es seguir corriendo, deseando llegar a la meta o esperar los golpes y seguir adelante, intentando escapar de ellos.

Pero existe un tercer camino: gracias a nuestra unión podemos invocar la fuerza que facilite la llegada a la meta. ¡Nos amparará en sus alas, como si fuésemos los polluelos del águila, y nos llevará hacia arriba!

El problema está en que nosotros no podemos dejar este mundo y subir solos sobre las alas de esta águila, Bina. Tenemos que mantener la conexión con todo el mundo.

¡Y cuando pensemos en todo el mundo y nos entreguemos a ellos, precisamente entonces subiremos! Tenemos esta aparente contradicción.

El mundo está justo al borde del precipicio y tenemos que ayudarlo a subir sobre las alas de águila…

(Extracto de la charla en Toronto, correspondiente al 11 de mayo 2010).

Material Relacionado:

Todo el mundo depende de nosotros

La medicina ya ha comenzado a trabajar

¿Cómo recibir un pase al nuevo mundo?

laitman_2008-12-07_6468[1]Hasta ahora, la fuerza que dirige este mundo ha estado desarrollando nuestro egoísmo. Éste ha estado creciendo, de una generación a otra, durante miles de años. ¡Y, ha terminado de hacerlo!

¡Nuestro ego ya no sabe hacia dónde ir! El ego ha llegado hasta el límite de la esfera donde estuvo creciendo y la ha llenado por completo.

Ha comenzado una nueva actitud hacia nosotros, que muestra hasta qué punto estamos conectados uno al otro dentro de esta esfera egoísta.

Esta fuerza de compresión va a empujarnos cada vez más cerca uno al otro, así encerrándonos y mostrándonos hasta qué punto no podemos escondernos de los demás.

Es una actitud totalmente nueva de la Naturaleza hacia nosotros. Y año tras año nos sentiremos peor. Por eso, todos los países y gobiernos se inquietan y no saben qué hacer con el mundo.

Llevar el mundo a la corrección sólo se puede hacer atrayendo la fuerza que nos corrige y, en la medida en que lo deseemos. ¡Pero debemos desearlo!

Cada uno de nosotros estará obligado a unirse con los demás a través de una buena conexión: por obligación o por comprensión de la necesidad.

A través del estudio, los encuentros, las canciones, y la cadena de televisión nos unimos con el sistema desde el que nos llega esta fuerza y nos corrige.

Cada uno debe conocer esto y revelar al Creador en la misma medida en la que él se sienta, hoy,  a sí mismo, al mundo, a la gente y a la naturaleza. De este modo él debe revelar otro nivel de la realidad, otro mundo.

(Extracto de la lección según el artículo La entrega de la Torá de Baal HaSulam, correspondiente al 28 de abril 2010).

La vida sobre un volcán en erupción

laitman_75[1]Pregunta: Primero sucede un terremoto en China, después cae un avión y en los últimos dos días todo el mundo sólo habla de la erupción del volcán en Islandia, que ha cubierto con una nube de cenizas a toda Europa. Existe una sensación de que hemos entrado en un período de desastres globales. ¿Es así? 

Respuesta: El tsunami, los terremotos, la erupción de los volcanes, todo esto son fenómenos naturales.

Pero todo lo que sucede depende del hombre, más bien de su relación con el Creador, de nuestro equilibrio con la Naturaleza.

Y como cada vez somos más egoístas, cada vez más estamos infligiendo el equilibrio de las fuerzas de la Naturaleza. Por eso sentimos su mala influencia en nosotros y sobre nosotros.

¿Cuáles serán los efectos terrenales del desbalance espiritual creado por nosotros en las fuerzas “Nosotros – Creador”? Eso no se sabe.

Nuestra oposición a la Naturaleza (el Creador) se descubre en todos los niveles de la ella: el inanimado, el vegetal, el animal y el hablante.

¡La explosión puede suceder en cualquier sitio, porque vivimos sobre un volcán ardiente!

Todo nuestro planeta es un globo ardiente cubierto sólo por una fina capa de superficie terrestre. Dentro tenemos un volcán en llamas.

Lo sucedido es una pequeña insinuación a que debemos cuidar nuestro hogar, la Tierra. El hombre necesita equilibrar las fuerzas de la Naturaleza. La ciencia de la Cabalá nos lo revela cómo hacerlo.

Pero por ahora no deseamos reconocer que lo sucedido es el efecto de nuestras cualidades y que depende de nosotros.

En el caso de que nuestro desbalance con la Naturaleza aumente, aparecerán problemas aún más serios.

(Extracto de la lección sobre el artículo La Libertad de Baal HaSulam, correspondiente al 19 de abril 2010).

Nuestro mundo es sólo un pasillo hacia lo espiritual

laitman_2009-06_1300_w[1]Pregunta: Hoy es el Día del Holocausto. ¿Puede el descubrimiento espiritual por medio de la ciencia de la Cabalá prevenir la siguiente catástrofe?

Respuesta: El mundo se encuentra ante los grandes problemas. Lo sentimos, aunque por el momento vivimos bien. Es como en la anécdota de la persona que cae del décimo piso y que mientras vuela en el aire considera que todo está bien.

Todos los especialistas hablan sobre el estado peligroso en el que se encuentra el mundo, incluso en la economía que aparentemente prospera. Nosotros mismos nos hemos preparado una potente bomba con efecto retardado en todas las esferas de la vida.

La ciencia la Cabalá se revela como una solución general de todos los problemas del mundo, pero no para liberar al mundo de los problemas. Éstos son dados justamente para girar al mundo hacia una nueva dirección.

La ciencia de la Cabalá no es la medicina contra los golpes, para que te sientas bien en vez de recibirlos. Está destinada a elevar a la persona hacia otra dimensión.

Por eso hasta que las personas no sientan que deben, no sólo liberarse de las desgracias, sino también alcanzar otra vida —eterna y perfecta—, nos resultará difícil difundir la ciencia la Cabalá. Ya que ésta no te da una solución temporal y parcial.

Te habla sobre toda tu vida, sobre toda esta realidad que sientes ahora. Nos dice que esta realidad es equivocada, temporal e imaginaria, para que te eleves a la realidad verdadera y eterna lo más rápidamente posible. 

Ya que estás en la nebulosa de los sentimientos, sin conciencia, como un enfermo en estado crítico. Debes salvarte y elevarte.

Por el momento la humanidad no siente esto. Pero poco a poco, etapa por etapa, debido a la difusión de la ciencia de la Cabalá, se debe llevar a la opinión pública a la comprensión de que nuestro mundo es solamente un pasillo hacia el Mundo Superior y que debemos elevarnos de este mundo a lo espiritual. Entonces lo alcanzaremos.

 (Extracto de la lección sobre el artículo Exilio y Redención de Baal HaSulam, correspondiente al 12 de abril 2010).

Material Relacionado:

Toda la humanidad está en el exilio

Separar la verdad de la mentira

Uno que se inclina a una balanza de mérito, inclina a todo el mundo

El hambre espiritual

laitman_2009-12-23_2420_wp[1]Para llegar a lo espiritual no hay necesidad de sentirse mal en la vida material.

Lo vemos de la historia de la esclavitud Egipcia, cuando los judíos tenían todo lo necesario para la buena vida.

En Egipto se eleva un nuevo rey y comienzan siete años hambrientos ¡Pero es hambre espiritual, no material!

Han construido “para el faraón” las ciudades hermosas: Pitón y Ramsés ¿Qué significa para el faraón? ¡Para su egoísmo! Han construido para él la vida hermosa.

Pero de repente se ha revelado que todo esto es vacío… Se hace necesario escapar de esa vida, a pesar de su bienestar.

Siento que lo espiritual es más importante que lo material y la muerte es mejor que la vida sin lo espiritual. Ya no quiero vivir tal vida, debo revelar lo espiritual. Y por eso estoy dispuesto a correr hacia la oscuridad y el desierto.

Tal estado se llama la salida de Egipto. La persona debe cambiar sus valores por los opuestos en la sociedad.

¡Pero el mundo no tiene que sumirse en sufrimientos terrenales! ¡Debe sufrir solamente la carencia espiritual y no por problemas materiales!

No se puede empujar a lo espiritual por la fuerza. Desde los sufrimientos terrenales la gente entra en la religión, van a los psicólogos, etc.

Al hombre le debe faltar lo espiritual. Esto depende de qué tan rápido se le revele el punto en el corazón y qué tan amplio se difunde la ciencia de la Cabalá.

Sin la difusión de este conocimiento la liberación espiritual no puede ocurrir. El hombre, por sí mismo, no es capaz de inventar la metodología del descubrimiento espiritual, la debe recibir de algún modo.

Por eso Baal HaSulam llamó a la difusión de la ciencia de la Cabalá el “sonido del Shofar del Mesías”, ya que sin esto el mundo no tiene ningunas posibilidades de cambiarse al bien.

(Extracto de la lección sobre el libro del Zóhar, correspondiente al 04 de abril 2010).

Material Relacionado:

Israel a la víspera de un terremoto económico

La incubadora para el desarrollo acelerado del alma

El retorno de la antigua babilonia

6 mil años o cómo acelerar el tiempo

laitman_2009-07_0211[1]Pregunta: ¿Por qué se dice que la corrección ocurre durante 6 mil años si en lo espiritual no hay tiempo?

Respuesta: Baal HaSulam explica lo que representan los 6 mil años en el artículo Un discurso para la finalización del Zóhar, en Introducción al Zóhar y en otros artículos.

6 mil años son VaK de Zeir Anpin, que tienen que realizarse respecto de Maljut.

Cuando Maljut —siendo la séptima Sefira—, revela dentro de sí todas estas seis propiedades llamadas “6 mil años”, esto se llama “el séptimo día”, “el sábado”, “el séptimo milenio”. Entonces se llena solamente para el otorgamiento.

El año (Shana) proviene de la palabra “cambiarse” (Shone). Debemos pasar todos estos escalones uno por otro. Por un lado no se trata de los años de nuestro mundo.

Si no aceleramos el tiempo, la sensación del tiempo en nuestro mundo estará conforme a la conexión entre la rama y la raíz y, entonces, el proceso de la corrección terminará justamente en 6 mil años.

Pero por nuestros esfuerzos podemos cambiar la duración de los 6 mil años, su esencia, reducirlos, comprimirlos. En cualquier caso esto siempre se llamará “6 mil años”.

No recortas los escalones. Pero el proceso será más rápido según el tiempo terrestre.

(Extracto de la lección sobre el libro del Zóhar, correspondiente al 04 de abril 2010).

Material Relacionado:

Israel a la víspera de un terremoto económico

Un trozo de pan de reserva para el futuro

No parpadee o se perderá el fin del mundo

Una astilla en el cuerpo del universo

laitman_2007-03_ba-iam_045_wp[1]El sistema de la Naturaleza es perfecto y divino. En cuanto queremos pertenecerle, cado uno vertemos nuestro deseo en la vasija general, en Maljut, para conectarnos con ella incluso un poco.

Pero hoy nos encontramos fuera de este sistema, y en nosotros se encuentra sólo una mínima chispa (Kista de Hayuta), la cual nos vivifica en nuestro mundo. Somos como un absceso en este sistema, detenidos en una cápsula aislada. Como una astilla en el organismo, que es aislada en una cápsula para proteger y separar esta zona dolorosa del resto del cuerpo sano. Así vivimos dentro de este absceso…

(Extracto de la lección sobre El libro del Zóhar, correspondiente al 15 de febrero 2010).

Material Relacionado:

Se nos recompensa de acuerdo a nuestros esfuerzos

Debemos volvernos parte del sistema de la naturaleza

Un rompecabezas con siete mil millones de partes

No vale la pena alargar los dolores de parto durante 6000 años

laitman_2009-05-28_0097_w[1]El Zohar, Capítulo “Ki Tisa”, Punto 24) “Como cuando la mujer encinta está próxima al parto, sufre y se queja en su trance”, pues es la naturaleza de la mujer encinta esperar nueve meses completos.

Necesitamos tiempo para sentir nuestro mal. Al principio, empezamos a sentirlo poco a poco, pero esto no significa todavía nada. Cada estado tiene que pasar por todas las cuatro fases, hasta que no lo comprendamos por completo junto con su raíz y podamos decidir que esto no es algo casual o temporal, sino que es malo desde el principio –en su misma raíz– y tenemos que liberarnos de él. Entonces tendremos la fuerza que puede eliminarlo.

Pero hay un buen número en el mundo que atraviesan solamente uno o dos días del noveno mes, mientras que todos los dolores y trances de la mujer encinta están en el noveno. Por ello, aunque ella pasará un sólo día del noveno mes, se considera como si todo el noveno hubiese pasado para ella.

Aquí El Zohar habla sobre el descubrimiento del mal, del exilio y de la liberación, y de que no tenemos que esperar la culminación de los 6000 años. Si tenemos la percepción de que ya comenzó el noveno mes del “embarazo” y los dolores del parto del éxodo, significa que ya podemos terminar todo este proceso de la corrección.

Así es Israel: ya que probaron el sabor del exilio, si se arrepienten, es como si hubiesen experimentado todas las aflicciones que están escritas en la Torá, particularmente si ellos han experimentado varios dolores desde el comienzo del exilio.

O sea, la duración del exilio no depende del tiempo. Sólo depende de éste hasta el límite de “los nueve meses”. Tenemos que pasar los “ocho meses” de esta carga, de eso no hay duda. Pero, cuando empezamos a sentir aunque sea el primer día del noveno mes, en adelante todo depende ya de esta percepción, de la conciencia de nuestro completo mal respecto a su raíz. Y entonces, ya podemos salir del exilio, porque “es como si hubieran experimentado todas las aflicciones”.

Hay un período que se llama los “ocho primeros meses”, el tiempo de la preparación, el tiempo del exilio, que tenemos que pasar. Y no hay manera de evitarlo o reducirlo. Es el período hasta los tiempos del ARI. Y de ARI en adelante comienza ya otro tiempo que se puede reducir cada vez más y más. Cuanto más avanzamos, más fuertes se hacen “los dolores del parto” de nuestro desarrollo y puede terminarse mucho antes de los 6000 años.

(Extracto de la clase sobre El Libro del Zohar correspondiente al 8 de febrero 2010)

Material Relacionado:

Nosotros mismos no sabemos cuánto hacemos

Se necesita tan sólo de una chispa para que la luz superior corrija al mundo

Revelar el universo dentro de tu alma