entradas en 'Desarrollo del egoismo' categoría

Los filtros “empañados” que oscurecen nuestra visión de la realidad

thumbs_Laitman_002[1]Existimos en un sistema que se llama la creación única, el Alma, o Adam. Este sistema fue creado por el Creador. Estamos conectados dentro de él por lazos permanentes como los órganos de un cuerpo. Nuestra conexión mutua está llena con la vida de este sistema: la Luz. Este sistema se llama el Mundo del Infinito pues todo en él es ilimitado y perfecto

En el Mundo del Infinito, todas sus partes están unidas por el amor y llenas de Luz Infinita. Pero, el Creador cubre este mundo infinito con filtros restrictivos, uno tras otro,  empañándolo todo. Es igual a realizar una magnifica pintura y luego cubrirla con una película plástica que empaña la visión del cuadro. Después, bajo las capas adicionales y sucesivas de 125 capas de plástico, la pintura original se ve más empañada aún. Estos son las 125 capas que reducen los atributos de otorgamiento y amor que nos conectan en el sistema del Mundo del Infinito.

Nos encontramos en la capa exterior y no percibimos en absoluto las otras capas. Por eso, dentro de nuestra capa, el sistema de conexión está completamente destruido. En lugar de sentir el amor que nos une en el Mundo del Infinito, nos odiamos, no percibimos nuestra conexión mutua, y estamos separados, divididos y rotos. Desde este estado tan bajo, el Creador desea hacernos volver a la primera capa, que está iluminada y llena de bienestar, para que a través de estas capas, filtros y mundos (“mundo” en hebreo es Olam, ocultamiento) retornemos al Infinito.

Por lo tanto, el Creador nos llama y nos despierta. Anteriormente, Él nos desarrollaba a través de nuestro egoísmo para que pudiéramos entender y sentir más, y conducir nuestras vidas mejor. Pero, al llegar a una cierta madurez, el Creador empieza a hacernos progresar cualitativamente. No es suficiente ya que evolucionemos aumentando nuestro egoísmo. Ahora, tenemos que volvernos equivalentes al Creador en nuestros atributos, para recibir un tipo equivalente de forma y deseo y no sólo cultivarlo como lo hicimos en el transcurso de la historia. Es por esto que nuestro actual estado de desarrollo es tan particular.

Al realizar un esfuerzo por alinearnos con la capa más interna, al conectarnos fuertemente entre nosotros, atraemos la luz del Creador que nos ilumina desde una distancia, como la Luz Circundante (Ohr Makif). Nos corregimos para que el amor y el otorgamiento reinen entre nosotros.

(Primera parte de la lección diaria de Cabalá del 28 de mayo 2010 – Shamati 16)

Material Relacionado:

¡Dejen que la luz alumbre!

A través de el zohar, hacia el interior de mi alma

La fórmula secreta de un milagro

¿Cómo recibir un pase al nuevo mundo?

laitman_2008-12-07_6468[1]Hasta ahora, la fuerza que dirige este mundo ha estado desarrollando nuestro egoísmo. Éste ha estado creciendo, de una generación a otra, durante miles de años. ¡Y, ha terminado de hacerlo!

¡Nuestro ego ya no sabe hacia dónde ir! El ego ha llegado hasta el límite de la esfera donde estuvo creciendo y la ha llenado por completo.

Ha comenzado una nueva actitud hacia nosotros, que muestra hasta qué punto estamos conectados uno al otro dentro de esta esfera egoísta.

Esta fuerza de compresión va a empujarnos cada vez más cerca uno al otro, así encerrándonos y mostrándonos hasta qué punto no podemos escondernos de los demás.

Es una actitud totalmente nueva de la Naturaleza hacia nosotros. Y año tras año nos sentiremos peor. Por eso, todos los países y gobiernos se inquietan y no saben qué hacer con el mundo.

Llevar el mundo a la corrección sólo se puede hacer atrayendo la fuerza que nos corrige y, en la medida en que lo deseemos. ¡Pero debemos desearlo!

Cada uno de nosotros estará obligado a unirse con los demás a través de una buena conexión: por obligación o por comprensión de la necesidad.

A través del estudio, los encuentros, las canciones, y la cadena de televisión nos unimos con el sistema desde el que nos llega esta fuerza y nos corrige.

Cada uno debe conocer esto y revelar al Creador en la misma medida en la que él se sienta, hoy,  a sí mismo, al mundo, a la gente y a la naturaleza. De este modo él debe revelar otro nivel de la realidad, otro mundo.

(Extracto de la lección según el artículo La entrega de la Torá de Baal HaSulam, correspondiente al 28 de abril 2010).

Miles de millones de veces más grande que el Universo

laitman_2009-08_2577

Pregunta: ¿Por qué debemos esperar tanto;  recibir tantas experiencias negativas que nos hieren, para al final llegar a entender cuál es el camino correcto?  

Respuesta: No estamos esperando. A cada instante que pasa nos estamos desarrollando, paso a paso. Pero nuestro ego (el deseo de recibir placer) es simplemente infinito. Es muy profundo,  una creación enorme. Imaginen nuestro universo infinito. Pues bien, el deseo humano es mil millones de veces más grande que todo el universo.

Debemos empezar nuestra corrección.  En mi deseo de recibir placer hay un sin número de cualidades en las cuales debo sentir los golpes para poder reaccionar y decir: “¡Ay!” Después,  necesitaré otros mil golpes para sentir aún más dolor.  Esto no es una broma. De este modo es como transcurre toda nuestra existencia. Necesitaré otros mil golpes más para decidir que ya es suficiente y que no puedo más, que es necesario hacer algo al respecto: ¡Basta, no puedo más! ¡Tengo que hacer algo!

Cada cualidad incluye cuatro niveles (Alef, Bet, Gimel, Dalet).  Hasta que no lleguemos al último, al cuarto nivel, pasaremos nuestra vida recibiendo golpes, sufriendo, sin reflexionar en lo que está sucediendo.

Es como cuando primero me duele  una parte del cuerpo y después otra… pero, aguanto el dolor y pienso que puedo resistirlo, hasta que al fin entiendo que hay que tomar una decisión  y hacer algo al respecto. De este modo actuamos siempre.

Sin embargo,  así debe ser, porque estamos creados de un material complicado, de muchas capas que se desarrollan desde un solo punto. No tenemos alternativa.

Después, al final de la corrección, todo lo que hemos vivido se unirá y nos dará la percepción perfecta, la plenitud y el entendimiento.

(Extracto de la lección según el artículo Matan Torá (La entrega de la Torá) de Baal HaSulam, correspondiente al 29 de abril 2010). 

El sepultador del egoísmo

laitman_2009-05-28_0059_w[1]Pregunta: ¿Qué fuerzas contribuyen para que el deseo de disfrutar, llamado “el cuerpo”, “se pudra” en mi percepción?

Respuesta: Me desespero, no del deseo por los placeres, sino de la imposibilidad de ser llenado. Ya no creo que sea posible ser feliz en esta vida.

Las pérdidas y los deseos que no podemos llenar nos llevarán a la depresión. Cuando la humanidad pase por esta etapa, descubrirá la necesidad de buscar la solución: elevarse a un nivel más alto.

El egoísmo mismo, desarrollándose, nos empujará a la solución. Esto se llama ” ayuda en contra”.

(Extracto de la lección nocturna sobre El libro del Zóhar, correspondiente al 10 de marzo 2010).

Un Tsunami misericordioso que envía el Creador

laitman_2009-05-28_0059_w[1]Vivimos en una época en la que cada uno de nosotros debe, de una u otra forma, revelar al Creador y elevarse por encima de su egoísmo. Se trata de un proceso colectivo en el que todos tendremos que elevarnos por encima del egoísmo y nadie podrá permanecer en ese estado.

El mundo ya no está dividido en naciones separadas porque está surgiendo un despertar global. Al principio ocurrirá a través de los sufrimientos y después por nuestra aspiración voluntaria hacia Arriba. Es un movimiento ondulante que a la larga nos absorberá. Mientras se desenvuelve el proceso del despertar, las ondas chocan debido a la interferencia ocasionando efectos secundarios.

 Los cambios van a pasar de repente y muy de prisa. El mundo hoy en día es como un volcán que puede explotar a cada momento. En estas condiciones los momentos de calma deberían alertarnos aún más.

Encontrar la manera más atractiva de explicar a la gente lo que sucede ayudará a la humanidad a hacer la transición de la existencia egoísta a las relaciones y conexiones globales. Por eso es tan importante la diseminación de los conocimientos sobre la Cabalá. Esta es nuestra obligación, porqué sólo de esta manera podemos escapar a los sufrimientos que se parecen a los dolores del parto.

Si entendemos la situación actual, estaremos preparados para cambiar nuestra actitud frente a lo que sucede. Vamos revelar que el Creador está a nuestro lado y nos muestra que este mundo es sencillamente el opuesto al mundo espiritual. Pero la transición al mundo espiritual depende de nuestra decisión de cambiar nuestra actitud mental egoísta, por su opuesto.

(Extracto de la Preparación a la lección, correspondiente al 10 de noviembre 10, 2009)

Material Relacionado:

 De la preparación de la lección, 10/11/2009

La revelación del creador es un llamado de la época

Nos han dado todas las condiciones y los medios

La época de la liberación.

photo_rav_gh70_289[1]Este tiempo es la época de la liberación del egoísmo, la era de la revelación del Creador.  Tenemos que actuar como si esta revelación pudiera suceder en cualquier momento porque no importa con cuánta anticipación lo planeemos, la espiritualidad siempre ocurre espontáneamente.

Momentos antes del éxodo de Egipto, nadie pensaba que era posible lo que iba a suceder. El Creador de pronto dijo: “Será esta noche”. Y de inmediato debes sumergirte en la oscuridad y huir.

La “oscuridad de Egipto” es el concepto cualitativo que simboliza la ausencia del Creador. Nada tiene que ver con los sufrimientos físicos. El dolor y el sufrimiento corporal son los precursores para despertarnos de nuestra batalla y competencia egoísta y elevar nuestros pensamientos por encima de nuestras vidas materiales.

¿Pero, el sufrimiento puede realmente despertar al ser humano en nosotros y provocar que entienda lo que ocurre y hacia donde nos lleva el destino? El hecho es que necesitamos la Cabalá para tomar consciencia. Sin ella, continuaremos sufriendo por décadas antes que entendamos la verdadera razón y el propósito de nuestros problemas.

Por eso es tan importante la diseminación de la Cabalá.

(Extracto de la Preparación a la lección, correspondiente al 10 de noviembre 10 2009)

Material Relacionado:

Desde la preparación de la lección, 10/11/2009

Diseminar es asociarse con el creador

Nos han dado todas las condiciones y los medios