entradas en 'Equivalencia' categoría

“Y Dios creó al hombre a su imagen y semejanza”

Recibí una pregunta: ¿Podría usted explicar un poco más lo que significa que el hombre fue creado a imagen del Creador?   La Cabalá dice que la imagen quiere decir la impresión, como la impresión tomada de un molde para hacer una máscara o un anillo de sello, como si la Fuerza Superior fuera el anillo con un diseño y la humanidad la impresión en la cera que es opuesta en su forma (o esencia) al Creador.  En la sociedad que me desenvuelvo es mucho más común que nos enseñen que estamos hechos a imagen de Dios, como si fuera una buena cosa, como cuando uno dice “es la viva imagen de su padre”.   Me parece que toda la Cabalá se funda en esta definición de la palabra “imagen”, así es que creo que es muy pertinente explicar la definición de la palabra hebrea para “imagen” como nos llega de los textos originales, incluyendo el Génesis.

Mi respuesta: La Luz (placer) se imprimió en el deseo, creando así un deseo igual que quiera ser llenado por Él.  La Luz, entonces, reveló su esencia de “otorgamiento” a este “deseo por llenar”, mostrando así al deseo Su naturaleza opuesta. Lo anterior impulsó al deseo a ser equivalente a la Luz, a volverse “otorgante”.

Nosotros somos quienes nos encontramos atravesando por este proceso, ya sea voluntaria o involuntariamente.  Es involuntario hasta que el deseo de hacerlo voluntariamente se despierta en nosotros.  Involuntariamente llegamos a la Cabalá, el método para ser similar al Creador voluntariamente.

Cuando uno empieza a implementar la equivalencia con el Creador voluntariamente, uno toma control de sí mismo y del mundo.  Todos vamos a alcanzarlo, ya sea sufriendo o entendiendo que es necesario y posteriormente al comprender y por amor.

Material Relacionado:

Cómo convertir a un muercielago en un gallo

La Cabalá enseña amor, otorgamiento y nada más

Amor incondicional y punto en el corazón (00:35:55)

Ama a tu prójimo como a ti mismo (00:04:17)

La Cabalá trata solamente con alcanzar verdaderamente al Creador

Pregunta: Usted dice que el Creador es la calidad y el acto de dar u otorgamiento.

Sin embargo, si somos capaces de alcanzar este atributo, alcanzar al Creador, ¿no nos hace más grandes que El? Somos capaces de incorporar tanto al egoísmo como a lo opuesto, pero el Creador es solamente una parte de esta antinomia. ¿Así que cómo puede ser superior a nosotros? ¿Quizá es que no lo podemos clasificar a El como superior pero si como Diferente?

Mi respuesta: Uno revela el estado del Creador solamente después de que alcanza la cualidad del Creador. Entonces el individuo es capaz de ver en que estado están sus cualidades con respecto al Creador, y cuál es el propósito de la Creación. Hasta que esto ocurra, todas nuestras palabras son vacías porque no sabemos qué es lo que hay atrás de ellas.

Por eso la Cabalá aborrece la filosofía y considera palabras huecas todo aquello que los filósofos no han logrado comprobar. La Filosofía es lo opuesto a la Cabalá – vea el artículo “La Sabiduría de la Cabalá y la Filosofía”. La Cabalá prefiere hablar de lo que realmente ha logrado tocar y comprobar; sólo habla desde el nivel del logro absoluto. Este es el significado del verso, “El juez no sabe más que lo que ven sus ojos”, “Si no vemos algo, no podemos hablar de ello”.

Pregunta: ¿La intención principal detrás de la Mitzva de Yirat Hashem (temor a Dios) es la percepción de Dios? Gracias. Rabí Jose.

Mi Respuesta: Absolutamente, ya que la percepción del Creador es lo que le permite al hombre elevarse de su naturaleza egoísta y usarla (el Aviut) en el sentido contrario: como otorgamiento y amor, según como el Creador se revela a él.