entradas en 'espiritua' categoría

La dispersión es buena para los malvados y la convención es buena para el justo

Dr. Michael LaitmanLos Escritos del Maguid de Koznitz, “El trabajo de Israel”: Los sabios dijeron: “La dispersión es buena para los malvados y la convención es buena para los justos”. Esto se debe a que un hombre malvado se separa del Creador, piensa que se maneja a sí mismo de acuerdo a su propio deseo, y por lo tanto dice “yo gobernaré”, lo cual es el origen de la ruptura.

Así, cada uno de los malvados siente que “gobernará”, y por lo tanto ellos están en el mundo de separación y no pueden conectarse en círculos porque no pueden sentarse juntos, de esta manera es buena para ellos la dispersión. Sin embargo, a pesar de que cada uno de los justos realiza el trabajo del Creador en un estilo diferente, aun así todos ellos apuntan hacia una cosa: a su Padre en el Cielo, y ellos se reúnen y se ensamblan como un hombre con un corazón.

Cuando cada uno se rebaja a sí mismo y alaba el trabajo del Creador, esto le da el poder y la mente para trabajar para Él, y así no sentirse superior a su amigo, y en el mundo de la verdad ellos se unen entre sí.

La persona tiene que convencerse a sí misma tan pronto como le sea posible y no dejar pasar el tiempo hasta que finalmente escuche y crea que el mundo espiritual no está más allá de algunas galaxias distantes o en alguna dimensión lejana. Ella está, de hecho, en una dimensión diferente, pero esta dimensión está en su corazón, en los deseos y pensamientos de su corazón. Todo está en el corazón del hombre, en sus deseos: “el corazón entiende”, el corazón piensa.

Sólo al controlar el deseo, es posible alcanzar la dimensión superior en la que habita el superior, y Él es el que otorga con respecto a la inferior, el que recibe en sus pensamientos, deseos e intenciones.

Uno puede tener pensamientos que tienen por objeto y operan para la unidad sólo por medio de la auto anulación y la sumisión, es decir, el pensamiento de que los justos pueden unirse, dado que ellos se dirigen hacia una fuente, hacia su unificación con el Creador. Los pensamientos del malvado, sin embargo, cada uno de ellos es por su propio beneficio, así que todos ellos están separados y no pueden alcanzar nada.

Por lo tanto, nosotros debemos descubrir lo antes posible, de una manera verdadera y decisiva, que el primer nivel espiritual es sinónimo de auto anulación, conexión con otros en cualquier manera posible. No debemos temer que sea demasiado honesto y que alguien pueda asustarse y salir huyendo. El Creador nos da un ejemplo al mostrarnos que el mundo entero está en una crisis terrible en la que la desesperación y la impotencia se clavan en los corazones de la gente.

Por lo tanto, como resultado de todos nuestros esfuerzos por conectarnos de manera  egoísta y por encontrar la espiritualidad no donde ella está realmente, nosotros descubrimos esta impotencia. Entonces, por la impotencia, como está escrito, “y los hijos de Israel suspiraron por el trabajo”, seremos obligados a recurrir a la fuerza superior y a demandar que Él nos salve.

Cuanto más rápida y correctamente descubramos que no está en nuestro poder el llegar a la auto anulación, más rápido podremos alcanzar la verdad. Esto es posible sólo a través de la conexión, la unidad y el esfuerzo por una raíz.
[105708]
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 4/22/13

Material Relacionado:
Elevándome por encima de todas mis posesiones
Dichosos son aquellos que buscan al Creador
Cambiando el antiguo programa

La raíz de todos los exilios

thumbs_laitman_746_03Pregunta: Cuando estamos hablando de la fiesta de la Pascua, ¿por qué decimos: “Acuérdate del éxodo de Egipto?” Después de todo, hubo otros exilios, el de Babilonia, Grecia y Roma, pero se nos recuerda sólo el éxodo de Egipto. ¿Cuál es el significado de esto?

Respuesta: El exilio de Egipto es la raíz de todos los exilios. Todos los demás exilios están como superpuesto en este. Este exilio es el más difícil y fundamental. La persona se eleva por encima de su egoísmo y, por primera vez, se da cuenta qué es el mundo espiritual y qué significa sentir el atributo de otorgamiento en vez de la propiedad de recepción en la que nacimos y existimos.

Nosotros percibimos el mundo a través de los sentidos que quieren disfrutar y beneficiarse constantemente de todas las cosas. La revolución en los órganos sensoriales, cuando empiezo a “salir de mí mismo”, a identificarme con el mundo, a darles a los demás, a sentirme por fuera de mi cuerpo, para que mi corazón permanezca ahí, se llama el éxodo de Egipto. Todos los demás exilios ya suceden por fuera de mí.

(103664 – Del Kab.TV “Los cabalistas escriben: La noche del Séder de Pascua” del 3/4/13)

Material relacionado: 

La unidad lo determina todo

Los guías de la última generación

No te detengas en el camino al amor