entradas en 'espiritualidades de las mujeres' categoría

Un círculo de conexión de mujeres

Dr.Michael LaitmanPregunta: Las mujeres han llevado a cabo una reunión de amigas muy poderosa. No fue fácil. Tuvimos que hacer un gran esfuerzo y hemos sentido la conexión entre nosotras. ¿Cómo podemos enfocar ahora esta conexión en los hombres a fin de conectarnos con ellos?

Respuesta: Las mujeres atraviesan estados que son más difíciles que los de los hombres y que requieren una mayor superación. Realmente aprecio los esfuerzos de las mujeres y tengo grandes esperanzas en ellas. El éxito de los hombres depende en gran medida de las mujeres, pero es mucho más difícil que las mujeres se conecten, así que realmente me deleitan sus esfuerzos.

En el momento en las mujeres puedan conectarse correctamente, ellas descubrirán el puente que las une con los hombres. Ésta será una mujer que está lista para conectarse con un solo hombre. Pero primero tienen que alcanzar una conexión buena y fuerte entre ustedes.

Es mucho más difícil para las mujeres que para los hombres conectarse. El hombre siente que es libre como el viento, que no está atado al hogar. La mujer, por el contrario, se llama “hogar”, lo cual significa que ella tiene un carácter muy individual y quiere tener algo propio, su propio lugar, su propia familia. Por lo tanto, la conexión entre las mujeres debe romper los tabiques que las separan y esto es mucho más difícil que para los hombres. Vemos que la amistad entre los hombres es mucho más significativa que la amistad entre mujeres. Esta es la naturaleza.

Este es un trabajo muy duro y realmente lo aprecio, pero ustedes pueden superarlo fácilmente si ascienden por encima de su naturaleza femenina. No es necesario que profundicen en sus defectos, sino que avancen y asciendan al bien, a la conexión.

Cuando las mujeres son capaces de conectarse, ellas alcanzan la habilidad, la comprensión, la mente y el corazón que les guía para ayudarles a los hombres. Por ahora no pueden ayudar a los hombres, ustedes tienen que conectarse entre sí.

En el pasado estábamos en un nivel evolutivo en el que las mujeres no podían conectarse y el papel de la mujer era sólo el de apoyar al hombre. Pero hemos alcanzado una nueva era en la que ahora los hombres se conectan entre ellos y las mujeres se conectan entre ellas. Más adelante veremos cómo formamos un círculo dentro de un círculo.

Mientras tanto, nosotros trabajamos sólo en la conexión y no hay necesidad de mirar hacia el futuro o en el pasado. Hoy nuestro trabajo es la relación entre los hombres y la conexión entre las mujeres con el fin de alcanzar la garantía mutua dentro de cada círculo.
(126553)
De la charla en una comida del 1/26/14

Material Relacionado:
La mujer ideal en una Convención
Garantía mutua: La fusión con todos
La unidad ideal de las mujeres

La difícil tarea de la mujer

thumbs_laitman_281_02 (1)Pregunta: ¿Cómo pueden las mujeres ayudarse mutuamente a atravesar los estados para convertirse en una sola? ¿Cómo podemos trabajar como un solo Kli (vasija)?

Respuesta: Yo no puedo ponerme en el lugar de la mujer. A veces trato de investirme en ella, pero incluso desde un estado de percepción espiritual es imposible sentir a la mujer: su mundo interior, su comprensión, su filosofía de vida. Esto es algo completamente opuesto al del hombre.

Por lo tanto, cuando las mujeres hacen preguntas como estas, yo no sé qué contestar. ¿Qué podemos hacer para convertirse en una? Puedo repetir esas palabras con las que está ustedes están familiarizadas no menos que yo. No hay otras palabras o acciones. La unidad de las mujeres, es un gran problema.

Para los hombres es más fácil deshacerse de los vínculos del trabajo espiritual en cuanto a su representación física y quedarse sólo con la emoción. Para la mujer es mucho más difícil liberarse de la relación con su apariencia externa y quedarse sólo con la emoción. Después de todo, ella encarna el deseo que está relacionado con la fuente de satisfacción. Y por lo tanto, ella no puede deshacerse de su apariencia externa, ni de la forma en que la ven, la comprenden y la sienten  las demás a ella.

A un hombre esto no le importa. Para él nada de esto es importante. Él tiene otra relación, más libre consigo mismo y con el mundo. La relación de la mujer es más dependiente.

Por lo tanto no sé qué aconsejarles. Sólo necesitan ser más honestas, más objetiva, cada una consigo mismas y entre ustedes; cada una debe hacerlo no en dirección a ella, sino a todos. Tienen que aprender unas de otras cómo salir de sí mismas, porque esto ocurre de forma diferente en ustedes que en los hombres, y de una manera mucho más compleja.

Es muy difícil luchar contra este obstáculo, pero este es el trabajo de la mujer. Con las mujeres esto ocurre de forma lateral, con los hombres, vertical. Así es como crecemos. La mujer es como una vasija, y el hombre es como la fuente, el conductor, el canal para su llenado. Así es como funciona esto en conjunto.

Se nos dice que el Kli de la mujer es ancho y corto (ancho por la presencia de Ohr Jassadim y corto por la falta de Ohr Jojma), mientras que el Kli masculino es largo y angosto (largo por la presencia de Ohr Jojma, y angosto por la falta de Ohr Jassadim). Y no sólo en forma fisiológica, sino también de acuerdo a la comprensión interna, de acuerdo a la corrección. Por lo tanto, es necesario trabajar.

Repito y digo: es necesario que sean honestas, que no tengan miedo de aprender unas de otras cómo hacerlo. En ninguna manera jugar unas contra las otras, después de todo, ustedes sienten cómo cada una juega, hace algo por sí misma. Libérense de todo lo externo. No miren hacia afuera, este es el trabajo de ustedes.

(114537 – De la Convención en St. Petersburgo “día tres” del 7/14/13, Lección 5)

Material Relacionado: 

La revelación del egoísmo es el mayor regalo del Creador
El método para evocar el amor
Hombres y mujeres: Expectativas mutuas