entradas en 'leccion diarira de Cabala' categoría

Exiliados de su propio libre albedrío

Dr. Michael laitmanBaal HaSulam, “Exilio y redención”: Mientras seguimos el camino de la Torá, que nosotros nos mantuvimos a salvo.

Como todos sabemos, todos los mandamientos de la Torá se reducen a una regla principal “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Todos los mandamientos son la corrección y el cambio de nuestro deseo de recibir desde la intención a fin de recibir a la intención con el fin de otorgar. Así que, si el pueblo de Israel realiza todas estas correcciones y mantiene el principio del amor, ellos no sufrirían todas las aflicciones de estar en el exilio.

Por otro lado, nosotros tenemos que entender que el exilio es esencial; tenemos que sentirlo y estar realmente inmersos en él durante algún tiempo.

No es por casualidad que hace un par siglos, los cabalistas en el este de Europa acostumbraban exiliarse a sí mismos, la persona salía de su casa y vagaba sin saber hacia dónde. Caminaba entre las personas y encontraba diferentes dificultades y problemas y se encontraba en diversas situaciones que le permitían “mezclarse” entre todos los que lo odiaban.

Este exilio voluntario ayudó a acelerar el exilio general, de manera que éste terminara mucho antes de la fecha predeterminada. Los cabalistas no lo hicieron por sí mismos, sino que en realidad lo hicieron a fin de otorgar. Hoy en día es difícil imaginar en qué situaciones y aflicciones se adentraron a sí mismos. Sin embargo, ellos sintieron que tenían que pasar por todo eso con el fin de adquirir el verdadero poder de volverse hacia el Creador.

En teoría, sin embargo, si el pueblo de Israel hubiera guardado la ley del amor y no hubiera adoptado las costumbres de sus vecinos, ellos no habrían sido incorporados en estos en el exilio, ni habrían descubierto el mal y el odio que los demás sienten hacia ellos. Así que todas las cosas malas que se descubren, son en realidad los mismos “endurecimientos del corazón” que no pudimos arreglárnoslas para convertir en ascenso y que por lo tanto nos han hecho que descendamos…

(114389)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/12/13, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:
La redención real se alcanza por medio del exilio
Amar al otro no en palabras, sino en hechos
Todos tendrán que pasar por el exilio en Egipto

¡Él o yo!

thumbs_laitman_259_01¿Cómo se nos puede enseñar qué es el otorgamiento? Con el fin de hacer eso la naturaleza ha plantado un deseo de disfrutar en nosotros través de lo que aprendemos acerca del otorgamiento mediante su opuesto, mediante su atributo opuesto.

Nuestro deseo de disfrutar recibe ciertas impresiones que evocan diferentes respuestas en este e imprimen diferentes huecos, grietas, pozos, y depresiones en nuestro deseo. Gracias a eso, el deseo comienza a sentir hasta cierto punto que esas impresiones son diferentes en tamaño y carácter, y que existe una cierta conexión entre ellas que no entendemos.

De pronto descubrimos que nuestro deseo de disfrutar es versátil, con muchas capas, y muy complejo, y en correspondencia recibe diferentes impresiones complejas. Así aprendemos acerca de nuestra naturaleza. Mientras más sabemos de ella, más alcanzamos el atributo opuesto, la naturaleza opuesta. Al fin y al cabo, todo nuestro estudio está basado en la colisión entre dos atributos opuestos: recepción y otorgamiento.

Se nos dice, “Y no tendrán otros Dioses ante Mí”, lo cual significa que al estudiar precisamente esos “otros Dioses”, estudiamos acerca del Creador y podemos formar Su imagen en nosotros. De otra manera, Él no tiene imagen ni forma que nos permita de imaginar alguna manera qué es, quién es Él, y cómo descubrirlo a Él.

¿Cómo puedo descubrir lo que es imposible de descubrir? Sólo mediante impresiones negativas que percibimos negativamente en el deseo de disfrutar, podemos gradualmente construir una actitud opuesta para comenzar a imaginar qué es el atributo de otorgamiento. Nosotros no podemos alcanzarlo de ninguna otra manera: no al usar nuestra imaginación, ni mediante nuestras sensaciones, o mediante cualquier acción de nuestra parte que pueda ser directamente adaptada a Él.

Todo tiene lugar sólo debido a cierta fuerza especial, a la Luz que opera en diferentes estados y evoca diferentes respuestas en nosotros. Nuestro trabajo es atribuirlo todo a la única fuerza superior mientras determinamos que no hay nadie más aparte de Él. Esto, sin embargo, encuentra una gran resistencia de parte de nuestro deseo de disfrutar, el cual hasta entonces pensaba que no había nadie más aparte de sí mismo y ahora tiene que conformarse con esto. Uno anula al otro, lo cual significa que comienza una discusión: ¿Quién mandará?

Ambos argumentos se anulan entre sí: ¡Es Él o yo! Este conflicto es la base de todos nuestros estados. No debemos tener miedo a estar entre esos dos lados opuestos y lidiar con los dos dominios irresolubles, soportarlos, aceptarlos, y rendirse, pero también alcanzar y justificar, entender y asemejarse a la fuerza de otorgamiento. Si la persona no escapa de esta clarificación, sino que puede trabajar bajo las condiciones de esta división, las opiniones en conflicto y las sensaciones, si ella no cuenta con su mente animal ni escapa del campo de batalla, recibe una nueva mente y sensaciones de Arriba. En ese caso ella adquiere una forma que es similar al Creador.

Hasta entonces, es imposible entender qué es el otorgamiento. Cuando la persona finalmente lo alcanza, esto es llamado ayuda del Creador, un hallazgo. La persona que acepta todas las formas de trabajo que se le dan e inclina su cabeza, sin seguir su propia mente, la cual parece entenderlo y determinarlo todo, entonces tiene éxito. Lo principal es, como se nos dice no creer en ti mismo hasta el día de tu muerte, es decir hasta la muerte de tu ego. Después de eso ya adquieres la fe.

(102425 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 3/11/13, Shamati # 15)

Material relacionado:

Démosle la oportunidad de trabajar al creador

Ustedes tienen todas las cartas en sus manos

El lenguaje de comunicación con el creador

Lección diaria de Cabalá – 12.27.12

Preparación para la Lección
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

“Introducción al Estudio de las Diez Sefirot”, ítem 111, Lección 29
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

El Libro del Zóhar, extracto seleccionado, Parashat “Naso”, ítem 304, Lección 12
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

Talmud Eser Sefirot, vol. 3, parte 9, ítem 8, Lección 7
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

Escritos de Baal HaSulam “La Sabiduría de la Cabalá y la filosofía”
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

Una tormenta es como una oportunidad

Pregunta: Un sacerdote dijo que la súper tormenta Sandy fue causada por los pecados de Obama y de Romney. Las catástrofes son siempre culpa de los pecados de alguien. ¿Cómo evitar caer en esta trampa al explicarles a las personas lo que está sucediendo?

Respuesta: Básicamente, hay dos opciones: el camino de la Torá y el camino del sufrimiento. Y si no tendemos hacia lo positivo, entonces tendemos hacia lo negativo.

En general, todo lo bueno y lo malo que siente la persona en este mundo es parte del manejo general. No es posible decir que algún fenómeno está separado de la espiritualidad y no tiene nada que ver con ella. En realidad si tiene que ver.

Ahora, imaginen que las cualidades de juicio (Guevurot) que se revelan hoy, están vestidas de misericordia (Jassadim). Debido a este poder, el mundo podría avanzar muy bien. Después de todo, la fuerza del otorgamiento ganaría el poder para abrirse en las propiedades internas de juicio, las cuales se manifiestan hoy en forma de una tormenta. Se disminuiría la brecha social alrededor del mundo, crecería el valor de la unidad, se desarrollaría la educación integral…

Sin embargo, en realidad es todo lo contrario, y la tormenta es consecuencia de esto. Sólo que no fue enviada como castigo. No hay castigos, estas son las acciones de las mismas fuerzas que nosotros no corregimos en el tiempo, de acuerdo al programa. Ellas se acumulan, y si hubiéramos hecho todo bien, éstas nos habrían elevado a un grado más alto. Ahora, este punto, en el cual se supone que deberíamos estar, se manifiesta en la forma opuesta, en forma de un desastre natural.

El mismo factor aparece no de manera positiva, como debe ser, sino negativamente. Sin embargo, nosotros cambiamos los rieles del camino de la Torá a los del camino del sufrimiento. El “interruptor” está en nuestras manos.

Por lo tanto, éste no es un castigo, sino una consecuencia natural que nosotros hemos causado. No hay necesidad de imaginar como si el Creador decidiera castigarnos de una manera u otra. No se trata de nada de eso, se trata de la ley de la naturaleza: si tú no realizas las Reshimot(genes informativos), ellas se acumulan en una gran cuenta, en una “multa” que tenemos.

Esta “multa” es como una advertencia. Y la pregunta es, si la aceptamos correctamente.

Se nos dice que los castigos suavizan y limpian el cuerpo. Así que ¿tal vez sea por nuestro bien? “Yo fui castigado, un desastre cayó sobre mí, y fui limpiado. He sufrido, pero esto me purificó…”

Esta es una mentira absoluta, un error sin precedentes. Yo mismo he traído sobre mi lo que tengo, porque no realicé correctamente las Reshimot. De hecho, ahora me dan una oportunidad. Hasta éste momento, al pasar a través de las Reshimot, no entendí cómo comportarme. Yo jugaba, estaba confundido dentro de mi propio egoísmo y de los cambios de humor.

Y ahora, al encontrarme en una situación difícil, finalmente tengo un “regalo”: tengo la oportunidad y la capacidad para juzgar correctamente. En otras palabras, el desastre vino para ayudarme, para sacudirme: “¡Despierta! ¡Ya no puedes seguir así! Tú mismo te haces daño”. En este caso, un desastre es un remedio, aunque amargo. Del mismo modo, un niño puede ser tratado de una manera fuerte para mantenerlo fuera de problemas.

Esa es la razón por la cual la tormenta debe verse por un lado, como una advertencia, y por el otro como una situación que puede ayudarnos a hacer un cálculo correcto y a seguir adelante.

¡Así que esto es grandioso! Debemos decir: “¡Gracias!”

El enfoque es simple: Todo lo que pasó previamente tenía que pasar. Nosotros no miramos hacia atrás. “Si hubiéramos…” no cuenta. Ahora, se manifiesta un golpe, por lo tanto, hay que seguir para hacer un cálculo, el cálculo sobre cómo corregir los deseos corruptos, la propiedad del Juicio.

Tengan en cuenta que esto sucede: una semana antes de la elección presidencial. Así que veamos qué pasa: ¿ayudará Sandy a la reevaluación lo que está pasando? Si no, veremos peores huracanes, desastres severos. Depende de los acontecimientos de la semana que viene cómo sobrevivirán los EE.UU. al invierno.

(91839 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/31/12, “Matan Torá” (La entrega de la Torá)

 Material Relacionado:
Hablemos de algo fuera de este mundo
La gran asamblea al pie de la montaña
Un callejón sin salida con una salida

Debemos crecer con el fin de llegar a la medicina

Baal HaSulam, “Introducción al Libro, Panim Meirot uMasbirot”, ítem 4: Esto es lo que nos ha sostenido hasta ahora, mantener los ejércitos y la muralla alrededor de la sabiduría de la verdad, para que ningún extraño o extranjero pudiera entrar…

La sabiduría de la Cabalá estaba oculta porque todas las naciones tenían que desarrollarse. El mundo entero debe avanzar hasta que esté totalmente decepcionado del ego.

Entonces, cuando ellos se sientan desamparados y no puedan continuar, las personas verán que la forma actual de vida sobre la tierra ha llegado a su final. Esto se refiere a la destrucción social y ecológica, y a la destrucción interna de la persona.

Entonces, la sabiduría de la Cabalá debe estar oculta con el fin de permitir que el ego se desarrolle y no detener este proceso a la mitad. Esto se debe a que ésta habla acerca de superar el ego, pero si aún no está maduro, no hay nada que superar. Así, debemos esperar hasta que éste alcance su pleno desarrollo. Los cabalistas determinaron que la fase final comenzó hace 500 años en los tiempos del Arí, pero el último ajuste era necesario para que, en nuestros días, esto fuera absolutamente claro.

Hoy, el mundo entero está comenzando a reconocer el hecho de que no hay hacia dónde desarrollarse ni avanzar, y que ninguno de los métodos conocidos puede ayudar a que nos desarrollemos en la dirección correcta. Como consecuencia, la sabiduría de la Cabalá, la cual hasta ahora estaba oculta con justa razón, está siendo revelada al mundo.

Pregunta: ¿A quiénes se le revela en realidad?

Respuesta: Esta se nos revela gradualmente a todos. Si tomamos a los europeos y a los americanos, por ejemplo, si ellos ven que han llegado a un callejón sin salida y no tienen medios para corregir la crisis social y las crisis en la industria, comercio, educación, ni en ninguna otra área, entonces gracias a nuestra diseminación interna y externa, finalmente serán capaces de entender que hay un método que puede ayudarlos a superar el ego que los está destruyendo y consumiendo atrozmente como un tumor canceroso. Este método les permitirá lidiar con ello y comenzar una vez más a vivir la buena vida.

Primero, las células del organismo general humano crecieron por separado, cada una de acuerdo a su propia forma, como brotes que salieron de la tierra. Este fue el proceso natural, y la sabiduría de la Cabalá esperó pacientemente en ocultamiento a que ellos crecieran plenamente.

Finalmente, ellos han crecido y comenzaron a conectarse de forma egoísta, y esta conexión egoísta muy pronto llevará a la muerte ya que todos están conectados, pero “tirando de la frazada” en su propia dirección. Esta es la naturaleza del cáncer. Como resultado, se revela el estado terminal, pero, junto con este, también se revela inmediatamente la sabiduría de la Cabalá, con el fin de permitir su recuperación.

El remedio no puede revelarse a menos que el paciente descubra cuán crítica es su condición. Aquí debe haber “reconocimiento del mal” y “libre albedrío” con respecto a tomar el remedio o ignorarlo. Nosotros, de nuestra parte, debemos trabajar, y la humanidad debe sentir que está enferma. Este es el proceso.

(88593 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 9/19/12, “Introducción al Libro, Panim Meirot uMasbirot”)

Material Relacionado:
No es suficiente con bajar de los árboles, ustedes deben elevarse por encima de sí mismos
El apocalipsis ataca a la humanidad
La Tierra está experimentando un apocalipsis

Lección diaria de Cabalá – 29.06.12

Preparación para la lección 
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora   
Shamati #36 Qué son tres cuerpos en el hombre
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora
El Libro del Zóhar-Extractos seleccionados “Bereshit Bet (Génesis 2)”, Lección 128
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora  
Prefacio a El Libro del Zóhar, Ítem 34, Lección 22
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora
Escritos de Rabash “Ellos ayudaron a cada uno de sus amigos”
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Una buena vida para nuestros hijos

Está dicho: “¡Elige la vida!” Esto, por supuesto, no estamos hablando de la vida animal, porque la persona ya tiene las cuestiones relacionadas con lo que está por encima de la existencia ordinaria: son las cuestiones sobre la vida real, sobre la recepción de la Luz en los deseos corregidos y sobre la semejanza con el Creador. Esto se llama la vida humana, y toda la existencia anterior era imaginaria, como preparación para el grado humano.

Sin embargo, la vida sin alcanzar el otorgamiento y la verdadera existencia es más dura que la muerte. No porque tal vida sea físicamente dura, sino porque la humanidad llega a tal estado, en el que su mitad está en depresión y su otra mitad siente miedo. Como resultado, la vida se vuelve insoportable. Y no sólo por las calamidades y desastres naturales, sino por el dolor interior insoportable.

Podemos tener todas las cosas buenas en nuestra vida material, pero sentirnos terriblemente porque esta carece de sentido. La vida sin corrección interna y sin posibilidad de responder a la pregunta sobre el sentido de la vida es peor que la muerte.

Después de todo, se despierta una pregunta dentro de mí, así como nuevos deseos del nivel humano, y, entonces, surge un problema enorme, porque cada pregunta que viene desde el nivel más alto, niega todo lo que tengo. No entiendo ¿por qué necesito todos estos llenados, si en el nivel más alto no puedo encontrar el significado? Las personas no se suicidan en los países donde no hay comida. Esto ocurre en las regiones más prósperas, en los países nórdicos.

La vida sin la corrección de los deseos es muy difícil, si la persona tiene dicha pregunta. Tal persona comienza a sufrir no sólo por el hecho de que no disfruta de nada, sino que además hace sufrir a los demás: “se come” a sí mismo por el pasado, por el presente y por el futuro. Se siente culpable ante sus hijos, familiares y personas lejanas: ante todos. La persona sienta que es la fuente de las desgracias de otras personas.

Se le muestra un panorama de su vida, y ve cómo hizo mal a cada uno y usó a cada uno para su beneficio propio. En tales circunstancias, es difícil mantenerse sin entender el propósito, el cual es exactamente lo contrario: es el bien que hace el bien. La persona no tiene ninguna esperanza para el futuro, para los días por venir, los cuales solo van a empeorar. La persona siente que de esa manera, sin objetivo ninguno, va a terminar el resto de su vida: sin encontrar llenado ni en el presente, ni el futuro, sin Luz interna ni circundante.

Sin embargo, aquel que vive por el bien de la corrección, que despierta las Luces interiores y circundantes, no sólo merece recibir el placer de la vida misma (cuando la Luz se viste con el deseo), sino que está feliz de “engendrar a los hijos” (estados nuevos), es decir, adelantarse. Dicha persona desarrolla sus deseos y ve que necesita el mundo entero, ya que todo eso son sus deseos propios, los cuales ella atribuye a sí misma y los llena. Resulta que todo esto son sus hijos.

(63586 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/19/11, el “Estudio de las Diez Sefirot”)

La circulación es nuestra garantía

Algunas personas piensan que si escuchan nuestras lecciones, leen mi blog, e intercambian correos electrónicos, ellos toman parte en el avance general. En realidad, no hay una participación práctica aquí.

Cuanto más difundas nuestro mensaje en el mundo, más avanzas. No te olvides de eso. Si no diseminas, estás parado, no estás avanzando. Así que calcula tus acciones al final del día: ¿Hiciste algo o no? Sólo las acciones concretas pueden medirse. No esperes a que alguien las haga por ti.

Ser miembro de Bnei Baruj significa hacer circular la sabiduría de la Cabalá y el mensaje del Arvut (Garantía mutua), hacer el trabajo real de circulación y ser capaz de llevar los números e informes que puedas presentar. Pero si tú simplemente descargas una lección, esto no sirve para nada.

En la convención nosotros alcanzamos el punto de conexión. Lo hemos conseguido gracias al hecho de que el mundo entero lo exige de nosotros. La pregunta es si ¿Estamos dispuestos a responder a su demanda? ¿Podemos conducirlos hacia adelante y darles el método de corrección y la conexión? Nosotros podremos avanzar sólo al cumplir esta misión y no de otra manera.

La meta de la creación llama a que todo el mundo avance, no sólo nosotros. Nosotros somos el medio para el progreso general. Si el medio cumple con su misión, entonces esto está bien, y avanzamos con los demás. Si el medio no lo hace, se va a encontrar otro medio. No hay garantías.

Mira los grupos que no diseminan, o para ser más exactos, a lo que queda de ellos. ¿Cómo se puede avanzar sin cumplir las recomendaciones de los cabalistas que han logrado las leyes de la creación? No es sólo mi capricho, está escrito en las fuentes.

Así que, presta atención al hecho de que tú estás atrasado en tu circulación en comparación con el avance del mundo, y de que todavía estás buscando diferentes excusas. Pero no hay excusas aquí. Estamos hablando de acciones concretas que no tienen nada que ver con el estado presente de la persona, con sus subidas y bajadas.

Así que no esperes las iniciativas del grupo central. Si quieres avanzar, este es el camino.

Hasta ahora se nos dio la oportunidad de avanzar hacia adelante, pero el futuro no está garantizado en absoluto. Avanzamos sólo gracias a la circulación. Esta es nuestra garantía. Así que al final de cada día, tenemos que examinar con claridad: ¿Qué he hecho hoy para el mundo? Después de todo, el mundo necesita esto, y el Creador lo ha dispuesto todo de esta manera: La sabiduría de la Cabalá me fue revelada a mí para que yo se las dé a los demás, de una manera u otra. Yo soy el adaptador, el enlace. De lo contrario no saldrá nada de esto.

(62943 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/12/2011, Escritos de Rabash)

La clave está en encontrar el camino correcto

El principal problema es que la persona, incluso después de estudiar la Cabalá por muchos años, no puede entender que toda la Torá se revela en la conexión entre las personas. Este concepto nos repele tanto que nos olvidamos de él en todo momento. ¡Estamos dispuestos a hacer cualquier otra cosa menos eso!

Este es el primer obstáculo en el camino. Y aquí, todo depende de la construcción del entorno que sostendrá constantemente a la persona en la línea correcta. Nosotros revelamos el mundo espiritual sólo mediante la profundización de esta conexión dentro del grupo, en particular en una conexión interna con los amigos, no en una externa. Después de todo, el mundo espiritual es la conexión entre nosotros.

Desarrollamos constantemente esta conexión dando un paso tras otro, y atraemos la Luz que Reforma deseando la fuerza general del otorgamiento, llamada el Creador, para que secretamente habite entre nosotros. Queremos revelarlo para que El corrija la conexión entre nosotros.

Y luego la conexión y el otorgamiento mutuo, que existe en la Luz superior, se darán a conocer en el interior de nuestros deseos, para que la vasija (el deseo) y la Luz se vuelvan iguales. Esto se conoce como la adhesión de la criatura con el Creador.

El énfasis en nuestro trabajo tiene que cambiar hacia el grupo, hacia la conexión entre nosotros, para que todos nuestros deseos y pensamientos, a excepción de aquellos relacionados con el mantenimiento del cuerpo animado, sean dirigidos hacia el bien de los otros. Y luego vamos a pasar, con relativa rapidez, todas las etapas que nos llevan a la revelación de la fuerza del otorgamiento o a la revelación del Creador a los seres creados.

Lo más importante es dirigirse uno mismo, para definir con claridad y precisión la línea de trabajo, que es sólo en la conexión entre las criaturas. Esto lleva mucho tiempo, porque el filtrado y las decepciones, todos los otros caminos posibles, los enfoques y los medios, son el trabajo en contra del egoísmo de cada uno y eso lleva mucho tiempo.

Pero después de que la persona finalmente toma esta decisión, es decir, después de que la Luz lo dirija hacia ese estado, hacia una conexión entre los seres creados, uno consigue estar en el camino correcto.

(58515 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/24/2011, Escritos de Rabash)

Les deseo a todos una corrección sencilla

Pregunta: ¿De dónde vendrá el cambio? ¿Sucederá como resultado de la presión que ejercen los pueblos sobre el gobierno para que eleven a los pobres a un estándar normal de vida? Sin embargo, esto sería una medida forzosa en la que ninguno de los lados entiende lo que está haciendo ¿O habrá un cambio en la consciencia de las personas?

Respuesta: No importa cómo se llegue a ello. Sin embargo, el primer paso necesario en nuestro camino hacia la corrección, es asegurarnos de que nadie se quede sin comer y que todos sean educados para vivir en un nuevo mundo.

De otra manera, si no introducimos este tipo de educación, los golpes continuarán, y todo nuestro camino será a través de desastres y un sufrimiento constante. Sin embargo, si les garantizamos pan y educación a todas las personas, entonces esto será suficiente para que cada persona avance y llegue a la meta.

No sé qué es lo que hará que el gobierno tome esta dirección. Tal vez, será nuestra diseminación o la crisis común que continuará incrementándose.

Es claro que todo depende de los cambios internos del hombre, ¿Pero qué haremos mientras las personas cambian? No podemos forzar a los pobres a esperar y a que sigan teniendo hambre. Es por eso que es necesario que nos aseguremos de que las personas reciban lo que necesitan.

Podrías pensar que es bueno que las personas tengan problemas que los obliguen a protestar en las calles porque nos dan una oportunidad de ir con ellos y hablarles de la garantía mutua. Pero no, es la ley de la garantía mutua la que nos obliga a asegurarnos primero de que todos tengan pan.

Entonces, si yo fuera el gobierno, primero realizaría esos dos programas prioritarios: Primero, elevarlos a todos por encima del nivel de pobreza. Este debe ser un programa económico. Segundo, proporcionarles a todos una educación integral y conocimiento del nuevo mundo en el que la humanidad necesita sobrevivir hoy en día.

De esta manera, resolveríamos todos los problemas, como la educación de los niños, la ruptura de la unidad familiar, y las relaciones entre las personas. Todas las correcciones vendrán de una educación general, integral que puede ser dividida en varios temas definidos.

Mientras tanto, las personas presionarán al gobierno, y las fuerzas opuestas operarán una contra otra hasta que pasemos al frente del escenario y diseminemos el método de la garantía mutua de manera que quede completamente arraigado en las personas. En este momento, cada parte está actuando en nombre de su propia verdad, pero ninguna tendrá éxito porque nada puede ayudar sin una educación previa en nombre de la garantía mutua y de la conexión. Cada parte tiene argumentos maravillosos, y parecen tener la razón a su manera. Sin embargo, al mismo tiempo, nadie tiene la razón porque nada de lo que proponen es una solución.

Sólo podemos estar de acuerdo con una propuesta, que la primera prioridad es la educación. Tras la educación, veremos qué cambios necesitan realizarse en la sociedad. Es así porque la educación nos proporcionará el conocimiento del mundo en el que vivimos. Cualquier persona razonable entiende que las personas necesitan tener conocimiento antes de tomar decisiones.

Esas discusiones y preguntas mutuas son muy benéficas para el avance. Después de una semana o dos, de pronto descubrirás que eres una persona diferente. De pronto comenzarás a pensar de una manera más global y a conectarte con otros de una manera diferente. Este se volverá tu estado mental normal.

Esos cambios son sencillos de realizar. En lugar de recibir fuertes golpes, las personas cambiarán sólo al escuchar un artículo y discutirlo con otros. Entrarán en un nuevo mundo. A esto se le llama corrección.

(58090 – De la lección diaria de Cabalá del 10/2/2011, Shamati # 219)