entradas en 'libre albedr' categoría

El grupo es más fuerte que las Klipot

Dr. LaitmanEl entorno está diseñado para sacarnos de las garras de las fuerzas impuras (Klipot). Después de todo, nosotros no podemos escapar de ellas por nuestras propias fuerzas y siempre permanecemos en su dulce cautiverio. Sólo en la medida de mi relación con el grupo que me evoca, inspira, y me empuja, puedo yo optar por moverme hacia adelante con el grupo en vez de relajarme en la cálida compañía de mis Klipot.

¿De dónde toma la fuerza el grupo para influir en mí más que la fuerza de la Klipá? El hecho es que el grupo actúa en el mismo egoísmo mío al igual que la Klipá. Si el grupo me convence de que la meta es grande, que es el sueño de nuestra vida, entonces ni siquiera es importante para mi egoísmo si la meta es espiritual o material. Si todas las personas que hay a mi alrededor insisten en que es importante, entonces yo tendré fuerzas para luchar contra mi pereza.

Nosotros obtenemos esta gran ayuda como consecuencia de la ruptura de los deseos. Gracias a esta, yo puedo jugar con mi egoísmo, con mi corazón de piedra, con la ayuda del entorno. Los amigos pueden jalarme hacia cualquier lugar, incluso conducirme a la muerte, y con gusto yo iré con ellos.

Si el entorno sabe cómo afectarme, estaré dispuesto a cualquier cosa. ¡Pero el reto es garantizar que nuestro entorno nos afecte solo en la medida en que yo se lo permita cuando me entregue a él! Yo le pago al grupo por esta influencia especial; me integro con los amigos. De lo contrario, el grupo no tendrá ningún efecto sobre mí.

Esta no es una sociedad común, porque yo puedo estar en el grupo y no sentir ninguno de sus efectos. Vemos estos ejemplos cuando la persona estudia con nosotros durante 15 años y no cae bajo la influencia de la sociedad, porque no quiere agachar la cabeza ante los demás.

Pero aquí yo tengo la libertad de elección: Si me inclino ante el grupo y me uno a él, entonces, en esa medida, éste comenzará a afectarme. Por lo tanto, en este grupo yo obtengo la oportunidad del libre desarrollo. ¡Todo esto sucede en última instancia, a causa mía! Yo mismo me he cancelado y de esta manera el entorno influye en mí, y entro en el mundo espiritual. Yo mismo alcanzo el mundo espiritual después de haber utilizado el entorno por mi propia voluntad.

Al mismo tiempo, entrar en la sociedad normal, la persona cae enteramente bajo su influencia, y nada depende de ella; el entorno lo afecta y lo dirige todo. En un grupo cabalístico, yo mismo tengo que cancelarme ante el entorno a cada segundo.

(114567)
De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/12/13, El Libro del Zóhar, Introducción

Material relacionado:
El entorno de hoy es mi yo del mañana
Una sombra sobre el mundo
Dime como ves al grupo y te diré quien eres