entradas en 'Naciones' categoría

El secreto esencial de los judíos, parte 13

Del libro El secreto esencial de los judíos, M. Brushtein.

“Principios fundamentales de la teoría integral”.

Los investigadores del pasado y los del presente son unánimes.

El ser humano es una criatura que surgió en un grupo, se desarrolla y evoluciona en un colectivo.

Además, su naturaleza social es inherente incluso en la palabra “hombre”.

Literalmente, un hombre es un miembro de una tribu o familia.

Entonces, los seres humanos, así como animales, son criaturas que son sociales, públicas, y hasta podría decirse, colectiva. La pregunta es ¿cuál es la diferencia entre ellos?

En contraste con el “colectivo animal”, la sociedad humana no se detiene. Está evolucionando constantemente. ¿De qué manera? Un ejemplo es en el cambio en las formaciones sociales.

Una formación socioeconómica, en palabras de Marx, es un estado históricamente determinado en el desarrollo de la sociedad humana.

¡¿Qué formación no soportó la humanidad?! A continuación se enumeran las breves definiciones de estructuras y sistemas sociales básicos.

  • La sociedad comunal primitiva es una formación arcaica primaria caracterizada por la propiedad común de los medios de producción, el trabajo y el consumo colectivos, y el bajo nivel de fuerzas productivas.
  • La sociedad esclavista es una formación que se caracteriza por la propiedad privada de los medios de producción y productores directos; las clases principales de la sociedad de esclavos son esclavos y amos.
  • El feudalismo es una formación socioeconómica que sustituyó a la esclavitud, y se basa en la propiedad feudal de la tierra y la explotación de los campesinos, quienes estaban en una condición de servidumbre.
  • El capitalismo es el tipo de sistema socioeconómico que surgió a finales de la Edad Media, y en la actualidad está imponiéndose en la mayoría de los países industrializados. Los rasgos comunes del capitalismo son considerados generalmente como propiedad privada de los medios de producción y competencia.
  • En palabras de Karl Marx, el socialismo es la primera fase del comunismo, un sistema social que sustituye al capitalismo y está basado en la propiedad pública de los medios de trabajo y de producción.
  • El fascismo (italiano “fascismo”, de “fascio”, haz, manojo, asociación) es una forma de movimiento y dictadura política que se caracteriza por la violencia contra las masas a través de un amplio mecanismo político.

A lo largo de la historia, la humanidad se relacionó de manera diferente con los cambios en el paisaje social. En cualquier caso, muchos creen que los judíos tienen algo que ver con eso.

Romanos y su imperio no parecen más que una burbuja en comparación con los judíos. Ellos (los judíos) han dado la religión a las tres cuartas partes de la humanidad y han influido en los acontecimientos históricos en un mayor grado que cualquier otra nación, antigua o moderna.

Sin embargo, en realidad no importa si los judíos han influido o no en los procesos históricos. Lo más importante es que la humanidad está evolucionando y está en continua evolución. La pregunta es ¿qué nos espera? Abraham estaba seguro de que el punto final era la unidad y una humanidad interdependiente. Tarde o temprano aprenderemos si Abraham estaba o no en lo cierto. Sin embargo, hoy, mirando hacia atrás, vemos un aumento evidente de las tendencias colectivas.

En el principio, la persona sólo estaba asociada con su familia. Luego “se conectó” con el amo, con el señor feudal, con su país, y hoy en día con el mundo entero. El problema es que estos procesos se produjeron y se producen inconscientemente, bajo la influencia de condiciones externas.

(140375)

Una guerra que no tenemos ninguna posibilidad de ganar

dr.laitmanPregunta: A pesar de que la unidad debe ser el denominador común de nuestro pueblo, aun así encontramos razones para estar divididos en el debate sobre la necesidad de un ataque terrestre en Gaza.

Los disparos continúan y el alto al fuego unilateral no conduce a nada. Es más, no nos llevó a estar apoyados por el mundo.

Nos gustaría oír voces que dijeran que lo hemos intentado muy fuertemente y que, ahora estamos obligados a actuar con firmeza, pero no. No somos populares como lo fuimos antes, aunque ningún otro país estaría de acuerdo en tener enemigos que atacaran a sus ciudadanos.

Es más, vemos una disputa en el gobierno. El viceministro de defensa fue despedido por el primer ministro tras su fuerte crítica a la política del gobierno. Además, cada ministro tiene su propia opinión acerca de la situación, y está claro que no están de acuerdo entre sí.

Si las guerras en el pasado nos llevaron a unirnos, hoy estamos separados bajo los ataques con cohetes. ¿Qué debe suceder para que podamos unirnos verdaderamente?

Yo traigo un ejemplo de nuestra vida. Durante la alerta de las sirenas, llegó a nuestro refugio una extraña mujer, dado que estaba cerca de nuestro edificio en ese momento. Cuando estaba en la puerta, vaciló, preguntándose si debía volver a su coche puesto que dejó su bolso con su billetera en él y olvidó de cerrar el coche.

De hecho, no estaba segura a qué debía temerle más, si a la llegada de los misiles o al hecho de que alguien pudiera robarle su bolso del coche.

Entonces, ¿de quienes estamos más temerosos, de nosotros mismos o de los enemigos en el exterior? Este es un dilema muy doloroso.

En cuanto a nuestra situación actual, nos encontramos una y otra vez en la incómoda situación de quienes se ven obligados a disparar en un barrio civil donde el enemigo esconde su arsenal, y cada vez, se nos acusa de matar a gente inocente. No importa lo que hagamos y cuán arduamente intentemos no hacerle daño a la gente, nadie muestra ninguna comprensión.

El resultado es una situación paradójica. O no protegemos a nosotros mismos, o bien nos protegemos y nos sentimos incómodos. Así que no hay otra opción, y siempre salimos como los culpables.

Además, si, en el pasado, podíamos hablar de unidad en tiempos de problemas, hoy en día todos sienten que no hay unidad ni consenso entre nosotros. Incluso la “aplanadora de los misiles” ya no es suficiente para unirnos y fundirnos a unos con otros como solía ser en el pasado.

Respuesta: Supongo que esta vez las personas están reaccionando de manera diferente y de nueva forma ante lo que está sucediendo. El punto no es el conflicto actual en sí. Por supuesto, la actitud del mundo hacia el estado judío está empeorando, mientras que los judíos en el extranjero son reacios a estar en contacto con Israel a fin de evitar las acusaciones destinadas a Israel.

En cuanto a Israel mismo, las personas están divididas en gran medida. En el pasado, todos se unían en tiempos de guerra y trataban de evitar las críticas e incluso temía expresar las críticas ya que el resultado era el destierro social. Sin embargo, hoy en día, la gente se siente impotente, sin esperanza, e indefensa, y reconoce el hecho de que no existe una solución real. En el pasado, parecía que teníamos una solución, pero ahora estamos seguros de que no la hay.

Esto lleva a la gente a un estado totalmente diferente. Por primera vez, nos enfrentamos a un enemigo con el que no tenemos armas para luchar. Es más, dentro de nosotros no tenemos arma contra el enemigo. Cuando no existe una solución general para la nación de Israel en la tierra de Israel, la gente está dividida y cada uno busca su propia solución privada.

Por primera vez, despierta internamente la pregunta acerca de lo que es realmente importante, pero parece que la gente todavía no quiere pensar en ello. Después de todo, de acuerdo a lo que está pasando, no tenemos ningún futuro aquí. Lógicamente, todos los medios que tenemos son inútiles cuando crece el ritmo de los acontecimientos. Nos enfrentamos a una situación a la cual no podemos hacerle frente. Parece que no hay solución.

Esta sensación penetra en las naciones y hace que nos sintamos impotentes y desesperados. El conflicto por la operación terrestre en Gaza se debió en realidad a que nadie tenía respuestas reales. No hay una solución, y estamos empezando a darnos cuenta de esto cada vez más.

El pueblo judío, cuya supervivencia a lo largo de la historia es una maravilla, vive en un estado artificial. No está claro sobre qué base vive, y su estado no tiene solución. Todo se hunde gradualmente en una niebla de desesperanza.

Pregunta: Si miramos más de cerca a los judíos en todo el mundo, vemos un cuadro bastante sombrío. Si en el pasado los judíos del extranjero solían unirse con el pueblo de Israel en tiempos de problemas, hoy lo vemos mucho menos e con incluso la inclinación opuesta. La mayoría de los judíos del extranjero, si no todos, de hecho están de acuerdo con la opinión internacional general de que Israel está mal en el actual conflicto.

Por ejemplo, el fundador de J. Street en los EE.UU. llegó a una conferencia en Israel y dijo que la política militar y la estrategia en los territorios ocupados es equivoca y que un golpe a Hamas, y a los civiles en Gaza seguramente provocará una respuesta hostil de los diferentes países del mundo. Como prueba, sacó a relucir el ejemplo del boicot de la Iglesia Presbiteriana de Israel. Es más, J. Street realmente promovió esta decisión de la iglesia durante su convención.

Mientras tanto, un miembro judío del parlamento iraní dijo que la política israelí en los territorios ocupados es idéntica a la política de la Alemania nazi.

Los judíos que viven en el extranjero publican clips que fomentan la presión sobre Israel por parte de los cristianos, expresando abiertamente su desacuerdo con la política israelí.

Vemos fenómenos similares por todas partes. Esta no es la primera vez que vemos eso, y en general, es una señal de que algo muy malo sucederá. La situación era muy similar antes de la orden de expulsión a los judíos de España. Lo mismo ocurrió en Alemania después del ascenso de Hitler.

Ahora es recurrente la misma imagen, una erosión interna de la unidad de la nación que debilita seriamente nuestra capacidad de existir como estado. El punto no es el poder militar, sino el hecho de que simplemente no sabemos qué hacer con nosotros mismos.

El único rayo de luz que veo es el hecho de que nuestra enfermedad, ser una nación dividida, ya es visible. Una parte significativa de las personas sienten que la guerra actual es diferente a los que la precedieron, puesto que no estamos unidos. El diagnóstico correcto es la garantía para la curación.

Déjeme darle un ejemplo: Un amigo mío fue llamado a servir en la reserva del ejército al comienzo de la operación y me dijo por teléfono que en realidad está abrumado por las personas que salieron de sus hogares y por sus familias y que están listos para proteger el estado y están llenos de un sentido de orgullo, de garantía mutua, y auto sacrificio. Sin embargo, por otro lado, la realidad militar está podrida. Las palabras bonitas utilizadas por el ejército se evaporan cuando miramos las cosas desde el interior. Lo más doloroso es ver la brecha entre la gente maravillosa, los combatientes de las unidades de élite y el establecimiento podrido, un mecanismo que no está actualizado, incluyendo los medios de comunicación, y que destruye la unidad entre nosotros, el establecimiento de las diferentes partes de la nación en los demás.

¿Qué deberíamos hacer con respecto a esta desesperanza? ¿Realmente no hay solución? ¿Cómo avanzar?

Respuesta: Es imposible avanzar con lo que tenemos. Esto no es avance, sino regresión. No hay nada que esperar en nuestro estado actual.

Si queremos hablar sobre el nuevo estado, debemos prepararnos para él, ascendiendo a un nivel totalmente diferente de reconocimiento de lo que está pasando.

Tenemos que mirar las cosas en general, y ver a qué ha llegado la nación de Israel. Es imposible exigir que el mundo nos trate como si fuéramos como todos los demás. No, no podemos ser como los demás. Somos un pueblo especial, un estado especial, y nuestro estado en el mundo es único. Sin embargo, fingimos que no hay ninguna diferencia entre nosotros y los demás, y esto, por supuesto, no funciona.

No es por casualidad que los judíos del extranjero hablan contra nosotros y que quieren separarse de nosotros y no tener nada que ver con la nación de Israel.

Sin embargo, la verdadera razón de lo que está ocurriendo es que la nación de Israel, el estado de Israel, no está en el nivel que debe estar.

Pregunta: ¿Qué es este nuevo nivel de conciencia? ¿En qué debe convertirse la nación de Israel de tal forma que tenga esperanzas nuevamente?

Respuesta: De acuerdo a la sabiduría de la Cabalá, tenemos que estar unidos y ser como un hombre con un corazón. Esto no tiene nada que ver con la religión. El punto es que si estamos unidos, somos una nación, de lo contrario, somos simplemente una colección de inmigrantes de diferentes países que se dieron un cierto periodo de tiempo para corregirse a sí mismos y unirse, y si no, se dispersarán de nuevo.

La conexión entre nosotros es la precondición para entrar en la tierra de Israel y para conquistarla a fin de poder vivir aquí exactamente como la nación de Israel en la tierra de Israel. Si las conexiones entre nosotros se cortan, y, en lugar de “ama a tu prójimo como a ti mismo” cambiamos hacia el odio infundado, seremos arrojados de aquí y dejaremos de ser una nación, en cambio, nos dispersaremos por todo el mundo, mientras que las otras naciones hacen lo que quieren con nosotros.

Este es nuestro destino, y no hay nada que podamos hacer al respecto. Esto nos ha guiado a lo largo de nuestra historia, y el siglo 21 no ha anulado su demanda. Así que, finalmente, la cuestión es si somos capaces de unirnos o no.

Pregunta: ¿Qué debemos hacer si tenemos desacuerdos?

Respuesta: No hay ninguna diferencia. Debemos unirnos por encima de ellas. Somos una nación desarrollada, por lo que nuestras opiniones son totalmente diferentes. A veces, son similares, y a veces son opuestas. No hay otra nación que esté tan dividida en su perspectiva. Es más, cada uno de nosotros tiene varias perspectivas diferentes.

Por lo tanto, debemos aprender a unirnos por encima de todas las diferencias y desacuerdos. Esto es posible si ponemos en práctica el método de conexión que la sabiduría de la Cabalá nos enseña. Entonces, seremos una nación en un estado unido, y el mundo entero vendrá a nosotros para aprender este método.

Después de todo, el mundo también lo necesita. El estado del mundo no es mejor que nuestro estado. Está en medio de una crisis terrible, y no sabe por dónde ir ni cómo avanzar. La confianza en el futuro se ha ido; hay eventos que abruman a la humanidad; los ataques con misiles no son lo peor que puede suceder.

Hay un fenómeno natural, una ley natural, que las naciones del mundo culpan a los judíos por sus problemas. Está claro que Israel es la fuente de todos los problemas del mundo. Cuando Israel no está unido, no hay unidad en el mundo. Nos faltamos el respeto entre nosotros, no nos unimos, no alcanzamos el amor y la unidad, y hacemos caso omiso de los principios básicos de “Lo que odias, no lo hagas a tu amigo”, y “Ama a tu prójimo como a ti mismo”.

Vivan como un hombre con un corazón es la fórmula de la existencia de la nación judía. De lo contrario, no somos una nación y, en consecuencia, tampoco somos un estado. Después de todo, la nación judía debe establecer un estado de acuerdo a sus atributos internos, cuando todo el mundo se sienta atraído por la unidad, creando las condiciones externas para apoyarla. Todas las instituciones y mecanismos de gobierno, entre ellos el sistema de educación, deben basarse en este enfoque. El mandamiento básico de un hombre con un corazón y alcanzar el amor mutuo deben ser la base de todo.

Todo esto está descrito en nuestras fuentes, y no hay nada que buscar en otro sitio. Sólo debemos entender los escritos de acuerdo a la sabiduría de la Cabalá. De lo contrario, perderemos la oportunidad de vivir en esta tierra y de construirnos a nosotros mismos. Después de todo, esta es una oportunidad que hemos pagado con la vida de seis millones de personas que fueron quemadas en el holocausto.

Esta oportunidad realmente nos la dieron las naciones del mundo, pero, mientras tanto, su actitud hacia nosotros está cambiando, y no hay una sola nación que nos apoye.

Pregunta: De hecho, en 1967, cuando estalló la Guerra de los Seis Días y los tanques israelíes entraron en el Sinaí, incluso los alemanes nos apoyaban, y uno de los principales periódicos publicó un titular: “Ellos ruedan!!!” Cómo ha cambiado todo desde entonces.

Respuesta: Preguntémonos por qué ocurre esto. No hay punto en ser los chicos buenos ante los ojos del mundo, ellos ni siquiera exige que lo hagamos. Exigen algo más: que debemos ser un ejemplo de la conexión del mundo.

Después de todo, la crisis actual incluye al mundo entero. Se trata de una crisis humana que está ocurriendo en la sociedad humana y de allí, afecta a la naturaleza. Podemos arreglarlo sólo por medio de una conexión positiva entre todos y de la cooperación entre las naciones, y sólo podemos dar un ejemplo de conexión y ellos tienen el poder para cumplirla.

Esto es en realidad lo que las naciones del mundo están diciendo: que, al estar divididos, invocamos todo el mal en el mundo. No hace ninguna diferencia de qué nos culpen. Detrás de cada acusación que ellos hacen, hay una idea. Somos un dolor en el cuello de ellos, y nosotros somos responsables por el hecho de que el mundo esté en tan mal estado.
(139644)
– Del Kab.TV “Charla sobre la actual situación actual en Israel” del 7/16/14

En un campo de tensión cada vez mayor

Dr. Michael LaitmanToda la realidad, excepto nosotros, se encuentra en un estado de reposo y espera nuestro trabajo. Todo está evolucionando y cambiando aparentemente a cada momento, pero sin ningún tipo de libertad de elección. El resultado de la cooperación entre la Luz y el Kli que es opuesto a él, ha sido proyectado, se ha extendido, y ha evolucionado de arriba hacia abajo, e influye al mundo cada vez más.

Laitman

El vínculo entre la Luz y el Kli, mientras tanto, se ha creado sin nuestra participación, sin un intento por establecer una unión adecuada entre ellos. Y si no nos conectamos correctamente, entonces estas dos líneas de fuerza evolucionarán cada vez más hacia abajo, en paralelo con las demás, e influirán en nosotros, quienes nos encontramos entre ellas.

El mundo entero se encuentra en un campo entre estas dos fuerzas, más (+) y menos (-): inanimado, vegetativo, animado, y hablante (la humanidad) y dentro de él también está Israel. Las fuerzas positivas y negativas se desarrollan cada vez más de arriba hacia abajo, es decir que se revelan una contra la otra cada vez con mayor intensidad, donde el menos y el más se vuelven más opuestos entre sí.

Y si nosotros, con nuestra libre elección, no podemos unirlos y completarlos en el camino correcto, entonces ellos descenderán a un nivel aún más bajo y causarán más problemas. Es como si hubiera una tensión -10 frente a una tensión +10, y se convirtiera en -100 opuesto a +100, es decir, la oposición entre ellas se vuelve mucho mayor. Por lo tanto, los problemas crecen y se agrandan, entonces tenemos otra opción, y ellas nos obligan a hacer algún tipo de vínculo entre el más y el menos.

Si nosotros creamos una unión como esta, toda la naturaleza del inanimado, vegetativo, animado, y todas las naciones del mundo, también merecerán una supervisión más equilibrada, es decir, una vida tranquila. Ya no existirá una oposición tan fuerte entre el negativo y el positivo, por el contrario, existirá algo que las una. La fuerza positiva suministra intención y la fuerza negativa deseo, y si combinamos la intención y el deseo correctos, entonces toda la creación comerá de los frutos de este pacto. Así es como funciona.

Ninguna de las fuerzas egoístas negativas, ninguno de los malvados (Nabucodonosor, Amalek, Hitler), que en conjunto se denominan “Faraón“, tiene libre albedrío. Por lo tanto, no hay nada por lo cual maldecirlos o culparlos, sólo es necesario entender que nadie puede corregir la situación, excepto aquellos que tienen libertad de elección, que tienen una inclinación natural hacia la corrección del mundo.

(115563)
De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/20/13, El Zóhar, Introducción

Material relacionado:
El único punto de libertad
El trabajo diario en aras de la corrección final

¿Por qué sufrimos?

Dr.MichaellaitmanBaal HaSulam, “Arvut” (Garantía mutua): Pero, debido al descenso de la naturaleza humana al grado más bajo, que es el amor a sí mismo que rige de manera irrestricta sobre toda la humanidad, no hubo manera de negociar con ellas y persuadirlas para que aceptaran tomar sobre sí mismas, ni siquiera como una promesa vacía, el salir de su estrecho mundo hacia los amplios espacios del amor por los demás. La excepción fue la nación de Israel, dado que ellos fueron esclavos en el reino salvaje de Egipto durante 400 años de horribles tormentos.

Nuestros sabios dijeron: “Así como la sal endulza la carne, la agonía pule los pecados del hombre”.

Pregunta: El pueblo de Israel sufrió a lo largo de su historia y no veo cómo ayudó eso. Después de todo, la corrección la realiza la Luz, ¿qué nos aportan los tormentos?

Respuesta: De hecho, así es como esto se presenta y nosotros somos guiamos por medio de lo que vemos. Cada uno de nosotros tiene sus propios “anteojos”, y nada puede hacerse.

Ustedes creen que el exilio de Egipto fue un período de sufrimiento físico, pero ante mis ojos fue una revelación espiritual del mal. Lo consideran como el ataque de Faraón, pero yo lo considero como un brote de la inclinación al mal. Los egipcios los atormentaron a ustedes externamente, y a mí internamente. Bajo una lluvia de golpes, ustedes escaparon del Egipto geográfico, y yo del Egipto interno. El aspecto espiritual es tan fuerte que he experimentado el exilio de Egipto, no externamente, sino principalmente como problemas internos. Fui sacado de Egipto para alcanzar el mundo de Atzilut. Para ustedes, fue suficiente con deshacerse de la opresión física de Faraón, de la esclavitud externa.

La misma distinción es característica del mundo contemporáneo. En las dificultades y los problemas actuales, yo veo un atractivo, un detonante necesario para que nos movamos hacia la meta. Ustedes los perciben como una maldición, más que como un medio para el avance. Quieren evitarlos, y yo, por el contrario, digo que no debemos huir de ellos, sino que debemos corregirnos a nosotros mismos para que en vez de desgracias, podamos sentirnos cómodos, benevolentes, y seguros en el mundo futuro.

Hoy, cuando el proceso nos obliga a alcanzar la redención en general, se hace aún más claro que no hay lugar hacia el cual podamos correr. Esto significa que si el pueblo judío no inicia el proceso de auto corrección, enfrentará miserias por todos los lados, apuros económicos, emocionales y físicos, de todo, en Israel, en los Estados Unidos y en otros lugares.

El lugar más seguro es la tierra de Israel. Sus habitantes tendrán que luchar físicamente, pero sobre todo internamente. Es por eso que nosotros tenemos que difundir el conocimiento cabalístico en Israel, y principalmente tenemos que difundir la metodología de la educación integral. Después de todo, esto depende de la medida en que seamos capaces de transferir al pueblo judío que enfrenta problemas como batallas convencionales hacia las batallas espirituales.

Las personas deben entender que si luchamos internamente por unirnos, “suavizaremos” y “endulzaremos” las fuerzas negativas. Éstas no las destruyen, lo cual es imposible, sino que las convierten en buenas y útiles. La unidad nos permitirá ser más fuertes, haciendo que de esta forma nuestros enemigos se retiren. Nosotros no vamos a tener una lucha con ellos y ellos dejarán de luchar con nosotros. Por el contrario, ellos vendrán a nosotros para aprender las maneras de unirse.

Después de todo, la separación los afectará incluso peor que a nosotros. En Israel, esto lleva a conflictos políticos; en otras áreas, cada día pierden la vida decenas y cientos de personas, y el caos sólo seguirá creciendo.

Por lo tanto, si queremos armonía y paz, tenemos que empezar por aquí. No tenemos otra opción. Y no tiene sentido que nos detengamos en las aflicciones físicas de los judíos en Egipto. En este caso, ustedes no entienden esto, ni todas las demás catástrofes que les ocurrieron a los judíos a largo de la historia, ya sea que se trate de la Inquisición, los pogromos, o del Holocausto. Por supuesto, esto no puede explicarse desde nuestro nivel actual, puesto que nosotros no vemos toda la realidad o el sistema entero, como para entender lo que está pasando, o sus causas.

En resumen, se trata de una deficiencia cualitativa y nosotros estamos en una fase muy importante, crucial.

En general, inconscientemente las naciones del mundo, presionan al pueblo de Israel para que éste les enseñe la metodología de la corrección. Y la presión puede tomar varias formas.

Pero lo que es sorprendente: Antes de que las naciones del mundo vengan a Israel, ellas pelearán y tendrán conflictos entre sí. Sin embargo, nosotros ya podemos ver en torno a quién gira toda la “trama”. Israel es casi invisible en el mapa, sin embargo, es el verdadero centro de los acontecimientos, y con el tiempo, este hecho aparecerá con mayor claridad.

En última instancia, los procesos actuales obligan a los judíos a unirse, a darle un ejemplo al mundo, a llevarlos a todos hacia la unidad global, y a elevar a la humanidad.

Este es el “esquema” simple. Sin embargo, en nuestro mundo, éste es implementado en inversiones de miles de millones de dólares, requiere de enormes recursos, y afecta directamente a millones de personas, convirtiendo este mundo en un escenario de comercio incontrolable.
(108016)

¿Trabajar o filosofar?

Dr. Micahel LaitmanLa espiritualidad no se alcanza por medio del trabajo de la mente, como se nos dice: “la sabiduría entre las naciones, créanla, la Torá entre las naciones, no la crean”. Esto significa que la Luz que Reforma no está entre ellas. Por lo tanto, a ellas se las llama las naciones del mundo y aún no Israel. De esto se trata todo el debate, de ¿quién alcanza al Creador y quién no? ¿Qué es alcance?

En la medida en que nosotros adquiramos las vasijas de otorgamiento y la percepción de ellas, alcanzamos al Creador, es decir el fenómeno que tiene lugar en nuestras vasijas de otorgamiento. Es imposible alcanzar algo más, excepto una sensación en nuestras vasijas. El simple deseo primitivo de recibir se expande y adquiere un nuevo orden. Antes, se dispersaba en muchas piezas contradictorias que se sentían ellas mismas como Israel y las naciones del mundo, los parientes y los extraños distantes.

Todo esto pertenecía a mi deseo de recibir, pero parecía todo como un mundo que estaba a mi alrededor en diferentes formas. Mi papel es el de conectar todo esto en uno, recoger todas las piezas y unirlas a mí  para tratarlas con amor. Yo tengo que entender que todo esto se me ha dado con el fin de corregirme a mí mismo, mi punto en el corazón por medio del cual yo adquiero la correcta intención hacia todos mis enemigos, hacia aquellos que me odian y hacia los extraños cuando comienzo a percibirlos como partes de mi alma.

Es dentro de mí que tengo que encontrar la correcta actitud hacia ellos, y después corregirlos. Si yo ejecuto tal corrección en mi actitud interna, veo que todo se arregla. Muchos de todos mis enemigos y mis problemas son sólo una réplica de estado interno. Es por medio de mi actitud que yo divido toda la realidad en la tierra de Israel, del Líbano, de Siria, de Jordania, de Babilonia y de diferentes países y naciones distantes, es decir que ellos están todos en los niveles de mi deseo: la naturaleza inanimada, vegetativa y animada y hablante.

Una vez hubo un único deseo, el mundo de Ein Sof (Infinito) y ahora está dividido en muchas partes, que siente que ellas están distantes una de la otra y se odian una a la otra. Todo esto puede conectarse de una sola forma, y esta es toda la corrección del hombre y del mundo como un todo.

Todo esto puede realizarse sólo si yo exijo la corrección. Toda la diferencia está en si yo filosofo acerca de esto usando mi mente en contraste con lo que veo y a la repulsión que siento por todas estas partes, en fe por encima de la razón, como partes de mi alma, aunque ellas parezcan estar demasiado distantes e incluso odiadas. Así, yo empiezo a estar más cercano a la espiritualidad, trabajando por encima de mi deseo en el grupo y por lo tanto despertando cada vez más.
(115028)
De la 2º parte de la Lección diaria de Cabalá del 8/18/13, El Libro del Zóhar, Introducción

Material Relacionado:
¿Soy lo suficientemente inteligente como para no ser demasiado inteligente?
Acerca de la atracción hacia la sabiduría
La letra y el espíritu

Recorte de pensiones: ¿Quién tiene la culpa?

Dr.MichaellaitmanPregunta: Ayer el Ministerio de Finanzas Israelí anunció un recorte del 10% en las pensiones. La situación económica cada vez se vuelve más severa…

Respuesta: Dado que anteayer no atrajimos la Luz que Reforma lo cual habría corregido nuestro estado al mismo grado; en lugar de rebajar un 10% de la pensión, ellos deberían haberla aumentado en un 10%. Nosotros somos culpables ya que sólo nosotros tenemos libre albedrío. Si hubiésemos llevado a cabo una corrección ayer, hoy en día no escucharíamos esto.ca cada vez se vuelve más severa…

¿Qué quieren ustedes del gobierno? Los políticos y los oficiales de gobierno se basan en hechos: Aquí está el presupuesto, aquí están los gastos, incluyendo las manipulaciones “ocultas”, y esto es lo que queda para la pensión. ¿Y qué harán ustedes aquí?

Dejen de soñar con un “presupuesto justo”. Nosotros no podemos irles a ellos con reclamos. Ellos sólo están discutiendo de  dónde conseguir lo que falta. Y es comprensible, ellos no recogen impuestos de los grandes magnates y corporaciones. No existe una nación en el mundo donde priven a los ricos, sino lo contrario, sólo les añaden cada vez más.

Las autoridades actúan de acuerdo a su cálculo egoísta y continúan de la misma manera. El diez por ciento de la pensión no es nada, comparado con lo que nos espera más adelante.

Si ustedes quieren cambios, sólo la Luz que Reforma puede traerlos. Por consiguiente, entiendan, todo depende de ustedes.

Detrás del escenario actúa la fuerza más elevada y nosotros estamos preparados para cambiar su influencia sobre nosotros de negativa a positiva. Ésta nos envía el mal sólo para que seamos “atrapados” en él, obligándolo a estar ligado a nosotros y a corregirnos.

Nosotros necesitamos al Creador y hasta que no entendamos esto, es como si nos dejaran en manos de un destino ciego.
(114658)
Dela 2° parte de la Lección diaria de Cabalá del 8/14/13, Escritos de Baal HaSulam

Material Relacionado:
Una recompensa de 250,000 libras por desmantelar el euro
No descuiden la enfermedad
La difusión es un trabajo espiritual

No descuiden la enfermedad

Dr. LaitmanBaal HaSulam, “Exilio y redención”: Mientras nosotros (la nación de Israel) seguimos el camino de la Torá, permanecimos a salvo.

La Torá es la ley de otorgamiento, “No le hagan a su amigo lo que es odioso para ustedes”, y luego “Amen a su amigo como a sí mismos” hasta alcanzar “Amarán al Señor, su Dios”. Si ustedes anhelan realmente el objetivo en todas estas fases, si valoran su vida sólo de acuerdo a estos principios y avanzan desde las correcciones menores a la corrección general, si actúan de esta manera, según las leyes de la naturaleza (o las leyes de la Torá, puesto que la palabra Dios y la palabra naturaleza tienen el mismo valor numérico), entonces ustedes están en la dirección correcta y nada malo puede sucederles en el camino.

Todo el mal que ustedes  encuentran, se revela sólo porque no han corregido cierta imperfección que deberían haber corregido en la fase actual. Estos defectos se revelan uno tras otro de los menores a los más graves y si no los corrigen ellos se acumulan.

Dado que estos procesos también son típicos de los sistemas en nuestro mundo, la corrupción pequeña o una enfermedad pueden corregirse inmediatamente en la fase inicial, pero si descuidamos el problema, la corrupción se acumulan y provoca corrupciones adicionales y mayores problemas y dificultades que son difíciles de superar.

Así que, si el pueblo de Israel observa la Torá, es decir que la Luz que Reforma puede corregir todos los defectos que se revelan desde los menores hasta los más graves, nada malo podría pasarle. Por el contrario, éste podría elevarse y crecer más fuerte; podría sentir las futuras correcciones y los futuros llenados en los defectos revelados.

Todo el mal que encontramos se revela debido a que nosotros descuidamos las correcciones necesarias. Todos nuestros problemas comenzando desde los privados, y todo el camino a los desastres globales como las guerras mundiales, dependen sólo de las correcciones. Puesto que la nación de Israel es responsable de estas correcciones, entonces es claro que en el momento en que las personas se sientan mal en este mundo, ellas acusan a los judíos y los culpan de todos los males del mundo.

(114488)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 13/8/13, Escritos de Baal HaSulam

Acerca de los sacrificios, del diezmo y de la unidad de la nación

Dr.Michael LaitmanEl término “sacrificios” en el judaísmo se refiere al deseo de entregarse uno mismo a la sociedad. De la carne de los animales que eran sacrificados en el Templo, de las comidas que hacían los pobres, los levitas, y el pueblo, y esto era llamado “el trabajo del Templo”.

El deseo de entregarse uno mismo a la sociedad fue expresado en forma de un mandamiento que la persona debía llevar a cabo, en forma del diezmo, que era usado para educar a las personas.

Todos tenían que llevar un sacrificio de acuerdo al pecado que habían cometido o algo que hubiera hecho mal. En ese entonces las personas estaban en un nivel espiritual, y cada uno determinaba por sí mismo sus pecados egoístas, dado que los demás no los veían. La persona sentía dónde se había equivocado y dónde había pecado, y entonces de acuerdo a Rabash, tenía que organizar un banquete, invitar amigos, sentarse juntos, y conectarse con ellos. Esto es llamado “trabajo de Dios”.

Así es como se conectan las personas. Al mismo tiempo hacían un trabajo espiritual interno muy intenso con respecto al por qué estaban haciendo todo eso. Cuando la persona hace un banquete, ella se eleva y despierta a otros para que la impresionen más la próxima vez, y la ayuden a no caer una vez más.

Todo se hace de una forma muy pacífica como también lo hacemos hoy ¿Por qué necesito un Templo corporal? Tenemos un lugar donde nos reunimos con el grupo y ahí ustedes llevan sus “sacrificios”. Pero cada uno tiene que aclarar primero las cosas de una manera anti egoísta, dado que de otra manera nada de esto tiene sentido.

Los sacrificios, el trabajo en el Templo, y todas las otras actividades son totalmente diferentes de lo que se nos ha hecho creer. Está todo dirigido hacia la conexión entre las personas.

El Templo es un lugar donde se reúnen todos los deseos y todas las correcciones. Es el lugar desde el cual salió el pueblo hacia cada región para enseñarles a las personas, y no había nadie que no supiera leer y contar. Todos sabían cómo hacerlo todo; todos conocían el trabajo espiritual gracias al diezmo que daban para sostener el Templo.

¡Nadie seguía a nadie! Todos tenían que hacer esto, de otra manera no eran considerados los que otorgan, los que dan. Es más, si la persona daba en contra de su voluntad y sólo porque era forzada a hacerlo, esto no se consideraba un diezmo. Como dice en las dos tablas sobre las cuales fueron grabados los mandamientos: “Cada uno debe dar conforme a la voluntad de su corazón”. Si no viene del corazón, no se considera otorgamiento.

La Torá, “Éxodo”, “Itró”, 20:22: Y si ustedes me hicieran un altar de piedra, no lo construyan de piedra cortada: porque si elevaran su herramienta contra ella, la habrán contaminado.

Un altar debe ser siempre más alto que ustedes, por encima de sus cabezas, “por encima de la razón”, por encima de su conocimiento y alcance. Esto significa que el otorgamiento siempre debe ser más elevado que todos sus cálculos.
(111351)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 3/4/13

Material Relacionado:
Un altar hecho de deseos
Cargando el aire de la Convención
El verdadero significado del sacrificio

Es como comenzar de nuevo cada vez

thumbs_arava-convention_931-01 (1)Israel es un punto en el corazón que anhela saber cuál es el sabor de la vida, descubrir el secreto de la vida, la fuente de la vida. Éste determina la conexión interna de la persona con la fuerza superior. La persona aún no puede imaginar esta conexión, pero ya existe. A causa de esto, ella es llamada Israel, Yashar El (directo al Creador), dado que tiene esta inclinación hacia el Creador. Pero esta fuerza no le pertenece; más bien, surge del punto en el corazón, que es la parte Divina de Arriba que está en ella. No tiene nada del superior excepto eso y nunca tendrá nada excepto lo que desarrolle de este punto.

Al ascender 125 niveles, nosotros descubrimos nuestras 613 vasijas. Esto es por parte de la persona. Por parte del Creador, se nos da un punto en el corazón y la Luz que Reforma. Podemos usar esos dos medios con el fin de corregir nuestras vasijas rotas.

Resulta que yo tengo una inclinación hacia la espiritualidad y tengo 613 deseos egoístas. También está la Luz que Reforma si quiero atraerla ¿Entonces qué me hace falta? Me hace falta un grupo con el cual yo lleno mis 613 deseos. Por eso soy traído hacia el grupo.

Entonces tengo un punto en el corazón, 613 deseos rotos, un grupo, y la Luz que Reforma, todo lo que necesito. Ahora sólo tengo que conectarlos correctamente. Si integro todos esos componentes correctamente, la Luz opera e influye en mis 613 deseos; mi punto en el corazón se refuerza por medio de ellos y la Luz puede revelarse en esos 613 deseos, lo cual es llamado la revelación del Creador al ser creado.

Así finalizamos un estado y todo sucede otra vez desde el principio. El punto en el corazón también se renueva, dado que se ha vuelto más fuerte mediante los 613 deseos corregidos en el nivel previo. Éste comienza a iluminar y a arder más fuerte puesto que contra este están los 613 nuevos deseos egoístas que son más crueles que los previos. En contraste con ellos, existe una Luz que Reforma más fuerte, si yo quiero usarla. Además tengo un grupo en contraste con ellos, el cual, de acuerdo al nuevo ego, se presenta ante mí como peor de lo que era antes. Entonces, una vez más yo trabajo con el fin de conectar todos esos componentes correctamente. En general esto es todo lo que tengo que hacer: establecer las relaciones correctas entre esos cuatro componentes.

(111214 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 6/30/13, Escritos de Rabash)

Material Relacionado: 

Israel es la chispa que ilumina al mundo

Elévate por encima de todas las diferencias

El cálculo en el corazón corregido