entradas en 'Nueva vida' categoría

Una nueva vida #393- Distinguir entre bien y mal


Una nueva vida #393- Distinguir entre bien y mal

Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Yael Leshed-Harel

Resumen

¿Podemos llegar a una definición absoluta de bien y mal? ¿para qué la necesitamos y cuáles son las condiciones especiales necesarias para usarla como brújula para avanzar en dirección correcta?

Nuestra definición de bien y mal depende de nuestra cultura, formación y sociedad. Con el fin de, realmente, distinguir entre bien y mal, necesitamos una definición absoluta que sea el criterio. Bien -estado de equilibrio, armonía y complementación de todas las fuerzas de la naturaleza, mal -lo opuesto, el desequilibrio.

La brújula que nos guía en la dirección correcta se equilibra tanto físicamente como en sentido humano y espiritual. El equilibrio total significa estar con otros sin ninguna diferencia entre nosotros, intentando manejar nuestra vida de manera que una fuerza común de bondad y fuerza superior, sea revelada entre nosotros.

La formación correcta debe desarrollar el sentido de reconocimiento del bien y del mal en la persona. El amor es bueno y lo opuesto es malo. Mi naturaleza es querer usar todo para mi propio bien, pero como todos son como yo, sufro…

El criterio con el que medimos cada acción es simple: lo bueno para otros, es bueno.

Distinguir entre bien y mal significa distinguir entre usar a otros para mi propio bien y usarme para el bien de otros.

De Kabtv “Una nueva vida #393- Distinguir entre bien y mal”, 3/jun/14

Una nueva vida #392 – La fuerza del bien y la fuerza del mal

Una nueva vida #392 – La fuerza del bien y la fuerza del mal

Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Resumen

Pregunta: Todas las religiones presentan al mundo dominado por dos fuerzas: la fuerza del bien y la fuerza del mal. Así siente el hombre común. Le parece que las fuerzas del bien y del mal trabajan en él, ¿cuál es la fuerza buena que hace todo bien y cuál es la fuerza maligna que trae todos los problemas?

Muchos sueñan que hay una sola fuerza en el mundo, la fuerza del bien y en general, no entienden por qué existe la fuerza del mal. Esta división, esta lucha constante entre bien y mal, entre luz y oscuridades, entre destrucción y construcción, nos acompaña toda la vida, ¿por qué hay conflicto entre esas dos fuerzas?

Respuesta: No hay conflicto. Pensamos que existen fuerzas buenas y malas, pero no hay fuerzas malas y buenas en la naturaleza. Es cierto que hay fuerzas opuestas: más y menos, atracción y repulsión, luz y oscuridad.

Sin las fuerzas opuestas, la vida no podría existir, no habría metabolismo en los cuerpos vivos, no habría conexión entre las partículas fundamentales ni entre los cuerpos en el espacio, conectados en un todo.

La vida siempre se basa en el encuentro entre fuerzas y flujos que se unen en la ‘línea media’ que los conecta. Operan dos fuerzas opuestas y de su equilibrio nace la siguiente fase de una nueva vida.

En otras palabras, las fuerzas opuestas existen dentro de la materia y crean armonía particular entre ellas. Así, electrones y positrones, forman la fuerza opuesta que existe en el átomo, los átomos se conectan entre sí y, por atracción, forman moléculas. Y dentro de las moléculas, las fuerzas opuestas pueden determinar que es bueno y que es perjudicial para su conexión. Así que atraen y absorben los materiales benéficos y repelen los dañinos. Así es el metabolismo, la vida y la evolución comienzan.

Todo sucede por la correcta integración entre las dos fuerzas opuestas. Sin esto, no hay desarrollo ni vida. Y sin esto, el universo no podría evolucionar en el nivel inanimado ni, especialmente, en el nivel vegetal. En las plantas la integración de fuerzas opuestas es más compleja y, aún más compleja, en el nivel animal.

En el cerebro y la percepción humana a todos los niveles, hay un escrutinio complejo de la definición de bien y mal. Nuestro intelecto se basa en un escrutinio constante de la lucha entre fuerzas opuestas y en la búsqueda de una forma de conexión que nos dé el máximo beneficio.

No es posible usar una fuerza sin la segunda fuerza; sólo es posible en su integración. Así se construye la vida. En los niveles inanimado, vegetal y animal, este sistema funciona y se desarrolla de forma excelente.

Si a veces vemos desastres naturales, esto es sólo porque los medimos con respecto a nosotros. Sin embargo, de hecho, todo el universo, el mundo, los niveles inanimado, vegetal y animal avanzan bajo la influencia de las fuerzas positivas y negativas que operan entre ellos y promueven su evolución.

Todo está bien hasta llegar a los humanos. Las fuerzas del bien y del mal, como las llamamos, son manejables incluso en la humanidad. Si conociéramos el programa de la naturaleza y protegiéramos el equilibrio entre las fuerzas positivas y negativas, viviríamos en paz y tranquilidad.

El problema es que la humanidad tiene libertad de elección. Elige, según su deseo, el equilibrio entre las fuerzas positivas y negativas. Aquí se revela el origen de nuestra arruinada naturaleza; porque tomamos decisiones a favor de lo agradable y cómodo para nosotros, en lugar de tomar la decisión correcta.

Estamos más interesados en lo rentable que en la verdad. Así, pavimentamos un camino torcido que no pasa en medio de la fuerza negativa y positiva, que para promover la evolución, debe ser igual y su integración correcta. En cambio, constantemente buscamos lo agradable para nosotros a expensas de los demás.

Finalmente, somos parte de la naturaleza integrada y debemos mantener la armonía general con el mundo inanimado, vegetal y animal, evolucionar junto con la naturaleza, en la misma dirección. Si, junto con la libertad de elección, protegiéramos el equilibrio y la armonía entre las dos fuerzas, evolucionaríamos correctamente.

No utilizaríamos las fuerzas de la naturaleza más de lo que necesitamos para vivir en armonía entre nosotros y con el ambiente. Nuestra vida sería más fácil y pacífica. Obtendríamos de la naturaleza lo necesario para nuestra existencia y usaríamos el resto del poder para nuestro desarrollo interno.

El problema de la humanidad inició cuando comenzamos a producir más de lo necesario para la vida. Este es el punto crítico desde el cual la humanidad comenzó a autodestruirse. Desde entonces, nos apartamos del equilibrio de fuerzas y empezamos a cambiarlas según el deseo de nuestro ego.

Este es el cuadro general: hay una fuerza positiva, una fuerza negativa y nosotros, los humanos, con nuestro egoísmo, estamos entre ellas. Si usáramos estas dos fuerzas para equilibrar nuestra vida y el ego que surge en nosotros, las usaríamos sólo para nuestro crecimiento espiritual interno; nos elevaríamos al siguiente nivel, llamado nivel hablante.

La vida material, es decir, la vida dentro de nuestro cuerpo en el nivel animal, con lo requerido para nuestra existencia, alimento y familia, subsistiría, de forma equilibrada, en el estado en el que debe estar. Y usaríamos nuestro egoísmo para equilibrar las dos fuerzas opuestas y elevarnos al nivel espiritual, a la vida espiritual.

De Kabtv ‘Una nueva vida #392 – La fuerza del bien y la fuerza del mal’, 3/jun/14

Una nueva vida #329 – Paciencia

Una nueva vida #329 – Paciencia
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Yael Leshed-Harel

Resumen

Estamos bajo constante presión y  la mayor parte del tiempo, somos impacientes. ¿Por qué es así?, ¿cómo influye este estado en las conexiones entre nosotros y cómo podemos alcanzar un entorno más relajado y ser más pacientes?

Medimos la paciencia y la falta de paciencia de acuerdo a lo que los demás nos incomodan. Nuestro ego crece y como resultado, nos volvimos impacientes. No importa quién interfiera con mi placer, ¡que se vaya!

Los israelíes son especialmente impacientes porque tienen un ego muy grande. Quieren resultados inmediatos.

En la próxima generación, la impaciencia crecerá aún más. La vida será muy difícil, con problemas sociales y de salud. Debido a la impaciencia, la unidad de la familia está colapsando y la gente no quiere casarse ni tener hijos.

Es posible relacionarse con alguien pacientemente, sólo si es un amigo muy cercano, cuando estamos conectados como uno. Cuando me siento bien, la gente en la sociedad es amorosa y no me presiona el tiempo. Tengo paciencia, me siento libre.

Traten de tener un poco de amor por la persona frente a ti y verás que le tienes paciencia. Cuando trabajes en equipo en algún proyecto, deja la presión a un lado y trata de desarrollar una relación cálida con todos. Si logras buenas relaciones antes del éxito del proyecto, tendrás  éxito en el proyecto.

En la próxima generación, habrá problemas difíciles con la paciencia. La gente no se soportará. Debemos trabajar en la corrección de la naturaleza del hombre, brindar educación respecto a la construcción de conexión mutua.

La paciencia es el modelo. Retrasar la gratificación es mejor, poniendo algo diferente frente a ti para distraer tu atención.

Si una persona es impaciente, es preferible que tenga algunos amigos que se le unan para compartir la tensión y el estrés..

Todas las soluciones llegarán con conexión con los demás, desarrollando la habilidad de ver la vida a través de distintos puntos de vista.
[136066]
De Kabtv “Una nueva vida #329 – Paciencia” 11/dic/13
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

Una nueva vida #322 – Deseo de tener éxito

Una nueva vida #322 – Deseo de tener éxito
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Resumen

¿Por qué se aspira a tener éxito, cómo afecta nuestros valores, es posible tener éxito sólo y, hay éxito que sea eterno?

Nuestra base es el deseo de disfrutar. Hay seis clases de deseos: alimento, sexo, familia, riqueza, honor y conocimiento.

Estamos en competencia constante con nuestro entorno. Todo éxito es relativo. Hay personas especiales que desean una meta muy limitada en los campos de ciencia o artes. Pero mucha gente va con la mayoría, con metas populares como riqueza, control y honor.  

La gran pregunta es ¿qué es realmente tener éxito en la vida?

Nuestro problema actual es que no elevamos a la persona. Los jóvenes van por la vida sin entender lo que es realmente el éxito. Y así, inútilmente gastamos nuestra vida corriendo tras metas imaginarias que nos venden.

“Por cada persona que muere, quedan la mitad de sus deseos sin satisfacer” Hay una constante búsqueda del éxito, que siempre se te escapa.

La generación joven sabe de antemano que no vale la pena trabajar duro. Es narcisista; quiere todo aquí y ahora.

Hay diferencia entre el deseo de disfrutar y el deseo de tener éxito. Éxito es cuando alguien se construye a sí mismo, con su propio esfuerzo. Para esto, se necesita fijar metas y trabajar muy duro para alcanzarlas y se considera éxito.

La inversión construye a la persona. La gente que se ha fijado distintas metas en la vida es diferente de los demás. Así que a veces es imposible explicar a los demás tus sentimientos con respecto a tu propio éxito.  

Actualmente, el éxito de los científicos se logra más con trabajo en equipo, con cooperación de equipos de investigadores. Gradualmente nos acercamos al deseo de tener éxito como grupo. Cuando ves una estrella, detrás del descubrimiento está un gran equipo.

La pregunta filosófica, viendo la vida en general es, ¿qué es considerado éxito en el conocimiento?

¿Qué clase de éxito no se disipa y en retrospectiva no me decepcionará si invierto mi vida en ello?  Huimos de la gran pregunta respecto al significado de la vida, porque no tenemos respuestas. Así que, ¿para qué sufrir?

A través de las generaciones, solo unos cuantos tuvieron éxito en romper el secreto de la vida. Hoy estas preguntas molestan a las masas.

¿Es posible alcanzar éxito eterno? o, ¿es sólo “comer y beber, pues mañana moriremos”? Debemos encontrar una noble causa porque si tenemos éxito en alcanzarla, nunca lo lamentaremos.
[135020]
De Kabtv “Una nueva vida #322 – Deseo de tener éxito” 20/mar/14
Video: Reproducir ahora      Audio: Reproducir ahora

Una nueva vida #321 – Humildad y orgullo

Una nueva vida #321 – Humildad y orgullo
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Yael Leshed-Harel

Resumen

¿Qué poder hay en el atributo de la humildad, cómo la humildad y el orgullo afectan todos los aspectos de la vida y cómo usar correctamente estos atributos en beneficio de la sociedad?

Hay varios grados de humildad. En el nivel más simple, hablamos de una vida modesta sin ser orgulloso ni condescendiente. Un nivel superior es enfrentar la vida humildemente y entender que no soy un héroe todopoderoso que controla todo.

En el pasado hubo grandes gobernantes como Napoleón y Alejandro Magno. Hoy un gobernante así podría ir a la cárcel. Ya no hay respeto ni para científicos ni artistas ni realmente, para nadie. No queda nada de lo que el hombre se sienta orgulloso.

Imagina que lo inanimado, vegetal, animal y el hombre se sientan juntos y hablan. Lo inanimado diría: “Soy la base del mundo entero. No existiría nada sin mí”. Lo vegetal diría: “Yo doy vida a todo, el oxígeno viene de mí, sin mí, sólo habría piedras sin vida”. El animal diría: “Yo llenó de vida toda la naturaleza, desde microbios hasta enormes elefantes,

¿Y el hombre? Las otras criaturas de la naturaleza están conectadas a la naturaleza y cumplen sus órdenes con humildad. El hombre, es como si quisiera controlar todo, cambiar todo a su favor, no depender de la naturaleza. Esto es orgullo.

El hombre carece de humildad. Si nos inclináramos un poco ante la naturaleza, encontraríamos su fuerza interior. Si tuviéramos humildad, podríamos organizar nuestra vida para estar mucho más cómodos.

Hoy, la gente trabaja largas horas, apenas ve a la familia, trabaja sólo para alcanzar todo tipo de metas falsas. Piensa en esto, ¿somos más felices que la generación anterior? Nuestro orgullo nos está llevando a la destrucción total.

Humildad es aprender las leyes de la naturaleza y tratar de cumplirlas. Los animales no exageran en absoluto.

Cuando descendamos del nivel artificial del orgullo hacia la humildad, descubriremos por qué la naturaleza despierta orgullo en nosotros.

Los Sabios dijeron que la humildad es la medida más importante porque permite una penetración profunda en la naturaleza. Cambiar el gran orgullo en humildad, construye la vida perfecta para el hombre y le permite tocar la eternidad.
[135016]
De KabTV “Una nueva vida #321 – Humildad y orgullo”, 18/mar/14
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Una nueva vida #320 – Felicidad y tristeza

Una nueva vida #320 – Felicidad y tristeza
El Dr. Michael Laitman en una conversación con Oren Levi y Leshed-Harel

Resumen

¿Qué es ese estado especial de la felicidad, como se muestra la sensación de tristeza en una persona, cómo esto se relaciona con el desarrollo de uno y, es posible sentir felicidad constantemente?

La felicidad es el resultado de la satisfacción de una cierta pasión que siento. Mientras más grande sea la deficiencia, más grande será la felicidad.

Condiciones para la felicidad: 1) Carezco de algo, 2) Alcanzo aquello y 3) La habilidad de expresar felicidad en alcanzarlo.

Cualquier cosa hace feliz a un niño pequeño. De esta forma la naturaleza lo empuja a desarrollarse. Un adulto siempre siente carencia y tristeza. Si miro a las personas que amo, cómo mis hijos, cuando algo bueno les sucede, estoy feliz. Pero, usualmente, estoy rodeado por personas de las cuales no tengo urgencia en complacer. ¨Cuando ellos se sienten bien entonces yo me siento mal¨.

Los medios de comunicación nos bombardean con publicidad que pretende darnos una sensación constante de carencia. ¿Quieres ser feliz? ¨Entonces compra este producto y también este otro y este otro¨…

En la calle, estamos rodeados por gente infeliz, gente tensa. En el camino todos te apresuran. Así es en todo lugar. ¿Qué hacemos? Ya nos hemos acostumbrados a no estar felices. Hoy en día, desde una edad temprana, los niños están bajo presión y tensión.

El disfrute nos trae expansión y erupción; la tristeza nos conduce a una convergencia y contracción.

Antes, tanto la cultura como el deporte hacían felices a las personas. Hoy en día, por ejemplo, los resultados del fútbol son manipulados, la vida es plástica.

La felicidad es el llenado del alma, los sabios se referían a la felicidad al alcance de la esencia de la vida. ¿Por qué se nos ordena estar felices? Porque si no estoy feliz entonces es una señal de que, por ahora, no estoy viviendo de forma correcta. ¿Por qué es importante complacer a otros?

Porque preocuparme por mí mismo me trae tristeza y el preocuparse por los demás trae felicidad.

Las personas que dirigen su vida a alcanzar la perfección, ven todo lo que les sucede como un medio para el avance.

Hoy en día, existen todo tipo de métodos de cómo ser feliz pero, esto es cómo aplicar una bandita en lugar de hacer un canal radicular. La verdadera solución es encontrar la fuente de la vida, donde todas las presiones vienen con el fin de acercarme a descubrir. La vida es un gran juego en el cual se requiere que resolvamos el enigma de la existencia. Esta es la meta principal.

La felicidad la del elgo es que mi ego me requiere para ser más que los demás. Así, cuando los otros caen yo estoy feliz.

La solución para la felicidad es simple: desarrollar el sentir a los demás como si fueran mis familiares. El 10% de las personas sienten a los demás de forma natural cómo cercanos a ellos. El otro 99% necesita desarrollar esta actitud hacia los demás. Hoy en día, es una obligación porque nuestro mundo cada vez se está conectando más, todos somos dependientes los unos de los otros. Si desarrollamos una preocupación por el bienestar de los demás, esto de inmediato nos llenará. Y cuando seamos como un cuerpo, todos nos sanaremos

Envidiar a los demás me destruye, constantemente siento una deficiencia, me como a mí mismo.

¿Cómo el pueblo judío ha preservado la felicidad cuando ha sufrido mucho?

Supervivencia y visión: ¨siendo luz a las naciones¨. Hoy en día, la sociedad israelí necesita conectarse, alcanzar la felicidad y promocionar esto al mundo. Por medio de la conexión entre nosotros, descubriremos el secreto de la vida. Esto nos traerá la verdadera felicidad y el gozo completo.
[134901]
De Kabtv ¨Una nueva vida #320 – Felicidad y tristeza¨, 18/mar/14
Video: Reproducir ahora      Audio: Reproducir ahora

Una nueva vida #813 – La plegaria Shmone Esrei (18)

Una nueva vida #813 – La plegaria Shmone Esrei (18)
El Dr. Michael Laitman en una conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Resumen

Hay muchas preguntas acerca de la plegaria: ¿Para qué debemos orar? ¿Quién es la fuerza superior? ¿Cómo te diriges a esta fuerza? ¿Cómo se recibe? ¿Cómo se le agradece?

Tenemos que acercarnos a la fuerza superior, lo que significa asemejarnos a ella en nuestros atributos para que nuestra oración no sea egoísta. Las oraciones fueron compuestas por personas que alcanzaron la divinidad y tenemos que entender lo que está oculto en ellas.

Todo nuestro trabajo en la vida es orar, volvernos a la fuerza superior que quiere hacernos bien. Tenemos que preparar una carencia de nuestra parte, lo que significa que nos falte exactamente lo que el Creador quiere darnos. De lo contrario es como una madre que ha preparado crema de avena para nosotros, pero le pedimos dulces.

Una oración comienza con alabanza porque sólo si la fuerza superior es importante para nosotros, disfrutaremos de la “papilla” que Él nos ha preparado. Después de la alabanza, viene la petición, cuando pedimos la corrección de nuestros deseos egoístas. Al final, alabamos la fuerza superior otra vez porque si hemos sufrido el proceso correcto, la “papilla” ahora sabe como el cielo.

No puedes recurrir al Creador solo. No escuchará. Volverse a Él requiere acercarse a través de nuestros atributos. Debido a que el atributo del Creador es conceder bondad, hacer el bien, también tenemos que conceder bondad y hacer el bien para acercarnos a Él.

El Creador creó al hombre y lo ha roto en muchas partes. Conectándonos y teniendo buenas relaciones entre nosotros, le damos alegría.

Cuando pedimos algo y no lo recibimos, es porque no guardamos la regla de “haz tu deseo como Su deseo, para que Él haga Su deseo como el tuyo”. Una conexión con la Divinidad significa amor.
De  Kabtv “Una nueva vida #813 – La plegaria Shmone Esrei (18)”, 17/ene/17

Una nueva vida #812 – Oración judía


Una nueva vida #812 – Oración judía
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Resumen

La gente siempre ha sentido inseguridad y ha apelado a las fuerzas de la naturaleza con diferentes peticiones. La inclinación del hombre a recurrir a la fuerza superior es natural y se puede ver desde en niños pequeños.

El recurso apropiado ante el sistema de la naturaleza es llamado oración. Una oración incluye un autoexamen con respecto al plan de la creación; es decir, un examen para encontrar cómo se usan los deseos en relación a la naturaleza. En lugar de que cada uno vea su propio beneficio, debe buscar servir al bien de los demás, en bien del Creador.

Cuando la persona apela al sistema de la naturaleza, se llama oración. Las tres oraciones diarias se relacionan con las tres fases espirituales y comienzan como un nuevo deseo egoísta que entra en el sistema y comienza a operar en él. El despertar de un nuevo deseo, de un deseo corrupto, se llama noche.

Desde la perspectiva espiritual el día comienza en el ocaso, cuando la persona se abstiene de usar el nuevo deseo que despertó, llega la mañana, es decir, todo se aclaran y se entiende cómo trabajar con ese deseo. La fase de trabajar con el deseo y la incorporación al sistema es llamada mediodía.

Hay un estado en el sistema de la naturaleza llamado, fin de la corrección, Gmar Tikun, hacia el cual avanzamos. En Gmar Tikun debemos llegar a un estado en el que nos conectamos al sistema, en amor absoluto.
De Kabtv “Una nueva vida #812 – Oración judía”, 17/ene/17

Una nueva vida #811- La actitud correcta para ser padre

Una nueva vida #811- La actitud correcta para ser padre
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Tal Mandelbaum ben Moshe

Resumen

“Enseña al niño de acuerdo a su manera”.

No debemos forzar al niño pequeño a compartir algo con otros porque va en contra de su naturaleza, antes de los dos años de edad, los niños realmente no entienden que deben ser considerados con las otras personas. Podemos dar al niño ejemplos de cómo ser considerados con otros, pero no esperar que se comporte de esa manera.

Debemos combinar la línea media y la medida de juicio, es decir, nuestras expectativas del niño y la medida de misericordia, que es nuestro amor por él. Cuando no le damos algo el niño, grita. Tenemos que mostrarle que eso no nos afecta porque la razón de nuestro comportamiento está por encima de nosotros, como una ley.

Tenemos que actuar de acuerdo al enfoque de “enseña al niño de acuerdo a su manera”, porque un niño aprende rápido, otro lento etc. En lugar de exigir debemos darle más ejemplos. “Enseña al niño de acuerdo a su manera” significa dejar que el niño elija lo que quiere ser en la vida de acuerdo a sus inclinaciones.

No debemos tratar de desarrollar la confianza del niño retándolo ni poniéndolo, a la fuerza, en situaciones de presión. La sensación de confianza es construida con una actitud equilibrada hacia la vida, cuando un niño decide qué puede y qué no puede, hacer por sí mismo.

Lo más importante es dejar que el niño desarrolle las relaciones correctas con otros. Esta es la condición para el éxito en todo en la vida. Cuando un niño tiene éxito debes hacerle cumplidos por haber pensado y planeado sus acciones por adelantado, esto lo llevó al éxito.

No debes llamar al niño príncipe o princesa porque lo hace sentirse superior a otros y esto le entorpecerá durante su vida.
[200501]
De Kabtv “Una nueva vida #811- La actitud correcta para ser padre”, 12/ene/17

Una nueva vida #810 – Influencia de los padres sobre sus hijos

Una nueva vida #810 – Influencia de los padres sobre sus hijos
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Tal Mandelbaum ben Moshe

Resumen

La educación es sólo con el ejemplo. No podemos influir en las características innatas, lo que depende de nosotros es la educación que damos y la comprensión de la vida. Si los padres entienden la gran meta de la vida, influyen en el niño y lo ayudan en su vida. Toda la educación tiene lugar a través del ejemplo que debe darse al niño.

Si un niño dispersa sus juguetes y no quiere recogerlos, haz que recogerlos sea un juego. Si un niño pequeño no quiere ir a dormir, tú deberías de ir a dormir. El se quedará solo, se aburrirá y se irá a dormir. Si el niño no deja de jugar con los contactos eléctricos, sellalos.

Trata al niño como a un pequeño amigo, llega a un entendimiento mutuo de lo que están haciendo. Muestra al niño que lo amas y lo respetas, pero exige una actitud similar a cambio. Explica al niño todo lo que haces, aunque sea pequeño y no lo entienda. Es muy importante ser amigo del niño y que cada uno esté incómodo al no tener lo que el otro quiere.
[200498]
De Kabtv “Una nueva vida #810 – Influencia de los padres sobre sus hijos”, 12/ene/17