entradas en 'Otorgamiento' categoría

La relación del hombre con el Creador es como una dramática historia de amor

Recibí dos preguntas sobre el amor

Pregunta: A menudo usted dice que las relaciones con el Creador deberían ser similares a un coqueteo entre el novio y su novia, la manera en que ella se oculta, etc. Y también dice a menudo que en el pasado a las mujeres se les compraba con dinero y generalmente era suficiente conocer a alguien una vez antes de la boda. ¿Pero, en dónde está la pasión, la tensión?

Mi respuesta: No es necesario el amor en el nivel corporal, porque se crea después mediante el compromiso mutuo y los hábitos. Sin embargo, la pasión y la tensión son necesarias en nuestras relaciones con el Creador, porque estos sentimientos son más elevados, contrarios al egoísmo. Por ejemplo, puede comparársele a una dramática historia de amor en donde los amantes (el hombre el y Creador) aspiran el uno al otro (por medio del otorgamiento) contra los deseos de todo el mundo en contra de los deseos egoístas) y es esto que crea la pasión y la tensión.

Pregunta: En una transmisión de televisión le preguntaron, “¿Qué es el amor?” y usted dijo, “Es el atributo fundamental del universo, otorgamiento mutuo que penetra todos los niveles de la naturaleza excepto al hombre. Nos quedamos tan sólo con nuestros mecanismos y hacemos lo que queremos, excepto eso.” Sin embargo, también dice usted que una persona no tiene libertad de elección en sus acciones y todo lo determina el Creador.

Mi respuesta: Así es como originalmente las cosas quedaron establecidas por el Creador. Toda la naturaleza en nuestro mundo es egoísta debido a la caída egoísta del hombre y la corrección de la naturaleza depende sólo de él. En la medida que el hombre corrija sus deseos inanimados, vegetales y animados, también corrige la naturaleza externa inanimada, vegetal y animada.

Material Relacionado:

El hombre, la mujer y la divinidad entre ellos

Los hombres y las mujeres y sus raices espirituales

Hombres, mujeres y la corrección del alma

No existen los ídolos en la Cabalá

Recibí una pregunta: No sé por qué, pero entre más lo escucho, más me enamoro de usted. No lo puedo comprender.  ¿Cómo le hace usted?  Entre más lo escucho, más quiero seguir escuchándolo.  ¿Cuál es su secreto?

Mi respuesta: Esto nada tiene que ver conmigo: es la Luz que usted recibe de los textos originales (los libros) que utilizamos para nuestros estudios. Le recomiendo que no enfoque su atención en el maestro o en el instructor, sino más bien mirar “a través” de él y por medio del material y la idea, ver al Creador, el atributo de otorgamiento y amor para su prójimo.

Por eso es que cuando publico cartas y preguntas que recibo en este Blog, generalmente omito todas las palabras de gratitud y otras expresiones.  No existen los ídolos en Cabalá.  De hecho, ni siquiera sabemos en dónde se encuentra la tumba de Moisés.  La razón es que todo debe apuntar hacia el Creador.  Además, uno no debe imaginarlo a Él como una imagen (conforme a la prohibición de grabar o moldear una imagen) sino como el atributo del otorgamiento y amor.

Material Relacionado:

La Torá el libro de Devarim

Periódico 1 La Voz de la Cabalá: Crónicas Cabalistas

Exodo

La Historia según la Cabalá (01:30:55)

La condición para entrar al mundo superior es la garantía mutua

Recibí una pregunta: Baal Hasulam escribe en su artículo La última generación que las obras altruistas sólo conducirán a una sociedad mejor sólo si se efectúan  “para el Creador”.  Le ruego nos de un ejemplo sobre obras altruistas y nos explique cómo debe uno enfocar sus pensamientos o qué imagen debe conservar en la mente para que estas obras e intenciones sean para el Creador.  Su explicación será muy importante debido al  trabajo que realizo con un grupo de niños.

Mi respuesta: Con el propósito de alcanzar la intención de otorgamiento, de “no para mí mismo”, salir de nosotros mismos y tener metas para servir a los demás, necesitamos un campo de acción, un lugar y modelo que podamos usar para corregirnos a nosotros mismos.  Tenemos que volvernos semejantes al Creador aunque Él esté oculto para nosotros.  Lo que quiere decir que, el Creador no puede ser el modelo porque está oculto de nosotros. Sin embargo, Él rompió la única creación que hizo, “el alma” en muchos pedazos, las almas particulares.  Dentro de estas partes, Él creo una percepción del ser, del “Yo”, y de otros opuestos a ella.  Este es nuestro egoísmo.

Cuando nos unamos y cuando cada uno de nosotros luche contra el egoísmo interno, entonces podremos ver si estamos alcanzando la espiritualidad, el atributo de mutuo otorgamiento y amor.  Entonces vamos a descubrir que no podemos alcanzarlo y nos volveremos hacia el Creador.  Lo vamos a descubrir a Él y Su solicitud para corregir nuestros deseos, siempre y cuando seamos mutuamente responsables unos de otros y nos apoyemos en este aspecto, si nos volvemos hacia Él precisamente a través de esta fuerza de “Garantía Mutua

Baal Hasulam escribe que en nuestra época, esta es la condición necesaria para entrar al Mundo Superior o el atributo de otorgamiento.  En consecuencia, todas las acciones altruistas sólo deben efectuarse dentro del grupo o la sociedad virtual, entre los amigos que desean alcanzar la aspiración mutua y el apoyo, la garantía mutua.

Material Relacionado:

¿Cómo convertir a un muerciélago en un gallo?

La Obligación

La estructura del alma

La estructura del primer hombre (00:57:50)

Sumérjase en las aguas del otorgamiento y será puro

Recibí una pregunta: He leído que Rabí Najman dijo lo siguiente sobre Mikveh (la inmersión ritual): “Cuando un hombre se sumerge en la Mikveh (un estanque lleno con agua de lluvia o de manantial, o en un océano o un río), sus enemigos son destruidos y todas sus preocupaciones y obstáculos desaparecen, lo que le impedía servir al Creador.”  ¿Está hablando de una combinación del trabajo interior de un cabalista con las correspondientes acciones mecánicas de su cuerpo biológico?

Mi respuesta: Quiere decir lo siguiente: “Cuando un hombre sumerge todos sus deseos en el atributo de otorgamiento, todas sus intenciones egoístas desaparecen y nada le impide ser similar al Creador.”  No hay necesidad de acciones físicas del cuerpo porque cuando el cuerpo de un cabalista muere, su alma continúa sintiendo su existencia por medio de su semejanza con el Creador.

El alma existe fuera del cuerpo, independientemente de él.  No se encarna en el cuerpo, y no puede verse afectado por ninguna acción física que realiza con el cuerpo.  El alma es parte del Creador arriba, mientras el cuerpo es una forma de existencia de materia proteínica.

Lo que el judaísmo dice es que todo lo que uno hace con el cuerpo es una tradición, un marco que le ayuda a uno a permanecer externamente semejante al Mundo Superior.  Pero, desgraciadamente hoy, cuando es necesario salir del exilio espiritual, el mismo marco que ayudó al pueblo judío a sobrevivir al exilio, los detiene en la corrección que deben efectuar ahora.

Está escrito,  “Como la Mikveh purifica lo impuro, el Creador purifica a Israel.”  ¡Sumérjase en el Creador, el atributo de Bina, las aguas de otorgamiento y misericordia, y será usted puro!

Material Relacionado:

El Creador no tiene brazos ni piernas

El Arca de Noé es hoy nuestra única salvación

Noé, el conocido personaje de la Torah, representa una etapa en nuestro desarrollo espiritual: es cuando una persona se da cuenta que su egoísmo es malo y que no puede liberarse de él porque está en toda su naturaleza. Comprende entonces que sólo la Fuerza Superior, que está fuera de él,  puede transformarlo.  Por eso construye el Arca; o en otras palabras, como respuesta a su súplica, la Luz Superior crea el atributo de Bina (otorgamiento) en él, en donde puede permanecer para que sus deseos egoístas y propiedades no lo controlen más.  Cuando ingresa en el Arca, asciende por encima del egoísmo y entra al reino de otorgamiento, aislándose de su egoísmo, que es su naturaleza.

Hoy todos nosotros y el mundo entero comienza a percibir que estamos en una etapa amenazadora: el estado de Noé antes del Diluvio.  Nos amenazan el Diluvio (el egoísmo) interior (individual) y el exterior (a nivel mundial) que hemos atraído y que no podemos vencer nosotros mismos.  Nuestra única salvación es ocultarnos en el Arca, para que cada persona y todos unidos adquiramos el atributo de otorgamiento y nos elevemos por encima de nuestro egoísmo.  Todo alcanzará la armonía, como lo hicieron todas las especies y las criaturas que estaban en el Arca y haremos la transición hacia una vida renovada.

Material Relacionado:

¿Cómo leer la Torá?

La Cabalá enseña amor, otorgamiento y nada más

Recibí dos preguntas sobre si la corrección espiritual requiere el cumplimiento de rituales físicos.
Pregunta:
Dice usted que es posible alcanzar la corrección espiritual sin físicamente observar los preceptos del Judaísmo. ¿No estará usted diciendo esto debido a su preocupación por la diseminación de la Cabalá alrededor del mundo? ¿O, tal vez lo que realmente piensa es que las personas no comprenden estos preceptos con tan sólo leerlos? Si no puede usted publicar la respuesta en el blog, me gustaría recibir una respuesta privada.

Mi respuesta:
El Creador creó el deseo de recibir placer con la intención “para uno mismo” y así es como nos encontramos en este mundo. Fuimos creados para corregir nuestra intención a “para el bien de mi prójimo o del Creador”, en todos nuestros 613 deseos. Esta corrección ocurre bajo la influencia de la Luz Superior, Ohr Makif, que desciende durante el estudio de la Cabalá.

Esto no tiene relación alguna con el cumplimiento de los rituales religiosos. Una persona puede alcanzar la corrección y la espiritualidad sin observar físicamente los preceptos, o más bien, las tradiciones. Lo anterior es correcto tanto para los judíos como para las naciones del mundo. Lo que es más, cada persona puede conservar su religión porque la religión es nada más el marco cultural de una nación. La Cabalá sólo nos enseña sobre la intención “para el bien de mi prójimo”, cómo amar y otorgar a los otros y nada más

Pregunta: Usted sólo está por la espiritualidad y la revolución del amor. ¿Pero, qué hay de conectar la raíz con la rama? Después de todo, los niveles, animado, vegetal y animal son también niveles del deseo de recibir. Usted siempre habla de la interioridad sin ninguna exterioridad y esto me confunde. Baal HaSulam escribe al final de la Introducción al Libro del Zohar, que la interioridad se debe preferir a la exterioridad. Pero parece que Bnei Baruch le da el 100% de su atención a la interioridad y 0% a la exterioridad. Es difícil y confuso. ¿Por qué no hace un pequeño cambio y le da un poco de atención a la exterioridad? ¿Por qué no combinar las dos partes? Podría dedicar 90% de su atención a la interioridad y 10% a la exterioridad. ¿Ayudaría a todos! ¿Qué piensa de esto?

Mi respuesta: Nosotros en Bnei Baruch es lo que hacemos, seguimos las tradiciones. ¿Pero, cree usted verdaderamente que las personas en el mundo, que ahora se están acercando a la corrección, tienen que observar los preceptos físicos del Judaísmo, aún si no es su tradición? En el artículo La Futura Generación, Baal HaSulam escribe que todas las personas pueden conservar su religión.


Material relacionado:

la religion y la cabalá son opuestas

Intención y acción