entradas en 'Torá' categoría

Drama en el camino espiritual

Tora, Deuteronomio 21:01 – 21:04: Cuando se encuentre un cadáver en la tierra que el Señor, tu Dios te da en posesión, tirado en el campo y no se sepa quién lo mató, tus ancianos y jueces deberán ir y medir la distancia desde el cadáver hacia cada una de las ciudades de alrededor.

Los ancianos de la ciudad más próxima al cadáver, deberán tomar una becerra con la que no se haya trabajado y a la que no se le haya puesto el yugo. Los ancianos de esa ciudad deberán llevar la becerra a un valle rocoso, que nunca ha sido cultivado y nunca ha sido sembrado. Y allí, en el valle, decapitarán a la becerra.

Puesto que la Torá habla sólo de nuestras acciones internas, aquí se habla de encontrar en ti mismo a la persona asesinada por ti. Al trabajar en ti, poco a poco sales del estado animal. Por lo tanto, tomas de tu cualidad un estado animal que es el más cercano a la “persona muerta”, un ternero y lo decapitas con la piedra.

El becerro se identifica con la cualidad de Bina, con leche y con la cualidad de otorgamiento. La piedra es Lev haEven (corazón de piedra), el egoísmo más pesado, imposible de corregir. En otras palabras, debes ejecutar una acción cuando tu egoísmo indomable, en su forma más baja, decapita el becerro que da vida, es decir, leche, que es llamada la Luz de Jasadim.

Con esto realizas una acción espiritual en nuestro mundo y al hacerlo, expías la muerte de la persona en ti. El reconocimiento del mal que haces, matando el germen de la futura persona en ti, te sirve como punto de partida para la elevación adicional.

Me detuve aquí sólo en algunos puntos de referencia. De hecho, nada es simple en absoluto. Se describe en forma de instrucción en la Torá y no está claro cómo se puede descifrar. Requiere toda la sabiduría de la Cabalá.

Resulta que matas la cualidad de otorgamiento en ti, realizas esta grave acción, como si te dijeran: “¡No puedes imaginar a quién mataste en ti! Y ahora lo haces conscientemente. A nivel humano, no viste ni entendiste que estabas matando a una persona en ti, pero a nivel animado puedes determinarlo. Así que, mata.

Esta es una acción interna muy profunda cuando obligas a tu egoísmo a matar la vida animal que te es familiar. Matas la raíz, de la cual el humano muerto por ti debía crecer y ahora puedes empezar a actuar.

Este es un gran drama interno y un acto de auto observación interna.
[203242]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 21/sep/16

Material relacionado:
Viviendo con las leyes de la Torá
De la entrega de la Torá al Dador de la Torá
Los sabores de la Torá

Trabajo en la tierra de Israel

La tarea de entrar en la Tierra de Israel es trabajar con nuestros deseos egoístas. Se llama Eretz -tierra, suelo, de la palabra “Ratzón” – “Deseo”.

Pero para convertirse al deseo de “Israel” – Yasher Kel, directo al Creador, es decir, al otorgamiento, el amor y la conexión entre todos – estos deseos aún tienen que ser conquistados.

Por lo tanto, primero debemos crear todos estos sistemas en nosotros mismos para emprender la corrección de los deseos egoístas.

Mientras estuvimos en el desierto, estos deseos estuvieron ocultos y no funcionaban, sólo nos ocupábamos de acumular la Luz de Hassadim, que es adquirir la propiedad de otorgamiento y elevarnos por encima del egoísmo.

Después de cuarenta años de ascensión completa de Maljut a Bina, descendemos de regreso a Maljut. Aquí comenzamos el trabajo práctico, pero esta vez trabajamos con nuestro egoísmo. Anteriormente sólo nos elevamos por encima de él, pero ahora estamos convirtiendo cada acción egoísta en altruista. Este es un tipo de trabajo completamente diferente.

Pregunta: Una vez dio un ejemplo de un globo. Si lo llenas con un gas más ligero que el aire, vuela al techo y si lo llenas con un gas más pesado, cae al suelo, ¿quiere decir que la entrada a la Tierra de Israel es un cumplimiento más pesado y que te jala hacia abajo?

Respuesta: Por supuesto. Las propiedades egoístas siempre te jalan hacia abajo. Nuestra tarea es elevarnos con todo nuestro pesado egoísmo. Pero no es tan terrible ya que todo se hace con ayuda de la Luz Superior, la fuerza superior. Nuestro trabajo es sólo dominar esta técnica.
[203561]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 21/sept/16

Material relacionado:
Una nación en la tierra de Israel
De acuerdo a las leyes del desarrollo espiritual
No hay privilegios en el trabajo espiritual

¿De dónde vino la Torá?

Pregunta: ¿Cómo y de dónde apareció la Torá?

Respuesta: Hace miles de años, un ser humano empezó a buscar, por primera vez, el propósito de su existencia, no sólo de su cuerpo perecedero y cómo alimentarlo y organizar el mundo que lo rodea.

Un deseo se despertó en los seres humanos para llegar a sus raíces y descubrir qué lo forma, esculpe, crea y organiza biológicamente.

La comprensión de la naturaleza biológica de los humanos no es el problema. El problema es entender según qué leyes y con qué intención operan las fuerzas que la crearon.

La gente sigue haciendo estas preguntas de generación en generación. De la pregunta básica sobre el sentido de la vida, ha penetrado cada vez más profundo en la naturaleza y, la naturaleza le ayudó a hacerlo.

Su intención fue simple; quería llegar al origen de la vida. Tratamos de entender por qué existimos en este mundo y cómo podemos ver nuestro estado futuro, ¿avanzamos de manera deseable o hay otra dirección? ¿podría ser que todo lo que hacemos sea automático?

Aparecieron dudas con respecto a los diferentes modos de vida, si es preferible avanzar en el marco de una vida personal, limitada o avanzar con toda la humanidad. No es importante que el progreso consistiera en la invención de clubes, ollas de arcilla o cabañas. Lo más importante es que nos movemos internamente, ¿cómo podemos crear nuestro futuro destino? y ¿tenemos libertad de elección?

Estas preguntas llevaron a la humanidad a comenzar a descubrir las fuerzas de la evolución, a las que llamaron el “poder oculto” o “el ángel Raziel“.

Los seres humanos comenzaron a investigar gradualmente por qué las habilidades y el conocimiento aparecieron en ellos, por qué hoy es diferente en comparación con ayer y qué está sucediendo en la naturaleza, que los obliga a cambiar.

El proceso evolutivo también es típico de los simios, pero la gente lo percibe y los simios no. Los simios no cambian ni a sí mismos ni al mundo que los rodea, pero la gente tiene necesidad de hacerlo. En otras palabras, desde el principio hay conocimiento que es inherente a los seres humanos y que los lleva adelante.

Las preguntas estimuladas por esto, son: ¿hay una fuerza superior que siempre despierta nuevos pensamientos y acciones en mí?, ¿puedo decidir a dónde dirigir mis pensamientos y determinar mis acciones? ¿puedo lograr un resultado final que no era el esperado por la fuerza que me maneja?. Si ese resultado es inesperado, ¿significa que con base en mis conclusiones personales yo soy el que dirige?. La gente debe saber si están avanzando y si lo están haciendo correctamente.

La pregunta de la libertad de elección aparece con el entendimiento de que las personas están completamente encerradas dentro de una naturaleza determinista que maneja sus pensamientos y emociones.

La gente no tiene nada propio, sino que todo lo que existe en el intelecto y las emociones, les llega de una fuente poco clara y no pueden hacer nada al respecto. Es parte de un “dispositivo”, que le envía señales y la pone en acción. Esto es aunque la gente no perciba este dispositivo y no piensa que es sólo parte de él.

Si aceptamos la suposición de que todo funciona así, todo se vuelve más simple. Actuar de acuerdo con instintos y deseos, crear sistemas industriales, económicos y políticos; hacer cualquier cosa que viene a la mente.

No pienses de dónde vienen tus pensamientos y deseos ni con qué propósito te fueron dados, porque eres es el mecanismo de su implementación. No sentimos que estamos implementando un programa “extraño” porque sentimos que es nuestro, que vive dentro de nosotros y así es como existe la humanidad.

Aunque no hay libertad de elección, la metaprogramación le da a la gente la ilusión de libertad de elección. Sin embargo, algunos comenzaron a preguntarse, “¿De dónde estoy recibiendo estas señales? ¿aparecen en mí espontáneamente o provienen de un programa de un poder superior? “

El punto de vista religioso dice que si la gente fue creada por el programa de la naturaleza, pueden confiar en que el programa funcione para su beneficio. Puesto que la naturaleza superior está por encima de los humanos, es buena, razonable y compasiva, es decir, que todo se deriva de la gracia divina y lo que será, será.

Existe otro punto de vista adicional que dice que si somos manejados por la naturaleza, tenemos la posibilidad de investigar el sistema que nos dirige, conectándonos a él y comprendiendo hasta qué punto y cómo podemos cooperar recíprocamente, puesto que la naturaleza creó dentro de nosotros los prerrequisitos para que lo entendamos.

Este es el punto de vista que fue formulado en la Torá que Moisés escribió, pero incluso antes de su creación, había escritos idénticos de otros cabalistas. Desde “Adam“, todos los que alcanzaron el mundo espiritual describieron el poder superior de dirección, el mecanismo que activa toda la creación.

Moisés escribió el libro más completo, de la A a la Z, de “Bereshit” (“en el principio”, la primera palabra de la Torá) a “Israel” (la última palabra de la Torá). Todo lo que sucede en la criatura, desde sus primeros fundamentos hasta que se materializa en nuestro mundo, así como su estado futuro final, están expresados en la Torá.

La Torá se considera fundamental. Aunque está escrita en un lenguaje único, no hay nada en ella que tenga significado literario. La Torá no habla de personas que trabajan en el mundo, sino sólo de las fuerzas que manejan la creación, las fuerzas que manejan el enorme sistema que está más allá de nuestro logro y en el que nosotros e incluso el mundo, estamos  incluidos como una pequeña parte.

La Torá es el sistema de dirección general de la creación e incluye los niveles de naturaleza, inanimado, vegetal, animal y hablante, desde su creación espiritual hasta la victoriosa conclusión de su desarrollo futuro, llamada fin de la corrección.
[201079]
De la lección de Cábala en ruso 4/sep/16

Material relacionado:
Dos niveles de la Torá
Siguiendo las instrucciones de la Torá
El ángel Raziel

No vendas una cautiva por dinero

Torá, Deuteronomio 21:14: Pero si luego no la deseas, deberás dejarla ir en libertad. No podrás venderla por dinero ni podrás esclavizarla, pues ya la deshonraste.

El cautivo es un deseo que la persona exenta de la intención egoísta anterior, pero no puede tener una intención altruista correcta. Entonces sólo lo envía, por así decirlo, a aguas profundas y está “a la deriva” en alguna parte.

“No podrás esclavizarla, pues ya la deshonraste”, significa que la rescataste de la intención egoísta; la capturaste y ahora tienes que corregirla completamente, es decir, darle a este deseo una dirección altruista correcta, hacia el Creador.

Si no puedes hacerlo, deja tu deseo y considéralo flotando en alguna parte. En un tiempo se se aparecerá de nuevo y te ocuparás de él.

Pregunta: ¿Qué significa “No podrás venderla por dinero“?

Respuesta: Tú no tienes derecho a cambiar un deseo por otro y así, ganar una pantalla para él. Dinero en hebreo es “Kesef“, “Kisuf” – pantalla, cubierta. No puedes lograr ninguna ganancia por no haber terminado su corrección. Pero luego vuelve. Esas fluctuaciones de deseo surgen constantemente en la persona.

Estabas seguro de que con la ayuda de este deseo llegarías al siguiente nivel espiritual, más cerca del Creador. Pero resultó ser superior a tus capacidades y no puedes hacer nada al respecto.

El hecho es que esta no es la mujer que está sentada en su tienda de luto por sus padres. Eres tú mismo conectando con ese deseo y cortando tu pelo. Así es como el nuevo deseo es absorbido dentro de la persona, cuando, con su ayuda, está dispuesta a fusionarse con el Creador, pero se da cuenta que no puede hacerlo.

En principio, la Torá habla del trabajo con el mismo deseo que se manifiesta gradualmente, paso a paso, capa por capa. Y en cada nivel, nos enfrentamos a problemas porque tenemos que darnos cuenta de ese deseo, ver qué tan conectados estamos a él, que no podemos corregirlo, que necesitamos pedir ayuda al Creador. Esto es un trabajo tremendo. Todos tienen que hacer lo que se les asigna, de acuerdo a la raíz de su alma.
[203688]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 26/sept/16

Material relacionado:
Del cautiverio a la libertad
“Compraran alimentos con dinero, para que coman”
Todo nivel comienza a partir de Ibur (gestación)

Las bendiciones de Moisés

Pregunta: ¿Cuál es el significado espiritual de las bendiciones que Moisés dio antes de su muerte?

Respuesta: La Torá nos dice alegóricamente que cuando Moisés envió a la gente a la tierra de Israel, él escaló el monte Nebo, vió la tierra desde ahí y la bendijo.

Desde el punto de vista de Biná, simbolizada por Moisés, conectó con Maljut (el pueblo de Israel) y le transmitió todo su poder, de modo que la gente pudo comenzar a elevarse del estado de Maljut en la tierra de Israel (que ya había sido un poder diferente de Maljut) a Biná.

Esta fue la bendición a través de la cual transfirió el poder a la tierra y a la gente y la gente tuvo que implementarlas. La ejecución incluye la clarificación de la naturaleza, la secuencia de las acciones correctivas y la preparación de la gente para el movimiento y avance en diferentes fuerzas (tribus), a la gente individual, a decenas, cientos y demás.

Esto aclara cómo pudieron continuar reuniéndose en mayor unidad en su creciente egoísmo y deseo llamado “Tierra de Israel” que fue revelado por ellos y apunta directo al Creador.

Comenzaron a luchar para dirigir sus deseos hacia el otorgamiento y el amor, por encima del egoísmo, que fue representado por los siete pueblos, los cuales se manifestaron en siete estructuras: Jesed, Guevurá, Tiferet, Netzaj, Hod, Yesod y Maljut.

Este fue un serio trabajo, pero Moisés nunca más tuvo conexión con él, porque era sólo la característica de Biná y el único que transmitió amor y otorgamiento al pueblo de Israel. El trabajo entre la característica de otorgamiento y el deseo egoísta, celoso y poderoso, la “Tierra de Israel” sería el siguiente nivel, Joshua ben Nun. Esta fuerza conducirá al pueblo hacia la Tierra de Israel.
 [201894]
De la lección de Cabalá en ruso 4/sep/16

Material relacionado:
La consumación de la misión de Moisés
Trayendo a cada uno al nivel de Moisés
Todos deben convertirse en Moisés

El código de la Torá

Pregunta: Si el código de la Torá es similar a un código de computadora, ¿no debería haber un dispositivo donde se pudiera compilar y ejecutar? ¿cómo activamos este código?  

Respuesta: Nosotros no lo activamos. Este código ya está operando. Tiene su propio mecanismo interno, la Luz que lo maneja. La pregunta es, cómo podemos adaptarnos a esta acción para que nos maneje. Para hacerlo, debemos volvernos cabalistas.

La sabiduría de la Cabalá explica que hay un código ante nosotros, un río fluído de información. Si una persona quiere entrar y nadar en él, debe prepararse, entrar cuidadosamente y luego, gradualmente nadar al centro del río y encontrarse a sí misma dentro del flujo eterno.
[201652]
De la lección de Cabalá en ruso 4/sep/16

Material relacionado:
Código de información spiritual
El Código Secreto de El Zohar
Acceso al programa del mundo, parte 2

Mezcla de las naciones

El hombre fue creado totalmente egoísta, su tarea es adquirir las cualidades de otorgamiento y amor, opuestas al egoísmo. Para eso está la Torá, como está escrito: “Yo creé el egoísmo y di la Torá para su corrección”.

Dado que la luz de la Torá corrige y lleva al estado correcto, debemos usarla como instrumento para lograr equivalencia con el Creador.

Aquí surge el problema: ¿el hombre usa la Torá con este propósito? Por desgracia, vemos que su propósito verdadero está olvidado totalmente.

La actitud correcta hacia la Torá no ha existido por mucho tiempo, sólo cuando la gente viajó por el desierto y logró la corrección hasta el nivel de otorgamiento mutuo. Luego comenzó su corrección a nivel de recibir para otorgar, que es simbolizada por la entrada a la tierra de Israel.

Fue cuando construyeron el Primer Templo -el estado de la plenitud mutua. Se usó el sistema de conexión integral, que significa ser un hombre con un corazón. En ella, revelaron al Creador en toda Su gloria.

Sin embargo, tan pronto como llegaron al estado corregido más elevado entre ellos, inmediatamente comenzaron a caer porque el siguiente nivel de egoísmo surgió dentro de ellos y ya no depende de ellos. Este egoísmo estaba en las naciones del mundo y fuera del círculo llamado Templo, que se creó entre los judíos.

No tuvieron fuerza para resistir, corregir, unirse y absorberlo en su conexión. Pues, pertenecía a las naciones del mundo que no dejaron Babilonia ni pasaron por el camino del sufrimiento en el exilio egipcio ni hicieron la corrección que el pueblo de Israel realizó durante 40 años de deambular por el desierto.

Los judíos no estaban preparados para pasar el método a las naciones del mundo y absorber su egoísmo en sí mismos, porque no había ninguna interfaz ni ninguna inclusión mutua de los diferentes deseos entre ellos. Así, el pueblo de Israel comenzó a caer del alto nivel de amor mutuo que prepararía la corrección de las naciones del mundo.

Resulta que esta parte de la humanidad, casi totalmente corregida, tuvo que ser rota, igual que el sistema llamado “Adam” se rompió en su tiempo, para disolverse en las naciones del mundo.

Así se produjo la mezcla y absorción mutuas de diferentes cualidades. Parte de las cualidades (el egoísmo de las naciones del mundo) entró en las cualidades corregidas del pueblo de Israel y las cualidades de otorgamiento y amor de Israel, cayeron en las cualidades egoístas de las naciones del mundo.

Naturalmente, nada bueno resultó, excepto la mezcla. Por lo tanto, está escrito que el pueblo de Israel dejó el exilio para unir a ellos todas las almas del resto del pueblo, toda Babilonia que se había esparcido por el mundo y cubierto la superficie de la Tierra.

Eso se convirtió en la causa de la destrucción del Primer Templo, que representaba el amor. Luego la destrucción continuo de acuerdo al mismo sistema del mundo de Nikudim, el sistema de Adam y se destruyó el Segundo Templo.

Después de la destrucción del Primer Templo, no quedó amor entre el pueblo, pero los vestigios de la calidad de otorgamiento permanecieron y se expresaron en el acuerdo mutuo y las leyes de correcta agrupación. Sin embargo, después de la destrucción del Segundo Templo, también desaparecieron.

Como está escrito: “El pueblo de Israel cayó del nivel de amor al nivel de odio infundado”. Al mismo tiempo, se volvieron totalmente idénticos a las naciones del mundo e incluso, peores, porque las naciones del mundo no se elevaron y cayeron, donde todas las subidas anteriores se transforman en sus caídas correspondientes: mientras más alto es el ascenso, más baja es la caída.

Por lo tanto, después del colapso final del Segundo Templo, el pueblo de Israel se encontró en un estado espiritual más alejado del Creador. Desde este estado, deben comenzar el camino de elevación.

De este modo, el primer movimiento estaba dirigido a la conclusión de la penetración mutua, la difusión de las cualidades de las naciones del mundo con las cualidades del pueblo de Israel y viceversa, para que no hubiera diferencia.

Esta condición, por un lado, se logró con la creación de religiones (judaísmo, cristianismo e islam) con ayuda de varias guerras, redadas, masacres y expulsiones de un país a otro y, por otro lado, creando ciencia y cultura, con el descubrimiento de continentes, la gran asimilación, etc., de los judíos.

Todo esto fue para que la disolución final sucediera y para que las diversas cualidades entraran en todos. Por otra parte, no son cualidades físicas ni contacto material entre la gente, ya que los judíos siempre vivieron aislados, sino sobre la interpenetración interna y espiritual de las cualidades. Tal vez, se expresó externamente por diversas acciones físicas totalmente incompatibles con las espirituales.

¡La difusión final de las cualidades del pueblo de Israel con las naciones del mundo terminó aproximadamente en el siglo 16, cuando el gran cabalista Ari describió el método de corrección del mundo y el sistema de la correcta condición del universo. Por lo tanto, él es considerado Mashíaj (Mesías) Ben-Yosef entre los cabalistas y es el predecesor de Mashíaj Ben-David (Mesías
[202009]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 14/sep/16

Material relacionado:
¿Por qué todos debemos esforzarnos tanto?
Dos deseos enlazados con el pensamiento de la creación
Sobre la herencia de la tierra de Israel: el deseo de lo espiritual

Y ves una mujer hermosa

Cuando salgas a la guerra sobre tus enemigos y el Señor, tu Dios, los entregue en tu mano y tomarás prisioneros. Si entre los prisioneros ves una mujer hermosa y la deseas, podrás tomarla como esposa. Deberás llevarla a tu casa y ella deberá raparse su cabeza, dejarse crecer las uñas y quitarse el vestido que llevaba al ser tomada prisionera. Deberá permanecer en tu casa, llorando a su padre y a su madre, durante todo un mes. Después  podrás cohabitar con ella. Ella será tu mujer.

En el proceso del trabajo espiritual la persona se eleva al nivel llamado ‘Eretz Israel’ o ‘Tierra de Israel’. ‘Eretz’ es un deseo que tiene que convertirse totalmente en Israel, ‘Yashar Kel’ o ‘directo al Creador’.

¿Cómo podré actualizar este deseo? El deseo es siempre femenino. Entre mis deseos algunos ya están bajo mi control. Hay otros que puedo corregir fácilmente con la ayuda de esfuerzos particulares mutuos.

Y también hay deseos egoístas no corregidos, llamados ‘las naciones del mundo’ o ‘las siete naciones’ y viven en la Tierra de Israel. Sólo puedo corregir estos deseos si ‘destruyo’ a todos los hombres, porque hombres simbolizan la intención y en las ‘naciones del mundo’ siempre son egoístas. Por eso destruir todas las intenciones egoístas significa ‘destruir a los hombres’.

Habiendo eliminado el nivel masculino de intenciones, voy al nivel femenino de deseos y observo con cuales puedo trabajar. Digamos, conozco a una mujer, es decir, veo un deseo brillante, intenso y fuerte, pero necesita ser corregido. Si lo hago correctamente, creando por encima de él una verdadera intención hacia el Creador, entonces como resultado, me acerco a una conexión con Él.

Por eso anhelo estos deseos o ‘deseo hermosas mujeres’, no importa cómo los llamemos. En cualquier caso, no debemos imaginar esto como escenas en nuestro mundo material.

Así que cuando veo que tengo oportunidad de tomar un ‘cautivo como esposa’, es decir, revelar dentro de mí ese deseo, iluminarlo, corregirlo y dirigirlo hacia el Creador, con alegría voy hacia él, aunque esto implique un trabajo muy difícil. Porque ahora necesito elevarme por encima del deseo y rechazar mi vida anterior.

Porque en el nivel anterior, fui una persona corregida. Pero ahora voy a la conquista del siguiente nivel, ‘Tierra de Israel’, que me conectará con el Creador y en el cual lo lograré.

Pero cuando empiezo a revelar dentro de mí este nivel de egoísmo, de repente veo que allí tengo muchas intenciones egoístas (entidades espiritualmente masculinas) y todas rigen sobre los deseos femeninos. Bajo esta luz, necesito conservar los deseos y cambiar las intenciones. Por eso, como se dice en la Torá, necesito matar a todos los hombres y santificar a todas las mujeres.

Y aquí hay una serie de reglas de cómo, inicialmente, es posible corregir estos deseos, mientras, no puede trabajar con ellos para otorgar. En otras palabras, el deseo es una mujer a quien tengo que traer a casa, sentarla por separado, hacer que se afeite la cabeza y deje crecer las uñas, se lave y llore por sus padres.

Y hasta después de que pasa por todo este proceso de preparación, estando plenamente bajo mi control, puedo comenzar a trabajar con este deseo, para otorgar. Así, conquistaré la Tierra de Israel. Pero sin cautivos, no lo hubiera logrado porque sin ellos, no tengo deseos.

Elevándome al nivel de querer trabajar directamente con el Creador, revelo el deseo llamado ‘cautivo’, como si no fuera mío; es ajeno, egoísta, más pesado y grosero, opuesto al Creador. Debo destruir intenciones egoístas previas, pero, para trabajar con este deseo de manera altruista, primero necesito limpiarlo, es decir, corregirlo.

Pregunta: ¿Qué se entiende por ‘afeitar el cabello’ de este deseo?

Respuesta: La palabra ‘cabello’ (‘Searot’ en hebreo) viene de la palabra ‘Soer’, que significa ‘emoción, agitación’. Dentro de la persona aparecen todo tipo de deseos ardientes, con los que no puede conectar con el Creador. Por eso necesitan ser ‘afeitados’ y lavados en agua, en la Luz de Hassadim.

Pregunta: ¿Qué se entiende por ‘llorar a su padre y a su madre’?

Respuesta: Las lágrimas son desbordamiento de Luz, que la persona no puede recibir dentro de sus deseos no corregidos. Por eso tiene que llorar.
[203654]
De Kabtv ‘Secretos del Libro Eterno’ 26/sep/16

Material relacionado:
¿Qué es traición?
Resistencia espiritual
Trabaja con la resistencia

¿Quiénes son los jueces?

Torá, Deuteronomio, 16:18: Deberás designar jueces y policías en todas tus ciudades que el Señor, tu Dios, te da para tus tribus. Ellos administrarán con rectitud la justicia del pueblo.

¿Quiénes son los jueces? Este es el principal problema. Los jueces son aquellos que están por encima de la persona; ella misma los selecciona para que puedan restringirla, mostrarle el camino y llevarla más allá de “todas las puertas” en todos sus movimientos, del mundo externo a la internalidad de la persona y de su internalidad hacia el mundo externo.

En nuestros deseos, decisiones, acciones e incluso pensamientos, debemos fijar varios sistemas de verificación, análisis y síntesis, de lo que estamos por hacer; es decir, debemos crear un sistema de control y análisis dentro de nosotros, que active el sistema principal. Es decir, todo lo que existe hoy en el país, debe estar dentro de nosotros.

Las salidas son los filtros a través de los cuales actuamos, nos permiten o nos prohíben hacer contacto con el mundo exterior e incluso con nosotros mismos. Pero con nosotros mismos, ya es un sistema diferente, que está hecho de forma distinta. Esta es la razón de los filtros, en su mayoría, están relacionados a la interacción con el mundo externo.

Las puertas son filtros por los que actuamos, nos permiten o nos prohíben establecer contacto con el mundo exterior e incluso con nosotros mismos. Pero con nosotros mismos, ya es un sistema algo diferente y se organiza de modo diferente. Por eso los filtros, en su mayor parte, están relacionados con la interacción con el mundo exterior.

Si una persona realmente desea mejorar, no puede hacerlo sin ésto.
[202963]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 21/sep/2016

Material relacionado:
Designa jueces para ti mismo
No seas uno de los 999 que caen
El punto que me conecta con el mundo exterior

No temas cometer un error

Torá, Deuteronomio, 18:21–18:22: Cuando te preguntes: “¿Cómo podremos reconocer que la proclama no es la palabra del Señor?” Si lo que el profeta dijera en nombre del Señor no se cumple ni se materializa, es señal de que no lo dijo el Señor; ese profeta habló engañosamente. No tengas miedo de él”

Si obedeces al profeta y él dice algo falso, no temas cometer un error, porque todo lo que tomes de él, es como si viniera del Creador, a pesar de que el Creador no lo dijo, no te dañará en absoluto y no será registrado en tu cuenta.

Habrá un escrutinio diferente con el profeta. Tampoco debemos olvidar que todo ésto sucede en una persona.

Pregunta: ¿Significa que el hecho que una persona sigue a un falso profeta no es considerado pecado?

Respuesta: Supongamos que el profeta está equivocado porque ha perdido cierta conexión con el Creador. Tal vez fue hecho por el Creador en forma deliberada para poner a la gente en una situación particular y enseñarle algo.

En otras palabras, todas las cualidades que la persona escucha y siente en la mente, que dice que por el bien del Creador, debe hacerlo así. Si después resulta que estaba equivocado, entonces la persona no tiene culpa,  porque fue una orden desde arriba.
[200950]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 5/sep/16

Material relacionado:
¿Existe el miedo en la espiritualidad?
¿Qué es la profecía?
No se puede escapar de uno mismo