entradas en 'trab' categoría

La ciencia de la recepción de la Luz

laitman_2009-11-06_zohar_tv_8214_w

El Zóhar, capítulo Shemot, punto 177: En el Jardín del Edén en la tierra, todos se ubican en la imagen y figura en la que se encontraban en este mundo.


(“Este mundo” es el peldaño espiritual, donde se encuentra ahora el ser humano“).


Y este ocultamiento y secreto es entregado a los sabios. El espíritu que desciende a la gente, que es del lado de la mujer es siempre tallado en un grabado tal como este sello, cuyas letras están grabadas.


Eso es porque la imagen del cuerpo en este mundo es protuberante y el espíritu esta tallado en su interior.


Cuando el espíritu se extiende del Guf (cuerpo) y asciende al Jardín del Edén en la tierra, ese espíritu es protuberante en el Jardín del Edén en la tierra, con la imagen y figura del Guf actual en este mundo, ya que siempre es como un sello.


El “cuerpo” (deseo) y el “espíritu” (la Luz que le llena) se corresponden uno al otro como un sello y su impresión porque se han dividido sólo para unirse de nuevo.


¡La ciencia de la Cabalá nos enseña cómo corresponder uno al otro! Y por eso ella tiene tal denominación (“Cabalá” significa la recepción), porque empezamos a organizar y dirigir la entrada de la Luz en el deseo, determinando en qué forma la Luz debe entrar en los deseos y llenarlos.


Por eso estudiamos la naturaleza de la Luz y la naturaleza del deseo, porque con anticipación no la conocemos. ¡Al principio no vemos lo espiritual!


¡Debemos conectarnos con la Luz, conectarnos con el deseo, recibir la forma exacta de la Luz y del deseo y ajustarlos de tal modo que uno entre en el otro!


El resultado que recibiremos se llamará “la ciencia de la recepción” de la Luz (la ciencia de la Cabalá).

(Extracto de la lección nocturna sobre el libro del Zóhar, correspondiente al 15 de abril 2010)