entradas en '' categoría

Carta abierta a los líderes del G-20: Sólo un cambio en la educación global resolverá la crisis

g-20-washingtonEstimados miembros del G-20,
Esta carta se ha elaborado a partir de la sincera preocupación por el futuro de la humanidad. Se les está dirigiendo a ustedes, pues vuestro liderazgo en estos difíciles tiempos de crisis ha demostrado patentemente ser la única entidad en la actualidad con la habilidad y el compromiso de conducirnos hacia nuestra salida de estas aguas turbulentas en las que estamos navegando, y promover un cambio permanente que permita a todos los seres del mundo, independientemente de su raza, sexo, nación o religión, vivir una vida buena y tranquila, sana y segura.
Antes que todo, permítanme expresar mi más profundo reconocimiento por el esfuerzo monumental que han estado realizando, a nivel nacional e internacional, en los intentos por encontrar la vía de solución de esta crisis multidimensional que estamos padeciendo hoy día. Tal y como varios de vuestros miembros han estado clamando en los últimos meses: la particularidad de esta crisis yace en el hecho que se trata de una crisis global y por lo tanto, requiere de una solución global.
No obstante, antes de tratar el tema de la solución, permítanme ofrecerles mis observaciones respecto a la verdadera causa de esta crisis, producto de un profundo y laborioso estudio acerca de la situación.

La raíz subyacente de la crisis:
El ego se ha tornado global
El análisis de la historia humana revela que la fuerza motivadora del ser humano ha sido siempre su deseo egoísta, evolucionando de generación en generación. Mientras más creció el ego, más elaboradas y sofisticadas han sido las formas y los medios que hemos desarrollado para satisfacerlo.
Sin embargo, en el siglo presente, han cambiado las reglas del juego. De un estado en el que cada persona se iba desarrollando de una manera individual, preocupándose sólo por su familia o en última instancia, por su comunidad, nos despertamos un día dentro de una burbuja -la pequeña aldea global- en la que de pronto, nos vemos forzados a tomar en cuenta a todos los demás; ya que de hecho, estamos totalmente interconectados e interdependientes, por no decir atados…
El ego que en el pasado estimulaba a cada persona por separado a perseguir sus metas e intereses personales, se ha vuelto un ego global, conectándonos a todos nosotros en lo que parece un inmenso engranaje.
Desde el momento en que nos volvimos un solo sistema global e integral, nuestro sustento y bienestar individuales, inevitablemente se han vuelto sujetos a la responsabilidad mutua entre todos los elementos de este organismo humano, como en cualquier otro sistema cerrado. Es como si toda la humanidad estuviese navegando en un mismo barco; únicamente falta que uno de nosotros decida hacer un agujero en el barco para que todos nosotros nos encontremos sumergidos en el agua.
Por consecuencia, nos encontramos frente a un problema de carácter desconocido: mientras los lazos y las relaciones entre todos nosotros se han vuelto integrales y recíprocas, nosotros mismos seguimos tratando los unos a los otros -consciente o inconscientemente- de una manera ego-céntrica; o sea, como naciones o seres separados y no como una sola humanidad. Y es allí donde se halla el factor causante de la crisis.

La vía de solución:
Un sistema educativo exhaustivo
El sistema humano integral requiere de la participación consciente y voluntaria de todos los seres humanos. Los lazos de dependencia entre nosotros nos están forzando a asegurar que cada uno de nosotros conozca este sistema y actúe responsable y recíprocamente hacia todos los demás. Esta idea no es tan difícil de aceptar por ser tan obvia. Sin embargo, tendremos que unirnos en nuestros intentos de implantarla y reforzarla en nuestra consciencia pues nuestra tendencia humana innata nos impulsa a dejar la responsabilidad en manos de otros.
Por lo tanto, la solución de la crisis requiere de un cambio colectivo de consciencia. Es decir, reconocer el hecho que en la civilización integral de nuestra familia global, el destino de cada uno de nosotros depende estrechamente de nuestra actitud hacia todos los demás.
Tal y como hemos establecido un sistema educativo que capacite a nuestros hijos para la vida, así tendremos que establecer un sistema explicativo global que prepare a todos los seres humanos para la vida en el nuevo mundo global, basándose en el principio «Amarás a tu prójimo como a ti mismo», compartido por todas las religiones.
Tan pronto comencemos a organizar tal sistema, sentiremos de inmediato el inicio del proceso de recuperación en la sociedad, ya que al sólo reconocer e identificarnos con las leyes del mundo nuevo, se formará una nueva clase de relaciones entre nosotros: la responsabilidad mutua.
En cuanto a los sistemas políticos y económicos, no habrá necesidad de reconstruirlos, ya que se irán reformando y adaptando a medida que vayamos asimilando el principio de las relaciones recíprocas entre nosotros. Es decir, que si la gente tan solo reconociera su interdependencia e interconexión global las infraestructuras lo reflejarían y se adaptarían automáticamente.

¿Por dónde empezar?
El ser humano es producto de la opinión pública, la cual dirigida apropiadamente podrá ayudarle a construir una nueva escala de valores que le oriente en su vida en el nuevo mundo global. Por lo tanto, recomiendo tomar los pasos detallados a continuación:

  • Establecer un centro educativo internacional apolítico sin fines de lucro que reúna a los más renombrados expertos del mundo en ciencias naturales y sociales. Estos especialistas desarrollarían materiales explicativos variados sobre la nueva fase de nuestro mundo y las nuevas reglas que se están manifestando en la actualidad, y colaborarían con los medios masivos para propagar sus observaciones.
  • Crear un equipo de asesoramiento gubernamental que se dedique a promover planes y programas que incrementen la consciencia social en la era global, en colaboración con los medios de comunicación.
  • En paralelo, iniciar una campaña respaldada por los gobiernos para proporcionar información novedosa y reveladora sobre la magnitud de nuestra interconexión.
  • Facilitar los materiales mencionados arriba a los comités de escuelas para que puedan incluirlos en sus planes académicos respectivos. Al mismo tiempo, incluir una hora diaria en el sistema escolar en la que los estudiantes aborden el tema de las relaciones que deben prevalecer en la era global.
  • Otorgar subvenciones y otros beneficios financieros para obras de arte, literatura, teatro, cine, televisión y prensa que estén basadas en la promesa de su beneficio a la sociedad.

Es cierto que los líderes mundiales de hoy se encuentran en un punto crucial en la historia de la humanidad. Sin embargo, es una gran oportunidad de propiciar un cambio fundamental y positivo en el mundo, tomando la batuta y estableciendo un sistema explicativo del cual el mundo está tan necesitado en este momento. Al hacerlo, no sólo estarían manifestando su verdadera preocupación por el bienestar de la humanidad, sino que también la estarían conduciendo hacia éste.
Vuestro liderazgo coincide con mi análisis y convicción -derivados de mis estudios científicos y filosóficos, así como de la dedicada y prolongada observación de la historia humana- que ha llegado el momento de desempolvar el mensaje ancestral que promete que la responsabilidad mutua es al fin y al cabo lo único que podrá llevarnos a pisar tierra firme. Es decir, que el protagonista de todas las incertidumbres -el factor humano- tendrá que cambiar su dirección, sirviendo con la misma intensidad los intereses y el bienestar de su sociedad antes que los suyos.
Estas observaciones reflejan mi sincera preocupación por el futuro de la humanidad, aunada a la de varios millones de mis estudiantes y audiencia alrededor del mundo. Estamos dispuestos a poner nuestros recursos a vuestra disposición, ya sea que encuentren mérito a estas ideas y deseen implementarlas.
Puede que estas ideas parezcan un tanto utópicas, pero estoy convencido que tienen más relevancia hoy en día que nunca. Han de tener en cuenta que esta crisis mundial multidimensional nos ha impactado hasta el punto de hacernos un poco más atentos al mensaje de amor y unidad para crear un mañana mejor y seguro para nuestros hijos.

Atenta y respetuosamente,
Dr. Michael Laitman,
Profesor de Ontología y Teoría del Conocimiento,
Presidente y fundador de Ashlag Research Institute,
Miembro del World Wisdom Council (El Consejo Mundial de la Sabiduría)

Solamente a través del estudio de la Cabalá se recibe la Luz

doRecibí algunas preguntas sobre la relación entre la corrección espiritual y los preceptos a nivel corporal

Pregunta: ¿Cómo se recibe la Luz o la pantalla?

Mi respuesta: Sólo se puede lograr estudiando Cabalá (ver el punto 155 de la Introducción al Estudio de las Diez Sefirot).

Continuación de la pregunta: ¿Es necesario cumplir con los 613 (o 620) preceptos?

Mi respuesta: Observamos los 613 preceptos al corregir nuestros 613 deseos mediante la Luz Superior durante el estudio de la Cabalá. Sin embargo, las acciones mecánicas no corrigen nada.

Continuación de la pregunta: ¿Cubrirse con el Tefillin y recitar la plegaria Shema tienen un papel importante en la recepción de la Luz?

Mi respuesta. No.

Material Relacionado:

Prefacio  a la Ciencia de la Cabalá (puntos 13-16)

La diferencia entre la corrección espiritual y la observancia ritual

Ama a tu prójimo como a ti miso (00:04:17)

Todos nos encontramos bajo la ley de equilibrio y una existencia cómoda de la Naturaleza

how-do-you-fight-group-lazinessNos esforzamos por alcanzar el equilibrio por cualquier medio, ya sea consciente o inconscientemente. Así es como todos nos relacionamos con todo lo que nos rodea. Sólo nos sentimos cómodos cuando todo a nuestro alrededor está en equilibrio. En todo momento, todo lo que deseamos es alcanzar un equilibrio con las fuerzas que nos influencian. Nuestra única aspiración es neutralizarlas.

Pregunta: ¿Está deseo de equilibrio es bueno o malo?

Mi respuesta: No es ni bueno, ni malo. Es una ley de la Naturaleza que todos aplicamos, ya sea consciente o inconscientemente. Sin embargo, al movernos del modo inconsciente de equilibrarnos al modo consciente, revelamos las fuerzas que nos afectan, incluyendo la principal fuerza que es el Creador. De esta forma alcanzamos la comodidad absoluta.

Pregunta: ¿Entonces, por qué no logramos el equilibrio, a pesar de que constantemente lo estamos buscando?

Mi respuesta: En la vida, la regla es que cada vez que quiero alcanzar un equilibrio, revelo un mayor nivel de desequilibrio. Una persona que desea cien onzas de placer empieza a desear doscientos gramos una vez que obtuvo los primeros 100, para después desear cuatrocientos gramos. Por consiguiente, nunca logra el equilibrio y sin cesar siente la carencia. Las fuerzas de atracción y repulsión nunca están en equilibrio.

Esta ley gobierna nuestras vidas. Examinemos la enfermedad, por ejemplo. Digamos que tengo la presión arterial elevada. ¿Qué significa esto? Significa que mi sistema interno no puede mantener el equilibrio con la presión externa. Por lo tanto, tendré que tomar un medicamento para equilibrarla.

Encima de nosotros hay un peso de columna atmosférica de ochenta kilómetros de alto, por lo que hay toneladas de presión sobre nosotros. Pero, en nuestro interior existe una presión similar que la equilibra. De otra forma, nos aplastaría. Así es que todo lo que existe en la Naturaleza, en todos Sus niveles, está equilibrado. Y cuando observamos un desequilibrio, se revelan los pasos que son necesarios para alcanzar el equilibrio.

(Tomado de la lección sobre el artículo de Baal HaSulam, La Libertad, impartida el 6 de marzo de 2009)

Ver la lección (00:55:51)

Escuchar la lección (00:55:51)

No necesitaremos los excedentes en la sociedad del futuro

ventureRecibí una pregunta: Cuando usted estaba explicando los principios de corrección, dijo que una organización debería conservar sólo el mínimo necesario para su sustento y transferir las ganancias a una cuenta mancomunada que perteneciera a toda la población. Esta cuenta acumularía una gran cantidad de dinero. ¿En qué se utilizaría este capital?

Mi respuesta: Al asumir este acercamiento, el mundo alcanzará el equilibrio con la Naturaleza, porque no consumirá más que lo necesario, y no tomará excesos de la Naturaleza. Lo que sea que reste será llenado con la espiritualidad. Eso significa que la persona tendrá tiempo libre, un buen salario, un auto, etc. Y además, tendrá relaciones correctas con otras personas y la Naturaleza en los niveles, inanimado, vegetativo y animado. Por consiguiente, no va a romper el equilibrio ecológico de la Naturaleza. En lo relativo a las otras personas, consumirá solo lo que necesite para llevar una vida normal y en lo relativo  a toda la Naturaleza, toda la humanidad hará lo mismo.

Si existe un equilibrio con la Naturaleza, no se presentan anomalías ecológicas. Los problemas de salud también dejan de existir -tanto los provenientes del interior, esto es, del nivel animal, como aquellos que provienen de influencias externas. Puesto que las personas estarán en equilibrio, no habrá excedentes, puesto no quedará ningún resto. Si cada quien consume lo que necesita para la existencia, no tendremos que trabajar veinte horas al día, contaminando el ambiente,  y no tendremos el problema de no saber qué hacer con los excedentes. Sencillamente no existirían.

Todos vivirán su vida justamente, sin desear nada para sí mismos. Si tengo todo lo que necesito y mi mente está ocupada en la espiritualidad, entonces estaré en el mundo espiritual y lo disfrutaré. Pero, antes, para disfrutar, no tenía más que varios kilos de carne que tenía que congelar. El excedente sólo es necesario únicamente cuando todos los demás no tienen lo que necesitan. Pero, si se abastece a todos con lo necesario, no van a necesitar nada más de la Naturaleza. Cuando la humanidad se una como una sola persona, va a interactuar con la Naturaleza exclusivamente basándose en la necesidad.

Así es como actúa un cabalista: consume lo que necesita para su existencia física y consagra el resto al trabajo espiritual. De hecho, eso es lo único que lo satisface. Tenemos que trabajar de ocho a diez horas al día mientras existan personas necesitadas. Y si no hubiera nadie necesitado, entonces no habría nadie que  trabajara tantas horas. ¿Cuánto trabajarán las personas? Eso lo va a determinar la necesidad. ¿Y cómo se determinará la necesidad? La gente lo definirá dependiendo de su sentido de equilibrio.

De esta manera, el mundo va a alcanzar el equilibrio al igual que la población mundial. Sencillamente, no entendemos lo que es el equilibrio. El equilibrio es cuando «el caballo» (la criatura) corre con «el jinete» (el Creador) y no existe tensión o diferencia entre ellos.

(Tomado de la lección sobre el artículo de Baal HaSulam, Un precepto, impartida el 8 de marzo, 2009)

Ver la lección (00:53:26)

Escuchar la lección (00:53:26)

La religión es sólo un marco cultural en nuestro mundo

holdRecibí una pregunta: Como estudiante de Cabalá, me encuentro cuestionando mi religión (Cristiana), pero mi fe en Dios está aumentando. Quisiera conservar mi vida religiosa pero tengo el impulso de convertirme al Judaísmo. Es un asunto muy serio cuando se considera desde el punto de vista cristiano. Le ruego me indique lo que piensa.

Mi respuesta: El alcanzar la meta de la creación no tiene relación alguna con la religión. Las religiones no son otra cosa que el marco cultural de una determinada sociedad. En ese sentido, pueden continuar existiendo, pero todo lo que está por encima de ellas, sólo puede alcanzarse con el método de la Cabalá.  Lo anterior se aplica a cualquier persona, sea religiosa o no.

Las personas por lo general abandonan la religión cuando empiezan a alcanzar a la Naturaleza, el Creador. Más adelante, cuando observan que la religión no es más que un marco en nuestro mundo, como un club social, vuelven a observar su religión físicamente.

Material Relacionado:

El verdadero origen de las religiones

¿Por qué la religión está en contra de la Cabalá?

Religión

¿Qué ocurrió en la antigua Babilonia?

conceptRecibí una pregunta: ¿Cómo es posible que la gente que vivió en la antigua Babilonia, quienes tenían atributos que les permitían percibir los Mundos Espirituales, de pronto se convirtieron en egoístas y se desconectaron de nuevo? ¿Significa eso que el proceso de desarrollo espiritual de una persona es reversible e incluso un cabalista avanzado quien ha desarrollado el punto en el corazón puede degenerar al nivel animado de nuevo?

Mi respuesta: El grupo de babilonios se elevó a la corrección total, pero después, con el propósito de transmitir su conocimiento y método al mundo, cayó de su nivel espiritual. Eso ocurrió para que ellos se volvieran iguales a toda la gente que vivía en el mundo. Hoy en día, este grupo de babilonios está revelando a toda la humanidad, las reglas y el método para controlar nuestro mundo, para que todos logremos alcanzar el nivel del Creador, el nivel más elevado de la Naturaleza. ¡Está responsabilidad es su elección!

Material Relacionado:

Cualquiera que aspira al Creador se puede c0nvertir en Israel

Podemos salvar a Israel

Jerusalén y su profundo significado (00:29:21)