entradas en '' categoría

Los bancos no deberían poder emitir dinero a su antojo

laitman_2009-03_4166Comentario sobre noticias (de The Guardian): “Dinero por nada” Los bancos deberían ser depositarios de nuestro patrimonio y no tener la libertad de emitir dinero a su antojo. Deberíamos tomar muy en serio la reforma monetaria.

Nada en el extenso comunicado del G20 sugiere que estén preparados para examinar las causas subyacentes de la crisis financiera. Una de ellas en particular es el profundamente erróneo mecanismo de la creación del dinero.

Herman Daly escribió recientemente: “Ciertamente, yo apoyaría un cien por ciento las reservas obligatorias de los bancos (gradualmente establecidas). Todos los bancos deberían ser intermediarios financieros que presten el dinero de los ahorradores, no máquinas de fabricar dinero de la nada y prestarlo con intereses”.

El argumento de Daly para avanzar hacia una firme economía de estado, justa y sustentable, ofrece una solución amplia a la crisis actual.

El efectivo representa únicamente un 3% de la reserva de dinero. El resto existe sólo como registro en el libro mayor electrónico de los bancos.

Si los bancos pueden crear dinero electrónico según su voluntad por medio del proceso del fraccional de reserva bancaria, ¿por qué no podría hacer lo mismo una autoridad central democráticamente responsable?… los bancos centrales deberán determinar la cantidad de dinero fresco no respaldado por efectivo. Bajo su esquema, los bancos centrales acreditarían dinero fresco al gobierno como ingreso público que posteriormente se pondría en circulación.

Bryan Gould dijo, “Sólo los gobiernos tienen la capacidad y el deber de actuar en beneficio del interés general”, en lo que respecta a la cuestión de dinero.

El objetivo de una política monetaria debería ser asegurar que la oferta de dinero refleje con exactitud la cantidad de riqueza real que se crea en la economía y que es suficiente para proveer fondos para nuevas inversiones en negocios reales conservando la economía operacional.

Material relacionado:

Un mundo sin dinero
¿Cúal es la apuesta más segura para ahorrar dinero en tiempos de crisis?
La unidad con el propósito correcto puede estabilizar el sistema bancario

¿Soy un místico o un profeta?

save1Recibí dos preguntas sobre mi persona:

Pregunta: ¿Es usted un místico?

Mi respuesta: Soy un hombre racional y realista. El misticismo nunca me ha atraído. Aunque tenga sentimientos que parecen “místicos”, los tengo porque los he alcanzado yo mismo. Esta es una sensación del Creador, una sensación de cruzar, una sensación de comunidad, de una sola fuerza y un campo de amor. Todo eso es mío. Esa es mi realidad porque la vivo y la respiro. Por consiguiente, para mi no se trata de misticismo, sino del despliegue de un mundo más amplio. Así pues, puede llamarme “místico” si lo desea, pero para mi significa alcanzar un campo de visión más elevado y amplio, en donde la comprensión no es misticismo.

Pregunta: ¿Es usted un profeta?

Mi respuesta:
Las personas con frecuencia me hacen esta pregunta. Para mí, una sensación espiritual no es profecía, sino la realidad en la que vivo. Y si usted me preguntara, “¿Qué ocurrirá mañana?” le diría sin lugar a equivocarme, “No lo sé”. Y ninguno de los profetas lo sabía. Ellos sencillamente decían, “Si usted no hace lo que se supone que tiene que hacer, entonces las cosas se van a poner mal para usted”. Y, ellos podían describir “el mal” que ocurriría porque conocían las leyes de la Naturaleza y lo que pasaría si la gente no cumplía con ellas. Eso es a lo que ellos se referían.

“Pero si ustedes se comportan debidamente”, explicaban, “entonces toda esta maldad se transformará en bienestar. Nosotros, los profetas no sabemos lo que realmente ocurrirá. Nosotros les hablamos sobre el plan de la Naturaleza (o el Creador) y el resto depende de ustedes”. Yo tampoco sé lo que realmente sucederá en el futuro. Depende de nuestra elección: qué camino vamos a elegir para llegar a la meta originalmente fijada, que es la equivalencia con el Creador.

Material relacionado:

Usted es el único que puede encontrar la verdad
Los profetas son aquellos que nos ayudan a encontrar la salida del laberinto

¿Por qué ha llegado la hora de implementar el principio, “Ama a tu prójimo”

connectRecibí esta carta de mi estudiante, Michael Chernikovsky, sobre el estado actual de la humanidad:

Al fin pude captar la idea general de la Cabalá:

1. La diferencia entre el hombre y los animales es la capacidad del hombre de absorber los deseos de la sociedad que lo rodea. Él hace suyos estos deseos y a su vez transfiere sus deseos a la sociedad.

2. Esto crea un sistema de retroalimentación positiva que en principio es inestable. En los sistemas de niveles inferiores, como serían los biológicos, esta clase de influencia mutua no existe, por lo cual estos sistemas son estables.

3. Hasta el día de hoy, la sociedad humana estaba “abierta”. Por lo tanto, las alteraciones emigraban al ambiente exterior y se desvanecían allí.

4. Hemos llegado a un escenario en que la sociedad se ha tornado “cerrada”. Los sistemas cerrados con retroalimentación positiva se vuelven caóticos. Es lo que presenciamos hoy en día.

5. Sin embargo, junto con la enfermedad, la Naturaleza nos ha recetado la medicina. Si empezamos a mostrar amor y cuidado entre nosotros, en lugar del consumo desenfrenado, entonces el mismo mecanismo de realimentación positiva estabilizará el sistema, sacándolo del caos y llevándolo a la armonía. Esto es, de hecho, la única solución porque cualquier regulador exterior se volverá inútil, ya que estos deseos crecen mutuamente.

6. “Ama a tu prójimo” no es una idea novedosa. En diferentes épocas, la humanidad ha intentado construir sociedades basadas en este principio. Pero, debido a la “apertura” de la sociedad siempre fue posible escapar del ejemplo positivo. Hoy en día, sin embargo, hemos alcanzado un punto en donde no tenemos adonde huir. Por lo tanto, ha llegado el momento de implementar el principio, “Ama a tu prójimo”.

Material relacionado:

Amar a tu prójimo es la condición que la naturaleza nos ha asignado
Cabalá explica el surgimiento de la materia del universo y de los seres creados

Hemos atravesado por miles de años de sufrimiento para llegar a una sola conclusión

aboveLa humanidad ha existido en este mundo durante miles de años y todas las reencarnaciones que hemos experimentado han sido necesarias para que finalmente nos demos cuenta de una sola cosa: que el deseo egoísta que nos esforzamos por satisfacer, al que le dedicamos cada momento de nuestras vidas, encarnándonos una y otra vez, no puede llenarse nunca.

Los seres humanos nos hemos ido aproximando a este descubrimiento en el transcurso de nuestras vidas, de una generación a la siguiente, sólo para sentirnos desilusionados cada vez, para darnos cuenta que, “Cada vez que perseguimos algo, lo disfrutamos durante un segundo y después el placer se desvanece”. Esta experiencia ha ido creciendo en cada persona y en nuestra generación hemos llegado a la conclusión que no queda nada más que perseguir. Por eso la gente está deprimida, por esta razón existe el terrorismo, el divorcio y la desilusión generalizada. Todo esto proviene de la incapacidad de la gente de alcanzar una satisfacción por sí mismos.

Y hoy en día descubrimos algo suplementario: que no podemos obtener satisfacción por medio de las conexiones entre nosotros. Las conexiones incorrectas entre nosotros no nos permiten ni comerciar o negociar. De hecho, estas conexiones nos impiden satisfacer incluso nuestras necesidades básicas materiales. El día de hoy, el problema ni siquiera es la falta de placer, sino que nos falta lo esencialmente necesario para la supervivencia, la vida. Es hasta aquí que nos traído nuestro desarrollo.

Todo lo anterior nos obliga a concluir que no vale la pena que trabajemos para nuestro egoísmo. Sólo lleva a la persona a la desilusión para que se pregunte, “¿Cuál es el propósito de mi vida?” Y si con esto no logramos el objetivo, entonces el sufrimiento será mayor, por ejemplo una hambruna, que ayudará a la gente a alcanzar la conclusión correcta.

En cualquier caso, el vacío que una persona experimenta dentro de su deseo de recibir placer es el punto inicial desde el cual puede iniciar su desarrollo espiritual.

Material relacionado:

Preguntas sobre faraón nuestro egoísmo- avanzado
El juego de la vida tiene nuevas reglas
La comodidad solo puede lograse corrigiendo el egoísmo