entradas en '' categoría

Lección diaria de Cabalá correspondiente al 11 de noviembre

Preparación a la lección diaria de Cabalá

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Carta 40, 1927, Escritos de Baal HaSulam

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Lección 8, punto 19, Prefacio a la sabiduría de la Cabalá

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Lección 8 del artículo de Baal HaSulam La sabiduría de la Cabalá y su esencia

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

La máquina de vapor: podemos aprender de ella el movimiento espiritual efectivo

laitman_2008-12-18_shest_w[1]La máquina de vapor nos proporciona una imagen muy vívida de la conexión a la Fuente y aunque ahora ya no existan, podemos recordarlas por su estruendo, sus válvulas golpeteando con la salida del vapor, los pistones en movimiento y toda esta ruidosa maquinaria construida para mover una rueda. Muchos logros de la humanidad se basaron en esta genial invención: una máquina que hace girar una rueda a la cual se pueden conectar otras cosas. Se utilizó el movimiento derivado para crear el automóvil, el barco, el avión, el molino y muchas otras maquinarias.

Todo al principio de la era industrial se construyó basándose en las máquinas de vapor. Tan sólo últimamente hemos pasado a los instrumentos electrónicos, basados en el movimiento de los electrones y no en los componentes mecánicos.

Si te enganchas a la rueda que gira y estás conectado a ella mediante la cinta activada por la energía, podrás moverte. O sea, todo nuestro trabajo consiste en conectarnos a esta rueda y asirnos a la cinta. Porque nuestra alma recibe todo del Creador incluyendo la nutrición, el desarrollo y la modificación de los estados. Pero nuestra capacidad de engancharnos a Él determina la velocidad en que todo sucederá en nosotros.

Es como manejar un automóvil de velocidades en el que constantemente hay que cambiar la velocidad con la palanca de cambios para determinar el nivel de conexión con el motor: se puede elegir revoluciones bajas, altas, más altas y hasta más.

Así es como podemos conectarnos con el Creador a lo largo de los 125 niveles de ascenso espiritual, al determinar la velocidad en la que podemos estar conectados con Él en unidad y una creciente equivalencia de la forma. Cambiamos la velocidad con la palanca para aumentar la velocidad cada vez más hasta alcanzar el nivel 125. Así es como nos transformaos y nos acercamos a la Fuente.

(Extracto de la lección sobre la Carta de Baal HaSulam, correspondiente al 11 de noviembre 2009)

Material Relacionado

 De la lección sobre los  escritos de Baal HaSulam, Carta 40, 11/11/2009

Ascender hacia el creador a lo largo de los grados del deseo

El violín que interpreta la melodía del creador

El espectáculo de la vida y su director

Aprender a caminar en el Mundo Espiritual

Laitman_200908_2939_thumb[1]Cuando enseñamos a un niño a andar, lo ponemos de pié y lo estimulamos a dar un paso y otro, y otro más. Pero, en nuestro desarrollo espiritual no podemos dar ni siquiera un paso por nosotros mismos. El Creador nos pone de pié y nos sostiene para que podamos caminar, pero nos asustamos y no entendemos nada. Nos quedamos sencillamente sin poder dar ni un solo paso adelante.

La razón es que cada paso adelante en la espiritualidad va en contra de nuestra naturaleza y por lo tanto, no entendemos cómo hacerlo. Ningún esfuerzo nos ayudará en este aspecto. Sólo nos queda pedir al Creador que nos muestre cómo hacerlo y que nos dé la mentalidad y las fuerzas para actuar como Él.

Por consiguiente, lo único que tenemos que hacer es Pedírselo. El Creador no necesita que realicemos ninguna acción por nuestra cuenta. Él sólo necesita que entendamos que tenemos que aprender cómo ser similares a Él. Quiere que le pidamos Su ayuda, porque así tendremos una conexión con Él.

Durante todo el camino que debemos pasar, nunca  podremos dar ni un solo paso por nosotros mismos porque, cada paso nos lleva más arriba, a un nuevo mundo y  para eso   no tenemos un deseo y además nos hace falta la pantalla y la Luz necesarias.

Únicamente descubrimos nuevos estados y nos encontramos enfrentando un dilema: correr de vuelta a nuestra vida terrenal, o pedir al Creador que nos ayude a avanzar.

Todo lo demás que necesitamos para progresar ya ha sido preparado desde Arriba – todo menos tu petición.

Pero no es tan fácil llegar al momento de hacer esta petición. Parece sencillo pero aquí es en donde todos se estancan.

(Extracto de la Preparación a la lección del 11 de noviembre 2009)

Material Relacionado

De la preparación de la lección, 11/11/2009

Una plegaria esencial

No serás tu quien termine el trabajo

Un Tsunami misericordioso que envía el Creador

laitman_2009-05-28_0059_w[1]Vivimos en una época en la que cada uno de nosotros debe, de una u otra forma, revelar al Creador y elevarse por encima de su egoísmo. Se trata de un proceso colectivo en el que todos tendremos que elevarnos por encima del egoísmo y nadie podrá permanecer en ese estado.

El mundo ya no está dividido en naciones separadas porque está surgiendo un despertar global. Al principio ocurrirá a través de los sufrimientos y después por nuestra aspiración voluntaria hacia Arriba. Es un movimiento ondulante que a la larga nos absorberá. Mientras se desenvuelve el proceso del despertar, las ondas chocan debido a la interferencia ocasionando efectos secundarios.

 Los cambios van a pasar de repente y muy de prisa. El mundo hoy en día es como un volcán que puede explotar a cada momento. En estas condiciones los momentos de calma deberían alertarnos aún más.

Encontrar la manera más atractiva de explicar a la gente lo que sucede ayudará a la humanidad a hacer la transición de la existencia egoísta a las relaciones y conexiones globales. Por eso es tan importante la diseminación de los conocimientos sobre la Cabalá. Esta es nuestra obligación, porqué sólo de esta manera podemos escapar a los sufrimientos que se parecen a los dolores del parto.

Si entendemos la situación actual, estaremos preparados para cambiar nuestra actitud frente a lo que sucede. Vamos revelar que el Creador está a nuestro lado y nos muestra que este mundo es sencillamente el opuesto al mundo espiritual. Pero la transición al mundo espiritual depende de nuestra decisión de cambiar nuestra actitud mental egoísta, por su opuesto.

(Extracto de la Preparación a la lección, correspondiente al 10 de noviembre 10, 2009)

Material Relacionado:

 De la preparación de la lección, 10/11/2009

La revelación del creador es un llamado de la época

Nos han dado todas las condiciones y los medios

La época de la liberación.

photo_rav_gh70_289[1]Este tiempo es la época de la liberación del egoísmo, la era de la revelación del Creador.  Tenemos que actuar como si esta revelación pudiera suceder en cualquier momento porque no importa con cuánta anticipación lo planeemos, la espiritualidad siempre ocurre espontáneamente.

Momentos antes del éxodo de Egipto, nadie pensaba que era posible lo que iba a suceder. El Creador de pronto dijo: “Será esta noche”. Y de inmediato debes sumergirte en la oscuridad y huir.

La “oscuridad de Egipto” es el concepto cualitativo que simboliza la ausencia del Creador. Nada tiene que ver con los sufrimientos físicos. El dolor y el sufrimiento corporal son los precursores para despertarnos de nuestra batalla y competencia egoísta y elevar nuestros pensamientos por encima de nuestras vidas materiales.

¿Pero, el sufrimiento puede realmente despertar al ser humano en nosotros y provocar que entienda lo que ocurre y hacia donde nos lleva el destino? El hecho es que necesitamos la Cabalá para tomar consciencia. Sin ella, continuaremos sufriendo por décadas antes que entendamos la verdadera razón y el propósito de nuestros problemas.

Por eso es tan importante la diseminación de la Cabalá.

(Extracto de la Preparación a la lección, correspondiente al 10 de noviembre 10 2009)

Material Relacionado:

Desde la preparación de la lección, 10/11/2009

Diseminar es asociarse con el creador

Nos han dado todas las condiciones y los medios

5 minutos de luz- El próximo paso está en nuestras manos

Cuando el hombre recibe alguna señal de algo bueno o malo, algo que tiene que ver con su vida, no importa qué, pero si este gesto le llega junto con un pensamiento sobre el estado espiritual, un acto espiritual, la meta espiritual, algo que tenga la mínima conexión con la espiritualidad, entonces no importa en qué forma lo reciba –bien, mal, puede que se encuentre en casa, en mitad del trabajo, en la calle, no importa qué, algo le llega junto con el pensamiento sobre la meta espiritual, no importa lo que sea-, entonces es una señal de que el Creador, el Superior, el escalón más alto ya realizó el ZIVUG DE HAKAÁ (copulación de impacto), y que el Superior le está bajando Su mitad, Su AJAP, y que ya uno tiene con qué trabajar. Ver Su ejemplo, procesarlo, conectarse a ese modelo, realizarlo. Y si se conecta al Superior y realiza la acción correspondiente a ese despertar, entonces el inferior que impulsa al Superior, gana también.

(Extracto de la lección diaria de Cabalá 08.11.2009)