entradas en '' categoría

Nuestra copa permanece vacía para no detenernos en el camino

laitman_2009-07_0211El orden inverso de los Kelim y las Luces es un principio muy importante porque nos obliga a alcanzar la perfección. Resulta que efectuamos tantas acciones en todo el sistema, pero sentimos que después de todo lo que hemos hecho, no recibimos nada.
¡Cuánto más trabajamos más vacíos nos sentimos!

Entro en la sala del tesoro, lleno la copa con monedas de oro pero cuando salgo, todo el oro se ha ido. Así pues, trabajo más, pero a cada vez veo que me quedo sin nada. Un millón de veces entro y salgo de la sala del tesoro con mi copa llena de oro pero aún no tengo nada.

El hecho de que esto suceda, me permite, en primer lugar, trabajar desinteresadamente y en segundo lugar, desarrollar cada vez más mis deseos. Al final, alcanzaré la perfección después de la última incursión a la sala del tesoro, cuando ya haya vaciado todo lo que había allí y no quede nada más que llevarme.

Hasta entonces todo está preparado de tal modo que nos permita trabajar cada vez más y recibir cada vez menor recompensa.

(Extracto de la lección sobre  El Prefacio a la sabiduría de la Cabalá, correspondiente al 24 de noviembre 2009).

Material relacionado:

A la espiritualidad sólo hay un paso
¿Cómo comenzará la sociedad del futuro?

Continuaremos aspirando hasta alcanzar el Infinito

v_okno_100_wpCuando el Partzuf AB pide a Galgalta la Luz, despierta un deseo suplementario en Galgalta.  Con su ayuda, Galgalta atrae una Luz más poderosa de lo que atraería  por sí mismo. El más bajo de todos los Partzufim producirá la Luz más poderosa, Yejidá, en Galgalta, y recibe la Luz más tenue, Nefesh de-Nefesh.

La Luz de Ruaj es algo totalmente nuevo comparado con la Luz de Nefesh; como una flor comparada con una piedra: la primera está viva, mientras que la segunda es inanimada. Sin embargo, AB no sabe nada sobre esto y no lo siente. Recibirá todo sólo hasta su regreso arriba.

Cuando ascendemos de abajo hacia arriba, reunimos toda la Luz que despertamos en los Partzufim Superiores. Cuando ascendemos al Mundo del Infinito tenemos toda la Luz de NaRaNJAY.

Hasta el final de la corrección (Gmar Tikun) existe una ley operativa de la correlación inversa de Luces y Kelim. Por lo tanto, cada Luz no está en su lugar, ni en su propio Kli. Sólo cuando los diez Sefirot de la Luz Directa y los diez Sefirot de la Luz Inversa se unan completamente de arriba hasta abajo en un solo y infinito Kli, HaVaYa, con la Luz Or Joser de abajo hasta arriba, entonces las Luces ocuparán sus lugares y cada uno recibirá toda la Luz que despertó y atrajo en algún momento y lugar, en cualquier otro lugar del Partzuf.

Cada persona participará en todas estas acciones y empezará a sentirlas. Cada quien adquirirá su infinitud. ¡Y esto le sucederá a cada persona!

Pero, hasta entonces, las Luces nunca se encuentran dentro en su propios Kelim y por lo tanto el placer que sentimos siempre será incompleto. Eso continuamente despertará un deseo que empuja a cada persona a aspirar al Infinito.

(Extracto de la lección sobre El prefacio a la sabiduría de la Cabalá, correspondiente al 24 de noviembre 2009).

Material relacionado:

Permanecer en camino de tres a cinco años
Nosotros mismos no sabemos cuánto hacemos

Lección diaria de Cabalá correspondiente al 24 de noviembre 2009

Preparación a la lección de Cabalá
Descargar: WMV Video | Audio

Carta No. 46, 1927, de Baal HaSulam
Descargar: WMV Video | Audio

Lección 16 sobre el Prefacio a la sabiduría de la Cabalá, Punto 37
Descargar: WMV Video | Audio

Lección 2 sobre el Artículo Cuerpo y alma
Descargar: WMV Video | Audio

El Libro del Zóhar – Capitulo Noé, punto 482
Descargar: WMV Video | Audio

El Creador enseñará al alma la sabiduría secreta

laitman_2009-08_2936El Zóhar: El alma le dice al Creador: “Revélame los secretos de la Sabiduría Superior. Dime, ¿qué Ves y cómo Gobiernas el Mundo Superior? Enséñame la sabiduría secreta que nunca antes conocí o aprendí para que no me sienta avergonzado al caminar en los Niveles Superiores”.

La frase El alma le dice al Creador, indica que la persona ya ha alcanzado la conexión con la Fuerza Superior y por consiguiente siente la forma en que el Creador actúa y lo despierta. Revélame los secretos de la Sabiduría Superior, es una petición para saber cómo puedo alcanzar la Luz que me corregirá, para que pueda revelar todo el Sistema Superior.

Revelamos todo dentro de nuestro deseo. Nada fue creado además de este deseo y, por lo tanto, es el lugar en donde todo se revela, incluyendo este mundo y el mundo por venir, el Creador, la creación, los mundos y todos los niveles espirituales. Todo ocurre dentro del deseo y nosotros solamente podemos ascender al corregirlo.

Dime, ¿qué Ves y cómo Gobiernas el Mundo Superior? En este punto podríamos preguntarnos: ¿por qué el alma siente tanta curiosidad? Es porque conocer al Creador es lo mismo que otorgarle, como está escrito, “Conoce a tu Creador y sírvele”.  Nuestro objetivo es llegar a conocer todo el universo en el nivel del Creador y llegar a ser igual a Él en todo aspecto.

Por eso el alma pide, Enséñame la sabiduría secreta que nunca antes conocí o aprendí. Ascendemos a niveles superiores con la ayuda de la Luz que Reforma y en cada nuevo nivel, la persona tiene que revelar un nuevo deseo interior por alcanzar la sabiduría secreta, la sabiduría de cómo utilizar todas tus cualidades para otorgar al prójimo.

(Extracto de la lección sobre, El Libro del Zóhar correspondiente al 24 de noviembre 2009).

Material relacionado:

El Libro del Zohar nos conduce al Mundo Superior

Que no se nos expulse de las puertas del Mundo Superior

laitman_2009-07_0181El Zohar: La persona que va a ese mundo sin haber alcanzado los secretos de la Torá, aunque tenga a su favor numerosas obras buenas, es expulsado de las puertas del Mundo Superior.

“Este mundo” es lo que sentimos ahora mismo y el “mundo por venir” (Olam HaBa) es nuestro siguiente estado. Todo se revela de acuerdo al deseo de uno. El deseo de uno puede cambiar naturalmente, por medio de Reshimot que lo hacen más egoísta; o puede ser corregido por nuestro trabajo con el grupo y la Luz Circundante.

Si yo no  me corrijo, entonces, para mi, todas las puertas a la sensación espiritual permanecerán cerradas. Yo no puedo sentir el mundo espiritual sin preparar mis deseos y Kelim para ello, sin corregir el egoísmo al otorgamiento. ¡Así es como puedo abrir las puertas!

La persona que va a ese mundo sin haber alcanzado los secretos de la Torá (lo cual es posible sólo mediante el estudio de la Cabalá para recibir la Luz en los deseos corregidos de uno), aunque tenga a su favor muchas obras buenas (como las definirían muchas personas de nuestro mundo) es expulsado de las puertas del Mundo Superior (es decir, la persona no tendrá la oportunidad de sentir y entrar al mundo eterno).

En el sendero espiritual, esto sucede a cada paso del camino al ir pasando de un estado a otro. Solamente se puede avanzar revelando secretos: lo que está oculto para ti ahora mismo. Todo sucede dentro de tu deseo. Tu deseo y sensación presentes se llaman “este mundo” y un deseo y sensación más corregidos se llaman “el mundo por venir”.

(Extracto de la lección sobre, El Libro del Zóhar correspondiente al 24 de noviembre 2009).

Material relacionado:

El Libro del Zohar es como un río que fluye desde al Jardín del Edén

La sabiduría que una persona necesita

42_100_wpEl Zóhar. La sabiduría que una persona (toda persona sin excepción) necesita es conocer y ver los secretos del Creador, conocerse a sí mismo, cómo nació, de dónde viene y hacia dónde se dirige, cómo puede corregirse y lo que le espera cuando se presente en la corte del Rey del mundo.

Tenemos que alcanzar al conocimiento, como está escrito, “Y Adam conoció a Java”. El conocimiento se alcanza cuando te unes con el Creador, uniendo así las únicas dos cosas que existen. Por consiguiente, alcance o conocimiento se forman cuando la Luz de Jojmá se viste en la Luz de Jasadím, en los deseos corregidos de uno (Kelim). Esta es la verdadera unidad.

Cuando un Partzuf espiritual recibe Luz en su interior, esta Luz se llama la Luz del Conocimiento. Esto es tanto sabiduría como misericordia, la Luz de Jojmá y la Luz de Bina, la Luz de recepción y la Luz de otorgamiento unidas.

Si yo deseo integrar mi alma en Maljut, la suma de todas las almas, la única creación que fue creada, conocida como el alma de Adam, entonces mi deseo de estar unido con todos me hace ser parte de Maljut. Maljut eleva este deseo al nivel de Daat (conocimiento) y entonces Aba e Ima (Padre y Madre, Jojmá y Bina) me dan este conocimiento. Así es como opera el Mecanismo Superior.

(Extracto de la lección sobre El Libro del Zóhar correspondiente al 24 de noviembre 2009, capítulo La sabiduría que una persona necesita).

Material relacionado:

El Libro del Zóhar nos muestra el camino a un pozo de agua viva


El Libro del Zóhar sólo puede ser comprendido en la unidad

laitman_2009-11-06_zohar_tv_8165_wCuando estudiamos El Libro del Zohar, tenemos que recordar que fue escrito por un grupo de cabalistas y por lo tanto, y de la misma forma, sólo puede ser comprendido dentro de un grupo. Para entender este libro debemos primero unirnos, encontrar las conexiones entre nosotros e intentar revelar estas conexiones con la ayuda de este libro.  Podremos revelar este libro únicamente dentro de la conexión entre nosotros.

Todo de lo que habla El Libro del Zohar está entre las almas, entre nosotros. Si deseamos otorgarnos, estos deseos se convertirán en nuestras almas y en su interior, dentro de la conexión entre las almas, revelaremos al Creador, la Luz que nos conecta.

El Libro del Zohar nos dice cómo podemos revelar la Luz Superior: se revela dentro de la intención del otorgamiento y el amor. Por eso es que prepararse para el estudio y consagrarse a El Libro del Zóhar es lo mismo que prepararse para adquirir el atributo de otorgamiento y amor, el pensamiento de unidad, garantía mutua y “amar al prójimo como a ti mismo”. Estamos preparándonos para alcanzar este estado, para revelar la Luz de otorgamiento y amor. Esto es lo que El Zóhar nos ayudará a lograr.

Esta es exactamente la razón por la cual la Cabalá se revela en nuestros tiempos: para ayudar a la humanidad a alcanzar esta cualidad. Pero ocurrirá solamente en la medida que tomemos consciencia que es indispensable.
(Extracto de la lección sobre, El Libro del Zóhar correspondiente al 24 de noviembre 2009).

Material relacionado:

La influencia particular del Libro del Zohar
Estudiar el Libro del Zohar con el Rabí Shimon y su grupo
5 minutos de luz- “El libro del Zohar: Boleto de entrada para la Espiritualidad”

“Y construyeron una torre con la cúspide en los cielos”

bridge.jpg_thumbEl Zóhar. Y el Creador dijo: “Ahora todo el mundo tiene un mismo lenguaje y un discurso en común”. Y vinieron del Oriente, desde los remotos días del mundo.

Y descubrieron cómo utilizar la sabiduría secreta de los primeros hombres, la generación de la inundación, para que no tuvieran que someterse al Creador. Y se construyeron una ciudad y una torre.

“Vengan, vamos a edificarnos una ciudad, con una torre con la cúspide en los cielos.” Decidieron actuar de conformidad con su ego y regir en todo hasta los cielos. Esto es totalmente contrario a elevarse sobre del ego de uno para revelar al Creador y la vida en el Mundo Superior

Ahora todo el mundo tenía un mismo lenguaje y un discurso en común. Esta era la situación en Babilonia. Aunque eran egoístas, su ego era tan pequeño y subdesarrollado que vivían como un solo pueblo, en total acuerdo, como si hablaran un solo lenguaje.

Y puesto que todos tenían un solo corazón y un solo deseo y hablaban el lenguaje sagrado (el lenguaje del otorgamiento y el amor), tenían la capacidad de lograr todo lo que se proponían. Y no había nadie que pudiera impedírselos.

Estas personas son opuestas al Creador y no quieren tener que ver nada con Él, pero como estaban vinculados por lazos de amor, eran invencibles. Eran como una banda de criminales que son amigos fieles y se cuidan entre ellos hasta su cruel final. Su conexión es verdadera y leal, pero su meta es egoísta: construir una ciudad con una torre.

No emplean su conexión para volverse semejantes al Creador, sin embargo, crearon su conexión con base al atributo de otorgamiento, que la hace indestructible. De esto es de lo que se queja el Creador.

Esta conexión es igual y opuesta a Él y por esto precisamente la gente tenía que alcanzarla. Es para que la despedacen y la recreen una vez más, pero esta vez a semejanza de Él.

Es muy similar a la situación que vive el mundo hoy en día. Es lo mismo que si ahora decidiéramos liquidar la crisis y rechazáramos todos los intereses egoístas estableciendo una conexión entre las naciones, sin embargo, lo hiciéramos sin pensar en el Creador o la meta de la creación. Regresaríamos al estado de la Antigua Babilonia. Ahora descubrimos que el mundo es global, que todos estamos interconectados y que tenemos que tratarnos bien, de lo contrario nos destruiremos. Sin embargo, si empezamos a establecer buenas relaciones entre nosotros sin pensar en cómo conectarnos a la Fuerza Superior y sin el objetivo de lograr la meta de la creación que es revelar al Creador, esto nos llevaría a la auto aniquilación, tal como ocurrió en la Antigua Babilonia.

El Creador nos dispersaría como Él lo hizo en Babilonia cuando Él mezcló los lenguajes (es decir, cuando el egoísmo surgió entre la gente) y las personas dejarían de entenderse entre ellas. Eso sucedería para que comprendiéramos que nuestras conexiones requieren de otro componente: el Creador. Solamente Él puede unirnos con una verdadera conexión y permitirnos sentir la vida del Nivel Superior, una vida que es perfecta y eterna.

(Extracto de la lección de El Libro del Zóhar, Capítulo Noé).

El Libro del Zóhar es un boleto para el Mundo Espiritual

lecture_thumbEs bien sabido que El Libro del Zohar es único. La razón de esto es que es el único libro con el poder de llevar a los seres humanos al mundo espiritual. Esta misión sin paralelo es lo que le ha dado fama a este libro y ha hecho que la humanidad tenga una relación muy particular con él.

La Naturaleza nos prepara una entrada muy peculiar a nuestro mundo; nacemos sin conocer nada y sin que se nos explique nada de antemano. Un niño no hereda de sus padres o de las generaciones anteriores el intelecto, las sensaciones o los recuerdos. La persona nace como una cáscara vacía y empieza a sentir el mundo como caliente, frío, luz, oscuridad, sonidos y silencio.

En un principio el bebé no siente nada. Pero gradualmente empieza a reaccionar al sonido y a la luz y después sobre esto reconoce a su madre y advierte acciones que le hacen a él. En respuesta el bebé ríe o llora y gradualmente empieza a explorar el mundo y desea descubrir lo que está sucediendo a su alrededor. Empieza a identificarse con su cuerpo y así es como va creciendo.

Comparado con esto, es sorprendente que los animales pequeños sepan todo y aprendan a sobrevivir independientemente en sólo unos cuantos días, mientras que el bebé del hombre permanece totalmente indefenso si no tiene el cuidado de los adultos por mucho tiempo. Si abandonamos a un bebé del hombre en el bosque crecería como los animales que lo rodean.

El desarrollo de un bebé humano se basa únicamente en las impresiones, los ejemplos y los modelos de comportamiento de este mundo, los cuales recibe de los adultos. La gente ha creado música para los niños, juguetes, áreas recreativas y juegos creados para enseñar a los niños a desarmar y armar objetos y distinguir los colores y los sonidos. El propósito de estos juegos es preparar al niño a vivir en nuestro mundo.

Los padres de un niño y la gente que lo rodea están listos para proporcionar todo lo necesario para que el niño crezca según las normas de su generación y el mundo en donde vive. Nuestros instintos nos dirigen a transmitir nuestro conocimiento al niño, puesto que de otra forma no estaría preparado para la vida en nuestro mundo.

Este tipo de formación es natural y no puede transformarse. No podemos proporcionar información a un ser humano conectándolo directamente a una computadora que le transfiera un conocimiento enciclopédico. No podemos sencillamente “instalar” una formación adecuada para desarrollar los sentimientos y las reacciones de un niño. Podemos lograrlo gradualmente a medida que se va moldeando su personalidad y adquiere y acumula impresiones.

Este proceso toma al menos veinte años de la vida de un ser humano. Y cuando nos convertimos en adultos, aún continuamos aprendiendo y desarrollándonos y muy a menudo terminamos deplorando el no haber adquirido más conocimientos en las etapas más tempranas de nuestra existencia.

Nuestro nacimiento y desarrollo en el mundo espiritual involucra procesos similares, pero la diferencia es que continuamos también existiendo en el mundo material, que es una especie de inconveniente. Igual que en el mundo físico, el crecimiento en el reino espiritual requiere de unos padres, entorno, juguetes, educación, una formación y explicaciones adecuadas. Si no contamos con ejemplos correctos, entonces no estaremos preparados para vivir en el mundo espiritual y por consiguiente no se nos revelará. Y aunque se revelara no seríamos capaces de reconocerlo.

Baal HaSulam escribe en el siguiente artículo, Cuerpo y alma, “El ser humano no puede existir en nuestro mundo sin tener conocimiento de él, y de igual forma, su alma no puede existir en el Mundo Superior sin tener conocimiento de éste. Además, el conocimiento del Mundo Superior en realidad sirve como una forma de percibir la vida en él”.

Si un infante es abandonado en su cuna sin atención alguna y sólo se satisfacen sus necesidades físicas, no se convertirá en nada sino en un cuerpo que vive y respira. No podemos desarrollarnos a menos que recibamos nuevas y diversas impresiones constantemente. No importa si no entendemos el significado detrás de muchas de estas impresiones, igual como un niño no entiende gran cosa de lo que le ocurre. Sin embargo, estamos llenos de estas impresiones y las empleamos para crecer. Lo mismo ocurre en el mundo espiritual. Debemos llenarnos con diversas impresiones que se originan en el mundo espiritual y que no existen en nuestro mundo.

Y es precisamente de esta forma en que El Libro del Zóhar nos influye y es la razón de que este libro sea tan especial. Cuando una persona lee o escucha este libro, empieza a transferir impresiones de un mundo más elevado y desconocido de él. No importa si entendemos, o no, el significado y el contenido; de cualquier forma nos llenamos con estas impresiones. No existe otro libro que tenga tal impacto.

Gradualmente, al progresar en el estudio de El Libro del Zohar, empezamos a recibir y acumular impresiones provenientes del mundo espiritual. Cuando esas impresiones entran en nuestro ser, hacen avanzar nuestro desarrollo en el mundo espiritual sin que siquiera tengamos consciencia de que este crecimiento se está efectuando.

Cuando leamos El Libro del Zóhar durante nuestras lecciones, yo proporcionaré las explicaciones del texto con el fin de ayudar a la persona a conectarse con su contenido. Sin embargo, la persona puede leer El Libro del Zóhar sin explicación alguna. Todo lo que se necesita es el deseo de entender y conectarse con el texto, de la misma forma que un niño ávido explora el mundo que lo rodea y no puede sentarse quieto ni un minuto por su tendencia natural de aprender todo lo su entorno. Si abrimos nuestros sentimientos, el corazón y el intelecto para absorber todo lo que fluye de este libro, igual que el niño que se empapa de todo lo de este mundo, avanzaremos en el mundo espiritual.

No tiene la menor importancia si la persona posee una mente brillante o si ha tenido problemas de aprendizaje, si es perezoso o muy trabajador, racional o emocional; todos se desarrollarán a su manera, que es lo mejor para ellos.

5 minutos de luz- «El libro del Zohar: Boleto de entrada para la Espiritualidad»

Por eso, se trata de un libro muy especial. Ningún otro libro tiene tanta influencia como el libro del Zohar. Si uno lee este libro, escucha, entiende más, o menos, o nada del todo, no importa, entonces, este libro lo llena de toda clase de impresiones, influencias, toda clase de… cosas que uno mismo no sabe pero que poco a poco, tal y como crecemos… nos toma muchos años, crecer, ¿verdad? digamos que nos toma algo como veinte años de toda una vida para crecer. Lo mismo cuando estudiemos del libro del Zohar, vamos a recibir de él, cada vez, nuevas impresiones. Y estas impresiones se grabarán en nosotros y ellas mismas ya se van a preocupar de nuestro avance.

(Extracto de la lección diaria de Cabalá 23.11.2009)