entradas en '' categoría

Ten paciencia e indudablemente te sanarás

laitman_2009-08_2939Supongamos que ahora la luz superior actúa sobre nosotros y nos eleva por encima de nuestro deseo egoísta. Después tendremos que salir por nosotros mismos.

¡La luz nos eleva y con ello escapamos de Egipto, pero cómo podemos escapar de él si se encuentra dentro de nosotros! ¡Él es toda nuestra naturaleza!

¿Entonces qué significa estar en el desierto? Este mismo Egipto vuelve ahora a mí y debo salir de cada una de sus partes.

A esto se le llama los 40 años de peregrinación por el desierto, cuando continuamente acreciento y aclaro mis deseos, como un embrión humano en el cual crece un órgano, y otro. O sea, al principio se mueve la bandera de una tribu, después la de la otra, a un lado o al otro, superando distintos obstáculos y problemas.

Es el proceso del crecimiento y desarrollo del alma, semejante al feto en el vientre materno.

Tenemos que alegrarnos de tener el libro del Zohar como un remedio para la salvación que nos cambia de día a día. Pero hasta que este remedio no empiece a actuar en su completa dimensión, no sentiremos el resultado.

Hay que trabajar pacientemente, como el enfermo al que recetaron la medicina y que tiene que tomarla cada día durante dos o tres semanas. Sólo después de ello empieza a sentir que está curándose.

Hasta entonces sólo está tomando y tomando la medicina día tras día y se siente todavía más enfermo. Igual en nuestro desarrollo espiritual.

Por eso, tenemos que tener paciencia y todo el tiempo añadir esfuerzos, a pesar de que nos parezca que la medicina no funciona. Hasta que nuestra vasija no rebosará…

(Extracto de la lección sobre el libro de Zohar, correspondiente al 07 de marzo 2010).

Material relacionado:

El mejor remedio para todas las enfermedades
¿Quien es aquélla que se levanta en el desierto?
La casa de la puerta de las intenciones

A través del Zohar hacia la unión con el Creador

laitman_2009-11-29_0032_wPregunta: ¿Estudiando el libro del Zohar llego a saber cómo hallar la conexión con la naturaleza global?

Respuesta: No, no sabrás nada. Pero atraerás una fuerza que te influirá, y te cambiará, y unirá dentro de ti diferentes atributos en la semejanza a la naturaleza.

A medida que empieces a ser parte integral de la naturaleza y te asemejaras a ella, te unirás con ella y entenderás todo.

La comprensión llegará después de todo, como resultado de todos los cambios y conexiones que conseguirás.
Pero sólo con la lectura del libro del Zohar no entenderás nada. Debes leer el libro de Zohar con la intención, para que él te haga una parte integral de la naturaleza, en la unidad con toda la realidad.

A medida que empieces a unirte con la naturaleza, empezarás a sentirte como una parte del todo único y sentirás ese todo único. Y a partir de esta sensación entenderás.

Esto se denomina percepción, es la última etapa que logras como resultado de la unión. Esta unión con la naturaleza se denomina “la unión con el Creador”.

(Extracto de la lección sobre El libro del Zohar correspondiente al 05 de marzo 2010.)

Material relacionado:

La contemplación interna
Al aprender sobre el sistema global de la Naturaleza, corregiremos nuestras intenciones
¿Qué nos enseña El Zóhar?

Avanzando a través del desierto

kovboi_100_wpZohar, el capitulo “Bemidbar”, p.36: …Y se aclaró el sentido del movimiento de las banderas en el transito, cuando primera fue el este, o sea Daat que desaparece, o el principio de la luz, que es la raíz de la luz Jesed, que se descubre del Aba be-IMA.

Y por eso le sigue el sur, que es su rama. Y detrás el oeste, o sea Maljut, cuya cara debe ser dirigida al sur.

Y detrás – el norte, porque la cara inversa de Maljut debe ser dirigida al norte.

Como se ha dicho: “Su mano izquierda esta bajo de mi cabeza, la derecha – me abraza.” Y “bajo” significa “la parte inversa”.

Aquí se descubre en qué forma toda la estructura del hombre se desarrolla y avanza hacia adelante, en qué orden cambian todas sus cualidades.

Cada uno de nosotros es un HaVaYaH y además se separa en tres líneas, en 12 tribus, en 4 partes del mundo, etc.

¿En qué forma cambian en nosotros todas las cualidades en el periodo en el que “estamos peregrinando por el desierto”, o sea cómo avanzamos a través de nuestros deseos impuros, a través de nuestras cualidades sin corregir, que se llaman el desierto?

¿Cómo en este desierto —topándose con las dificultades, los obstáculos y los problemas— empezar a aclarar cada vez más nuestras cualidades para acercarnos a la tierra de Israel (al deseo hacia el Creador)?

“Las banderas” son nuestras cualidades básicas, con las cuales estamos intentando avanzar cambiándolas una tras otra.

Como en un embrión, ordenadamente crecen las manos, las piernas, el cerebro, el corazón, el hígado, y después de repente los ojos. Existe un cierto orden en el cual el hombre se desarrolla de una gota del semen.

Lo mismo es cierto respecto a la espiritualidad. El Zohar nos explica en qué orden nos desarrollamos después de nacer, saliendo de nuestro deseo egoísta.

(Extracto de la lección sobre el libro de Zohar, correspondiente al 07 de marzo 2010).

Material relacionado:

El mejor remedio para todas las enfermedades
No muestres a un necio un trabajo a medio terminar
La casa de la puerta de las intenciones

El sistema de la conexión con la naturaleza global

laitman_2008-11-14_7127Pregunta: ¿En qué consiste la conexión entre el Libro del Zohar y la naturaleza global?

Respuesta:
El libro del Zohar explica cómo conectar con la naturaleza global y perfecta, y cómo pedir, demandar, atraer esta fuerza especial y unificadora, para que influya sobre mí.

El libro del Zohar es el eslabón de enlace entre naturaleza global y yo. De otro modo, el hombre no tiene ninguna conexión con ella.

Ahora descubro que la naturaleza es global, que todo el mundo es una aldea global, todos están conectados y yo dependo de todos.

Si dependo de todos, entonces quiero estar entre ellos y ser como ellos, ser amigo de todos, relacionarme con todos de manera amistosa y que todos se relacionen conmigo de la misma manera. ¿Cómo hacer esto?

Necesito una instrucción para esto. Debo saber cómo conectarme con ellos. Supongamos que existe un grupo.

Debo saber cómo hacer conexión con ellos, cómo acercarme a ellos, cómo hablar, qué necesitan de mí y qué necesito de ellos.

Todo este sistema, que se denomina “El Libro del Zohar”, es un sistema de la conexión entre el hombre y la naturaleza, para que la naturaleza (o el Creador) influya sobre el hombre y le haga una parte integral de ella.

(Extracto de la lección sobre, el libro del Zohar, correspondiente al 05 de marzo 2010.)

Material relacionado:

La contemplación interna
A través de El Zohar, hacia el interior de mi alma
¿Qué nos enseña El Zóhar?

La medicina más eficaz

sidur_rashash_100_wpZohar, el capitulo “Bemidbar”, p.36) …El sur, o sea Jesed, se apoya en el este y depende de el como la rama de su raíz.

Porque Daat oculto o sea el principio del sol, cuya base es tiferet, llamado el sol y el este, y solo subiendo en yud-Hey se ha convertido en Daat.

En el principio de la sefirot Daat en los Superiores Aba be-Ima el se convirtió en la raíz del descubrimiento de Jesed, porque gracias a él hacen Zivug los Superiores Aba be-Ima y engendran a Jesed (el amor y la misericordia).

De cada palabra del Zohar tenemos que extraer la corrección, la medicina. La luz debe traernos los cambios en nuestras cualidades en correspondencia con la fuente de la cual llega. Tal es la actitud que hay tener hacia la lectura.

Por otro lado, hay que esforzarse para que lo leído sea cada vez más claro. Todo procede de la HaVaYaH principal (yud-key-vav-key).

Este esqueleto básico, cuatro estados de la luz directa en los que todo se viste, cuatro letras, tres líneas y Maljut, que recibe de ellos. Todo procede de esta unión.

Ante todo, debemos esforzarnos en corregir el rompimiento en nosotros, para que cada momento y cada palabra del Zohar penetren en nosotros como un bálsamo; la medicina de la salvación.

Porque la Torá está creada como “una especia” para el deseo, como el medio de su corrección.

Y cuando quiero conectarme con el texto, descubrirlo, el se revela y se une conmigo en una entidad.

(Extracto de la lección sobre el libro de Zohar, correspondiente al 07 de marzo 2010).

Material relacionado:

¿Quien es aquélla que se levanta en el desierto?
No muestres a un necio un trabajo a medio terminar
La casa de la puerta de las intenciones

¡Permítanme estar con todos!

laitman_2008-12-07_6468La ciencia de la Cabalá será muy solicitada, porque de otro modo el ser humano no podrá sobrevivir en este mundo, donde ahora se revela su total globalidad.

Porque nosotros no tenemos los deseos y atributos que convienen al mundo que se nos está revelando ahora.

¿Y qué hace el libro del Zohar? Su luz crea dentro de nosotros la sensación y el entendimiento de la unidad global.

Y entonces recibes una posibilidad de entender a este mundo, verlo a través de esta matriz que la luz ha creado en ti.

Yo quiero que la fuerza que creó el mundo global —que se me está revelando ahora— también influya sobre mí y me haga semejante a este nuevo mundo, para que mi sistema interior sea semejante al sistema de la naturaleza que me rodea.

Yo siempre pensaba que estoy por encima de la naturaleza y la controlo. Pero ahora entiendo que no es así y quiero unirme con la naturaleza que es global, integral, enorme, toda única y perfecta.

Quiero usar su fuerza integral, su unidad. Veo que sólo yo soy su elemento imperfecto, su única parte no integral. Sólo mi ego me aparta de la naturaleza.

¡Ojala que esta fuerza de la naturaleza anule mi egoísmo y me permita estar junto con todos! ¡En esto veo mi salvación!

(Extracto de la lección sobre El libro del Zohar, correspondiente al 05 de marzo 2010.)

Material relacionado:

Al aprender sobre el sistema global de la Naturaleza, corregiremos nuestras intenciones
A través de El Zohar, hacia el interior de mi alma
Un rompecabezas con siete mil millones de partes

La educación según la Cabalá

laitman_2009-09-25_detsky-urok_wPregunta: ¿No ha llegado ya el tiempo de abrir una escuela basada en los principios de la ciencia de la Cabalá?

Respuesta: Por supuesto que es necesario crear un sistema educativo basado en los principios de la ciencia de la Cabalá. E incluso las disciplinas más habituales también se pueden presentar según la Cabalá.

La física, la química, la matemática y todos las demás asignaturas se pueden enseñar no simplemente como frutos de nuestra investigación del mundo, sino como el resultado del descenso de las fuerzas superiores que construyen este mundo y sus leyes. En definitiva, aclarar como estas materias proceden de las raíces superiores.

Si hablo de la biología, tengo que explicar que todo procede de deseo de recibir placer, y como la materia se perfecciona hasta desarrollarse completamente en los estados: inanimado, vegetal, animal, y humano.

Si estudio la física, estudio los deseos que se revelan en las leyes de las partículas elementales y los cuerpos sólidos. En la astronomía y la geografía, tengo que entender por qué el sistema solar y el globo terráqueo se han creado precisamente de este modo.

En la historia, tengo que entender por qué toda la humanidad pasó precisamente por todos estos sucesos, comenzando desde el desarrollo del deseo inicial del hombre, pasando por el camino del desarrollo egoísta y hasta su futura corrección.

La ciencia de la Cabalá nos da la base a toda nuestra concepción del mundo.

(Extracto de la lección sobre el libro Shamati, correspondiente al 05 de marzo 2010)

El retorno de la antigua Babilonia

laitman_2009-05-28_0097_wPregunta: ¿Dónde está la diferencia entre tales estados como “siete años de abundancia” y “siete años de hambre” y cómo se manifiestan con relación a cada persona en el mundo?

Respuesta: “Siete años de abundancia” (“siete años buenos”) es el tiempo, cuando la humanidad deseaba lograr la prosperidad.

Deseábamos lograr una buena vida por cuenta de las revoluciones tecnológicas, científicas, sociales, y políticas. Hace unos pocos años, los americanos proclamaban que ellos son los más prósperos, que toda su sociedad es una sociedad de los consumidores y, en cuanto más consume la gente, tanto mejor.

De repente, se descubre que con todo esto nos destruimos a nosotros mismos y aniquilamos nuestro planeta. Que no podemos seguir adelante, que hay límite para todo.

Cuando era niño me decían que cuando creciera, trabajaría en lugar de 8 horas diarias sólo 4 y el resto del tiempo lo dedicaría a mi desarrollo cultural, que cada año tendría 2 meses de vacaciones, y que los niños serían bien educados y tendrían un nivel cultural muy alto.

Pero, en lugar de esto, la gente trabaja 12 horas diarias y apenas tiene unas vacaciones. La educación y la cultura están en crisis profundas. Las familias se destruyen, la mayoría de la humanidad sufre depresiones y está desesperada, necesitan usar antidepresivos y narcóticos.

Hemos llegado al estado cuando los “siete años de abundancia” terminaron y han llegado los “siete años de hambre” (“siete años malos”). Todo esto me lleva a la decisión que no quiero vivir así. ¿Y qué hacer? Delante de la misma decisión estaba la gente en la antigua Babilonia, cuando explotó el egoísmo.

En estos tiempos, Abraham decía la verdad: “Existen dos salidas. ¿Quieren disiparse en el mundo? Pero el objetivo de la creación es llevarnos a la semejanza con el Creador.

No se escapen de su misión. Volverán a ella bajo la fuerza dentro de cuatro mil años y medio”. Él estaba hablando sobre nuestro tiempo.

(Extracto de la lección sobre El libro del Zohar, correspondiente al 05 de marzo 2010)

¿Con qué podemos ayudar a la gente?

rav_2008-11-14_sl_img_7225_wPregunta: Después del congreso siento un deseo de ayudar a la gente. ¿Cómo puedo comprobar que hago lo máximo posible?

Respuesta: La máxima ayuda es cuando el hombre todas las horas de su existencia intenta pensar sobre la corrección de sí mismo y del mundo.

Porque el rompimiento ocurrió primero en los mundos y después ocurrió el rompimiento de la única alma, y ahora estas almas quebradas se encuentran en el mundo roto. Y la corrección será posible sólo según la metodología de la Cabalá que nos ayuda a atraer la Luz Superior que cambia nuestra intención egoísta a la intención de otorgar.

La misma fuerza, la misma luz que creó todo el universo, ella misma debe influirnos y corregirlo todo. Por eso, podemos ayudar a otras personas sólo con la difusión de la ciencia de la Cabalá, hasta el tiempo de lograr la liberación total. Pero por ahora el mundo necesita la corrección y debemos intentar dar lo que necesita.

Durante el congreso, hemos recibido una gran fuerza de nuestra conexión, de lo que hemos sentido y entendido. Y ahora debemos actuar de modo masivo sobre la corrección global: nuestra corrección y del mundo. Porque precisamente para este objetivo hemos recibido el avance, no para algo más.

Ninguno de nosotros hubiera recibido lo que recibió —ni la posibilidad de participar en este congreso, ni entender algo, ni sentir— si no pudiera con su corrección influir a la corrección del mundo.

(Extracto de la lección sobre el artículo del libro Shamati, correspondiente al 05 de marzo 2010)

Nosotros mismos nos creamos los sufrimientos

laitman_2009-11-19_9477El Creador no me envía el sufrimiento. La sensación de sufrimiento es en realidad el deseo que se despierta en mí y que no se encuentra en equivalencia de forma con la luz superior. Y esto se puede manifestar respecto a la salud, el dinero, la fama, el poder, la seguridad, la esposa, los niños, todo el mundo. Siento la presión, las molestias, distintos problemas. ¿Por qué? La causa es el deseo que es contrario a la luz, él crea en mí esta sensación.

¡Esta sensación no llega de la luz! La luz se encuentra en una paz absoluta, es generosa y trae el bien a los pecadores y a los justos. ¡Pero en mis cualidades no soy semejante a ella!

Si en mí se despierta un deseo de 10 kg, tendré que asemejarme a la luz en estos 10 kg, o sea construir por encima de este deseo “la intención del otorgamiento”. ¡Entonces, me encontraré en mi pequeño mundo del Infinito!

Después, mi deseo crecerá hasta 12 kg, y tendré que corregir mi intención por el otorgamiento en 2 kg más, y me sentiré en el mundo del Infinito todavía más grande, etc.

Pero si mi deseo egoísta crece de día en día —y quiero utilizarlo cada vez más, explotando a los demás para mi propio beneficio—, en vez de unirme con ellos en el otorgamiento del alma común al Creador, siento el sufrimiento en este deseo.

¡Es el sufrimiento del mismo egoísmo por su oposición a la luz que le rodea! ¡Nosotros mismos creamos estos sufrimientos, no el Creador! Él es perfecto. ¿Cómo entonces puede cambiar?

Ahora mismo estoy en un mar de luz, pero si no intento ser igual a ella —en la medida de los pensamientos y deseos que se descubren ahora en mí—, me sentiré mal, y mañana todavía peor que hoy.

Intenten mentalizarse de tal forma que cada momento sea para lograr la semejanza con la luz. La luz es el otorgamiento y el amor hacia el prójimo, la unión de todos. Todos los deseos particulares, las almas separadas se unirán, y este único gran deseo será semejante a la luz. ¿Cómo hacerlo, como ir a favor de esto? Empieza a pensar en esto y verás que tus sufrimientos se acabarán. ¡De repente se descubrirá que tu deseo —que intenta llegar hacia la luz— en realidad es semejante a ella!

Y ahí te sentirás como la luz, como el Creador. ¡Tienes una metodología para esto, todos los medios!

(Extracto de la lección sobre el libro Shamati, correspondiente al 05 de marzo 2010)