entradas en '' categoría

Cómo conocer la raíz del alma

laitman_2009-06_3382_w[1]Pregunta: ¿Cómo conocer mi lugar en el sistema general de las almas?

Respuesta: Se requiere volver a la raíz del alma. Sólo aquel que termina su corrección personal y se eleva a la raíz, conoce su lugar en el sistema general.

Y esto sólo de forma relativa, ya que todo el sistema no ha alcanzado la corrección completa.

Es absurdo preguntar ahora por tales estados elevados. Es como un niño pequeño que pregunta quién será él a los cincuenta años. Incluso en los límites de nuestro mundo, no somos capaces de comprender tales cosas.

En lo espiritual la diferencia entre los escalones es tan enorme —incluso hay una inversión de todas las cualidades—, que la persona no puede conocer ni siquiera el siguiente escalón.

Éste siempre llega por la anulación a sí mismo y por la conformación con el estado, el cual, al comienzo, no puede aceptar. Así es la naturaleza de los escalones espirituales.

Por eso es absurdo preguntar ahora por la raíz del alma y el fin del trabajo. Se requiere realizar correctamente lo que tenemos que cumplir aquí y ahora. En este caso,  avanzaremos.

Poco a poco recibiremos experiencia y dejaremos de hacer tales preguntas, ya que comprenderemos que cada escalón que sigue es un nuevo mundo.

Todas nuestras preguntas son posibles sólo en el mismo nivel donde nos encontramos ahora.

Nuestra actual incomprensión del mundo espiritual es la incomprensión del primer y minúsculo escalón que se encuentra sobre nosotros. Incluso éste está escondido de nosotros y no somos capaces de discernirlo de ningún modo.

Se encuentra ante de nosotros, pero debemos perfeccionar nuestras cualidades paso a paso, conformando todos los 613 deseos con este escalón.

Y entonces entraremos en contacto con la Luz Superior que se llamará nuestro siguiente escalón.

Luego ajustaremos nuestras 613 propiedades a un estado más elevado y junto con la Luz Superior revelaremos un escalón aún más alto. Así nos elevamos.

(Extracto de la preparación para la lección sobre el libro del Zóhar, correspondiente al 16 de marzo 2010).

El sistema de Rashbi vivifica el alma común

img_8378[1]Los cabalistas que vivieron hasta los tiempos de Rashbi también hicieron correcciones en el sistema común de almas, pero en un nivel más alto.

El sistema Rashbi es el sistema vinculado directamente con nosotros. Por eso nos referimos al libro del Zóhar como la fuente principal.

Los cabalistas, al hacer las correcciones en el sistema de las almas rotas, crean en él enlaces y preparaciones especiales para la corrección general.

Ellos vivifican este sistema, pasando la Luz a través de canales de conexión que hicieron dentro de él. Por eso podemos elevarnos y corregirnos dentro de este sistema.

Corrigiéndose el alma cambia, no sólo a sí misma, sino que aporta las correcciones para todas las otras almas.

Sin embargo, hay almas como Rashbi que juegan el rol principal en la corrección. Estas almas terminan una cierta etapa y preparan la base para todas las correcciones posteriores.

Nos parece que el alma corregida es una parte aislada del sistema. Pero esto es incorrecto.

Todo el sistema de almas —creación unida y única— es como una imagen holográfica: en cada parte está incluida toda la imagen. Por otro lado, en la imagen entera y en cada una de sus partes, se encuentra cada parte.

Soy la parte del sistema de almas, dentro de mí se encuentra todo el sistema. Yo también estoy incluido en cada parte del sistema.

El alma no es una unidad entera. Ella está “esparcida” por todo el sistema de la creación y atraviesa con sus propiedades todo Maljut del Mundo del Infinito ¡Y así cada uno de nosotros!

Y cuando cada uno completa todo, se origina una gran esfera de almas, en la cual funciona el sistema de Rashbi, corrigiendo este sistema porque a través de él recibimos la Luz que corrige y llena.

(Extracto de la preparación para la lección sobre el libro del Zóhar, correspondiente al 16 de marzo 2010).