entradas en '' categoría

El ciclo del nacimiento espiritual

Laitman_714_thumbPregunta: ¿Una persona que completa la etapa anterior de desarrollo spiritual y tuvo conocimiento de su muerte, se da cuenta que la etapa “muerta” se volvió su “tumba” y que nacerá de nuevo?

Respuesta: Una persona no se preocupará de eso en absoluto. Sencillamente no podrá continuar dentro de su antiguo deseo. Lo percibirá con disgusto. Su antiguo deseo murió y él sencillamente no puede seguir viviendo en esa etapa. Eso es porque se convierte en “recibir” para sí mismo mientras que él se esfuerza por alcanzar la etapa de otorgamiento. No se preocupa por lo que le espera; sencillamente no puede permanecer en donde está, ya que significa la muerte para él.

La sensación de muerte que está asociada con el nivel anterior es lo que lleva a la persona a la siguiente etapa. La tumba se transforma en el útero de la madre espiritual y todo el proceso se reanuda… hasta que el útero se convierte en una tumba. Así es como nuestro nivel inferior se transforma en el superior a medida que avanzamos.

No obtenemos nada que está ya preparado para nosotros; tenemos que realizar esfuerzos por descubrir y atraer la Luz. En cada etapa, trabajamos con los mismos deseos al investigarlos cada vez a un nivel más profundo porque la Luz que atraemos progresivamente nos regresa a la Fuente. Llegamos a entender que somos incapaces de permanecer dentro de nuestro antiguo deseo y que tenemos que volver a nacer a un nuevo nivel, y lo que sea que pida de nosotros.

Esta transición es igual al éxodo de Egipto. Escapamos de la oscuridad. No vemos la Luz delante de nosotros. Como en el éxodo, nos preocupamos por escapar de prisa. Nuestra situación actual se vuelve totalmente intolerable al punto que hasta la muerte nos parece preferible a la vida. En este momento estamos naciendo a un nuevo nivel espiritual.

Lección diaria de Cabalá correspondiente al 21 de marzo 2010

Preparación a la lección. Shamati #12: La esencia del trabajo de uno
Descargar: WMV Video|MP3 Audio

El Libro del Zóhar, Capítulo Vaiera, Punto 112
Descargar: WMV Video|MP3 Audio

Beit Shaar HaKavanot, Punto 43
Descargar: WMV Video|MP3 Audio

Artículo, La Nación
Descargar: WMV Video|MP3 Audio

La unidad no puede ser rota

unite_thumb1Pregunta: ¿Qué sucedió durante el rompimiento del alma común que permitió que la corrección fuera posible después?

Mi respuesta: El rompimiento trajo consigo una inter-inclusión una penetración mutua, y la verdadera unidad entre cualidades diferentes. Antes del rompimiento había dos cualidades incompatibles que no se sobreponían y hasta se repelían entre ellas: la recepción y el otorgamiento.

Más adelante, se acercaron y empezaron a expresarse dentro de un objeto: Nekudot de SAG. Sin embargo, esta cercanía era similar al aceite en el agua, o dos piezas de metal que se pegan, de todas formas no tienen nada en común.

En estos casos es posible aplicar una fuerza externa para vencer la repulsión mutua. Esto forzaría a una cualidad a entrar dentro de la otra. Pero, aún así, ambas cualidades continuarían existiendo. Por ejemplo, podemos mezclar líquidos por medio de vibraciones, o hacer que los metales se fundan. Esto produce diversos tipos de aleaciones que son maleables o rígidas, o se convierten en delgadas láminas. Sin embargo, esto no es una verdadera unificación.

En la espiritualidad, tenemos que alcanzar la verdadera unidad entre cualidades opuestas. Aún no comprendemos lo que esto significa. Eso no es sencillamente tomar un poco de Maljut y un poco de Bina y mezclarlas para que existan una al lado de otra. La unidad espiritual es cuando una ayuda a la otra y una entra dentro de la otra. Las cualidades de Bina penetran en las cualidades de Maljut y las cualidades de Maljut entran en Bina. Así, ellas existen juntas, complementándose para alcanzar una meta mutua.

Al comienzo, sus cualidades se acercan, hasta alcanzar una frontera común durante el Tzimtzum Bet. Solamente entonces se pueden inter mezclar una con la otra y penetrar una en la otra. Sin embargo, aún no se unen, como el Zivug se lleva a cabo sobre Tzimtzum Bet en Nukva Einaim Rosh SAG. Pero entonces, bajo la influencia de la Luz más poderosa que proviene del Zivug AB SAG ellas reciben un golpe y se rompen. Así es como sus cualidades “se funden” y nace una nueva cualidad mutua.

Así es como ocurre la unificación de Bina y Maljut como resultado del golpe en su unidad y rompimiento (Shevirat HaKelim). Un nuevo Partzufim espiritual de los mundos ABYA emerge en donde Bina y Maljut trabajan en conjunto. Por eso es llamado “unidad” de las cualidades de recepción y otorgamiento, en donde tú estás “en lugar de mi en todo aspecto y yo estoy en lugar tuyo en todo aspecto, y ambas trabajamos juntas”. Esta unidad es posible solamente cuando la Luz Superior la mantiene y no le permite desaparecer.

Entonces, los mundos de ABYA, que conducen Luz a través de la cualidad de Maljut y Bina como un todo, son capaces de corregir el alma rota de Adam, sus partes, nuestras almas.

Reemplazar el odio con el amor

Laitman_901_thumbPregunta: Tenemos una persona en nuestro grupo que está atorado en un estado de odio como una pelota de billar en la buchaca durante ya varios años. Después de todo este tiempo queda claro que no podrá salir. ¿Cómo podemos ayudarlo, qué consejo nos puede dar? ¿Qué puede hacer con este odio?

Respuesta: Algunas veces se necesitan años para dares cuenta que es necesario reemplazar el odio con el amor, y otros cuantos años para que la Luz Superior lo haga realidad dentro de nosotros.

No pierdan la aspiración por la meta

prophet_thumbLa meta spiritual es la unidad: la unificación de una persona que aspira al Creador, La Luz de la Corrección y el Creador en un conjunto. Una persona tiene que permanecer dentro de esta meta en cada estado y en cada momento. Entonces avanzará hacia ella.

¿Pero cómo puede avanzar si ya está dentro de la meta? ¿Hacia donde puede continuar avanzando si él ya ha atrapado la meta en este mismo momento? La respuesta es que en el momento que sigue recibirá un mayor deseo de disfrutar y entonces tendrá que alcanzar la meta de nuevo. Así es como avanzamos paso a paso.

No vayas a pensar que la meta está brillando desde un sitio lejano y que la alcanzarás en un día. Tienes que alcanzarla aquí y ahora y no en el momento que viene.

Aclarando el acto secreto de la creación

Laitman_512_01Pregunta: ¿Por qué es tan especial el esfuerzo de una persona? ¿Qué es lo que transforma en una persona?

Respuesta: Lo que cuenta no es el esfuerzo dentro de nuestros deseos, sino más bien el esfuerzo en nuestra aspiración para aclarar la diferencia entre nosotros y la Luz, la criatura y el Creador. Esto es, nuestro esfuerzo está dirigido solamente hacia el punto dentro de la criatura en donde se revela la diferencia entre “existencia” (Yesh Mi Yesh) y “existencia de la ausencia” (Yesh Mi Ain).

Constantemente estamos aclarando la brecha que apareció inicialmente entre el Creador y la criatura. Así es como nuestro esfuerzo se dirige solamente hacia la aclaración de quién es Él y quién soy yo.

Tal es la esencia interior de este proceso. Sin embargo, para nosotros se manifiesta en cosas más tangibles, como recibir la Luz, ascender por los grados, o una nueva sensación en una forma más externa de nuestro deseo. Sin embargo, dentro de nosotros, opera solamente este punto de diferencia cualitativa entre el Creador y la criatura, el acto único de la creación realizada por el Creador. Este es el supremo secreto de cómo la existencia (Yesh) dio lugar a la existencia de la ausencia (Yesh Mi Ain).

El engaño de las fuerzas impuras

deceptive.jpg_thumbEl Zóhar, Capítulo Bejukotai, Punto 5) “…y el despertar del acto arriba depende de las palabras de la boca. Ya que necesitamos evocar la santidad suprema con actos y palabras, aquellos que provienen del lado de la impureza deben despertar su lado con actos y con palabras.

6) Y a pesar de que Bilaam era el más grande de todos los magos en el mundo, Balak era todavía mejor mago que él, ya que con su magia, Balak era más grande que los sabios.

¿Qué quiere decir, “despertar las fuerzas impuras con actos y palabras”? ¿No sería mejor guardar silencio, estar inactivo y no despertar a “la bestia dormida”? ¡No! Nuestro avance encuentra su camino entre nuestros actos y palabras que atraen la impureza y la sacralidad.

La “magia” quiere decir emplear el poder del Creador para confundir a las personas y mostrarles su verdadera naturaleza mala. Esas son las fuerzas que están ocultas dentro de nosotros y sin las cuales no tendremos la capacidad de revelar nuestro egoísmo.

Los ángeles del mal que trabajan dentro de nosotros son: Bilaam, Balak, Azazel, Aman y otros. Estos nombres implican fuerzas del rompimiento del alma; ellos representan sus partes separadas, y no “unos poderes exteriores”, ya que el único poder que opera fuera de nosotros es el Creador.

Antes del rompimiento, todas las almas estaban interconectadas dentro de un conjunto, un sistema armonioso y estaban fundidas con “El Uno, el Único”. Después del rompimiento, estas partes obtuvieron un nuevo tipo de conexión que les trajo ciertos “beneficios” y al mismo tiempo las impulsaba a “matarse” entre ellas.

De igual forma, una nación se vuelve aliada de otra solamente para conquistar a “un tercero”. Esta fuerza se llama “impura” porque por un lado, es una fuerza milagrosa de unidad que nos llega directamente del Creador, y por otra parte, la utilizamos con una intención equivocada y egoísta para dañar a los demás.

Si supiéramos cómo usar este poder, podríamos tener éxito durante un corto período de tiempo, pero es obvio que esta prosperidad acabaría en el corto plazo. Todas las personas malas y los dictadores empezarían a alentar a las personas a unirse, a ayudarse, para construir el socialismo, ya que una fuerza mala no puede alcanzar el poder sobre el ser humano si no se esconde detrás de una máscara del “bien”.

La fuerza mala “compra” a la persona presentándole una “verdad parcial”, que sirve de cubierta a una gran mentira. Nos parece desde fuera que es una gran “oferta” pero el hecho es que esta “oferta” es una mentira bien escondida con el propósito de engañarnos y utilizarnos.

Aferrándose a la línea de la vida

TheintentionofattainingtheCreatordoesnotconflictwithcareer_thumb1El Zóhar, Capítulo, Bejukotai, Punto 5: Balak era sabio. Con sus actos, él era el mayor de los hechiceros, mayor que Bilaam. Yo aprendí que todo lo que el hombre desea en este mundo en lo referente al servicio del Creador, él debe despertarlo con un acto abajo. Eso es porque con el acto abajo, el acto arriba es despertado.

Parece que dependemos del deseo de Arriba, para que la Luz nos despierte. Sin embargo cuando empezamos a trabajar abajo, atraemos el despertar desde Arriba.

Con respecto al “despertar de abajo”, y el “despertar de Arriba”, está escrito, “Yo soy el primero y el último”. Esto quiere decir que todo es hecho por el Creador. Es obvio que todo empieza con el Creador, sin embargo, es necesario que nosotros nos involucremos en el proceso. En el comienzo de nuestro trabajo espiritual y hasta el final, una persona recibe ayuda de Arriba, pero todo lo demás depende de ella.

Este es exactamente el lugar en donde generalmente nos perdemos. Cuando una persona está en el punto más bajo de su caída, es incapaz de salir fuera por sí mismo y acerca de esto está escrito, “Un prisionero no puede liberarse de su prisión”. Pero si se le lanza el extremo de una línea de vida, entonces el resto depende de él, (la persona tiene que aferrarse). El es responsable si utiliza o no la oportunidad correctamente.

Nosotros causamos nuestros propios males

combat_thumbEl Zóhar, Capítulo Jaiei Sara, Punto 41) Así son los caminos del Creador. Si Él da riquezas a una persona, es para nutrir al mundo y para que se cumplan Sus preceptos. Si él no los cumple, sino que se enorgullece por su riqueza, él será golpeado en ello, como está escrito, “La riqueza guardada para su dueño será para su daño”.

De igual forma, cuando el Creador les dio a ellos la belleza del bien superior de Adam HaRishon, Él se los dio a ellos para observar Sus preceptos y para hacer Su voluntad. Ellos no lo hicieron, sino que fueron orgullosos; y ellos fueron golpeados en esa misma belleza con la cual ellos fueron bendecidos.

Por lo tanto, una persona que se lamenta, “¿Por qué el Creador me trata de esta forma?” tiene que comprender que la persona misma es la que provoca su propio daño. Somos nosotros lo que causamos nuestros golpes y no estamos empleando correctamente las oportunidades que el Creador nos dio para elevarnos. Tropezamos con estas mismas oportunidades, caemos y entonces básicamente nos golpeamos solos. Esto es lo que El Zóhar nos dice, “Ellos fueron golpeados en esa misma belleza con la cual ellos fueron bendecidos”.

Lección vespertina de El Zóhar, correspondiente al 19 de marzo 2010

El libro del  Zohar — Selección, Capítulo “VaYaera (Y apareció el Señor),” Item 67

Descargar: WMV Video | MP3 Audio