entradas en '' categoría

Ante el último descubrimiento

laitman_2008-08-21_0594_wp[1]El pueblo de Israel empezó desde Babilonia, donde Abraham descubrió la Fuerza Superior de la Naturaleza y empezó a difundir este conocimiento sobre el Creador,  la meta de la creación, el propósito del hombre y la sociedad.

Todo para que nos elevemos por encima de nuestro mundo y no seamos semejantes a todos los animales que viven y mueren.

Él supo cómo elevarse por encima de esta vida y  las reencarnaciones del cuerpo animal que es mortal, alcanzando la dimensión superior, la dimensión espiritual que se encuentra por encima de toda esta vida animal.

Abraham empezó a difundir este conocimiento entre todos los habitantes de Babilonia, reuniendo alrededor suyo miles de personas. Todos ellos se llamaban la casa de Abraham, el grupo que él reunió.

Este grupo ha recorrido un largo camino y creció hasta tal punto que empezó a llamarse el pueblo de Israel. No es un pueblo corriente como todos los pueblos del mundo que se reunieron de una manera natural.

Al “pueblo de Israel” puede unirse cualquiera que tiene la intención de dirigirse hacia la unión, para descubrir al Creador (la fuerza del otorgamiento y del amor) en ella.

Por eso este grupo (o el pueblo) puede encontrarse en dos estados: el exilio —cuando quieren unirse pero todavía no lo han conseguido— y la liberación —cuando alcanzan la unión (como un solo hombre con un solo corazón en la garantía mutuaArvut”)— y descubren al Creador en sí mismos (Bore de las palabras Bo-ven y Re-ve). Y a continuación suben por la escalera para la unión mayor y el conocimiento del otorgamiento hasta la corrección total del Ego por el amor al prójimo: el estado de la fusión (Dvekut).

Al final, toda la humanidad también tiene que unirse a este grupo, y junto con ellos unirse al Creador.

¡Hasta el día de hoy hemos pasado ya por cuatro exilios y tres liberaciones, y estamos ante la última liberación, o sea, el último, el definitivo y completo descubrimiento del Creador a todos y cada uno!

(Extracto de la lección según el artículo Exilio y Redención de Baal HaSulam, correspondiente al 11 de abril 2010).

Material Relacionado:

Sobre la herencia de la tierra de israel: el deseo de lo espiritual

Israel en el alma

Egoísmo y su corrección

Conéctate a la red espiritual

gruppa_serdze_100_wp[1]Pregunta: Ya he participado en los congresos virtualmente y he sentido la unión, entonces ¿para qué debo dejar mi cómodo sofá y esforzarme a ir personalmente al congreso que se celebra a comienzos de mayo en Nueva York?

Respuesta: No es posible unirse con los demás “sin levantarse del sofá”. No vivimos en un mundo virtual sino en uno material, y aquel que viene a nuestros encuentros materiales entiende hasta qué punto es necesario para el progreso.

El hombre que nunca salió de detrás de la pantalla de su ordenador, no es capaz de imaginar lo que significa la unión con las otras personas.

En la ciencia de la Cabalá existe una ley: la raíz espiritual debe tocar la rama material. Por eso, debemos realizar la conexión entre nosotros en forma virtual y material. Esto nos exige nuestro mundo.

Por eso, el hombre que nunca fue a un encuentro tal, no participa en él. Sólo le parece que está junto con los demás en la pantalla de su televisor, pero esto es un engaño.

Una vez a la semana tenemos una reunión virtual de los amigos, una vez cada 6 meses tenemos un encuentro “en vivo” todos juntos en algún continente, y es necesario participar en él.

El hombre no puede progresar sin participar en el congreso, sin recibir de él una impresión (Reshimo). Allí sucede su conexión con los demás y esta conexión permanece. ¡Como si introdujera su clavija al tomacorriente (enchufe) y se quedara conectado!

No lo hemos inventado nosotros, así lo han practicado durante los siglos nuestros grandes Maestros. Y si queremos conseguir lo mismo que ellos, debemos seguir su ejemplo.

(Extracto de la lección según el artículo Exilio y Redención de Baal HaSulam, correspondiente al 11 de abril 2010).

Material Relacionado:

¿Cómo entrar en el mundo espiritual?

Tenemos la posibilidad de corregir el mundo

Remontando la montaña de nuestro egoísmo (avanzado)

Romper la pared entre los mundos

laitman_2009-05-28_0059_w[1]Una vez (antes de la destrucción del Templo) el pueblo de Israel estaba en el nivel espiritual y para él los mandamientos fueron las acciones espirituales: Tfilin no fue una cajita negra, sino la Luz de un estado elevado que ilumina “sobre la frente” del Partzuf espiritual.

Para ellos esto no fue la rama y la raíz, sino todo se unía en un todo único. Ellos no vivían en dos mundos, sino en la única realidad.

Por eso, para ellos no surgía la pregunta si cumplir los mandamientos o no en el mundo material. El cumplimiento interno y externo fue la expresión de la misma acción.

Después ocurrió “el  rompimiento y la caída”, el ocultamiento (de nuestras sensaciones) del mundo espiritual.

No sabemos qué sucede en el Mundo Espiritual, estamos “apartados” de él y no estamos en el escalón espiritual: por ejemplo Tfilin” o Talit (la Luz Circundante que viste el Zeir Anpin del mundo Atzilut). Por eso, para nosotros estos mandamientos de las acciones espirituales se convirtieron en acciones mecánicas que se denominan  “la tradición” o “las costumbres”. 

Pero antes esto no fue una tradición, sino una verdadera acción espiritual: “vestí el Tfilin” en lo espiritual y lo vestí en el mundo material. Para mí fue lo mismo, la realidad fue la misma, única.

Como resultado de nuestra evolución egoísta, hemos descubierto nuestro “rompimiento y caída”, la destrucción del alma única. Ahora ha llegado el tiempo de romper esta barrera para que sea de nuevo un mundo unido y único.

¿Deben todas las personas estudiar estas tradiciones y costumbres? No. Sólo debemos romper esta barrera y —cuando se derrumbe, junto con nuestra corrección— la realidad material empezará a desaparecer poco a poco.

Si está corrigiéndose toda la humanidad y no sólo la parte pequeña que salió de Babilonia y recibió el nombre del pueblo de Israel, el mundo “perderá” en sus sensaciones su forma material en la medida que empiece a corregirse.

La capa inferior que estás corrigiendo para otorgar se convierte en la espiritual. Ya no la percibes como materia, paso a paso desaparece de tus sensaciones hasta que no  desaparecerá todo el mundo material porque es imaginario.

Por eso, lo que nos enseña la Cabalá es como romper “el muro de hierro” (mira Introducción al TES, punto1) que nos aparta del Mundo Espiritual.

(Extracto de la lección según el artículo Exilio y Redención de Baal HaSulam, correspondiente al 12 de abril 2010).

Material Relacionado:

El elixir de la vida o el veneno mortal

¿Por qué estamos aquí?

Avanzando de la rama a las raíces espirituales

El conocimiento de dos mundos

laitman_2010-03-07_detsky-urok_9318[1]Pregunta: ¿Es posible explicar a los niños los significados espirituales de las palabras y los relatos de la Torá?

Respuesta: Los niños están preparados para esto más que los adultos. Ellos desarrollan las sensaciones y los órganos sensoriales.

Para ellos no hay problema en comenzar a percibir la lengua en otros términos. Ya que les decimos palabras que ellos oyen por la primera vez.

Puedes mostrar al niño un vaso de cristal y decir: “Esto es un vaso”. Pero puedes explicarle que “el vaso” es una sensación de un deseo en uno mismo.

Y el niño percibirá estas nociones porque él no tiene todavía ningunas definiciones de nuestro mundo.

O puedes decir que una vasija es el vaso de cristal que llenamos y también la vasija interior que quiero llenar.

El niño lo percibirá naturalmente y no se confundirá porque los niños no tienen dualidad en la percepción, como los adultos.

Los niños se desarrollan en nuestro mundo exactamente como nosotros debemos desarrollarnos ahora en el mundo espiritual. Es el mismo camino, la misma ruta.

(Extracto de la lección sobre el artículo Exilio y Redención de Baal HaSulam, correspondiente al 12 de abril 2010).

Material Relacionado:

Estar preparado para nacer

El alma en la pantalla de la computadora

La mejor educación es la que forma al estudiante para convertirlo en un ser humano

Nuestro mundo es sólo un pasillo hacia lo espiritual

laitman_2009-06_1300_w[1]Pregunta: Hoy es el Día del Holocausto. ¿Puede el descubrimiento espiritual por medio de la ciencia de la Cabalá prevenir la siguiente catástrofe?

Respuesta: El mundo se encuentra ante los grandes problemas. Lo sentimos, aunque por el momento vivimos bien. Es como en la anécdota de la persona que cae del décimo piso y que mientras vuela en el aire considera que todo está bien.

Todos los especialistas hablan sobre el estado peligroso en el que se encuentra el mundo, incluso en la economía que aparentemente prospera. Nosotros mismos nos hemos preparado una potente bomba con efecto retardado en todas las esferas de la vida.

La ciencia la Cabalá se revela como una solución general de todos los problemas del mundo, pero no para liberar al mundo de los problemas. Éstos son dados justamente para girar al mundo hacia una nueva dirección.

La ciencia de la Cabalá no es la medicina contra los golpes, para que te sientas bien en vez de recibirlos. Está destinada a elevar a la persona hacia otra dimensión.

Por eso hasta que las personas no sientan que deben, no sólo liberarse de las desgracias, sino también alcanzar otra vida —eterna y perfecta—, nos resultará difícil difundir la ciencia la Cabalá. Ya que ésta no te da una solución temporal y parcial.

Te habla sobre toda tu vida, sobre toda esta realidad que sientes ahora. Nos dice que esta realidad es equivocada, temporal e imaginaria, para que te eleves a la realidad verdadera y eterna lo más rápidamente posible. 

Ya que estás en la nebulosa de los sentimientos, sin conciencia, como un enfermo en estado crítico. Debes salvarte y elevarte.

Por el momento la humanidad no siente esto. Pero poco a poco, etapa por etapa, debido a la difusión de la ciencia de la Cabalá, se debe llevar a la opinión pública a la comprensión de que nuestro mundo es solamente un pasillo hacia el Mundo Superior y que debemos elevarnos de este mundo a lo espiritual. Entonces lo alcanzaremos.

 (Extracto de la lección sobre el artículo Exilio y Redención de Baal HaSulam, correspondiente al 12 de abril 2010).

Material Relacionado:

Toda la humanidad está en el exilio

Separar la verdad de la mentira

Uno que se inclina a una balanza de mérito, inclina a todo el mundo

Leccion diaria de Cabala – 04.12.10

Preparacion para la  Lección, Shamati #164 “Hay una diferencia entre la corporalidad y la espiritualidad“


Descargar:  WMV Video  MP3 Audio
El libro del Zohar – Secciones, Capitulo “Shemot (Exodo),” Articulo 36


Descargar: WMV Video  MP3 Audio
Beit Shaar HaKavanot, Articulo 70, Lección 23


Descargar : WMV Video MP3 Audio
Articulo, “El Exilio y la Redencion,” Lección 4

Descargar: WMV Video MP3 Audio

Leccion diaria de Cabala – 04.11.10

Preparación para la lección, Shamati #89“Entender las Palabras del Santo Zohar“


Descargar: WMV Video MP3 Audio
El libro del Zohar – Secciones, Capitulo “Shemot (Exodo),” Articulo 6

Descargar:  WMV Video MP3 Audio
Beit Shaar HaKavanot, Articulo 70, Lección 22


Descargar: WMV Video  MP3 Audio
Articulo, “El Exilio y la  Redención,” Lección 3


Descargar: WMV Video  MP3 Audio

Lección nocturna del Zohar – 04.09.10

El libro del Zohar – Secciones, Capitulo “VaYaera (Y el Señor aparecio),” Articulo 496


Descargar: WMV Video|MP3 Audio

Los espíritus vagabundean en los mundos…

laitman_2009-07_0229[1]El Zóhar, capítulo Tazria, Cuando una mujer da a luz, punto 117: Hemos aprendido que existen espíritus superiores, de entre aquellos que fueron hechos de los espíritus de la izquierda de Adam HaRishon.

 Estos no se aferran abajo en este mundo y ellos están suspendidos en el aire y escuchan lo que escuchan desde arriba. Algunos de ellos conocen otros espíritus abajo en este mundo y se aparecen a las personas en sus sueños y los alertan.

Desde luego que no se trata de los seres humanos que sueñan con esto. El Zóhar no dice ni una sola palabra sobre nuestra realidad, sobre nuestro mundo.

Paso a paso, mientras leemos más y más, empezamos a sentir que estamos en un sistema donde actúan las fuerzas, los deseos.

Cuando uno ve que está conectado con ellos y actúa a través de ellos, se percibe a sí mismo como si formara parte de un personaje, una fuerza, un carácter que se denomina como un animal, un pájaro o una planta.

Por supuesto que no son los animales, o los pájaros, o las plantas los que vemos en nuestro mundo. Pero de este modo la persona siente las partes de la realidad espiritual, las fuerzas espirituales que la hacen funcionar.

Por eso El Zóhar escribe esto de tal forma. En realidad esta forma es más cercana a lo que pronto empezaremos a percibir en el principio de nuestra sensación del mundo espiritual.

(Extracto de la lección sobre el libro del Zóhar, correspondiente al 14 de febrero 2010).