entradas en '' categoría

Lección Diaria de Cabalá – 04.21.10

Preparación para la Lección, Shamati #29 “Cuando los Pensamientos le llegan a la Persona”
Una persona tiene que elevar continuamente la importancia de la meta espiritual por encima de los pensamientos y deseos.
Descargue: WMV Video|MP3 Audio

El Libro del Zohar – Selecciones, Capítulo “Shemot (Éxodo),” Artículo 324
Los disturbios aparecen solamente con el propósito de impedirme estar satisfecho con mi situación actual.
Descargue: WMV Video|MP3 Audio

Beit Shaar HaKavanot, Artículo 85, Lección 30
Todos mis deseos se cumplirán cuando aprenda a usarlos de acuerdo a las leyes de la naturaleza; esta es con intención altruista.
Descargue: WMV Video|MP3 Audio

Rav Yehuda Ashlag “La Paz en el Mundo”
El proceso de la corrección ocurre en niveles: Con cada paso yo revelo solamente lo que soy capaz de unir a la unidad.
Descargue: WMV Video|MP3 Audio

Sobre Adam HaRishon y Abraham

Zóhar. Las correcciones fundamentales.

Adam fue el primero que descubrió el orden que han de seguir las acciones para alcanzar el éxito espiritual. Esta sabiduría fue transmitida, a continuación, a sus alumnos de boca a boca. Y cada uno puede complementar al amigo (Baal HaSulam, artículo La esencia de la sabiduría de la Cabalá).

Uno: El Creador es Único e incluye en sí la realidad de todos los tiempos. Todo procede de Él. Es perfecto, a pesar de la observada imperfección de la creación. A esta investigación, los cabalistas la llaman “Uno”.

El inicio de esta investigación lo realizó Abraham. Él llegó a la conclusión (en El libro de la Creación) de que no existen dos poderes, el poder del bien y el poder del mal. Todo se gobierna, solamente, por el bien. (Baal HaSulam, El carácter general de la ciencia de la Cabalá).

El libro del Zóhar. La introducción (abreviado):

Abraham es la raíz de la misericordia en las almas. De esta forma se corrigió el alma común (Shejina), haciéndola apta para el llenado por la Luz de la misericordia.

Pero en el caso de que la Luz de la misericordia (Jasadim) se hubiera quedado en las almas de los alumnos de Abraham (“el pueblo de Israel”, el grupo creado por Abraham), éstos no habrían podido realizar su deseo de recibir (deleitarse).

Por eso, con la corrección de la misericordia, no está terminado todavía el Pensamiento de la Creación, porque lo más importante en el Pensamiento del Creador fue deleitar a las creaciones precisamente por la recepción de Él.

El cantar de la ascensión

laitman_2009-05-28_8266_wEl Zóhar, capítulo Shemot, punto 333: Los ministros de abajo son llamados “levitas” porque ellos se acompañan y se unen arriba como uno solo (Livui significa acompañando), y porque alguien que escucha el canto se convierte en acompañante y su alma se aferra hacia arriba, en el Creador…

El cantar es la revelación de la Luz de Jojma en la Luz de Jasadim. Es la revelación más grande que puede haber. Cantar de los Cantares es la cumbre de la fusión, de la conexión, de la unión entre la creación y el Creador.

Todos los Salmos son los cantares que el rey David (Maljut) reveló en la línea media, es la revelación de la Luz de Jojma en la Luz de Jasadim.

Incluso allí donde nos parece que él llora, no sabiendo qué debe hacer y huyendo de los enemigos, incluso en esta oscuridad, él revela Jasadim, la misericordia del Creador. Por lo tanto, esto es un cantar.

Primero, hay que revelar la línea derecha (la fe, Jasadim), suprimir la línea izquierda y mantenerse en esta línea derecha.

Cuando Jasadim se revela totalmente, ascendemos a Bina y vemos que podemos mantenernos en misericordia en todos los deseos que existen en este nivel o escalón (en los deseos de Galgalta ve Eynaim, GE). Entonces, empezamos a trabajar con los deseos de recepción (AJaP) y a despertar a la línea izquierda.

Es decir, que empezamos a despertar las fuerzas de Maljut y, en estos deseos de recepción, recibir la Luz de Jojma.

Revelando nuestros deseos de recepción y uniéndolos a la línea derecha, creamos la línea media. En este estado, cuando la Luz de Jojma se revela en la Luz de Jasadim, la línea izquierda se incorpora en la línea derecha y causa la creación de la línea media. Esto se denomina “el cantar”.

También se denomina “la campaña” porque, como resultado de estos movimientos, pasamos de un estado a otro y, de este modo, avanzamos en tres líneas: “el embrión”, “la crianza” y “la maduración”. Primero, preparando los deseos y después, llenándolos con la Luz.

Por eso, en los Salmos (en los cantares) del rey David están descritos los diferentes estados que tienen lugar durante la corrección de Maljut en tres líneas.

En ellos, la Luz es tan grande que está por encima del Kli, es decir, la corrección es tan grande que el Kli se hace como la Luz.

Material relacionado:

De las lecciones del Libro del Zohar, 21/04/2010
Las canciones con las chispas espirituales

El cantar es el trabajo interior

wp_smotrya_vnizPregunta: ¿Qué es un cantar? ¿Es una plegaria (MAN); un despertamiento desde abajo?

Respuesta: Todo se incluye en un cantar, todo proceso del trabajo espiritual; igual que en una melodía siempre hay una colisión de diferentes sonidos, una alternación de los niveles y las pausas. Porque, sin pausa, oiríamos un ruido en lugar de una melodía.

¿Por qué una melodía nos da tal sensación de armonía y despierta la sensación? ¿Por qué unos sonidos en un orden determinado nos obligan, de repente, a reír o llorar?

¿Realmente, un sonido es una onda de aire de una frecuencia determinada que influye sobre el tímpano?

¿Con qué dispositivo interno, las influencias mecánicas y las reacciones electroquímicas del cerebro se transforman en las sensaciones? La sensación no está en los sonidos. ¡Los sonidos despiertan en mí estas sensaciones!

Entonces, ¿de qué manera alguien puede transmitirme su sensación desde este dispositivo inanimado, con este proceso inanimado, que entra dentro de lo animado, hasta un organismo animal y, despertar en él las sensaciones en el nivel hablante?

Este es un proceso muy complicado. Todo esto es posible gracias a que en la melodía hay sonidos de diferentes alturas y pausas entre ellos, es decir, existen todas las cualidades que se presentan en nuestro trabajo con las tres líneas: la derecha, la izquierda y la media.

(Extracto de la lección sobre el libro del Zóhar, correspondiente al 21 de abril 2010).

Material relacionado:

De las lecciones del Libro del Zohar, 21/04/2010
Las canciones con las chispas espirituales

La vida es una unión con el Creador

laitman_2009-05-xx_ny_4848¿Qué es la vida y la muerte? En la ciencia la Cabalá estas nociones están determinadas sólo con respecto de la unión con el Creador.

El estado semejante al Creador se llama la vida y el opuesto a Él se llama la muerte.

Por eso, los deseos egoístas (Klipot) se llaman muertos y “el veneno de la muerte” es la fuerza que divide al Creador y a la creación.

La muerte no es la pérdida de la existencia, como vemos en desaparición de la forma en nuestro mundo (en nuestro escalón).

Todo lo creado (el deseo) cambia solamente con el acercamiento al Creador o con el alejamiento de Él. Es decir, el cambio es sólo en la intención del otorgamiento. La creación es invariable en todo lo demás (en su deseo). Por lo tanto, el alejamiento del Creador, la pérdida de la unión con Él, se llama “la muerte”. La obtención de la unión con el Creador, la adquisición de la cualidad del otorgamiento se llama “la vida”.

Baal HaSulam escribe en el artículo La esencia de la sabiduría de la Cabalá que la ciencia de la Cabalá es el método de la revelación del Creador a las criaturas en este mundo. Revelar al Creador significa asemejarse a Él en cualidades.

Aunque existimos en el mundo de la materia muerta, vegetal y animal, hallando el nivel hablante en la semejanza al Creador, sentimos la existencia eterna y perfecta, como el Creador.

La ciencia de la Cabalá nos cambia hasta la elevación al escalón siguiente. Nos vemos, no desaparecidos, sino cambiados en el nivel de nuestra existencia.

(Extracto de la lección nocturna sobre el libro del Zóhar, correspondiente al 21 de abril 2010).

Material relacionado:

De una lección de la noche en el Libro del Zohar, 04/21/2010
¡Y esto no son bonitas promesas!
Sintiendo el aliento de la eternidad

Toda la creación es un juego del Creador

laitman_2009-08_5961_wPregunta: ¿Qué es el juego del Creador con la persona y cuál es el objetivo de éste?

Respuesta: Toda la creación es un juego, como está escrito. El creador formó el universo y la persona en él, para que la persona se desarrollara y alcanzara la semejanza con el Creador, a través de la conexión correcta entre la persona y el universo.

Este desarrollo se llama juego porque desarrollándome, crezco y me elevo a un escalón más elevado del desarrollo, y no simplemente acumulo conocimientos. Ahora nosotros debemos elevarnos al primer escalón espiritual. No lo vemos. Es como un juego: no sabes qué pasa, el final del juego es desconocido.

El mismo proceso pasa en el desarrollo de las plantas y los animales. Todo se desarrolla en forma de juego. Esto significa que me encuentro en un cierto escalón y no puedo discernir el escalón siguiente. Pero aplico esfuerzos de todo tipo para alcanzarlo.

Lo mismo ocurre con los niños que juegan todo el tiempo. Debido a estos juegos, de repente se hacen más inteligentes, comienzan a hablar y a comprender. Ellos no estudian idiomas ni ciencias, como nosotros. Ellos absorben en sí mismos el mundo circundante a través del deseo de comprenderlo.

Así somos nosotros respecto al mundo espiritual. Solamente necesitamos el deseo de sentirlo, y después de la sensación tenemos que comprenderlo y percibirlo adentro.

De repente el mundo espiritual se manifiesta adentro y lo siento. Ya que representamos la vasija de la sensación, el deseo. La comprensión y la razón llegan después del deseo.

(Extracto de la lección nocturna sobre el libro del Zóhar, correspondiente al 21 de abril 2010).

Material relacionado:

De una lección de la noche en el Libro del Zohar, 04/21/2010
Las leyes del juego astuto
Todos los días de mí vida…

¡Somos responsables de todo el mundo!

laitman_2008-12-25_8420_wPregunta: Respecto al artículo Prefacio al libro del Zóhar de Baal HaSulam, ¿qué significa en la práctica “valorar su parte interior más que la exterior”?

Respuesta: Valorar mi parte interior significa respetar mi misión, la obligación de alcanzar el otorgamiento mutuo y unirse “como un solo hombre con un solo corazón”. Unirse en el amor fraternal para descubrir al Creador, es decir, la fuerza común del otorgamiento y amor que rige en la naturaleza.

Esto debe ser lo más importante para el hombre. Existe la fuerza superior del otorgamiento. Esta fuerza lo llena todo, pero no la percibimos porque la anulamos con nuestro egoísmo. Nuestra correcta intención reside en el hecho de que la descubramos en todo su poder.

Estoy haciendo un cálculo: es lo único que me importa en esta vida, para esto he nacido y vivo. Necesito alcanzarlo mientras viva en este mundo. Y de este trabajo mío depende toda la humanidad, porque estamos unidos todos en una sola red.

Baal HaSulam escribe que “el hombre del pueblo de Israel” —aquellos en los cuales existe el punto en el corazón (Isra-El significa “el deseo de la unión con el Creador”)— determina la dirección y el estado de todo el mundo, dependiendo de su dirección.

Tal hombre no puede decir: “¡Ahora no quiero nada, estoy en una caída, déjenme con su trabajo espiritual, voy a descansar!”.

¿Dónde está tu responsabilidad y la comprensión de que detrás de ti están millones y miles de millones que dependen de ti?

Ahora tú decides su destino de cómo van a avanzar hacia la corrección: bajo los golpes o conscientemente, por el camino del bien. Si dependen de ti, están en su derecho de preguntarte, con total severidad, cuál es tu elección: ¿llevarlos tras de ti por el lado bueno o por el lado malo?

No tienes elección. Así está construida la red mundial y este sitio te ha sido otorgado dentro de ella. Por eso tú, todo el tiempo, debes encontrarte en el miedo superior, recordando que determinas lo que sucederá con todo el mundo.

Después descubrirás que resulta que todas las personas son tus hijos, lo más cercano a ti. Pero incluso ahora, con la fe por encima de la razón, tienes que pensar así. ¡Todo lo que haces, no lo haces contigo, sino con todo el mundo!

El grado de nuestra valoración de lo espiritual determina inequívocamente el destino de todos los demás. Todo lo que es importante para nosotros, será importante para todos.

Así está organizado todo este sistema en el cual estamos conectados con rígidas uniones. Él que no tiene el punto en el corazón no puede cambiar nada. Sólo tú, llamado “Isra-el” o “Li-rosh” (Yo soy la cabeza), puedes hacerlo.

(Extracto de la lección sobre el artículo Prefacio al libro del Zóhar, correspondiente al 20 de abril 2010).

Material relacionado:

De la lección del artículo “Introducción al Libro del Zohar, 20.04.2010
Ante el último descubrimiento
¿Estás preparado para la huida?

¿Es posible la vida sin sufrimientos?

laitman_2009-11_8715[1]Pregunta: ¿Cómo es la vida humana en el mundo espiritual? ¿Sin ningún sufrimiento?

Respuesta: no somos capaces de imaginarlo, ya que cualquier percepción nuestra será egoísta.

La percepción espiritual consiste en encontrar el deleite y el entusiasmo en el otorgamiento, en el amor al próximo.

Pero no para recibir de esto el deleite y la tranquilidad, sino que por la grandeza y el valor especial de la acción en sí misma.

¿Cómo puedo sentir la grandeza del otorgamiento? Pido que la Luz me deje sentirlo, ya que yo mismo no soy capaz de hacerlo.

¡Pero no soy capaz incluso de quererlo y de pedirlo! ¡¿Qué debo hacer?! El entorno puede obligarme a desear lo que es antinatural para mí, algo que es opuesto a mí.

La sociedad puede obligarme a cualquier cosa. El hombre está listo incluso a sacrificar su vida para verse grande ante los ojos de los demás.

¡Todo depende del entorno! Éste puede inculcarte los deseos que están en contra tu egoísmo y ¡tu egoísmo te apoyará en esto!

Es así porque el escalón hablante en nosotros es más alto que el animal. Para cumplir el deseo en este escalón y satisfacer la ambición, el hombre está listo para matar al animal en sí mismo.

El animal no es capaz de hacerlo, pero el hombre sí porque en él hay un escalón hablante, sobre el cual se puede influir. Este escalón depende completamente del entorno.

El entorno debe influir sobre cada uno de tal forma que quiera elevarse sobre el egoísmo propio.

Influyendo de tal manera uno sobre el otro, la sociedad se elevará todo el tiempo.

(Extracto de la lección sobre el artículo Paz en el Mundo de Baal HaSulam, correspondiente al 21 de abril 2010).

Material Relacionado:

La elección del ambiente adecuado es nuestra única elección

¿Cómo elegir el ambiente correcto?