entradas en '' categoría

¿Han llamado a una ambulancia espiritual?

laitman_2009-03-18_8399_w[1]En mi vida hay bastantes problemas. A veces parece que estoy harto de todo y me desgano.

Por ahora, hay que apartar todo lo terrenal y animal a un lado, y esclarecer lo más importante: ¿cómo están las relaciones con las personas en mi entorno?

Les desprecio, ellas no me importan, que les trague la tierra…. La negación dirigida al entorno es justamente mi raíz del mal.

Éste se revela del rompimiento: una vez estuvimos unidos, pero ahora, al contrario, revelamos la desunión total. Esta revelación es muy importante, es lo que necesito.

No la rechazo, sino acumulo estos momentos negativos que me muestran hasta cuanto  odio a los demás. ¡Qué bien que esto se me reveló!

Sí, les odio y desprecio, siento ganas de vomitar pensando en ellos. ¡Estamos tan lejos! Esto está muy bien. Ahora tengo la posibilidad de empezar a corregirme.

Entonces les recibo, hago esfuerzos, tomo parte en los estudios y la difusión, para  provocar alguna conexión y anularme donde puedo.

Si siento que hoy no puedo incluso mirar a mis amigos, entonces elijo un trabajo mecánico para hacer algo por el bien de todos, hasta que poco a poco vuelvo a la  normalidad con los demás.

Cada uno puede hundirse en este estado, del cual no puede salir por sí mismo. Por eso simplemente debe recibir la ayuda de su grupo y de toda nuestra unidad mundial, como él que ha perdido la conciencia y necesita ayuda de alguien.

Y los grupos deben revelar estos casos, ayudar inmediatamente a las “víctimas” y prestarles un auxilio profesional —como los médicos—, salvar sus vidas espirituales.

Con todo esto no “borramos” el mal en el ser humano, sino prestamos ayuda para despertarle y llevarle a la línea media. Entonces, todo el mal se convertirá en bien.

(Extracto de la lección 5 del congreso Zóhar 2010 en Nueva York, correspondiente al 8 de mayo 2010).

Material Relacionado:

La envidia es una cualidad positiva de cuando sí utiliza correctamente

 Un sistema cerrado de la vida

De qué depende mi futuro

Todo el mundo depende de nosotros

v_nebe_100_wp[1]Si es que en el mundo sucede algún mal, significa que todavía no hemos sido capaces de traer la corrección.

Si hay personas que todavía planean guerras, destrucción y terrorismo, si se ignoran mutuamente, si se engañan uno al otro, si intentan de cualquier manera enriquecerse a cuenta de los demás, significa que somos nosotros los que no estamos corrigiendo el mundo.

Porque si la Luz brillara más, todo esto no pudiera suceder. El hombre sería incapaz de comportarse de estas formas. La Naturaleza no nos prepararía tales indeseables “sorpresas” a los niveles inanimado, vegetal y animal.

Existimos en una Naturaleza que incluye todo en sí misma. Pero el equilibrio en ella depende de nosotros, del nivel del hombre.

Por esto, debemos de construir una vasija gigantesca (Kli) entre los estudiantes de la Cabalá, uniéndonos fuertemente para que las personas de todo el mundo sientan este poder y estén obligados de unirse entre sí.

Así sucede. ¿De dónde nos llegan todos tipos de pensamientos y deseos? No lo sabemos, pero aparecen desde dentro porque pasan de uno a otro por la red de la conexión entre nosotros.

Vivimos en un tiempo muy especial. Baal HaSulam escribe que tenemos que estar muy agradecidos al Creador por vivir en esta generación, la que tiene la oportunidad de difundir la ciencia de la Cabalá, llegada hasta nosotros desde hace muchos siglos.

Somos la primera generación que puede utilizarla y alcanzar la eternidad. Podemos subir por encima de toda esta vida, salir de los límites de la tierra a una nueva dimensión, al mundo espiritual.

(Extracto de la lección 6 del congreso Zóhar 2010 en Nueva York, correspondiente al 9 de mayo 2010).

Material Relacionado:

La medicina ya ha comenzado a trabajar

¡Somos responsables de todo el mundo!

¡La corrección del mundo ya ha empezado!

¿Una fuerza mística o un motor del desarrollo?

laitman_2009-11-06_zohar_tv_8165_w[1]Pregunta: ¿Qué es la Luz que retorna a la fuente? ¿Es una fuerza mística?

Respuesta: La Luz Circundante es la Luz Superior que está en nuestra unión.

Cada uno de nosotros, en este momento, no siente su conexión con los demás. Está desconectado de ellos como si estuviera dormido, en el estado inconsciente.

Él no siente su estado corregido. Estamos unidos, pero como si me hubieran golpeado en la cabeza y perdí la conciencia, perdí la sensación de esta conexión.

Y ahora la Luz está dentro de nuestra conexión. Y depende de cuanto desee volver a esta conexión, tanto ella me influirá. Uno está delante de otro.

Si estoy dentro del sistema lleno de Luz —donde todos están unidos, pero estoy desconectado de su comprensión—, aplico todos los esfuerzos para volver a él.

Como si me mareara y  perdiera la conciencia, pero aplico el esfuerzo para despabilarme y mantenerme.

Del mismo modo, dedico todos mis esfuerzos internos para volver a la comprensión del mundo espiritual y sentir mi conexión con todos. 

La Luz que influye sobre mí —en la medida de mi esfuerzo en lograr el estado corregido— se denomina “la Luz Circundante”. Ahora estoy en Maljut del Mundo del Infinito, unido con ella a un 100%.

Pero el problema es que tengo 125 capas o escalones de la pérdida de la conciencia del estado verdadero, del estado en que estoy ahora.

Y si quiero volver a la conciencia, entonces este deseo me influye.

Somos como un niño que sueña ser adulto y debido a este deseo crece.

(Extracto de la lección sobre el artículo Prefacio al libro del Zóhar, correspondiente al 16 de febrero 2010).

Material Relacionado:

Como revelar dentro de sí mismo la luz del infinito

El nacimiento es la ruptura hacia el nuevo mundo

600 mil luces entre nosotros