entradas en '' categoría

¡Busquen siempre la perfección!

laitman_2009-11-29_0032_wPregunta: ¿Si empiezo a sentir dentro de mi todo lo que está sucediendo en mi vida de todos los días, es una señal del avance como resultado de la lectura del libro del Zohar?

Respuesta: No. Cuando leo el libro del Zohar no existe para mí la vida de todos los días.
Tengo el embrión del alma, el punto en el corazón y ahora me encuentro con el alma en el sistema superior sobre el cual me habla el Zohar. ¿Cómo unir a este diminuto punto, en el cual no hay nada, sentimental y racionalmente, todas estas cualidades: las tres líneas, los ascensos y descensos y las acciones espirituales?

Es justamente lo que busco. ¿Cómo estar en ellas, sentirlas, experimentarlas yo mismo, allí en el ZON del mundo Atzilut? No quiero nada de este mundo, ni a mí mismo, ni a mis amigos, tal como les percibo en mis cinco sentidos de percepción. Por no hablar de todo el mundo. ¿Para qué lo necesito?

Este mundo no existe, sólo lo imagino dentro de mi ego, el deseo del placer. Si subo a un nivel más alto, el nivel del otorgamiento, la fe por encima de la razón, veré todo de otra manera. ¡No quiero dedicarme a este mundo! ¡Solo quiero subir y fundirme con el mundo superior! Lo trato objetivamente, no dejo este mundo.

Pero, el estudio del libro del Zohar, al igual que toda la ciencia de la Cabalá, para descubrir el mundo superior y traerlo a nuestro mundo, ¡esto nunca sucederá! Nunca el mundo espiritual entrará en el material. Es al revés el mundo material subirá hacia sus raíces – al mundo espiritual. A continuación veré a través del mundo material el mundo espiritual. Pero primero hay que percibir lo espiritual.

Por eso, antes de la clase debo intentar desconectarme de todo lo que tengo en este mundo. Porque ahora estoy estudiando la perfección, lo espiritual, al Creador.

(Extracto de la lección sobre el libro del Zohar correspondiente al 10 de junio 2010).

Material relacionado:

El Zóhar nos revela a nosotros mismos

“No te harás ídolos”

thumbs_Laitman_151Una pregunta que recibí: ¿El propósito de la lectura del libro del Zohar es desarrollar nuestra sensibilidad hacia lo que sentimos en nuestros cinco órganos de percepción? ¿Esto desarrolla nuestra conciencia de la visión de este mundo?

Mi respuesta: ¡Absolutamente no! Mientras leo el Zohar, me olvido de este mundo; no lo veo o lo siento. Estoy entrando al sistema de Gobierno y Supervisión Superior, leyendo acerca de éste, estudiando, y tratando de percibirlo, es decir tratando de conectarme con él con mis sensaciones y mi mente.

Estoy tratando, con lo mejor de mis habilidades, de usar todos los nombres y apelaciones escritos en el Zohar. En esencia, el Zohar por entero habla acerca de Yeshsut, Zeir Anpin, Maljut y las almas. Todo tiene lugar entre Zeir Anpin y Maljut, pero el Zohar lo expresa en miles de nombres y situaciones.

Por lo tanto, mientras leo el Libro del Zohar, estoy intentando entrar a esos estados espirituales, pero no traerlos dentro de nuestro mundo material. ¿Por qué necesito eso? Debo encontrarme a mí mismo dentro de la espiritualidad, sentir como me visto en ZON del mundo Atzilut, me identifico, y me hago uno con este en todos mis deseos y pensamientos.

Necesito tratar siempre de ver todo lo que está sucediendo en un cuerpo singular del alma común, porque este es todas mis cualidades: Abraham, Isaac, Jacob, Moisés, José, Aarón, David, y todas las acciones de las que está hablando el Zohar, Klipa y santidad, los peldaños de ZON del mundo de Atzilut.

Pero este mundo no existe para mí, por así decirlo. No lo entiendo o lo siento; No necesito este mundo imaginario. Está escrito que debemos elevarnos al nivel del Mundo Superior, y desde éste, tras de haber obtenido cierto entendimiento de las raíces espirituales, somos capaces de estudiar sus ramas inferiores en nuestro mundo.

No hay necesidad de estar en las ramas “porque sí.” De hecho, está prohibido anexar las raíces Superiores a las inferiores. Se llama idolatría cuando tomas los nombres y acciones del Mundo Superior y tratas de ver sus efectos en este mundo en la precisa correspondencia de uno a otro. Está vedado porque es equivocado.

¿Qué significa “prohibido”? Que no existe. Significa “construirte un ídolo.”

(Extracto de la primera parte de la lección diaria de Cabalá, del 10 de junio 2010. El Zóhar.)

Material relacionado:

La Medicina más poderosa: Gotas de Fortuna
No te fabriques ídolos
No existen los ídolos en la Cabalá

¿Cómo formamos el grupo?

Duración: 00:01:52