entradas en '' categoría

La Unidad es una Nueva Realidad

thumbs_Laitman_007[1]Recibí esta pregunta: ¿Qué es la unidad? ¿Es una sensación interna o la revelación de alguna fuerza?
Mi respuesta: La unidad es una nueva realidad de la que no tenemos ni idea. Se trata de algo nuevo que no hemos sentido antes y que tiene las propiedades del mundo espiritual: las propiedades de otorgamiento. Cuando se nos incluye en esta materia y vivimos en ella, comenzamos a revelar una dimensión nueva y distinta, como si nos encontráramos en un planeta diferente. Revelamos esta dimensión dentro sus propiedades: en el otorgamiento.
Por lo tanto, unidad no significa simplemente conexión mutua, buenas relaciones o confianza. Es la revelación de una nueva propiedad que no existe en nuestro mundo. Al obtener esta propiedad y llegar a ser similar al Creador, revelamos todo en nuestra mente y en nuestros sentimientos, en unidad con Él.

No tenemos nada más que hacer que alcanzar la unidad. Está en nuestras manos el hacerlo. Con respecto a esto, está escrito: “Haremos, y  oiremos”. Esto significa que podemos realizar varias acciones, extendernos en nuestros esfuerzos, y hacer todo lo que esté a nuestro alcance. Podemos estudiar juntos y unidos como recomiendan los cabalistas y como el Rabash escribe en sus artículos.

Sin embargo, no tendremos éxito en esto. Tenemos que llegar al estado descrito como “Y ellos clamaron por este trabajo”. Es un grito interno, porque tenemos que unirnos, pero somos incapaces de hacerlo. Sólo sucederá en este estado de clamor interior. Tiene que ser una verdadera oración, una verdadera súplica.
Ya hemos construido todos los fundamentos. Ahora sólo tenemos que llegar a la propiedad de la unidad. La nueva cuestión que se revelará como la conexión con otros es la cuestión espiritual. En cierta medida, ya es un vasija espiritual que existía antes del rompimiento. En el instante en que lo revelemos, que revelemos la existencia espiritual, el Creador se revelará.

Por lo tanto, durante todo el día, cada uno de nosotros y todos juntos, tenemos que intentar, en la medida de lo posible, preocuparnos sólo por esto.

(Extraído de la primera parte de la lección diaria de Cabalá, El Zohar, del 13 de junio de 2010.)

Material Relacionado:

Convierte a un compañero en tu amigo

La humanidad es un sistema cerrado

La unidad es el método para salir de la crisis

La puerta abierta hacia la libertad

laitman_2009-07_0181_70[1]Pregunta: No está claro cómo en el primer estado del doble ocultamiento el hombre puede cometer transgresiones (como se menciona en La Introducción al estudio de las diez Sefirot). Porque él no percibe la  espiritualidad y para cometer una transgresión  conscientemente hay que saber lo que haces.

Respuesta: La Cabalá dice que en principio ya eres un delincuente: naciste así. ¡Todos somos unos delincuentes! Pero no es necesario atraparnos, porque ya estamos en este mundo como en una cárcel. Lo único que debemos hacer es descubrir que somos delincuentes y que estamos encerrados, y que este estado nos fue dado desde el principio. Ahora, si alguien quiere salir de este estado, ¡por favor, la puerta está abierta! Pero, para salir tienes que transformarte, nada más.

Las transgresiones y los errores, son la revelación de  hasta qué punto somos opuestos al Creador. Si no los vemos así, no existe ninguna transgresión o error. Esta etapa se llama “la providencia del castigo y la recompensa”. ¡La recompensa es la posibilidad de otorgar! Y el castigo es la imposibilidad de otorgar.

 Los transgresiones son la consecuencia del doble ocultamiento; y los errores son la consecuencia del ocultamiento sencillo. Un ocultamiento es sobre, “No hay nadie más aparte de Él”, y el segundo es “Él es bondadoso y bienhechor”. Si nos equivocamos en el primero y segundo, se llama una transgresión. Si sólo nos equivocamos en uno de ellos, se llama un error.

Por eso es más fácil corregir los errores. Al corregir un error, corregimos la mitad de la transgresión lo que hace más fácil corregirla completamente, porque ahora la transgresión se ha convertido en un error. En esencia siempre estamos corrigiendo los errores ya que incluso las transgresiones primero se convierten en errores y realmente se corrigen sólo cuando empezamos a recibir con el propósito de otorgar. A esto se le llama arrepentimiento por amor en lugar de arrepentimiento por temor.

(Extracto de la lección sobre Introducción al estudio de las diez Sefirot, correspondiente al 13 de junio 2010).

Solo recibo remedio con el anhelo por la luz que reforma

Duración:00:01:12

Lección vespertina del Zohar del 14 de junio 2010

Rabash, Shlavei HaSulam, Artículo,  Haz para ti un Rav y compra un amigo – 2. Lección 3

Descargar: WMV Video|MP3 Audio

El Libro del Zohar, Parasha semanal,  Jukat

Descargar: WMV Video|MP3 Audio