entradas en '' categoría

Y se hizo la noche y se hizo el día – Un día en el mega congreso

Pregunta: Durante el congreso, ¿cómo podemos siempre tener en cuenta que la Luz nos influye si trabajamos correctamente, que la oscuridad es una parte integral del trabajo y que el grupo es lo que nos sostiene durante el período de oscuridad?

Respuesta: Antes de un congreso tan grande como el que tendremos en unos cuantos días, y los días posteriores, la persona atraviesa por diversos estados: ascensos y descensos. Uno debe estar feliz por los cambios que le ocurren. Y entre más rápidos e intensos sean estos cambios, mejor.

Nuestra única preocupación es unirnos con los otros en lugar de buscar dentro de nosotros y analizar nuestras sensaciones. Constantemente debemos intentar adherirnos al campo común, y posicionarnos bajo la influencia del grupo sin mayores razonamientos

Hagan a un lado todos los discernimientos inteligentes por ahora. El congreso no es el momento de sentarse en un rincón para meditar en lo que significa este estado o aquel otro. De lo contrario, habrá “más plática que acción”. En un momento como este, las acciones son de suma importancia, tal como está escrito, “Haremos y escucharemos”.

Todo el congreso depende de qué tanto ustedes se integren en el grupo, como el niño entre los adultos. Él no piensa con la cabeza: tan sólo quiere imitarlos. Si ellos se ríen, yo me río. Si ellos lloran, yo lloro. Si ellos escuchan, yo escucho. Y lo hago porque quiero recibir la inspiración de ellos. Entonces no será importante quién es el principiante y quien es el avanzado y experimentado; quién es pequeño y quién es grande. Sólo traten de sintonizarse con el ambiente y sentirán cómo reciben la fuerza del otorgamiento por encima de la razón.

(De la primera parte de la lección diaria de Cabalá, Y se hizo la noche y se hizo el día.)

Material Relacionado:

Mega congreso 2010 – una ventana a la espiritualidad

Merecer el nacimiento espiritual

Los cabalistas hablan sobre la Esencia de la sabiduría de la Cabalá.

Queridos amigos, por favor hagan preguntas acerca de estos pasajes de los grandes cabalistas. Prometo responderlas. Los comentarios entre paréntesis son míos.
El significado de la vida
De hecho (la pregunta acerca de la necesidad para todos nostros de estudiar Cabalá desaparece), si fijamos nuestros corazones en solo una famosa pregunta…. Esta pregunta indignante es una pregunta que todo el mundo se hace, es decir, «¿Cuál es el significado de mi vida?» En otras palabras, esos contados años de nuestra vida que nos cuestan tanto, y los numerosos dolores y tormentos que sufrimos por estos, para completarlos al máximo (¡En vano!), ¿Quién los disfruta? O incluso más precisamente, ¿A quién deleito?
Es realmente cierto que los historiadores se han cansado de ponderarlo, y particularmente en nuestra generación. Nadie desea considerarlo. Aún así la pregunta permanece amarga y vehemente como siempre. Algunas veces nos toma por sorpresa, pica en nuestras mentes y nos humilla hasta el suelo antes de que encontremos la famosa estratagema de (olvidarlo y) fluir inconscientemente en las corrientes de la vida como siempre.
De hecho, es para resolver este gran acertijo que el verso escribe, «Prueba y ve que el Señor es bueno». (Esto puede ser hecho con la ciencia de la Cabalá como el método de la revelación del Creador y por consiguiente también resolver los misterios de nuestra vida entera.)
Baal HaSulam, Introducción al estudio de las diez Sefirot,  Ítems 3,4

Material Relacionado:

La revelación del creador es un upgrade del programa de la creación

Ángeles rotos

El primer hombre fue creado sólo con Kelim de otorgamiento, Galgalta veEynaim. No tenía deseos de recibir, el AJP, pues él todavía necesitaba adquirirlos. Y no necesitaba simples deseos de recibir, sino deseos listos para la corrección, es decir, deseos que contienen chispas de otorgamiento.

 No hay necesidad de corregir el Galgata veEynaim ya que no es una persona; es un ángel en el Jardín del Edén. Lo que se necesitaba era una persona con un alma rota, con todos los preparativos para la corrección, y por eso se produjo la ruptura.

 Sin embargo, romperse por sí mismo no era suficiente, ya que uno no siente que esté roto: ¡nació así! Estando roto, no tiene contacto con la Luz, por lo tanto, no puede medirse a sí mismo y darse cuenta de su estado. Ahora necesita acumular, gradualmente, las definiciones dentro de sí mismo para comprender que está roto. Y lo hace debido a dos componentes: el deseo de disfrutar y la chispa de otorgamiento. Ambos necesitan ser cultivados.

 Se involucra en esto contrastando uno con otro, así llega a un estado de decepción. Después comienza la corrección, con el fin de convertirse en humano.

(Extraído de la cuarta parte de la lección diaria Cábala  correspondiente al 19 julio 2010, Introducción al Libro, Panim Meirot uMasbirot.)

Material Relacionado:

No pierdas la cabeza

El mundo entero no es un rábano amargo

Lección diaria de Cabalá del 21 de Julio 2010

Rabash, Shlavei HaSulamY se hizo la noche y se hizo el día

Descargar: WMV Video|MP3 Audio

El Libro del Zohar, Capítulo Lej-Leja (Vete por ti), Ítem 96

Descargar: WMV Video|MP3 Audio

Rav Yehuda Ashlag, Talmud Eser Sefirot, Vol. 2, Parte 7, Ítem 8, Lección 14

Descargar: WMV Video|MP3 Audio

Rav Yehuda Ashlag, Introducción al Libro, Panim Meirot uMasbirot, Ítem 21, Lección 18

Descargar: WMV Video|MP3 Audio

La unificación con el grupo nos conduce al Creador

Si las acciones de una persona están dirigidas a unirse con los amigos, muy pronto descubrirá la necesidad de la conexión directa con el Creador, quien deberá asistirnos en esta unificación. Cada acción nos conduce a la corrección del rompimiento, a la unidad entre nosotros, y entonces dentro de ésta se manifestará la necesidad de la influencia del Creador, el atributo de otorgamiento y el amor. 

En este momento se revelan los tres componentes de nuestro estado: La Torá, Israel y el Creador. La Torá es la fuerza que crea el deseo (el mundo es creado a través de la Torá), la fuerza que corrige la intención del deseo (la Luz que Reforma), y la fuerza que llena el deseo (el placer y la sabiduría, la meta de la creación). “Ama a tu prójimo como a ti mismo”, es la regla general de la Torá.  Israel (el que aspira al Creador, el alma), es el Kli común (la unificación de las almas, la Shejina). La Torá es la Luz, la fuerza que corrige. El Creador es la fuente interna de esta fuerza.

Juntos creamos la condición para la unificación de la garantía mutua. Preparamos el lugar para la revelación hasta que, “los hijos de Israel clamaron desde el trabajo”, esto es, cuando solicitamos Su ayuda. Vemos la comparación de la sociedad y el Creador en casi todas las descripciones en la Torá. Sin la sociedad, somos incapaces de alcanzar al Creador. Por consiguiente,  el grupo es el medio. Es la Shejina, Knesset Israel (la congregación/asamblea de Israel) la colectividad de las almas que piden no permanecer en el polvo, (en el egoísmo). Todos los artículos hablan sobre esto.

La persona se olvida que es necesaria la conexión con el Creador, pues va en contra de su naturaleza. Sin embargo, esta conexión aparecerá en nuestra naturaleza si nos unimos a un grupo. Si no estoy conectado al grupo, no estoy aspirando al Creador y no encontraré el camino hasta Él­.

(De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 19 de julio 2019, Artículo, Sobre mi lecho por la noche.)

Material Relacionado:

¿Qué es el creador?

La estación de radio del creador

¿Por qué esta rueda sigue rodando?

Baal HaSulam, Introducción al Libro, Panim Meirot uMasbirot , punto 20: Por el pecado con el Árbol del Conocimiento, las fuerzas impuras recibieron el control sobre el hombre. Por ello, el orden del universo es muy confuso. Los pecadores engendran el mal, disminuyendo la abundancia de la Luz para el pueblo. Naturalmente, esto conduce a la destrucción y el sufrimiento. Pero si aumentan la abundancia, entonces la separación de los receptores aumenta aún más, como los sabios dijeron: «Si una persona tiene cien monedas, quiere doscientas, y si tiene doscientas, entonces quiere cuatrocientas».

Es la naturaleza del hombre perseguir siempre el placer, pero al hacerlo sólo aumenta su deseo de recibir. Toda la vida es una búsqueda sin fin de placeres que nunca se pueden alcanzar. Y los pequeños bocados de realización que recibimos se nos dan para que sigamos persiguiendo y aumentando nuestro deseo. 
 A nosotros nos parece que perseguimos el placer, ¡pero perseguimos cada vez deseos mayores! Apenas tocamos nuestro objeto de deseo, ¡y un instante después sentimos que necesitamos el doble! Cuando experimentamos placer durante un instante, aumentamos nuestro deseo al doble y, por lo tanto, el propio placer se transforma en deseo. Esto sigue así hasta que nos volvemos más y más desilusionados.

(De la 4ª parte de la lección diaria de Cábala, Introducción al Libro Panim Meirot uMasbirot, del 19 de julio de 2010.)

Material Relacionado:

Expandan su capacidad de sentir placer infinitamente

Video: satisfacción e insatisfacción

Los cabalistas acerca del propósito de la creación, Parte 24

Queridos amigos, pregunten acerca de estos pasajes de los escritos de los grandes cabalistas. Prometo darles respuesta.  Los comentarios entre paréntesis son míos

La conducción del Creador es intencional

Esto (la guía con propósito) significa que las conductas corruptas (egoístas, naturales) en la humanidad son las mismas que (al grado de su corrección) generan  estados buenos  (corregidos) y cada  buen estado es nada más que el fruto (maduro) del trabajo (corrección) en el mal estado que lo precedió. En realidad, estos valores de lo bueno y lo malo no definen la situación en sí misma, sino (solo) el objetivo general:(el estado no es evaluado por si mismo sino que)  cada estado que trae a la humanidad más cerca del objetivo es considerado bueno y el que lo hace distanciarse es considerado malo.

Bajo ese único parámetro es construida la «la ley de desarrollo».  La corrupción y la maldad (mal egoísta) que aparecen en un estado (cualquiera) son (también) consideradas la causa y el generador del buen (perfecto) estado, de manera  que cada estado dura solamente el  tiempo suficiente hacer crecer el mal en este  hasta tal punto que el público no puede tolerarlo más. (Es decir, depende de la sociedad la revelación del mal, tiempo que puede ser apresurado por explicación, desarrollo y educación). En ese momento (tras darse cuenta del mal en si mismo y resolver corregirlo) el público debe unirse contra ello y destruirlo (el mal egoísta en este, sus relaciones) y reorganizarse en un mejor estado (particularmente) para la corrección de esa generación. (sin tratar de saltarse ningún periodo sucesivo de desarrollo).

            Y el nuevo estado, también, dura justo lo que tardan las chispas de mal en este en madurar  y alcanzar tal nivel que ya no pueden ser toleradas, en cuyo tiempo  debe ser destruída  (involuntariamente) y un estado más cómodo es construido en su lugar. Y entonces los estados se esclarecen  uno a uno y grado a grado hasta que ellos vengan a un estado tan corregido  que  no habrá ninguna chispa de mal. (No habrá nada que corregir, y esty e estado será reconocido como corrección final.)

–          Baal HaSulam, Artículo, La Paz

Material Relacionado:

Los cabalistas acerca del propósito de la creación, parte 22

Conferencia de Introducción, Israel y las naciones del mundo, del 20 de Julio 2010

Serie de Conferencias de introducción – Cabalá para la nación: Israel y las naciones del mundo

Descargar: WMV Video|MP3 Audio

Aferrandonos al grupo vencemos el ego

Mega Congreso de Cabalá: La unidad alrededor del mundo

En cientos de localidades a través del mundo, las personas se reunirán para el Mega Congreso que tiene como objetivo unir al mundo y trabajar para experimentar la espiritualidad. Todos ustedes están invitados a acudir a alguno de los sitios de reunión o conectarse en línea para participar en la celebración del propósito de la creación. Para mayores informes y registro para el evento de tres días: La unidad alrededor del mundo.