entradas en '' categoría

Lo que exigen las personas cuando salen a las calles

Pregunta: En las semanas pasadas, hemos visto como en varios países las personas salieron a manifestarse en contra de sus gobiernos como si estuvieran protestando por su incapacidad de tomar parte en el gobierno de su país

¿cómo les podemos ofrecer las ideas de la Cabalá acerca de la unidad integral de manera que sientan que esta puede darles una solución?

Respuesta: Es una pregunta muy importante que se está volviendo cada vez más vital en estos días. Es una cuestión de unidad que las personas esencialmente exigen. En otras palabras, una persona pregunta: ¿Cómo puedo yo, un hombre común que vive con dos dólares al día (como lo hacen por ejemplo las masas en Egipto), decidir algo en esta vida?

No pueden dejar las calles e ir a casa porque de otra manera, tendrán que regresar a esta vida de extrema pobreza la cual está “avaluada en dos dólares al día”. Pero por ahora, al estar protestando, tienen una sensación de ser capaces de controlar, de hacer algo. Sienten que el poder está en sus manos, y no en las manos del gobierno.

Esta exigencia no puede ser resuelta al añadir un dólar extra por día para sus necesidades. Es necesario pensar qué darles a esos millones de personas para que sientan que han recibido el poder de gobernar y hacer cambios. Y hoy día, es realmente un problema universal, global, que está comenzando a involucrar masas cada vez más grandes en el mundo.

Los gobiernos comienzan a ponderar: ¿Qué deben hacer? Hay líderes políticos listos para renunciar a sus posiciones y ceder ante varios cambios, pero eso nunca satisfará a su pueblo. Aun estamos por ver muchas manifestaciones y revueltas, hasta que la decisión finalmente salga a la superficie: Debemos asegurarnos de que la última de las personas, la más simple, llegue a sentir que él también está a cargo, y que tiene honor, poder, y respeto por sí mismo.

¡Los humanos crecieron! Están saliendo a las calles y sienten que la situación les pertenece. Cuando sienten esto es imposible sobornarlos incluso con dinero porque tal estatus no será suficiente para ellos. Y continuarán despertando, creando un predicamento bastante amenazador. Yo no veo cómo serán capaces los gobiernos de controlarlo.

Incluso si un gobierno reemplaza a otro y acepta a los representantes del pueblo, tan pronto como estos estén en el poder, se alejarán del pueblo. Tan pronto como ponen sus manos ahí y lo empiezan a disfrutar, en la cima, una persona que vive en su asentamiento urbano, o en una aldea remota ya no lo verá como su representante.

Estamos por ver esta tendencia en el desarrollo político en el futuro próximo. Al final, no habrá otra opción disponible. La humanidad llegará a un estado en el que afrontará una pregunta: ¿Qué podemos hacer para ser iguales? En realidad, sólo cuando todos se sientan iguales, la persona puede sentir que él o ella es la cabeza del gobierno, toma decisiones, y es importante.

No significa que uno deba tener un poder directo sobre los otros, sino que uno necesita sentirse así en el interior. Y es posible lograrlo pero sólo a través de la unificación de las personas hacia las que nos estamos moviendo.

Los sociólogos aun no se familiarizan con ese fenómeno, y producen pronósticos muy cuidadosos, y superficiales. Pero pienso que en esos países en los cuales esto ya comenzó, no puede ser detenido. Un gobierno debe temer a un pueblo que ya ha probado su habilidad de cambiar algo y ponerse a cargo. Hasta que todos se sientan iguales entre sí, no tendrán paz. Y hacia allá es hacia donde va el mundo.

(35613 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 02/17/2011, “Introducción al libro, Paním Meirót uMasbirót”)

Material Relacionado:
El pasado dependió del Creador, pero el futuro depende de usted
¿Es el orgullo una forma de egoísmo?
El orden para la ascensión espiritual

¡Envidia al Creador!

Está escrito que “la envidia, la lujuria y la ambición” sacan a las personas fuera de este mundo, lo que significa que tenemos que utilizar esta cualidades para entrar al mundo espiritual. Pero el problema es que una persona se dispersa en diversas direcciones y consigue todos los deseos en el mundo corpóreo.

Si uno utilizara toda su fuerza para convertirse en un humano, elevándose al nivel espiritual, al grado humano, tendría éxito. Pero en lugar de eso, perseguimos el dinero, la fama, el poder, y carecemos de envidia por las propiedades espirituales que nos permitirían convertirnos en humanos.

Necesitamos analizarnos y conectarnos con el entorno que nos moldeará para que nos enfoquemos en el deseo más importante de todos: convertirnos en humanos y llenar los deseos de poder, dinero y fama, solo en la medida en que sean una necesidad vital.  Todas estas propiedades deben apoyarnos en nuestra aspiración hacia la correcta forma de envidia: envidiar al Creador y ¡desear ser como Él! Y si fracaso y comienzo a envidiar la riqueza, el poder o el honor de otra persona, obviamente no estaré sintonizado con el superior, con la meta.

Pero, ¿Cómo puedo envidiar al Creador si no lo veo ni lo siento? Esta es la razón por la cual se nos provee del grupo: para inculcarnos la importancia de las cualidades espirituales dentro de nosotros. Nunca sabrás quien es el Creador hasta que alcances Su nivel. Y además, Sus propiedades son opuestas a las tuyas y te repelen. Por lo tanto, en este punto, solo el entorno adecuado donde puedas trabajar, puede ayudarte.  Solo el entorno puede cambiar tu sistema de valores.

Pero el problema es que incluso hasta después que una persona completa su desarrollo preliminar en cuanto a los grados inanimado, vegetativo y animado y llega a la Cabalá, al principio del grado humano y al libre albedrío, repentinamente sale del sendero y se desvía hacia otra dirección por algunos largos años, en busca de riqueza, poder y honor.  Y para el momento en que regresa, su vida está prácticamente terminando…

(35622 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 02/17/2011, “Introducción al libro Paním Meirót uMasbirót”)

Material Relacionado:
Tú verás un mundo invertido
Saborea hoy el mundo espiritual.
El libre albedrío está por encima del deseo

El grado de “virginidad”

Escritos de Rabash, artículo 29, “Cásate con una Virgen”: Cada vez que una persona recibe una esposa, recibirá una virgen que nunca ha tenido un marido. En otras palabras, él nunca ha utilizado esta Máljut y ella siempre debe ser una nueva esposa.

En el trabajo espiritual Máljut es llamada “el reino de los cielos”, el cual debe tomar la persona sobre sí todos los días renovado. Él tiene que imaginar que está empezando ahora el trabajo espiritual y no importarle nada de lo que vino antes.

El Creador creó la creación y existe en adhesión y unidad con ella. A esto le llamamos el primer estado o el mundo del Infinito. Sin embargo, la creación no se percibe en este estado. Fue creada simplemente esta manera, pero no está permeada por los detalles de la percepción, además de la sensación de uno. Por lo tanto, es como el grado inanimado, una gota de semen, que no tiene percepción de sí misma.

El deseo del Creador es llevar la creación a que se dé cuenta de quién es Él y que se haga semejante e igual a Él. Por lo tanto el verdadero estado está oculto de la creación y en su lugar, comienza a percibirse en el estado opuesto. Esta fase, a su vez, se divide en varios aspectos: la creación misma se percibe como existente en los niveles inanimado, vegetativo, animado, y hablante.

Tú y yo sentimos nuestra existencia en el grado humano de este mundo. Sin embargo, no sentimos que nos hayamos desarrollado desde el nivel inanimado. No sentimos nuestros ciclos de vida pasados en el nivel humano, sino que simplemente nos experimentamos como existentes aquí y ahora.

El asunto es que cualquier análisis tiene que ocurrir por sí mismo. Una persona en este mundo discierne la adhesión, la conexión con el Creador, y se desarrolla a un nivel en el que comienza a expresar su parte en la creación, su actitud hacia el Creador.

El Creador lo trae a esta, dándole la sensación de vacío en la vida, pero por otro lado motivándolo para conectarse con Él y para que sea semejante a Él. De tal modo el Creador despierta el deseo de una persona en el primer punto espiritual. Si una persona realiza adecuadamente este deseo por medio del método de corrección, es decir, la ciencia de la Cabalá, si aumenta su pequeño deseo con la ayuda del grupo, elevando la importancia de llegar a ser semejante al Creador y unirse con Él, si él eventualmente hace que su deseo sea semejante al del Creador, entonces adquiere un nuevo grado. El punto inicial en él crece para convertirse en Máljut.

En hebreo Máljut significa reino. También se le llama “el reino de los cielos”, porque la persona lo hace similar a Bína, los cielos. De esta manera es hecha la primera conexión entre Máljut y Bína, o entre la creación y el Creador.

Luego, con el fin de dar la oportunidad a la persona de desarrollarse aun más, todo lo que tuvo antes se borra y recibe la siguiente parte del deseo egoísta que tiene que ser corregida y semejante al Creador. Esta parte tiene que ser traída a la adhesión para que se convierta en una persona en un grado más alto. Entonces no queda ningún rastro de la situación anterior.

Así, si una persona trabaja correctamente, entonces recibe continuamente “una virgen por esposa”. Entonces el corrige su deseo una vez por el bien del otorgamiento, haciéndolo similar al del Creador y adquiriendo una mayor equivalencia y cercanía con Él. Cuando completa esta fase, la adhesión desaparece de él una vez más y la persona recibe otra vez un nuevo deseo corrupto con el cual tiene que trabajar nuevamente por medio del grupo, elevando la importancia de la meta, aumentando su deseo, y uniéndose con otras almas. Así es como avanza una persona.

Él recibe continuamente una nueva parte de Máljut, una “nueva mujer“. Si trabaja por el bien de otorgamiento, deseando ser semejante al Creador, entonces, en el nuevo estado todo lo que sucedió, se borra por completo y no tiene nada en que confiar de la experiencia pasada. Este es, de hecho, un nuevo grado, “virginidad”.

(De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 2/20/11, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:
Decorando la novia
Disfruta cada momento de la vida
“Desperfectos” de una percepción imperfecta

“Mujer” y “hombre” son dos fuerzas que conducen al Creador

No hay nada en el universo, además de dos fuerzas: el Creador y la creación. La fuerza de otorgamiento es el Creador, mientras que la fuerza de recepción es la creación. Estas dos fuerzas se combinan en el interior de la creación para permitir que la creación alcance el grado del Creador.

En otras palabras, la creación tiene un deseo de llenarse a sí misma de manera egoísta y un deseo altruista de otorgar. La única pregunta es: ¿Qué es lo primordial, el deseo de otorgar para recibir el llenado para sí mismo, o el deseo de recibir placer por el bien del otorgamiento? Todo depende de para qué usemos la recepción o el otorgamiento.

Cuando una persona está en el comienzo del camino de su corrección, no es capaz de oír hablar sobre otra cosa que la forma de ganar algo para sí misma. Hasta que cruza el Majsóm, hasta que se realiza una restricción (Tzimtzúm) en sus deseos, lo ve todo sólo como una oportunidad para obtener beneficios para sí mismo. Él simplemente no puede funcionar de otra manera.

Por lo tanto, todo su avance se lleva a cabo por el principio de “otorgar por el bien de recibir”. Él trabaja en el grupo, asiste a las lecciones, trabaja en la difusión, y está seguro de que será capaz de recibir como recompensa todo el mundo. De esta manera avanza una persona, y esto es llamado que utiliza la fuerza de la “mujer” en él.

Gradualmente, si la persona lleva a cabo el consejo del maestro, entonces los cambios internos se llevarán a cabo dentro de él bajo la influencia de la Luz que Reforma. Su progreso está acompañado de ascensos y descensos alternados, estados de incertidumbre y confusión.

Así es como poco a poco llega a comprender el valor del atributo de otorgamiento en y por sí mismo, en vez de hacerlo para obtener beneficio de él. Sin embargo, por ahora esto sólo ocurre de vez en cuando. La Luz Superior le trae la sensación de que el otorgamiento por sí mismo es una gran cualidad.

Entonces empieza a pensar menos en sí mismo al hacer todas sus acciones y le atribuye gran importancia al grupo y al Creador. Él piensa más en el estado del mundo y cambia de cuidarse a sí mismo a cuidar del bien común. Esto es llamado el “hombre” en él, la fuerza de superación (en hebreo a un hombre, Guéver, proviene de la palabra Hitgabrút, superar) que se eleva por encima de la “mujer” en él.

De esta manera la persona va gradualmente de Lo Lishmá (acciones para su propio bien) a Lishmá (por el bien del otorgamiento). Esta revolución sucede drástica y repentinamente, pero el camino a esto es muy lento y gradual.

Cuando la persona reemplaza completamente la “mujer” en ella por un “hombre”, lo cual determina ahora el camino de su desarrollo espiritual, el avance hacia el otorgamiento por el bien de otorgar y luego la recepción por el bien de otorgar, entonces, él ya está trabajando con la fuerza masculina.

Mientras tanto, la “mujer” se encuentra dentro de él. Ella puede ser su ayudante o ayuda en su contra. Todo depende de su estado. Entonces se produce en su interior la combinación adecuada de las fuerzas masculina y femenina.

(35755 – De la lección del 2/11/11, Escritos de Rabash)

Material Rlacionado:
Difusión y trabajo espiritual
No pierdas la cabeza
La escalera espiritual que todos pueden subir

Afiches de Cabalá en el transporte público

Una campaña publicitaria de La Academia Rusa de Cabalá se puso en marcha en Donetsk (Ucrania). Nuestros amigos están pidiendo apoyo con nuestros pensamientos. La campaña también se llevará a cabo en el Dnepr, Kharkov, Kiev (metro), y Odessa. Los avisos son diferentes para cada tipo de transporte público.

Un artículo en el periódico alemán

Durante la reciente Convención Europea en Berlín, di una serie de entrevistas a medios de comunicación alemanes. En la foto de abajo, ves mi entrevista con un periodista del diario alemán “Jüdische Allgemeine”. Como resultado de nuestra conversación, el periódico publicó un artículo extenso, serio sobre la convención y nuestro movimiento.

An Article In The German Newspaper

El que hace toda la diferencia

Pregunta: En la “Introducción al libro, Paním Meirót uMasbirót“, ítem 3, Baál HaSulám escribe: “Distinguimos cuatro divisiones en las especies hablantes, dispuestos en gradaciones uno encima del otro. Esas son las masas, los fuertes, los ricos, y los sagaces. Son iguales a los cuatro grados de la realidad completa, llamada “inanimado”, “vegetativo”, “animado” y “hablante [humano]… De ello se deduce que el valor de una persona del hablante, se iguala con el valor de todas las fuerzas en el vegetativo y el animado en la completa realidad en ese momento, y en todas las generaciones pasadas”.

¿Es correcto suponer que basta con tener una persona que, al haber hecho su libre elección, puede abrir el camino de desarrollo a todos los otros niveles de la naturaleza, los cuales no pueden evolucionar sin él?

Respuesta: Desde luego, al usar de su libre albedrío, una persona puede abrir el camino para garantizar el desarrollo y perfeccionamiento de todo el inanimado, vegetativo y animado de los niveles de la pirámide humana, si todos ellos se unifican unos con otros y se unen a este grado humano. Así es como Ráshbi, el ARÍ, y Baál HaSulám abrieron esto para nosotros. Una persona puede atraerlo y llevarlo a todos los demás si está en el nivel de desarrollo “hablante”, mientras que ellos están en el inanimado, vegetativo, y animado.

Vemos esto en la práctica. ¿Cómo podría evolucionar la humanidad si no fuera por algunos individuos excepcionales que abren la puerta a un nuevo mundo para los demás?

Pero después que esa persona hace un gran avance, alcanzando el equilibrio depende de todos los demás que lo siguen. El primero ha hecho su trabajo, como, por ejemplo, Baál HaSulám que nos reveló el método de toda la sabiduría de la Cabalá, y ahora depende de nosotros realizarlo. Hasta que nuestro trabajo esté completo, no vamos a alcanzar el equilibrio.

Él simplemente nos explica que el problema radica en nuestro desequilibrio con la naturaleza y que es necesario llegar al equilibrio. La naturaleza en su forma integral es el Creador. Es con Él que tenemos que armonizarnos, es decir, alcanzar la equivalencia de forma, la unidad. Esto es lo que debemos poner en práctica. Es necesario involucrar a todo el mundo en ella, lo cual exigirá mucho trabajo.

Tú puedes preguntar ¿quién es esta persona que hace toda la diferencia y debe usar su libre albedrío? ¡Tú eres esta persona! Es cada persona que recibió el despertar espiritual dentro y, por lo tanto, escuchó sobre el método de su realización desde el exterior.

Sólo el primer despertar ocurre en el interior, y por eso, la persona escucha un llamado a él o ella desde el exterior. Como resultado, llega a un lugar donde es posible realizar el libre albedrío.

(35626 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 02/17/2011, “Introducción al libro, Paním Meirót uMasbirót”)

Material Relacionado:

La clave para acercarse al Creador

Cómo saber si estás conectado

Un esquema simple de la creación

Nuevas reglas de un mundo global

La historia demuestra que en última instancia, ni un solo dictador trajo a su país nada bueno, solamente sufrimiento. De tal modo ellos empujaron al mundo hacia el desarrollo. Hoy, sin embargo, nuestro estado es completamente diferente: Vivimos en un mundo global.

Anteriormente, el mundo existió debido a la parte superior de la pirámide, unas personalidades individuales dotadas de poder soberano ilimitado, y todo funciona de acuerdo con su palabra. Hace unos pocos cientos de años, tal regente aun era capaz de tomar decisiones benéficas. Pero hoy, en un mundo global, si alguien trata de poner en práctica su opinión personal, sólo reconocerá su propia ignorancia.

Es porque en un mundo globalizado, las decisiones no pueden ser tomadas por un solo regente, un gobierno, o incluso por los gobiernos reunidos. ¡Nada saldrá de ello! Uno tiene que estar familiarizado con un sistema general, mientras que un presidente no lo está, él es incluso un egoísta más grande que alguna otra persona (por eso se convirtió en presidente en primer lugar).

Por lo tanto, ni un solo regente o gobierno tendrán éxito: Llegarán al poder, lo mantienen por algunos años, y caen. Esto sucederá en todo el mundo. Veremos que los gobiernos se degenerarán más y más. Un día, millones saldrán a las calles, como está sucediendo ahora en Egipto, y el gobierno se derrumbará.

¿Por qué no puede el gobierno defenderse?, ¿dónde está el ejército? Sus días de gloria han terminado, ya no funciona de esta manera porque el mundo se manifiesta como un sistema integral, global, y la gente, abajo, ya no acepta obedientemente todo lo que  dice el gobernante desde arriba.

Hoy en día el mundo funciona basado en principios diferentes, mientras que nosotros no reconocemos esto todavía. Ningún regente va a ayudarnos, sin importar quién llegue al poder. En épocas anteriores, los gobernantes avanzaron el mundo a través del sufrimiento, sin embargo, lo hicieron avanzar. Por ejemplo, Alejandro Magno quiso introducir la cultura griega en el mundo entero y tuvo científicos, asesores que le ayudaron. Había todo un programa de lo que quería hacer con el mundo. Pero hoy en día, el avance debido a un regente ya no es posible.

(35084 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 02/11/2011, “La Libertad”)

Material Relacionado:

La cortina

La espiritualidad es alegría

Como no sucumbir en las fauces de nuestro egoísmo

Abre la puerta al mañana

¡El mundo está alcanzando el estado de desear unificarse! Tiene que unificarse como resultado de la revelación de nuestro deseo interior, debido a la demanda de la naturaleza. Es por eso que nuestra mente está empezando a desarrollar e inventar cosas que nos ayudan a escuchar a los demás desde la distancia. De esta manera inventamos la radio hace 150 años. ¡Fue hace sólo 150 años! Luego, la televisión apareció hace menos de 100 años y la gente inventó el cine con el fin de crear la ilusión de movimiento. Entonces, hace unos 25 años alcanzamos el desarrollo de la conexión de Internet.

Todo esto es el resultado de nuestro deseo que se desarrolla y exige una mayor integración y unidad entre nosotros. Este deseo se desarrolla y no podemos detenerlo. Exige interconexión constante, incesante, y universal, las 24 horas del día, alrededor de todo el mundo.

Hace 200 años, la persona podía viajar a algún lugar y luego volvía. Durante su ausencia de un mes, por ejemplo, no sabía lo que estaba sucediendo en su país. ¡Pero hoy esto es imposible! Además, los libros han desaparecido. Le toma demasiado tiempo a alguien escribirlos, imprimirlos y enviarlos, y luego que alguien lo lea… Los periódicos, las noticias, y todo pasará a la velocidad de la luz, a la velocidad de conexión eléctrica. ¡Todo esto es causado por la necesidad de nuestra corrección!

Nuestra naturaleza se revela como un sistema único e integral, que nos obliga a estar conectados juntos. Lo qué sucede en un lugar es inmediatamente continuado en otro lugar y todos a su alrededor comienza a ser incendiado. ¿Quién arroja el cerillo que enciende el mundo entero? ¡Nadie! Está sucediendo, porque estamos conectados entre nosotros en nuestros deseos internos.

Si comparas el inicio del año hasta su final, podrás ver el mundo totalmente interconectado. Después de todo, tenemos que avanzar hacia la corrección general, para ser como un hombre con un corazón, para alcanzar el estado en el que estamos en el mundo del Infinito, para revelar la única fuerza de la conexión entre nosotros.

Es por eso que tenemos que desarrollar nuestra televisión cabalística y recursos de Internet de esta manera, para que sea tan interactiva y en vivo como sea posible. Las transmisiones en vivo deben tener lugar durante todo el día y la gente pueda llamarse unos a otros desde todo el mundo en todos los idiomas para que nadie sienta ninguna separación o diferencia con nadie. Esto tiene que suceder en vivo, en vez de ser grabados con anterioridad y sacados del archivo. De esta manera la información no será percibida como “muerta”, ¡sino que todo el mundo sentirá que está viva! Tu deseo vive en el presente y ya no percibe lo que hiciste ayer. Ha cambiado, pero tú estás tratando de vender algo que ya está muerto.

¡La gente sentirá de una manera tan aguda que no será capaz de ver películas! Tú sentirás que no estás impresionado por una película que te emocionaba o te hacía llorar. Verás que esto no te afecta porque se filmó hace varios meses, por lo que ¡ya no está viva! Todo tiene que suceder en este mismo momento. Yo estoy dando mis sensaciones, mientras que la forma externa que nos ayuda a estar virtualmente conectados unos con otros, ¡es sólo un medio para alcanzar la conexión interna de corazón a corazón! ¡Si pudiéramos hacer las cosas de esta manera, tendríamos éxito en la difusión de la ciencia de la Cabalá!

Esto es lo que el mundo entero está anhelando. Ni siquiera lo sabemos todavía, pero esto es exactamente lo que deseamos. Una persona que entiende esto y sabe cómo decirle al mundo las cosas desde su corazón, ¿cómo decirle al mundo acerca de las cosas que aspira, y de hacerlo de una manera que es no sólo actual hoy, sino también en el futuro en cierta medida, ¡esa persona abre la puerta al mañana!

(35731 – De la lección sobre la porción semanal de Torá del 2/10/11)

Material Relacionado:

Preparando un lugar para el Creador

El cantar de la ascensión

Difusión y trabajo espiritual

Lección diaria de Cabalá – 02.20.11

Escritos de Rabásh, Shlavéi HaSulám, “Qué es un sumo sacerdote que toma a una mujer virgen, en el trabajo”

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

El Libro del Zohar, introducción: “El séptimo mandamiento”, ítem 228, Lección 3, “El Octavo Mandamiento”

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Talmud Eser Sefirot 3, parte 8, ítem 82, Lección 48

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Rav Yehuda Ashlag, “Introducción al libro, Paním Meirót uMasbirót”, Lección 4

Descargar: WMV Video | MP3 Audio