entradas en '' categoría

Lección diaria de Cabalá – 03.06.11

Escritos de Rabásh, «Qué es la caridad con los pobres que el Creador hace, en el trabajo»
Descargar: WMV Video | MP3 Audio

El Libro del Zohar, introducción: «Explicaciones generales de los catorce mandamientos», Lección 5
Descargar: WMV Video | MP3 Audio

El Libro del Zohar, introducción: «El cielo y la tierra», ítem 51
Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Talmud Eser Sefirót 3, parte 9, ítem 1, Lección 1
Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Tema de la lección: La mujer
Descargar WMV Video | MP3 Audio

¡Deja que la Luz trabaje!

Pregunta: Para revelar la fuerza superior, necesitamos salir de dentro de nosotros mismos, desde dentro de nuestro egoísmo. Pero esencialmente, lo hacemos por nuestro propio bien, con el fin de recibir placer eterno. ¿No es esta la cosa más egoísta que pueda existir?

Respuesta: ¡Eso es verdad! Naturalmente, todas nuestras acciones son puramente egoístas. Y no importa cuánto me mienta sobre el deseo de conectarse con otros, alcanzar el amor a mi prójimo, todo eso es para mi placer personal.

Pero algo muy especial que ocurre en medio, algo de lo cual aun nos damos cuenta. Cuando nos agitamos unos  a otros: «¡Unámonos! ¡Cantemos y bailemos! ¡Estudiemos juntos! «Evocamos la fuerza superior. Esto influye en nosotros y nos cambia, incluso sin nuestra intención. Esto se llama «Segulá«, la «cualidad milagrosa» de la Luz superior.

Y entonces de repente siento: «¿En serio? ¿Realmente quiero cambiar? ¿Por qué de repente? ¿Estoy loco? ¿Otorgar? ¿Amar de verdad? ¿Pensar en los demás? Entonces, ¿qué pasará conmigo?»

De repente empiezo a sentir que el pensar en mi prójimo se ha vuelto más importante para mí. Yo todavía no existo en esta cualidad, pero empiezo a querer que esto suceda. Antes incluso, yo rechazaba pensar en esto, pero entonces, gradualmente, he llegado a un estado en el que realmente quiero adquirir el atributo de otorgamiento y amor a mi prójimo.

¿Por qué de repente? Es porque la Luz me influye. Esto es llamado un milagro, a lo cual nos referimos como: «La Luz que viene y reforma». La misma Luz que nos creó para pensar sólo en nosotros mismos nos cambia. Y este es un milagro al cual nos referimos como «el milagro de la salida de Egipto».

Cuando esto sucede, sentimos que algo cambia, algo se enciende dentro de nosotros. Esto cambia todos mis fundamentos, mi actitud hacia el mundo, mi visión del mundo y de la humanidad, y mis pensamientos acerca de todos. De pronto me convierto en mi opuesto absoluto.

Este es un acto de creación, la acción del Creador. Vemos las acciones del Creador al sentir esta revolución interior. Y es por eso que todo lo que experimentamos es llamado el trabajo del Creador. Después de todo, sólo evocamos esta acción, y el Creador la realiza.

Así que no tengas miedo, sé honesto: Realmente no queremos nada sino recibir placer y pensar sólo en nosotros mismos, y todos estamos siendo egoístas en el interior, independientemente de las palabras bonitas que utilizamos. Sin embargo, la Luz viene y nos cambia debido a todas nuestras acciones en los estudios, difusión, y unidad.

¡Deja que la Luz trabaje!

(36809 – De la Lección 1, Congreso Metzoke Dragot del 2/24/2011)

Material Relacionado:
Comienza a vivir en la espiritualidad
Una demanda por la luz
Crecer es cambiar

¿Dónde están los resultados?

Pregunta: Ayer me pasé todo el día pensando en el Kli Mundial dirigiéndose hacia la meta. ¿Esto ayudará a fortalecer la garantía mutua entre nosotros?

Respuesta: No somos capaces de ver los resultados de nuestras acciones accidentales, actuales. Todo lo que hacemos se convierte en «consumido» por el sistema común. La persona necesita pasar muchos años de trabajo, y entonces, repentinamente, él adquiere el resultado. ¿Por qué? Estaba corrigiendo cosas que están muy lejos de él, pero ellos pertenecen a la misma alma, su alma. Y no será capaz de sentir el alma ni en el más mínimo grado hasta que se corrija por completo, incluso en su nivel más bajo, la capa más pequeña.

Y por eso toma tiempo conectar todas las partes de su alma en su percepción. Sólo entonces los percibirá como su sistema.

Ayer pensaste acerca de la meta, y no recibiste un resultado. Además, un mes entero de pensamientos similares puede terminar de la misma manera. Pero tal vez el resultado correcto es la sensación actual de su ausencia, lo cual evoca en ti un nuevo impulso fuerte.

Simplemente necesitamos seguir trabajando. El sistema común es grande y está oculto de nosotros. Invertimos nuestros esfuerzos en él, sin saber la velocidad del resultado próximo ni cuál será exactamente. ¡Y la revelación viene de repente!

(36812 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 03/02/2011, Escritos de Rabásh)

Material Relacionado:
Revela corrige llena
Resistencia espiritual
Serás un errante en la tierra

El mundo del dinero falso

Al principio, la sociedad se basaba en el sistema de trueque, pero cuando el egoísmo maduró y se hizo difícil el intercambio de bienes directamente, fue necesario encontrar algo para reemplazarlo con el fin de simplificar el proceso.

En ese momento, se decidió utilizar piedras preciosas y metales, los cuales fueron apreciados para el comercio. Ellos sirvieron como un equivalente para cualquier compra.

Entonces, las monedas vinieron a la vida con base en la necesidad de verificar si un metal era oro real o plata. Por otra parte, cada rey, debido a sus ambiciones, quería acuñar su perfil en las monedas, mientras que el estado estaba ansioso de establecer los símbolos de la identidad nacional y religiosa. Así fue como surgieron los sellos especiales sobre los lingotes de oro y de plata.

Al principio, sólo un sello sirvió como prueba de autenticidad de un metal evaluado por medio de su peso, pero más tarde, este adquirió su propio valor y recibió el poder monetario. Se hizo evidente que no era el material en si mismo lo que se necesitaba, el  oro o la plata, sino más bien un sello con el perfil de alguien, una forma única aceptada en todas partes como un equivalente de valor. Y de esa manera empezaron a hacer las monedas de los metales simples.

Pero detrás de cada moneda como no había un patrón oro. Un sello de un gobernante determinados certificados que en algún lugar de su tesoro no es oro respaldar el valor declarado en la moneda y cualquiera puede traer y cambiarlo por oro.

Así ha sido hasta nuestros tiempos, en los cuales entramos en la era del egoísmo arrogante y perdimos completamente el control sobre esto. Ellos comenzaron a imprimir mucho más dinero del oro que hay respaldándolo, y es imposible seguirlo redimiendo por más tiempo. El dinero pierde su valor, y no sólo carece de un autentico sistema de reserva, sino que es además el falso y artificial que solía apoyar el sistema monetario.

En verdad, ¡ningún billete tiene una cobertura! Después de todo, hay más dinero circulando en el mundo que el respaldo que son capaces de dar todos los países juntos. Y ahora el mundo está cambiando a las tarjetas de plástico que no son metales preciosos, monedas, incluso ni billetes de papel, sino que son solamente piezas de plástico que nos ayudan a transferir dinero de un banco y una parte del mundo a otro. Y mientras lo hacemos, nada se mueve en realidad, es sólo que los números se copian y se envían a una dirección nueva en el computador.

Y no es sin razón. Detrás de todo esto, hay una filosofía interna muy sublime de pantallas, Luces, y deseos. Esto habla de nuestra perdida conexión con la cubierta, con la pantalla, la cual, a pesar de ser un egoísta, sirvió anteriormente como equivalente a nuestro esfuerzo en tiempo, espacio y movimiento.

Estamos empezando a valorar todo esto cada vez menos puesto que nuestro ego está madurando y ¡se vuelve mayor que la cobertura real! Y si tengo una máquina que puede imprimir dinero sin cobertura, ¡lo imprimo!

Creo que el sistema financiero se enfrenta a un gran colapso, puesto que no puede continuar así para siempre.

(36760 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 3/1/11, Lección sobre el dinero)

Material Relacionado:
El dinero es una cubierta para el deseo
Un signo menos en la cuenta bancaria de la humanidad
Por qué necesitamos el dinero?