entradas en '' categoría

Cada persona tiene que corregirse a sí misma por su cuenta

Pregunta de una mujer: Tengo un deseo muy grande de llegar a ser perfecta. Qué debo hacer: ¿dirigir este deseo hacia los hombres o directamente al Creador?

Respuesta: Ninguna de las dos. Tienes que corregirte tú misma. No tienes que “dirigir” tu deseo a ningún lugar. Cada persona debe corregir su propio deseo. Es sólo que los medios para esta corrección son la ayuda mutua que nos damos unos a otros, nuestra conexión de uno al otro.

Nadie puede corregir tus deseos. Eso sería quitarte la libertad de elección, tu independencia, y la capacidad de alcanzar el nivel que tienes que lograr, la raíz de tu alma.

Sólo el trabajo en el grupo, tanto para hombres como para mujeres, en la forma apropiada de cada uno, llevar a cabo el trabajo espiritual, les ayudará a ser incluidos unos a otros con sus almas y a sentir que todos juntos pertenecemos a un solo Kli, a un alma común, al igual que antes de la ruptura.

(39827 – De la Lección 3, Convención WE! del 1 de Abril del 2011)

Material Relacionado:

Hombre, create a ti mismo

Todo es revelado entre nosotros

La incubadora para el desarrollo acelerado del alma

Aspira a la meta exaltada

Pregunta: Usted ha dicho muchas veces que los hombres que estudian la Cabalá deben ser casados. ¿Entonces, debe un hombre homosexual casarse con una mujer o puede tener una pareja del mismo sexo? ¿Recomienda usted a los homosexuales y lesbianas tener o adoptar  niños?

Respuesta: Opino que entre los marcos de su vida terrenal cada uno, sin molestar a nadie, puede actuar según su propia inclinación. Pero todas las fuerzas internas deben ser dirigidas hacia el alcance de la meta superior, perfecta y eterna.

(24646)

Material Relacionado:

El sistema de trabajo mutuo es la clave para el éxito

Elevándonos por encima de los obstáculos

Las fuerzas impuras son los asistentes del creador

De la ilusión virtual a la realidad espiritual

¡Queridos amigos!

Todos hemos vivido unos inolvidables momentos en la Convención WE! en New Jersey. Con cada congreso nuestra conexión y percepción de todo el grupo mundial se aclara y se acerca.

Pero con ello se siente la necesidad de vernos y oírnos a todos nosotros al mismo tiempo en una pantalla común, como si estuviéramos todos juntos en un salón del congreso. Les pido que piensen en ello, y así podremos crear un programa que pueda admitir a todos los grupos y los represente a todos, como si estuvieran juntos y oyeran y vieran lo mismo.

Tenemos que crear entre nosotros esta ilusión virtual. Esta nos ayudará a alcanzar más de prisa la unión espiritual completa en un solo deseo y pensamiento, convertirnos en un hombre, Adám.

Dr. Michael Laitman

(39952)

Material Relacionado:

Los congresos de cabalá nos acercan al creador

Convención “WE” en norte américa – 04.03.11

Ejercicios de otorgamiento

Escritos de Rabásh, “el propósito del grupo”: para alcanzar el otorgamiento al Creador, primero es necesario otorgar al hombre, lo cual es llamado amor por el prójimo.

Nuestra naturaleza es completamente opuesta al amor por el prójimo. Sólo me amo a mí mismo. Todos mis cálculos, conscientes e inconscientes, son construidos exclusivamente sobre el beneficio personal.

La forma en que me siento, la forma en que miro, la forma en que pienso, y lo que veo, todo esto es canalizado a través del filtro de mi egoísmo, dejándome solo las cosas que pueden beneficiarme o que representan una amenaza. Todo tiene que servir a mi bienestar personal. Esa es mi naturaleza.

Sin embargo, tengo que adquirir otorgamiento universal, el amor universal, la fuerza eterna del Creador, la vida eterna. Y para eso, necesito hacer ejercicios preliminares en el grupo. Por eso Rabásh continúa:

Amar a tu prójimo sólo es posible cuando te rechazas a ti mismo.

Uno viene en el lugar del otro. El otorgamiento y la recepción no pueden vivir juntos uno con otro.

Tengo 613 deseos y en total mi deseo actúa sólo por su propio bien. Esta es la situación en un principio. Entonces comienzo a separarme de ello “pieza por pieza”, comenzando con los deseos más fáciles y progresando hasta los más difíciles.

Así me corrijo a mí mismo, paso a paso, y en lugar de una parte del deseo egoísta, adquiero el deseo de otorgar. Mientras tanto, en el resto de mis deseos aun permanezco en la intención “por mi propio bien”. Así es como corrijo partes de mí.

Sin embargo, hay una condición: si he corregido al menos uno de mis deseos por el bien del otorgamiento, entonces el resto ya no pueden permanecer en la intención egoísta. Por eso tienen que someterse a restricción.

Tengo una gran vasija y al principio está dirigida completamente al beneficio propio. Primero que nada hago una restricción y sólo entonces soy capaz de transformar el primer deseo, el más pequeño hacia el otorgamiento a otros.

Así, tengo un gran deseo. Hago una restricción sobre este y entonces corto la más delgada capa de mí mismo. A partir de esa pieza, soy capaz de llevar a cabo el otorgamiento. Mientras tanto, una restricción reina sobre todos los otros deseos. Después corto la segunda capa, después la tercera, y así es como corrijo una tras otra.

No pueden existir dos deseos en una persona: uno dirigido hacia sí mismo y uno dirigido al otorgamiento. Después de todo, son opuestos. Para ser capaz de adquirir incluso el deseo más pequeño por el otorgamiento, todos los otros deseos tienen que ser restringidos.

(39945 – De la Lección 5, Convención WE! del 1 de Abril del 2011)

Material Relacionado:

Ejercicios de otorgamiento

Prácticas de tiro usando el arma del otorgamiento

El temor es el primer paso hacia el amor

No puedes “quedarte dormido” y “despertar” al final de la corrección

Pregunta: Hasta donde entiendo, el Creador está jugando con nosotros y este juego tiene un propósito específico. Pero cada juego tiene un final y eso significa que este juego terminará más o menos en 200 años ¿Es correcto?

Respuesta: En realidad, espero que termine incluso antes. Te lo digo con una confianza total que podemos completarlo en algunos años. No hay obstáculos.

Continuación  de la pregunta: Si este “juego” en cualquier caso terminará y llegaremos donde tenemos que llegar, es decir que corregiremos nuestra alma, ¿Entonces cuál es la diferencia entre las líneas izquierda y derecha? ¿Y qué sucederá si elegimos el camino de la línea izquierda?

Respuesta: El propósito de la creación es para cada uno de nosotros, con cada uno de nosotros como un pequeño punto del Kli o deseo común, para alcanzar la perfección, es decir la misma clase de unidad con todos los otros puntos de este Kli como la que existe entre las células de un organismo perfecto, sano.

Para llegar a esta meta, tenemos que entender, sentir, y alcanzar por entero este sistema enorme, común, porque en esencia somos un solo organismo en el cual estamos unidos unos con otros. Incluso nuestra funciones físicas corporales en virtud de estar permeadas por un cierto campo de información. No es sólo un sistema linfático, un sistema cardiovascular, un sistema nervioso, y así, sino un cierto sistema de información común. Por lo tanto, me es imposible tomar un sedante y quedarme dormido, o congelarme por 200 años y luego hacer que alguien me despierte y estaré en el final de la corrección ¡Eso es imposible!

Tengo que desarrollar mi mente y corazón, mi habilidad para entender, realizar, y alcanzar. Después de todo, en una hora no podemos meter en un niño todo el conocimiento que tiene que adquirir en 20 años de estudio. Y exactamente de la misma manera, no podemos enseñarle a una persona que creció en la jungla todo lo que tiene que recibir gradualmente en el transcurso de varias décadas. Tenemos ejemplos de esto.

En otras palabras, cada persona tiene que andar por su camino personal de desarrollo, elevándose de manera gradual y persistente. La única diferencia es si será empujado hacia adelante mediante una “vara” a cada paso del camino, o avanzará hacia adelante mediante su propio deseo.

Tenemos que ir a través de fases específicas de corrección y cada uno de nosotros tiene que pasar por ellas de una forma u otra. Y con cada paso, soy como un niño que es forzado por sus padres a leer una palabra más, luego una más, y en adelante. Sufro grandemente porque soy forzado a estudiar, hasta que entiendo que tengo que hacer esto de una forma u otra.

Pero si soy listo, entonces entiendo que puedo desarrollar un deseo por leer. Por ejemplo, al ver a mis amigos que ya han aprendido a leer bien, empiezo a avergonzarme de mi inhabilidad y obtengo un deseo de “emparejarme” con ellos. Entonces ya no necesito a nadie que me regañe sino que me muevo hacia adelante por mí mismo.

Esta es la diferencia entre las líneas izquierda y derecha, el camino del sufrimiento, cuando los “golpes” caen sobre ti en todas las direcciones, y el camino “dulce” donde estás en el ambiente correcto que despierta el sentimiento de envidia en ti. Los observas y envidias el hecho de que tienen algo que tú no. Y esto te fuerza a moverte.

(39824 – De la Lección 3, Convención WE! del 4/1/11)

Nacer en un nuevo mundo

Hoy, ya es obvio que la naturaleza está en un estado de relativo balance, y demanda que lleguemos al mismo nivel. Esto debe manifestarse en la vida material con tecnología “verde” y esas cosas, y en las interrelaciones sociales, personales. De esta manera, podemos realizar un equilibrio entre los dos niveles.

En primer lugar, debemos consumir de la naturaleza sólo las necesidades elementales. Entonces, no es importante cuántos miles de millones de personas vivan en el mundo porque si la naturaleza lo ha hecho posible, significa que es capaz de alimentar a todos siempre y cuando usemos sus recursos correctamente. En segundo, el equilibrio con la naturaleza en todo debe ser sostenido en el nivel humano. Aquí es donde recae la mayoría del peso de la revelación del mal.

El consumo moderado es la revelación material del mal. De otra manera, estamos destruyendo toda la base de la naturaleza, estamos cortando la rama en que estamos sentados. Gradualmente, debemos construir una sociedad humana de acuerdo con las leyes de la naturaleza, llevándola a la igualdad y al equilibrio. De otra manera, nos esperan revoluciones, guerras, y otros cataclismos, que ya están surgiendo con una amenazante regularidad.

Hoy, los líderes globales y los gobernantes no tienen la habilidad de hacer nada. Enfrentamos un dilema de pasar por numerosas guerras y un nacimiento difícil hacia un nuevo mundo, o un desarrollo consciente de acuerdo con los requerimientos de la naturaleza que nos obliga a una justa distribución. Por supuesto, no es posible asignarles lo mismo a todos. Es necesario ir de acuerdo con la cultura, región, clima, etc. La clave es proveer a cada uno dentro de ciertos límites generalmente aceptados.

Aparte de esto, la realización interna del mal nos muestra que debemos estar conectados en un sistema como un hombre con un corazón. Sólo de esta manera llegaremos a la armonía con la naturaleza.

La unidad interna se manifiesta de acuerdo con las propias capacidades individuales. Una persona puede dañar a otras y no sentirlo. Es por eso que debemos activar los medios masivos y el sistema de educación de manera que las personas de todo el mundo tomen consciencia cada vez más del mal de las interrelaciones egoístas. Todo depende precisamente de la educación.

Más aun, en cierta etapa de este proceso, las personas sentirán que la cualidad de otorgamiento, por sí misma, les da una sensación de confianza; ella porta la bondad. Entonces, de manera gradual, finalmente escucharán que la verdadera unidad, la similitud con la naturaleza, conectarse con ella, nos permite sentir el poder del amor oculto en ella.

Esta fuerza conecta todas las partes de la naturaleza y eleva todo el sistema, el universo entero, todos los niveles del inanimado al humano, hasta un nivel superior. Todo esto nos está sucediendo gracias a la revelación del mal. Justo esa palanca, justo esos medios, ese estímulo, ese instrumento, proporcionan los medios mediante los cuales nos unimos con la naturaleza, para siempre como un todo, y salimos hacia la nueva dimensión eterna del ser.

Toda la evolución tiene esto como objetivo. Ya sea que lo queramos o no, tendremos que unirnos con la naturaleza. Por otra parte, tenemos la oportunidad de agudizar la revelación del mal antes de que lleguen los infortunios; podemos movernos hacia la corrección mediante el buen camino, como lo hacen los buenos niños de acuerdo con sus padres. Podemos aprender de la naturaleza antes de que provoquemos de ella una reacción más seria a nuestro desequilibrio.

(39205 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 3/27/2011, los principios de la educación global)

El secreto de un árbol en el campo

Pregunta: Los científicos evolucionista ven el orden y la estructura de la evolución, pero no su objetivo, y esa es la razón por la cual tienen tropiezos. Por ejemplo, un bosque de pinos plantado artificialmente ha destruido la vegetación natural y, como resultado, se ha marchitado debido a las enfermedades. Es evidente que debemos dejar que la naturaleza establezca si propio orden. ¿Cómo podemos explicar esto no solo en términos biológicos, sino también en términos de educación global?

Respuesta: En otras palabras, la pregunta es acerca de cómo corregirnos de una manera correcta y natural para que la persona, por muy contraria que esté con respecto a esos pinos, no destruya su medioambiente. Para que esto suceda, debe crecer como un “árbol en el campo”, lo que significa que solo se alimente de su entorno.  El entorno tiene prioridad; es el punto principal; el entorno lo es todo.  Y la persona debe conectarse con él, fluir con él. Esta es la verdadera ley de desarrollo.

Después de todo, el objetivo es que toda la humanidad se transforme en un mecanismo unificado. En el sistema adecuado, la persona no se percibe a sí misma como un elemento separado que crece fuera de este mecanismo, sino que está constantemente buscando posibilidades de ser absorbida, de integrarse cada vez más en él.  Esta forma de desarrollo es verdaderamente impecable.

(38989 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 3/24/2011, los principios de la educación global)

Determinándose en el sendero

Cada persona tiene la obligación y no puede haber excusas ni indulgencias sobre su responsabilidad: Uno tiene que cuidar de la sensación de alegría, confianza, y la fuerza que se encuentra en nuestro entorno. No se debe expresar la debilidad inherente en uno, o la indecisión, aunque nadie ha “emergido de la niebla” todavía.

Uno no debe expresar desprecio, el cual viene a nosotros una y otra vez mientras crece nuestro egoísmo. Tengo que trabajar por encima de mi ego, constantemente irradiar confianza, firmeza en el camino, y alegría como una señal de que estoy en un estado perfecto.

Debe parecer como si yo no tengo nada, pero tampoco necesito nada. Sólo quiero estar en el estado de otorgamiento puro. Después de todo, no importa lo que adquiera, pertenecerá a mi egoísmo. Sólo cuando me separe de él, cuando me alegre de que esté vacío y no exija ninguna satisfacción por ello, entonces comienzo a adquirir el mundo espiritual. Esta transición se conoce como “el nacimiento espiritual“. Tengo mucha esperanza en que esto no se nos olvidará.

Rabash escribe lo siguiente en el artículo “La persona ayudará a su prójimo”: Cada persona tiene que prestar atención y pensar en cómo puede ayudar a su amigo evocando un estado de ánimo elevado en él. Con respecto al estado de ánimo, cada persona puede encontrar un lugar de carencia en su amigo, que es capaz de llenar.

Y en el artículo “El propósito del grupo”, escribe: En la sociedad las personas tienen que prestar más atención para garantizar que el descuido no entrará en su entorno, ya que esto destruye todo.

El que hace caso omiso de cualquier cosa en el camino, en los estudios, o en la realización de la grandeza de los amigos y el maestro, esa persona nos hace más débiles. Por lo tanto, deben echarlo inmediatamente del grupo. Él es el mayor enemigo de ustedes. No lo dejen solo. Que piense acerca de lo que está haciendo, que se disculpe, que entienda su problema y, entonces, será posible que lo vuelvan a aceptar en el grupo.

Una persona que nos debilita en el camino no debe mantenerse en el grupo ni por un segundo. Al observar esta regla, definitivamente vamos a llegar a la meta rápidamente.

(De la Lección 5, Convención WE! del 1 de Abril del 2011)

Material Relacionado:

El nacimiento de un nuevo grado

El sendero a la máxima armonía

La revelación del creador es un upgrade del programa de la creación

Momentos de Cabalá- “Peleas familiares”

    [youtube=http://www.youtube.com/watch?v=yE6eRH4i1a4]

La masa crítica del alma colectiva

Pregunta: Entiendo que gradualmente los puntos en los corazones serán revelados, y que toda la gente vendrá a la sabiduría de la Cabalá. ¿Podemos decir que si en un determinado momento se alcanza una masa crítica, el proceso será simultáneamente en vez de gradual?

Respuesta: En efecto, es así. Cualquier organismo tiene un mecanismo de defensa: Si un determinado porcentaje de sus sistemas funcionan correctamente, el resto se recuperan bajo su influencia. Si logramos nuestra masa crítica, el mundo entero lo sentirá al instante.

Es como si pasaran olas sobre las personas, y ellas empiezan a entender y a sentir más. De pronto verán que esta es la verdad. Se manifestará tanto en sus corazones como en sus mentes y la aceptarán con naturalidad, sin saber de dónde viene esta sensación. Y esta vendrá a partir de la conexión entre nosotros.

(39843 – De la Lección 3, Convención WE! del 2 de Abril del 2011)

Material Relacionado:

El efecto de la masa crítica

Una masa crítica en el congreso

¿Por qué corregir el mundo? (avanzado)