entradas en '' categoría

Usa la festividad como un trampolín

Pregunta: ¿En qué debe enfocarse el Kli mundial en este momento para sentir que estamos en Egipto y que deseamos realmente salir de él?

Respuesta: Tenemos que permanecer en un ascenso en vez de un descenso. Ninguno de nosotros, ni todos nosotros juntos, debemos descender o perdernos del orden establecido, porque esto definitivamente nos arrojará.

Debemos volcarnos muy rápidamente a la semana de Pascua y prepararnos, entender lo que significa el éxodo de Egipto. Debemos prepararnos para esta inspiración y este oleaje con todas nuestras fuerzas. Mientras más poderosa sea nuestra aspiración, más influidos seremos por las Luces de Pascua.

Tenemos que realizar esto ahora mismo. En primer lugar, debemos estar unidos. No es una persona la que sale de Egipto, sino todos sin excepción: las mujeres, hombres, niños y ancianos. Esta es la unificación hacia el éxodo común. Esto es lo que tenemos que pensar, manteniendo contantemente la intención.

Queda menos de una semana para la festividad. Una “festividad” es un signo externo, pero por medio del uso de estos siete días seremos capaces de unirnos, para crear una conexión y formar tales intenciones en las lecciones que “conseguiremos una elevación” hacia adelante.

Algunas personas están experimentando un descenso y otros, un ascenso. Otros todavía están experimentando cambios febrilmente. Pero necesitamos todos estos estados. Una persona debe valorar el descenso como un ascenso, porque no se puede tener uno sin el otro.

(De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 4/12/11, Escritos de Rabásh)

Material Relacionado:
Todo comienza a partir del éxodo de Egipto
Disponible sólo hoy, ¡Un préstamo espiritual en condiciones rentables!
El mal se alcanza por medio de la comparación

Una señal de progreso espiritual

Pregunta: ¿Que señal puede ayudarnos a saber si una persona está avanzando en el estudio del Libro del Zohar?

Respuesta: Qué libros estudies es irrelevante en este aspecto, porque aparte de estudiar El Libro del Zohar nosotros también estudiamos el Talmud Eser Sefirót así como los artículos y cartas de Baál HaSulám y Rabásh, los cuales explican cómo avanzar hacia la unidad entre nosotros y hacia el estudio mutuo. Ellos nos ayudan a organizarnos correctamente. Después que nos organizamos entre nosotros en el grupo de estudio, comenzamos a estudiar la actual Cabalá.

El propósito del estudio en grupo dentro de la Cabalá no es estudiar el material, sino aspirar a través de la lectura a realizar la “Segulá”, es decir evocar la influencia de la Luz sobre nosotros desde un nivel más alto. Si durante el estudio nosotros deseamos que la Luz se revele dentro de nuestra unidad, entonces por estos esfuerzos nosotros construimos el nivel más alto y entonces nuestro esfuerzo causa la aparición de este nivel.

Sin embargo, si estudiamos solo tratando de entender el material, entonces nosotros no estudiamos la Tora. Es así porque la Tora se refiere precisamente a nuestro esfuerzo y la aparición de un nuevo nivel dentro.

Por lo tanto, el progreso al estudiar las fuentes primarias (El Zohar, los libros del Arí y el Talmud Eser Sefirót) es determinado por la fuerza de tu aspiración por revelar el siguiente nivel dentro de ti, en vez de desear solo saber el material.

No hay avance en la comprensión o en acumular conocimiento por qué antes de la sensación del mundo superior todas nuestras nociones son incorrectas.

(De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 4/12/11, El Zohar)

Material Relacionado:
La clave está en pensar en la unidad
De tal juego, tal desarrollo
La puerta del libro del Zohar

El éxodo de Egipto se experimenta en el corazón

Pregunta: ¿Cómo se opone el grupo a Faraón y a escapar de Egipto?

Respuesta: En el mundo espiritual todos los procesos surgen unos de otros, por una cadena de causa y efecto. Por lo tanto, cada nuevo estado es una revelación del anterior.

Sin embargo, hasta que el siguiente estado se revela, es totalmente imperceptible, y es imposible de estudiar o de imaginarlo. Una nueva sensación, el pensamiento, la revelación, siempre viene de manera completamente inesperada, y la persona empieza de repente a entender dónde está y se da cuenta que acaba de recibir un nuevo estado desde el cielo.

Por lo tanto, es imposible contarte de antemano sobre todas las etapas que tienes que pasar, excepto de lo que nos relata la historia sobre el éxodo de Egipto. Sin embargo, todo esto se dirige hacia la unificación entre nosotros en virtud de la fuerza superior. Esto es todo lo que puede decirse por el momento.

Todas las etapas serán reveladas dependiendo de nuestro esfuerzo para realizarlas, de nuestros intentos de unirnos debido a la fuerza superior, a la fuerza de otorgamiento. Es imposible imaginar sensiblemente estos estados basándonos en nuestras descripciones verbales hasta que nos acerquemos a ellos. Los sentirás cuando estés prácticamente listo para ellos. Yo sólo puedo ofrecerte una explicación para la mente de lo que atravesamos en nuestras sensaciones, para que la mente ponga las sensaciones en orden.

Sin embargo, si la persona todavía carece de tales sensaciones e impresiones, mis palabras parecerán secas y artificiales, carentes de significado real. Ella no tendrá nada a que aferrarse, no podrá atar estas explicaciones con nada. En primer lugar tenemos que atravesar y acumular diversas impresiones en nosotros.

(40218 -De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 4/10/2011, Escritos de Rabásh)

Material Relacionado:
La noche del éxodo de Egipto
El mal se alcanza por medio de la comparación
Una señal de progreso espiritual

Dando un paso hacia el Creador

Pregunta: Para salir de Egipto, en primer lugar necesitamos revelar que el Creador está manteniéndome allí…

Respuesta: El Creador no está manteniéndote en Egipto. Él está enseñándote cómo salir de él. No quiere que te quedes allí. Sin embargo, Él te enseña para que puedas estar listo para salir de Egipto en las nuevas cualidades (deseos o Kelím).

Es como enseñar a un niño a caminar. Déjalo ir, y él permanece allí y grita de miedo. No puede dar un solo paso hacia ti puesto que para hacer esto, necesita elevar un pie y sostenerse en el otro. Es incapaz de hacer esto. Él sólo puede estar en ambos pies. Todavía es difícil que él levante un pie, permanecer sobre el otro, dar un paso adelante, y luego hacer todo esto otra vez. Tenemos que enseñarle. Y esto no quiere decir que queramos mantenerlo en el estado anterior, no estamos restringiéndolo.

Pregunta: Por un lado, tengo que revelar la única fuerza que rige la realidad: “. No hay nadie aparte de Él” Por el otro, necesito adquirir el interés mutuo en el grupo. ¿Cómo se trabaja con estos dos componentes? ¿Cuál es el próximo paso que tengo que dar en esta etapa, durante los días de la Pascua, los cuales hemos declarado como un ataque?

Respuesta: ¡Deben estar juntos! Nada más. ¡Sólo juntos!
Por el momento estamos todavía en un estado en el que, si pensamos en “juntos”, nos olvidamos del Creador. “Juntos” quiere decir nosotros, y el Creador es como algo ajeno, algo adicional.

Es cierto que por ahora todavía lo percibimos de esta manera. Sin embargo, tenemos que tratar artificialmente de recordarlo a Él. Y a pesar de que constantemente pensamos en nuestra unificación, debemos hacer un esfuerzo para tener de vez en cuando un pensamiento que sin el Creador no logramos la unidad, que lo necesitamos. Por ahora, debemos hacer esto con el fin de unirnos entre nosotros. Hablando crudamente, queremos usarlo a Él para unirnos.

Entonces, como resultado de nuestro desarrollo completo, alcanzaremos un estado en el cual querremos estar conectados entre nosotros para llegar a ser semejantes al Creador, para servirle, para ser incluidos en Él. Sin embargo, esto ocurre de manera gradual, por etapas. Pero ahora, en nuestro estado actual, ¡debemos estar juntos!
Está escrito que el Creador se revela sólo durante el éxodo de Egipto. Y antes de esto la persona es incapaz de imaginar estas cualidades puesto que ella todavía se sitúa en su ego.

(40250 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 4/10/2011, El Libro del Zohar)

Material Relacionado:
Renunciando al egoísmo
¿De qué carecemos para el Éxodo?
El entorno en vez del Creador

¿De qué carecemos para el Éxodo?

Pregunta: ¿Qué significa la carencia del grupo para salir de Egipto (la esclavitud egoísta)?

Respuesta: Carecemos del cuidado mutuo del uno por el otro, de la sensación de que no vamos a salir a menos que lo hagamos juntos.

¿Te acuerdas de las condiciones bajo las cuales Faraón aceptó dejar que Moisés se fuera? En primer lugar, les dio permiso a Moisés y a algunas otras personas. Luego estuvo de acuerdo en liberar sólo a una de las tribus de Israel. Después dijo que sólo los hombres podían irse, dejando atrás a las mujeres y a los niños. Pero Moisés no estuvo de acuerdo con esto. Luego le dijo que podía irse, pero sólo, sin el ganado. Moisés tampoco estuvo de acuerdo.

Moisés y el Faraón siguieron discutiendo hasta que el pueblo de Israel huyó de Egipto llevando consigo todas sus pertenencias e incluso lo que le pertenecía a los egipcios. Estamos atravesando todo un proceso antes de prepararnos para salir de Egipto.

Todavía carecemos del interés común que a menos que todos nosotros cuidemos unos de los otros, no escaparemos de Egipto. Cada uno tiene que preocuparse de todos, y mi deseo determina qué tan fuerte será su preocupación. Yo enciendo los corazones de los demás con mi propio corazón. Tengo que preocuparme de que cada uno de nosotros se eleve por encima de su propio egoísmo y se conecte por encima de él, con los puntos en los corazones. Que cada uno de nosotros tengamos un gran deseo, de lo contrario, él está perforando un agujero en el bote común.

(40243 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 4/10/2011, Escritos de Rabásh)

Material Relacionado:
A la espera de un milagro
Determinándose en el sendero
Disponible sólo hoy, ¡Un préstamo espiritual en condiciones rentables!

El Creador está en todas partes

Pregunta: ¿Dónde está el Creador en todo el sistema de los mundos?

Respuesta: El Creador está en todas partes. Este sistema de los mundos existe sólo en relación con nosotros. Digamos que yo existo en el medio, y todos los grados me rodean como los anillos del campo de expansión de la fuerza superior.

El Creador llena todo el universo. Para Él no hay grande o pequeño, interior o exterior. Todas las divisiones sólo existen en relación a mí. Yo existo en el punto central y tengo que ampliarme a mí mismo, mis sentidos y mis correcciones para captar un mundo, luego otro, un tercero, y así sucesivamente. Cada vez mi ego crece desde el nivel cero al 1º, 2 º, 3 º, y 4º. Corrijo mi egoísmo y así alcanzo el otorgamiento.

De esta manera tengo que incluir todos los mundos dentro de mí. Antes ellos aparentemente existían fuera de mí, pero ahora los retorno a mí, a mis deseos internos.

(40066 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 4/8/2011, Escritos de Rabásh)

Material Relacionado:
Un sistema que vale la pena aceptar
El entorno en vez del Creador
Sintiendo la profundidad de la Creación

Disponible sólo hoy, ¡Un préstamo espiritual en condiciones rentables!

Puedo decir con esperanza y confianza que estamos en el umbral de las verdaderas acciones espirituales. Si nos convencemos de que son reveladas dentro de la conexión entre nosotros y ahí es donde el Creador es revelado, si lo deseamos, entonces todas las oportunidades están justo frente a nosotros.

La entrada ha sido abierta para nosotros desde arriba y ahora es nuestro turno dar unos pasos para entrar. Y esos pasos son bastante fáciles de dar porque están asegurados por la unificación. No es que cada persona esté caminando hacia adelante por sí mismo, sino que está yendo hacia el interior, hacia el centro común donde revelaremos al Creador a través de nuestro empuje mutuo hacia el amor, empatía, y otorgamiento mutuo.

El momento realmente ha llegado. No me estoy comparando con Abraham o Moisés, pero los estados que se han revelado parecen los mismos que entonces. Hagamos esfuerzos y verán que esto está sucediendo de verdad.
Estamos comenzando a realizar acciones mutuas que nos traen la revelación de la Torá, es decir la revelación de la Luz que corrige la inclinación malvada y revela al Creador dentro de nosotros.

Hablo de esto completamente en serio. Incluso hace 9 o 12 meses esto no me parecía tan realista y práctico, pero ahora veo que somos sin duda capaces de esto. Hemos recibido el permiso desde arriba y ahora todo depende de nosotros: ¿lo asumiremos o no? La negligencia podría ser un error muy grave que traería grandes problemas.

Tengo mucha esperanza que la festividad de Pascua, mis visitas a los grupos fuera de Israel, la convención de Moscú, y otros eventos servirán como una preparación grande, buena. Esto es posible. Todo está abierto para nosotros y todo el mundo está ayudándonos. Todo lo que está sucediendo en el mundo es sólo ayuda para impulsarnos.

Sin embargo, tenemos que ser cuidadosos. En una de sus cartas Baál HaSulám le escribe lo siguiente a su estudiante, “Hace un año tu estado era mucho mejor, pero ahora estás en un descenso. Sin embargo, no pierdas la fe en la misericordia. Tal vez tendrás éxito otra vez”.

Ahora el tiempo del despertar desde arriba ha llegado y se nos ha dado la oportunidad. Sin embargo, tenemos que añadirle a esto el despertar desde abajo. No debe haber indulgencias a este respecto.

El despertar desde arriba es una gran ayuda. Eso es porque no tienes que convencer al Creador de que tienes un buen deseo. Él mismo te da la oportunidad, “Sólo pídemelo y pagaré por ello”. Puedes tomar la mercancía, el tendero anotará tu deuda en el libro, y pagarás más tarde. Primero entra en la espiritualidad y entonces pagarás.

Así avanzamos. Después de todo, no podemos arreglarnos sin la fuerza espiritual, pero cuando si la tenemos, podemos realizar acciones espirituales y devolveremos la deuda más tarde. Ahora tenemos la oportunidad de recibir un préstamo y adquirir el mundo espiritual. Y más tarde pagaremos por ello, no hay problema.
Así que esperemos que podamos entender la clase de oportunidad que tenemos ante nosotros. Sería imperdonable perderla al no unirnos como debemos.

Esto depende mucho de cómo usemos nuestro tiempo. El momento presente es muy importante. Y no debes mirar hacia el mundo externo, esperando que se mueva hacia adelante hoy o mañana. Eso no depende de nosotros.

(De la charla en la cena del 4/9/11)

Material Relacionado:
¡Les sugiero que se “unan al bien”!
El provecho de la Luz viene de la oscuridad
Preparándonos para la eternidad

¡No debería haber ningún descenso!

Pregunta: Después de la convención WE!, ¿cómo podemos mantenernos en el mismo estado que alcanzamos allí, ya que por lo general siempre viene luego un descenso?

Respuesta: No podemos permitirnos entrar en un descenso, de forma similar a cómo una madre no puede decir que está enferma cuando tiene un bebé en sus brazos. Hay situaciones en la vida donde la necesidad lo eclipsa todo. Sólo si la madre está en su lecho de muerte debe alguien más ocuparse de su bebé.

Del mismo modo, en nuestro caso no tenemos tiempo de tomarnos un descanso, ser sentimentales,  participar en charlas ociosas, o entrar en descensos. El mundo que nos rodea está desarrollándose muy rápidamente y nos estamos quedando atrás, pero estamos obligados a caminar según su ritmo.

Estamos empezando cada vez más a sentir cuan conectadas a nosotros están todas las cosas malas que están sucediendo en el mundo, porque nos estamos quedando atrás con nuestra corrección. Por lo tanto, yo ni siquiera me permito tener pensamientos acerca de un descenso después de una convención. ¡Esto es imposible!

Además, hasta el verano todavía pasaremos por una fila de importantes eventos, incluidas las convenciones en Italia, España y Moscú. Tenemos que unirnos todos juntos y prepararnos para ellos. Por lo tanto, no tenemos que tomarnos ningún descanso, ya que todo está muy comprimido en el tiempo. Y eso es algo bueno porque se corresponde con la velocidad a la que los cambios están ocurriendo en el mundo.

(De la lección del 3/25/11)

Material Relacionado:
Ascendiendo a nuevas alturas
Convierte lo amargo en dulce
La Convención de Cabalá es el acelerador más poderoso para el crecimiento

El mal se alcanza por medio de la comparación

La historia del éxodo de Egipto y las tradiciones relacionadas con aquello están destinadas sólo para que se dirijan hacia nuestros estados internos. Estamos en una hendidura, en un problema, con golpes que caen sobre nosotros, en la atmósfera de un escape, una carrera y obscuridad. En esencia, este es el proceso del nacimiento espiritual, comparable al nacimiento del cuerpo físico.

Esto es lo que debemos alcanzar. Pero ¿cómo? Después de todo, siempre estamos huyendo del sufrimiento. Entonces ¿Cómo podemos no huir del estado de la salida de Egipto? En el mundo material puedo encontrarme en una situación donde sólo hay una salida. Pero en la espiritualidad todo ocurre en relación con mi deseo. Si no quiero experimentar las plagas egipcias, entonces no las experimento. Pero más tarde tomaré el camino espinoso junto con toda la humanidad bajo la tensión de “la presión del desarrollo”. Sin embargo, quiero acelera el camino. Entonces ¿me pondré yo mismo bajo el golpe?

Los cabalistas responden: no debes revelar los golpes y problemas en algún lugar afuera, sino sólo en el estado presente. ¿Cómo? ¿Podría ser realmente que en mi sensación tenga que “transformar” la realidad de bien en mal? ¡Esto es correcto! Posiblemente digas, “¡Pero cuando sienta el mal, huiré!” En realidad, no, no lo harás. Esto se debe a que revelarás el mal en relación con la meta más alta. Tienes que valorar la espiritualidad como algo deseable y verdaderamente inestimable. Entonces el presente estado te parecerá malo. De esta forma serás capaz de moverte hacia adelante sin abandonar el camino.

Despertamos la meta espiritual para que esta brille para nosotros. Entonces deseamos alcanzarla, mientras que el estado actual se convierte en exilio, obscuridad, plagas egipcias. Esto nos inhabilita para elevar la importancia de la espiritualidad ante nuestros ojos, elevar la importancia del otorgamiento, el amor por el prójimo, y la unidad de los amigos a tal grado que el exilio llegará a ser insoportable y tendremos que escapar de este.

Pregunta: Si la salida de Egipto ocurre en tales condiciones difíciles, ¿Cómo debería combinarse esto con el optimismo y la energía que nos llena después de la convención?

Respuesta: Nosotros aspiramos sólo al bien, y entonces el estado presente nos parece insoportable. En el camino de aceleración revelo los buenos estados por adelantado y comparados con ellos, la situación presente me parece mala.

Yo no tengo que sufrir del todo en un callejón sin salida, sin saber qué hacer conmigo. Este ultimo enfoque se llama “avanzar a su debido tiempo” hasta que por la “presión del desarrollo” sin embargo, revelemos por adelantado el bien. Esto hace toda la diferencia. Al comparar el estado actual con la unidad deseada, con el amor por el prójimo y el otorgamiento, siento que estoy en un problema, en la obscuridad. Es así cómo me preparo para la percepción espiritual, formando ya valores espirituales dentro de mí mismo. Al elevar el otorgamiento ante mis ojos, me preparo para la redención y acelero el camino, me empujo hacia adelante.

(40267 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 4/10/11, preparación para salida de Egipto)

Material Relacionado:
El éxodo de Egipto se experimenta en el corazón
De la Oscuridad Egipcia Hacia la Luz
Convirtiendo la serpiente en cayado

La esclavitud de Egipto significa que no tienes derecho a otorgar

Escritos de Rabásh, “Hasta que el gobernante de Egipto cayó”: Uno debe trabajar por el bien de los cielos, es decir, por el bien del otorgamiento. En el exilio, esta valoración se realizó bajo el poder del Faraón, el rey de Egipto.

No sé qué es el otorgamiento real o cómo se puede dar algo a una persona que está completamente separada de mí, cuando no hay una “base en común” para la bondad, como la moral comúnmente aceptada, el respeto por los demás a mi alrededor, o cualquier otra cosa.

Algunas personas reparten dinero y derrochan fortunas, y sienten placer en esto. Ellos reciben la suficiente compensación por su “donación“. Una persona se satisface con una palabra amable, otro al ser bien recordado por las generaciones futuras, y un tercero por el respeto a sí mismo.

En Occidente hay una nueva tendencia llamada “un dólar al día”. La persona contribuye con un dólar al día para alimentar a un niño africano hambriento a quién nunca llegará a descubrir. Sin embargo, las contribuciones como ésta, también traen satisfacción porque estoy dando vida a alguien. ¿Qué es un dólar en comparación con los sentimientos que este provoca en mí?

Sin embargo, estamos hablando de una separación total de la auto gratificación. No podemos imaginar o sentir una cosa así en nuestra vida. No entendemos cómo es posible dar a alguien sin ningún tipo de respuesta en el pensamiento o la sensación. Esto está oculto de nosotros.

Este es el significado del exilio cuando lo encontramos por primera vez: Resulta que yo no sé lo que es otorgamiento puro. Estoy separado de la espiritualidad, precisamente, en este sentido.

Egipto (Mitzráim) significa una hendidura (Metzer), y una hendidura significa una insuficiencia de misericordia cuando una persona sólo sabe recibir, sin otorgar nada.

Estamos aún por descubrir que estamos desprovistos del principio de otorgamiento y sólo sabemos recibir. Si yo recibo, entonces doy. Pero, en general, no se trata de otorgamiento. Acabo de llamarlo de esa manera porque en nuestro mundo juzgamos a la persona por sus acciones en lugar de hacerlo por sus intenciones. Las intenciones pertenecen a la ciencia de la Cabalá, mientras que las acciones pertenecen a la opinión de este mundo.

“Amplitud” es generosidad, un gran otorgamiento. Un “hendidura” es lo contrario, la carencia de otorgamiento. Por lo tanto, el poder de Egipto fue que cada persona pudiera hacer acciones sólo a cambio de pago.

Esto somos nosotros. Pero realmente no nos damos cuenta de esto y es por eso que nuestro estado todavía no se considera exilio. Son nuestras vidas y está bien. Es cierto que somos egipcios, pero ¿y qué?
Él incluso, no les permite llevar a cabo ni una sola acción sin un pago, sólo por el bien del otorgamiento.

Este es nuestro Faraón. Y ni siquiera nos damos cuenta de que él nos controla. El poder del Faraón se revela sólo cuando tú quieres hacer algo por el bien del otorgamiento y descubres que no puedes. Es entonces cuando el Faraón, el rey de Egipto, se revela. Pero hasta entonces, estás tú mismo sentado en el trono y haces lo que quieres.

Esto significa que Egipto fue una hendidura para Israel.

En otras palabras, esta obstruyó la recta dirección hacia el Creador (Iashár El).

(De la 4º parte de la lección diaria de la Cabalá del 4/11/11, preparación para salida de Egipto)

Material relacionado:

Porque hemos empezado hoy y no ayer o mañana
Un vuelo hacia la libertad en un globo aerostático
A través de los barrios pobres de hermosas ciudades