entradas en '' categoría

Momentos de Cabalá- “Nueva Educación”

    [youtube=http://www.youtube.com/watch?v=xCjYJ94k_48]

El conocimiento es transmitido en cadena

Cuando leemos los TES (El Estudio de las Diez Sefirót), discutimos y aclaramos el significados que están más cerca de nosotros para prepararnos para entenderlo. Pero entonces tenemos que leer el texto original, auténtico, escrito por grandes cabalistas que canalizan la Luz superior para nosotros.

Yo no poseo tal Luz superior como la de Rabásh y Baál HaSulám, pero puedo ayudarte a conectarte a esta. Para enseñar a un niño, uno no tiene que ser un maestro, sino sólo alguien que puede llegar hasta el nivel del niño.

Por lo tanto, al lado del pupilo hay un maestro, la persona más importante que puede ayudarle en este momento. Pero además, hay fuentes auténticas muy valiosas para nosotros de las cuales nos llega la Luz. Es imposible vivir sin la una o la otra.

Por tu cuenta, sin una persona tan especial como el maestro, nunca serías capaz de sintonizarte con la fuente espiritual de Rabásh o Baál HaSulám. Y así fue a lo largo de todas las generaciones. Nosotros no hablamos de esas almas únicas como la de Adám HaRishón y Abraham que descubrieron el mundo espiritual por su cuenta. A veces, hay momentos en la vida cuando algo se revela a la persona desde arriba, por alguna predestinación especial del alma.

Pero si hablamos de la Cabalá como la transmisión de conocimiento espiritual a través de la cadena de los cabalistas, de generación en generación (“Cabalá” significa “recibir”), entonces siempre implica un maestro y un discípulo. Por encima de todo lo demás, el maestro tiene como objetivo la meta, él te ayuda a moverte y te da dirección en la vida. Y su realización es, definitivamente tu responsabilidad, con la ayuda de los grandes cabalistas que escribieron estas fuentes auténticas sagradas para nosotros.

Por un lado, hay un maestro que te apoya y te guía, y es por eso que debemos ser leales a él para que pueda “sostenerte en sus brazos” como un bebé. Por otro lado, caminas a su lado para conectarte con las fuentes auténticas.

(40462 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 4/12/11, Talmud Eser Sefirót)

Material relacionado:

Déjenlos que se vuelvan más sabios

Desenrollando La Cadena de Reshimot.

Terapia espiritual para las masas: Primera sesión

Porción semanal de Torá – 04.14.11

El Libro del Zohar, porción semanal de Torá “Ajaréi Mot”, fragmentos seleccionados

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

El Buen Entorno – 04.14.11

Mi buen entorno – Consejos diarios del Dr. Laitman para la semana

Lección diaria de Cabalá – 04.15.11

Escritos de Rabásh, Dargót HaSulám “La necesidad de la acción desde abajo”

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

El Libro del Zohar, selecciones, Pésaj, “Beshaláj” “(Cuando Faraón dejó ir al pueblo, “Las Merkavót de Faraón [Carrozas / Estructuras] y Su Ejército)”, ítem 260

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Explicación del artículo, “Prefacio a la sabiduría de la Cabalá”, ítem 11, Lección 5

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Rav Yehuda Áshlag “El Amor de los Amigos”

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Egipto está entre nosotros

Pregunta: ¿Qué podemos obtener de todo este proceso del éxodo de Egipto, en términos de nuestro trabajo interior diario?

Respuesta: Necesitamos aspirar a una sola cosa: a la unidad en el grupo. El grupo es una mini humanidad. No podemos actuar de inmediato a escala global, en las masas de la humanidad, pero en el grupo podemos resolver todos los principios de conexión humana.

Allí revelaremos todos los estados. “el descenso a Egipto”, “la inmersión en Egipto“, y “el éxodo de Egipto”. Sentiremos el odio hacia el Faraón (nuestro ego), los golpes que recibimos de él, y el escrutinio de nuestra naturaleza.

Todo esto es escudriñado en un solo lugar: en mi relación con los amigos. Necesito el grupo, a mis “amigos”, porque no puedo llegar a amar a todo el mundo. Para mí, el grupo representa a toda la humanidad, y en el grupo puedo trabajar con todas mis cualidades internas.

Cada vez que trato de unirme con los amigos, descubro la ruptura en el interior, el odio y la repulsión de los demás, y llevo a cabo nuevos escrutinios internos. Podría ser que estos escrutinios todavía pertenecen al trabajo “en Egipto” o incluso ser “anterior” a este. Nada de eso importa.

Todavía no podemos distinguir claramente estas fases. En general, no podemos ver nada con claridad hasta que salgamos de Egipto. Sólo después podemos comenzar a entender qué es exactamente lo que hemos atravesado. Después de todo, este trabajo se hace en la oscuridad, bajo el gobierno del deseo egoísta, cuando trato de existir de alguna manera en él, junto con él o en su contra. Es por eso que estos escrutinios no son claros para nosotros.

(40542 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 4/13/11, El Libro del Zohar)

Material relacionado:

Los problemas de faraón

Recuerda el dia en el que salimos de Egipto

El Egipto del que mana leche y miel