entradas en '' categoría

Antes de la salvación deseada

Está escrito que todo el mundo cruza el mar final: hombres, mujeres, ancianos, niños, el ganado, y así sucesivamente. Nosotros, también tenemos que reunir todas nuestras fuerzas, cada uno de nosotros y todos juntos. Si adelantamos este esfuerzo, definitivamente entraremos en el reino espiritual.

Nunca ha pasado antes y nunca sucederá que una persona estuviera lista para el éxodo. En efecto, el éxodo de Egipto es un golpe desde Arriba, que nos toma de un lugar y nos transfiere a otro. La persona no puede identificar este estado por adelantado y no tiene ninguna posibilidad de alcanzarlo de forma independiente. No puede medirse ni  predecirse.

Sólo necesitamos unir fuerzas y presión, empuje, hasta que esto suceda. Es más, sucederá sin una advertencia, con fuerza, «de prisa». Puede suceder mañana, pasado mañana o en una semana, esto no es importante. Sólo necesitamos anticipar la redención, y la adquiriremos.

Déjenme sumergir en el pasado, en el infierno egipcio una y otra vez, sin sentir ningún progreso. Que los esfuerzos que ejercí hace un momento, se vayan por el desagüe, dejen que de nuevo me sienta desesperado y débil. Déjenme reunir mi fuerza renovada cada vez, para aspirar a la unificación. A pesar de todo esto, necesito seguir intentando, cada vez más arduamente.

Baál HaSulám escribe que un deseo verdadero, experto, firme se forma gradualmente. Al superar las dificultades, finalmente alcanzamos una fuerza que dispara el deseo como una flecha y este recibe una respuesta. Esta es la única manera de escapar de egoísmo.

Por lo tanto, no creo que hayamos trabajado por nada. No, en absoluto. Es sólo que nuestros esfuerzos se acumulan y, finalmente, producen un resultado. Sólo tenemos que estar seguros de reunimos nuestros esfuerzos, al final alcanzan una medida necesaria y esto nos acerca a la salvación deseada.

Creo que está muy cerca. Sólo tenemos que anticiparla en cada momento.

 (41378 – De la charla durante la cena festiva del 4/22/2011)

Material Relacionado:
Una conexión unilateral con el mundo
Esto aun no es la Torá
La salvación llegará en un abrir y cerrar de ojos

La actitud correcta hacia los Libros Sagrados

Al leer un artículo cabalístico, la persona necesita sintonizarse correctamente con su percepción. Ni una sola palabra en la sabiduría de la Cabalá habla de nuestro mundo, nunca. No existimos en este mundo. Es un mundo imaginario, no se tiene en cuenta para nada y no encaja con todo el sistema de los mundos. ¡Simplemente no existe!

Por lo tanto, la Cabalá no habla sobre este mundo, el cuerpo físico del hombre, ni ciertos lugares geográficos: la tierra de Israel, el desierto del Sinaí, Egipto, o Babilonia. Sólo se ocupa de los estados internos que atraviesa una persona en su aspiración por alcanzar la corrección, el propósito de la creación.

Si la persona tiene el punto en el corazón y se dirige hacia el propósito de la creación, en el camino hacia esta meta, comienza a experimentar los diferentes estados. La sabiduría de la Cabalá y todos los libros cabalísticos, la Torá, el Talmud, El Estudio de las Diez Sefirót, la Mishná, y así sucesivamente, describen estos estados, estos grados en particular. Todos los libros espirituales, «sagrados», hablan exclusivamente de «santidad«, es decir sobre cómo alcanzar el atributo de otorgamiento al cual se refiere como santidad.

Por lo tanto, durante la lectura de estos artículos, necesitamos cortar por completo con todas las imágenes materiales con las que estamos familiarizados e imaginar solamente los grados espirituales, es decir, los grados de acercamiento o de alejamiento de la propiedad de otorgamiento. Ellos hablan sólo acerca de esto. Estos libros describen el deseo creado por el Creador, su estado en cada uno de nosotros, y nuestra experiencia en el camino en el que, desde nuestro estado actual, comenzamos a aspira al atributo de otorgamiento, al amor por los demás, que es llamado «santidad».

(41393 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 4/24/2011, Escritos de Rabásh)

Material Relacionado:
El Libro de los libros
El libro versus la computadora
El medio de avance más eficaz

Un arma contra tu sien

Pregunta: Un ejemplo de garantía mutua a nivel celular es muy convincente. Es fácil imaginar cómo las células actúan por el bien del cuerpo, dejando para sí mismos sólo las necesidades vitales. ¿Pero por qué es tan difícil imaginar la garantía mutua en nuestro grado humano?

Respuesta: Es porque no vemos este sistema con nuestros propios ojos. Si lo viéramos ahora, no tendríamos libre albedrío y nos veríamos obligados a estar de acuerdo con sus leyes. Si la necesidad de otorgar me está asfixiando, si tengo dos opciones: morir o deshacerme de mí mismo en beneficio de los demás, entonces seguramente estaré de acuerdo: «Toma todo lo que tengo».

Como si sintiera un arma contra mi sien:

«¡Da todo lo que tienes!»

«Tómalo, no puedo evitarlo».

La muerte no es una opción, de cualquier manera ellos lo tomarían todo. Esta es la falta de elección.

Por ello, nuestra interconexión se oculta de nuestra vista, y no somos capaces de estar de acuerdo con ella. ¿Qué puede hacerse? Con la ayuda del entorno tengo que llegar a un estado en el cual pondré un arma contra de mi propia sien.

 (41409 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá de 4/24/2011, «Arvut» (Garantía mutua))

Material Relacionado:
Ejercicios de otorgamiento
Deposita tu deseo y recibirás la Luz
La corrección del alma viene primero

El control remoto de todas las almas

Pregunta: Desde que comenzamos a estudiar el artículo “No existe nadie más que Él”, me siento totalmente confundido acerca de la intención. Si la Luz de Arriba está constantemente en el trabajo, haciendo el 100%, entonces, ¿Qué es la “Luz que reforma”? Y ¿a quién le pregunto por esta? ¿De quién la exijo para los demás? ¿Que trabaja aquí si todo está dentro de mí?

 Respuesta: Imagina que yo tengo un control remoto. Yo presiono un botón y active algún tipo de mecanismo. Actualmente hay muchos inventos que trabajan de esta manera. Sin embargo, si tú fueras a mostrar esto a una persona quien vivió hace 100 años, el pensaría que simplemente eres un ángel que hace milagros: Tú presionas un botón y de repente el vidrio se vuelve una imagen…

Esto es, al usar el control remoto puedo activar varios sistemas. Por ejemplo, presiono un botón y tú, que estas mirando un pedazo de vidrio (una pantalla) comienzas a recibir toda clase de impresiones. Comienzas a llorar y después ríes, experimentas angustia y después gozo. Resulta que al apretar simplemente un botón, yo hago tal impacto poderoso en ti. Yo influí en un amigo.

Los cabalistas dicen que cuando leemos El Libro del Zohar, es como si  tú estuvieras agarrando el control remoto para todas las almas y ellas dependen de ti. Piensa ¡Como los despiertas! Esto es llamado “presionar un botón”. Si piensas acerca de esto, entonces tu “presionas el botón” y activas una influencia que hace que ellos comiencen a despertarse.

Todo depende de cuánto deseas que esto pase y cuantas personas más aspiran a despertar a otros. Todos los esfuerzos deben ser tanto cualitativos como cuantitativos.

Así es como nos despertamos unos a otros. Nadie puede despertarse a sí mismo. Cada persona puede alcanzar esta comunidad espiritual llamada “el grupo” solo para despertar a otros. De otra manera él nunca estará en contacto con el grupo. Esto es así porque el grupo es como Máljut del mundo de Atzilút.

(De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 4/28/11, El Zohar)

Material Relacionado:
El alma se desarrolla desde un punto
El mecanismo universal de corrección
Mantén tu nariz hacia abajo, eleva al grupo

Momentos de Cabalá- «Orgullo»

    [youtube=http://www.youtube.com/watch?v=pwfCbRxkKo0]

Cómo evitar los tsunamis

Una pregunta de los niños: El Creador le prometió a Noé que no habría otro diluvio.  Entonces, ¿Porqué hubo otro tsunami?

Respuesta: Esa es una pregunta difícil. Yo no estoy acostumbrado a ver la Torá como un relato histórico. La corrupción que sucedió en aquella época, el pecado de Adám y todas las otras transgresiones que llegaron hasta hoy, siguen siendo la misma corrupción, y solo hasta ahora estamos empezando a corregirla.

La razón para que sucedan tsunamis o terremotos, en el pasado o en el futuro, se debe a que nosotros estamos ocasionando un desbalance. ¿El Creador realmente prometió que los desastres cesarían? No. ¡El prometió que no habría un diluvio que arrasaría con todo el mundo!

El diluvio significa que las aguas desbordadas llegan y se llevan todo, dejando solo el punto en el corazón. Eso realmente sucedió una vez porque una corrupción de tal magnitud tenía que suceder, pero no más. Actualmente estamos afrontando solamente la corrección. Pero si no nos corregimos a tiempo, nosotros mismos desencadenaremos los desastres que nos sobrevienen.

Espero que seamos capaces de evitarlos, pero debemos sentirnos responsables por lo que está sucediendo. Después de todo, si la sabiduría de la Cabalá fue revelada, y sabemos que al construir nuestra interconexión corregimos al mundo, seremos capaces de prevenir las desgracias.

Recuerden lo que el Creador le dijo a Abraham: “Si encuentro diez hombre justos en Sodoma, no la destruiré con un terremoto” Pero no habían diez buenas personas, y por lo tanto ocurrió el terremoto.

Si lo deseamos, somos capaces de salvar al mundo del sufrimiento. Todo depende de nosotros. Espero que tengamos éxito porque realmente necesitamos tomarnos esto muy en serio.

(41304 – De la Lección 7, Convención WE! del 3 de Abril del 2011)

Material Relacionado:

Las lecciones de los desastres naturales

Cómo prevenir los golpes de la naturaleza

El problema del mundo es mi problema

La elusiva «Fe por encima de la razón»

Shamati #1, «Una granada»: La medida del llenado es cuánto puede uno ir por encima de la razón, y esto es llamado Romemút.

Existe sólo vacío en un lugar donde no hay existencia, como está escrito, «Cuelga la tierra sobre la nada». Encuentras que ¿Cuál es la medida del llenado, del lugar vacío? La respuesta es, de acuerdo con la elevación de uno mismo por encima de la razón.

Esto significa que el vacío debe ser llenado con sublimidad, es decir con por encima de la razón, y pedir al Creador que le dé a uno esa fortaleza. Significará que todo el vacío fue creado, es decir que una persona viene a sentirse así, que él está vacío, sólo para llenarlo con Romemút (grandeza) del Creador. En otras palabras, uno debe tomar todo por encima de la razón.

No sabemos qué es «fe por encima de la razón«. Es una separación total de todos nuestros cálculos. Recuerdo como tres o cuatro meses después de comenzar a estudiar con Rabásh, le pregunté, «¿Qué es fe por encima de la razón, ya que está escrito que una persona debe estar siempre en ella?» En esa época yo incluso escribí en mi mano que uno no debe olvidar pensar en fe por encima de la razón, incluso cuando no sabía lo qué era. Mientras que estaba sentado en el carro detrás del volante a un lado de Rabásh, miré lo que había escrito en mi mano y le pregunté: ¿Qué significa este concepto?

En respuesta me dio un ejemplo que está, por supuesto, limitado por las fronteras de este mundo: Supón que un amigo te pidió prestados mil dólares y más tarde te regresa el sobre como si contuviera dentro toda la suma. Pero dentro encuentras sólo un dólar. Es decir, tu amigo dice que hay mil dólares dentro, pero de acuerdo con tu cálculo sólo hay uno ¿Dónde están los otros $999?

Ahí es donde avanzas mediante la fe por encima de la razón. Es decir, alcanzas tal corrección (¡en lugar de sólo perdonarle la deuda a tu amigo!) que percibes este dólar como si hubieras recibido mil en lugar de uno, como si el amigo te hubiera regresado todo.

¿Pero cómo percibes los $999 faltantes? Esto es llamado la fuerza de la fe por encima de la razón. Es imposible entender lo que significa esto antes de tiempo. Sólo cuando esta fuerza se revela dentro de nosotros, como un resultado de nuestros esfuerzos internos, dentro de nuestros deseos, cuando cambiamos, entonces vemos que realmente podemos compensar el conocimiento con fe, y esta fe es otorgamiento en lugar de recepción.

En cualquier caso esto seguirá siendo confuso hasta que la persona adquiera esta cualidad.

(41537 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 26 de Abril del 2011, Shamati)

Material Relacionado:

El significado de la fe por debajo de la razón

Como está el estudiante, está el maestro

Momentos de cabalá – fe por encima de la razón

La compensación espiritual como una garantía para el éxito

Pregunta: ¿Puede ser que la estructura social se convierta en uno de los obstáculos en el camino de ascenso en la escalera espiritual?

Respuesta: En otras palabras, ¿cómo podemos pasar del mundo de egoístas al espiritual, con un consumo equilibrado? Este es un proceso de múltiples capas. En este momento, nos enfrentamos con la primera de ellas, en la que la humanidad empieza a entender que tiene que restringirse debido a que las riquezas de los recursos naturales y la naturaleza en general, no pertenecen a las personas ni a los estados.

Pero para que existan siete mil millones de personas en la Tierra y no se «coman el uno al otro», tenemos que alcanzar el equilibrio no sólo entre nosotros, sino también entre nosotros y la naturaleza. Esto está claro ya para todas las personas sensatas. El problema está en cómo hacer la transición hacia él.

La transición como tal, es esencialmente egoísta. Podríamos ser capaces de ayudarlos con ella, pero creo que esta transición sucederá como lo hizo ya en muchos países. ¿Has visto cómo un millón de personas salen a las calles y cambian el medio ambiente, la sociedad y el gobierno?

Estamos aun por presenciar cómo los inmigrantes inundarán Europa y se la tragarán por completo. ¿Crees que los Estados Unidos están tan lejos de África o de América del Sur? No, en absoluto. Y puesto que la naturaleza nos obliga al equilibrio con los demás y con nosotros mismos, no tenemos otra opción. La naturaleza trabaja hacia la homeostasis, y no depende de nosotros.

Hasta el momento, esto no pertenece a la corrección espiritual, y para nosotros, que exista todo este proceso, es muy necesario. Si no quiero temer que mi vecino pueda venir a matarme, es benéfico que yo comparta mi riqueza por necesidad.

La esperanza de que las armas y la fuerza que poseen los países desarrollados van a ayudarles, es ilusoria. Roma, que fue aún más poderosa, cayó. La pregunta es: ¿Cómo podemos hacer la transición a la próxima etapa, si descubrimos que somos incapaces de distribuir la riqueza equitativamente como dicta la naturaleza? ¿Cómo compensaremos al hombre, sus deseos egoístas de volverse más grande, más poderoso y más rico? ¿Con qué lo mantendremos? Después de todo, la gente no puede permanecer en el nivel animado de la evolución puesto que nuestro ego sigue creciendo y demandará aún más.

La humanidad no tiene solución para este tema: ¿Qué compensación podemos ofrecer para aquellos que se den cuenta de la necesidad de una distribución equitativa? ¿Qué satisfará su ego? Si queremos que todos permanezcan como animales, que sean lo mismo, de esta manera destruimos al hombre, porque el nivel «humano» está por encima del nivel de la «bestia» en cada uno de nosotros. Tiene que haber una compensación espiritual, y sólo la sabiduría de la Cabalá puede proporcionarla.

Pero todos sabemos que hace 90 años, en Rusia, ellos querían conseguir lo mismo al hacer una revolución. Pero como resultado, la persona normal no recibió compensación por ello. ¿Por qué debería estar satisfecho con un apartamento típico, el salario promedio que prevé su plan de jubilación, y un tiempo de vacaciones normales? ¿Por qué debería ser igual a los demás y ser feliz sólo con lo que tiene?

Por el momento, avanzamos de acuerdo con el programa de la naturaleza, para presentarlo de manera gradual a la humanidad según el grado en el cual esta se dé cuenta de que no tiene otra opción: Hay que llegar a una distribución relativamente igualitaria. Por lo tanto, si no ofrecemos una compensación espiritual al hombre, no vamos a ser capaces de poner en práctica la ley del equilibrio con la naturaleza. Y, para ello, necesitaremos del conocimiento de la sabiduría de la Cabalá.

(40864 – De la Lección 5, Convención WE! del 2 de Abril del 2011)

Material Relacionado:

El equilibrio se sitúa por encima

La confianza es revelada en la unidad

El sistema de trabajo mutuo es la clave para el éxito

No solo de pan…

Pregunta: Usted dijo que la recompensa por la igualdad será el llenado espiritual. ¿Y el mundo está preparado para oírlo o debemos sustituir las palabras “llenado espiritual” por otras?

Respuesta: Para revelar lo que puede llenar nuestro ego, debemos unirnos. Entonces, con nuestro llenado espiritual interior podremos mostrar al mundo que tenemos la respuesta para esta pregunta de lo que puede llenar cada uno, por encima de la satisfacción de sus necesidades esenciales.

(41470 – De la Lección 7, Convención WE! del 3 de Abril del 2011)

Material Relacionado:

Hay un océano de plenitud espiritual justo abajo de nuestra nariz

¿Qué tienes en tus manos: una vara o una serpiente?

¿Solicitaste un tour por el mundo espiritual?

La participación de todos es la clave para el éxito

Pregunta: Cientos de miles de niños estadounidenses son abandonados a sí mismos, y los múltiples servicios sociales que se supone que deben manejarlos, fallan por completo. ¿Hay libros sobre este tema que les podamos ofrecer?

Respuesta: Hasta el momento, no los hay, pero estamos trabajando en ellos.  Espero que en tres a seis meses, ustedes comenzarán a recibir una serie de libros que contienen el método de crianza de niños de diferentes edades: cómo formar grupos, conducir debates, influir en su desarrollo, y construir una conexión entre ellos.

Además, ustedes no tienen que esperar nuestros materiales, deberían unirse con nosotros y ¡junto con nosotros participar en el proceso de escribir esos libros! La persona que no se encuentra comprometida en la difusión de la sabiduría, no tiene oportunidad de avanzar espiritualmente. ¿Cómo puede sintonizarse con la Luz si no hay un anhelo de pasarla a otras personas?

Tomen el Learning Center americano como un ejemplo, participen en la diseminación o no tendremos éxito y seguiremos desarrollándonos muy lentamente. ¡Necesitamos la fuerza, una gran cantidad de ella!  ¡Realmente necesitamos tu ayuda!

(40887 – De la Lección 6, Convención WE! del 3 de Abril del 2011)

Material Relacionado:

¡Nosotros mismos construimos la espiritualidad!

El secreto del sistema integral

Si no tienes éxito aquí, no tendrás éxito en ningún lugar