Una cena en honor de la vida espiritual

Baál HaSulám, «Comentario a la Hagadá de Pésaj» (Del artículo «Esto es para Yehuda»): «Ese pan que comieron nuestros padres en la tierra de Egipto» (La Hagadá de Pésaj): … De ello se deduce que la Mitzvá de comer Matzá fue dada a ellos mientras aun estaban esclavizados, y el propósito de la Mitzvá fue para el tiempo de la redención, puesto que ellos partieron a toda prisa.

Esto siempre ocurre cuando pasamos de un estado a otro, dejando el grado en el que actualmente estamos: en la esclavitud de Egipto, gobernado por el ego, Faraón, nuestra obstinada «inclinación al mal» que nos mantiene como rehenes y no nos deja elevarnos por encima de nuestros celos , odio, lujuria y ambición.

Por mucho que lo intentemos, aun no podemos elevarnos por encima de estas propiedades egoístas ni unirnos entre nosotros con lazos que se correspondan con el grado siguiente a la salida de Egipto. Aun somos incapaces volvernos «como un hombre con un corazón», de adquirir garantía mutua para que la fuerza integral de amor y otorgamiento considerada como el Creador se revele.

Por lo tanto, mientras todavía estemos esclavizados por Faraón, tenemos que visualizar el siguiente estado, jugar a «hacer creer» esto, de la misma manera que los niños juegan a ser adultos mientras crecen. Así tenemos que jugar a que vivimos una vida «adulta», la vida espiritual.

(41010 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 4/18/2011: «Esto es para Judá»)

Material Relacionado:
Seder de Pascua (Pésaj): El orden del nacimiento del alma mundial
Todo comienza a partir del éxodo de Egipto
El éxodo de Egipto se experimenta en el corazón

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta