entradas en '' categoría

Lección diaria de Cabalá – 05.11.11

Shamati # 34 «El provecho de una tierra»

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

El Libro del Zohar, selecciones, capítulo, «Mishpatím (ordenanzas), arma de doble filo», ítem 398

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Talmud Éser Sefirót vol. 1, parte 1 «Histaklút Pnimít»

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Rav Yehuda Áshlag «Paz en el Mundo», «El bien y el mal se evalúan por medio de las acciones del individuo hacia la sociedad»

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

El semáforo de mi alma

Pregunta: ¿Apunta el sufrimiento al área de corrección necesaria, de manera directa o sólo indirectamente?

Respuesta: Debemos tratar de discernir con precisión lo que está causando el dolor, es decir, lo que el Creador espera de nosotros. ¡Cuando un pensamiento, deseo o intención nos visitas y no está relacionado con el amor por los demás, debo sentir inmediatamente que se enciende en mí la luz roja!

Hay pensamientos, deseos e intenciones en los cuales está la señal de alerta, al principio, amarilla, luego naranja, y por último, roja como un signo real de desastre. Depende del caso.

Pero debo verlo a fin de desear ver todo con amor, y si es menos que eso, quiero que se encienda una luz roja. Entonces, veré un campo de las luces rojas frente a mí. Esto me hace entender y tomar conciencia de mi condición real para poder obtener mi propio asidero y desear cambiar todas estas luces a verde. Busco cómo se hace, y por lo tanto, empiezo a trabajar con el Creador.

Él enciende la luz roja dentro de mí, y yo la cambio a verde. Mientras yo estoy tratando de hacerlo, busco por qué se volvió roja y cómo cambiarla. Con esto es con lo que tiene que ver nuestro trabajo, con el proceso que se supone que debemos atravesar.

(42601 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/9/11, Shamati #113)

Día de la independencia de Israel: Mareados por los «logros»

Pregunta: Leí recientemente un artículo que habla acerca de cómo las cosas que tienen éxito en el mundo, no captan la atención en Israel, como las películas de fantasía y los artefactos complicados de comunicación ¿Por qué es así?

Respuesta: Nosotros, el pueblo de Israel, somos «animales primitivos», la nación más atrasada si no vivimos en un marco apropiado para nosotros. Esto es evidente por la cultura, la educación, y todo lo demás que sucede aquí. No podemos hacer nada bien, y además estamos orgullosos de ello.

No entendemos que no tenemos ni tendremos ningún alcance hasta que nos pongamos bajo la fuerza superior. Comparado con los alcances de los Judíos en el extranjero, no tenemos prácticamente nada de qué sentirnos orgullosos aquí. Por supuesto, nos arreglamos para hacer algunas cosas bien, pero considerando nuestro potencial, es una fracción miserable de lo que podemos hacer.

Siempre nos hemos comparado con otras naciones, pero eso es incorrecto porque todo nuestro potencial viene de Bina, no de Maljut ¿Entonces por qué siempre nos rendimos? En esencia, nuestros «alcances» son fracasos comparados con lo que somos capaces de hacer.

Nada nos ayudará. Si no nos conectamos con nuestra Fuente, entonces simplemente no sobreviviremos.

Es por esto que celebramos el día de la independencia, en el cual estamos felices por la oportunidad de hacer el trabajo espiritual y ascender espiritualmente. Este día no es acerca de «haber sido perseguidos y cercados en un territorio», que es lo que le sucedió a nuestros cuerpos. No podemos ver la vida de esa manera.

El día de la independencia es para nosotros un recordatorio de lo que se nos ha dado. Al realizar esta oportunidad correctamente, seremos capaces de traer al mundo a un ascenso espiritual, a la eternidad y la perfección. El asunto aquí no es el estado de Israel o la nación de Israel, sino la esencia espiritual de lo que está sucediendo. Hemos sido traídos al lugar de la realización espiritual, al lugar donde comienza la redención espiritual del mundo entero.

(42699 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/10/11, «La herencia de la tierra»)

Hay un lugar para cada cosa

Incluso en el mundo material que no tenemos ninguna oportunidad de convertirnos en una nación que vivimos en nuestro propio país, en nuestra propia tierra a menos que primero nos corrijamos espiritualmente. Sólo las fuerzas que descienden de arriba construyen las condiciones materiales para nosotros aquí.

En general, debemos tratar de entender, con lo mejor de nuestra capacidad, qué es el mundo material. No es una meta, sino el medio externo más pequeño, para comenzar el ascenso. En esta realidad material extremadamente errónea que yace en el nivel más bajo, debemos empezar a realizar el trabajo de unificación con el fin de entrar en el mundo espiritual.

 Después de eso nos volveremos hacia todas las otras naciones y les mostraremos este trabajo para que ellas también se unan entre sí. Como resultado, todos nosotros, el mundo entero se convertirá en un todo único, en una sola familia, y entonces ascenderá a su nivel espiritual. Esa es la única manera en la que realizaremos nuestra predestinación, el propósito para el cual existimos.

Tenemos que darle a todo su debida importancia: nuestro mundo en comparación con el mundo espiritual, la nación material de Israel en comparación con su análogo espiritual, el estado material de Israel en relación con la tierra espiritual de Israel. Cada cosa debe tener su propio lugar de acuerdo con la meta final. Precisamente esto determina la importancia de un objeto y los medios para utilizarlo.

(42701 – De la 4 º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/10/11, «Herencia de la tierra»)

Momentos de Cabalá- «Agencia Publicitaria»

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=QpdLvB_wg2I]

El Creador ante los ojos del ser creado

Estamos separados del Creador sólo por un diminuto punto negro dentro de la Luz infinita, que es considerado como «existencia de la ausencia» (Yesh Mi Ain). Este es, de hecho, la base misma de toda la creación, la nueva realidad «a partir de la ausencia». El resto es «a partir de la existencia», del Creador.

Este punto es creado por el Creador, mientras que toda la «existencia» (Yesh), que se agrega a este punto, debe venir de nosotros, de nuestro propio esfuerzo. Por lo tanto, al final, alcanzamos similitud con el Creador, adhesión, el nivel de igualdad al Suyo.

En primer lugar, este punto de la creación evoluciona en cuatro etapas de la expansión de la Luz directa, por lo que estos cuatro grados de otorgamiento inculcan todos los fundamentos en el punto «desde la ausencia». Por parte de la Luz, son necesarias más acciones, esto es suficiente. El resto surge como reacción de este punto que recibió una impresión de la Luz, absorbió sus propiedades, y es capaz de actuar por su cuenta el mismo.

Así, desde el mundo del Infinito, del estado en el que se fusionó con la Luz, comienza a retirarse a nuestro mundo a través de las diez «Sefirot de ocultamiento» (Sefirot Blima) que absorben (Bolim) la Luz hacia el interior, hacia adentro de la criatura. Debido a esto, la criatura crece desde el punto opuesto al Creador, alcanzando la mayor distancia posible de Él, lo cual es considerado como «este mundo».

Este retirarse (tanto cualitativa como cuantitativamente) abarca todas las propiedades y lugares. Como resultado, el ser creado no tiene la cualidad que se ajuste a la del Creador en el más mínimo grado. Creemos que esto significa una caída, un descenso, el retirarse, la oscuridad, pero es todo lo contrario. ¡Es el desarrollo de nuestra naturaleza, el punto más negro creado por el Creador!

Este desarrollo es necesario para revelar cuan opuesto es este punto de «ausencia» a la existencia, a lo que «existe». Es lo que alcanzamos de este descenso completo, aunque no todo a la vez, sino con el tiempo, al descender más y más, después de alcanzar «este mundo» y de experimentar el desarrollo de nuestro egoísmo, es decir, de darnos cuenta de que somos opuestos al Creador. De tal modo, pasamos a través de los niveles inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza, hasta llegar al más bajo, el «humano».

Un ser humano se da cuenta de que está lejos y opuesto al Creador y concluye que esto es el mal. A partir de la conciencia del mal, él continúa estudiándose a sí mismo y al Creador aún más, ya que el «beneficio de la Luz proveniente de la oscuridad», y entiende que es necesario ser corregido. De esta manera, llega a la verdadera oposición con el Creador.

Cuando él comienza su corrección, por un lado, comienza a ascender de vuelta al mundo del Infinito al igualarse con el Creador. Por otro lado, incluso mientras lo hace, él alcanza cada vez más la revelación de lo opuesto que él es al Creador.

Sólo en el final de la corrección (Gmar Tikun), cuando regresa al punto inicial, Maljut del Infinito, gana la comprensión completa, el conocimiento y experimenta que significa la existencia (Yesh), la propiedad del Creador.

(42526 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/8/2011, «Todo aquel que sufre por el público»)

Lectura introductoria «Independencia» – 05.10.11

Cabalá para la Nación, serie de lecturas introductorias, «Independencia»

Descargar: WMV Video | MP3 Audio