entradas en '' categoría

Evolución de la conciencia

Nosotros comenzamos a desarrollarnos y a crecer a partir de este mundo, desde la realidad más baja posible, en la cual descendemos del mundo del Infinito a través de 125 grados, a través de 5 mundos, hasta el punto más bajo.

Después de alcanzar este bajo nivel, la chispa de luz se abrió paso hasta el último grado espiritual en este mundo y comenzó a formarse la materia en ella.

La materia comenzó a concentrarse, a formarse y a unirse, una partícula con otra. De esta forma comenzó el retorno a la fuente, la corrección de la ruptura. De allí en adelante comenzó nuestro Universo: los niveles inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza.

Todos estos grados son el resultado de la unificación de la materia en estructuras más complejas, todas las partes que actúan en beneficio de las demás. El poder de la Luz, el poder de la naturaleza, unen elementos separados y de manera forman la materia inanimada en toda su diversidad interna. La materia es formada debido a la unificación de las partículas opuestas de acuerdo con leyes particulares.

Y entonces, se presenta incluso la materia vegetativa, en la que las partículas opuestas se conectan con estructuras aún más complejas. Estas están mucho más separadas unas de otras, pero no obstante se unen. Entonces surge la naturaleza animada, cada parte de la cual se siente separado y desea mantener su existencia en una forma egoísta. Sin embargo, debido a la fuerza de la naturaleza, cada una de ellas todavía se une a otras, y todas juntas crean el animado, un cuerpo animado que es capaz de existir a pesar del hecho de que dentro de él, existe una contradicción y unificación de los elementos polares.

Ellos están unidos por medio de una fuerza especial, la fuerza de la Luz, la fuerza del Creador, la fuerza del otorgamiento mutuo, a pesar de la fuerza de la creación, una fuerza egoísta que existe dentro de cada uno. Estas dos fuerzas comienzan a actuar en armonía común.

La armonía es imposible si no hay dos fuerzas opuestas que sin embargo se unen por el bien de un objetivo, un interés común, y un estado superior. Un estado más alto significa los intereses comunes del cuerpo: el cuerpo vegetativo o animado. Y luego, debido al desarrollo de la materia en el nivel animado, este alcanza el nivel del ser humano de este mundo, que es una criatura aún más compleja, más agresiva y egoísta. Cada criatura de este grado “ser humano en este mundo”, se da cuenta que ella es contraria a todas las demás personas.

Y cuando alcanza el final de su desarrollo egoísta, revela que, si quiere existir en adelante, necesita una segunda fuerza, opuesta, la fuerza de otorgamiento. La fuerza del egoísmo se ha desarrollado en la persona, pero ¿qué hacer ahora con esta fuerza? Sólo nos destruye.

En este punto, entendemos que debemos recibir la fuerza del otorgamiento, la fuerza de unificación. La sensación de la falta de la fuerza de la unificación, sin la cual no podemos continuar, es de hecho, esa sensación de una crisis, la ruptura, la destrucción de los valores anteriores. Esta se revela directamente dentro de nuestra existencia, en nuestra vida. Descubrimos absolutamente en todos los ámbitos de la vida, en todas las actividades de la persona en este mundo, que no podemos alcanzar el equilibrio, la armonía y la llamada “vida”.

Después de todo, la vida se construye sobre la base de dos fuerzas: recepción y otorgamiento. No podemos existir si actuamos sólo con la fuerza del egoísmo. Por lo tanto, como resultado de nuestro desarrollo, de nuestra evolución gradual, paso a paso la naturaleza nos lleva a la conclusión de que también necesitamos una segunda fuerza: la fuerza de unificación.

(52548 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/25/11, Shamati)

Cada persona debe ajustarse desde dentro
En el umbral de la eternidad
Todo el desarrollo humano es el desarrollo de conexiones

Los bancos europeos: Crece la desconfianza en espera de la nueva ola de la crisis

En las noticias (de economicsnewspaper.com):

“En el trasfondo de  la crisis de la deuda en Europa hay una creciente desconfianza entre los bancos. Ellos piden prestado de menos dinero….

“La desconfianza de los bancos, toma a los demás para la evaluación del Banco Central Europeo, dada la crisis de la deuda en Europa. “Los bancos prefieren en algunas regiones de la zona del euro, depositar la liquidez excesiva en el BCE, en vez de pedir prestado a otros bancos”, dijo el economista jefe del BCE, Juergen Stark a la ‘Handelsblatt’ en la edición del lunes. “Tomamos la señal seriamente”.

“Solo entre el jueves y viernes pasado, los bancos a distancia Stark declararon más de € 90,5 mil millones en el BCE, en vez del dinero en préstamo de otros bancos. La situación todavía no era comparable con la situación en el otoño del 2008. Después de la bancarrota de EE.UU. el banco inversor Lehman Brothers fue llamado en ese momento el mercado interbancario, en el que las instituciones financieras daban liquidez a las demás, al caer en un estado de shock. El informe muestra que a veces tenía en depósito € 200 mil millones del BCE. (Abendblatt.de / dpa)”

Mi comentario: Puesto que la creciente dependencia mutua se manifiesta en el mundo,  la enajenación de los bancos entre sí dará lugar a la caída de todo el sistema. Sin embargo, esto es debido a esto, al darse cuenta de su muerte, ellos entenderán que no hay otra salida sino la conexión en forma de “garantía mutua”. A través de estas crisis (sufrimiento), la Naturaleza (el Creador) llevará a la humanidad a la corrección.

(52544)

Europa y el euro al borde
El panico de los lideres del BCE
Para salvar el euro, la crisis tiene que empeorar

Un honorable pedido de ayuda

Pregunta:

Si hubo una restricción en la recepción, ¿por qué no sentimos vergüenza al elevar peticiones y plegarias (MAN)?

Mi respuesta:

No sentimos vergüenza, porque pedimos ayuda para que podamos alcanzar el otorgamiento, y no por nuestro propio bien. ¡Eso no es algo de lo cual debamos avergonzarnos!

Tú puedes contrarrestar, “¡pero toda la corrección ocurre debido a la vergüenza que siente Maljut del mundo del Infinito!” Sin embargo, no siento vergüenza al elevar esta petición porque no la demando para mí, sino que ¡yo mismo le pido sólo con respecto a las necesidades básicas, de modo que pueda yo otorgar el resto!

No hay vergüenza en ello. Todo lo contrario, aquí hay honor para mí, porque ¡seré capaz de otorgar a los demás lo que nadie más puede darles! Todo el mundo tiene ciertas habilidades únicas en las que el trabajo realizado por un individuo en particular no puede ser realizado por nadie más. Es así porque cada uno tiene su propia raíz personal en el alma común.

Por lo tanto, es permitido pedir la fuerza para vivir y para estar sano, para recibir conocimientos y habilidades, si estas cosas son necesarias para llevar a cabo acciones de otorgamiento. Esto es precisamente lo que es la “vida” en el mundo de la verdad.

Tal es mi existencia: Mi vida es posible sólo según la medida en la que puedo otorgar. Mis acciones son exclusivamente el otorgamiento. Y el espíritu que fluye a través de mi sostiene mi existencia, que está destinada para el otorgamiento. Esto es lo que se llama un estado espiritual.

(52522 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/25/11, Prefacio a la sabiduría de la Cabalá)

Un petición para que nos hagamos humanos
La verguenza que nos impide retorceder
El verdadero otorgamiento es el que se realiza cuando salimos de nosotros mismos (avanzado)

Los bancos de peces operan sobre la base de la garantía mutua

En las noticias (de Nature.com):

“Los bancos de peces ocupan diferentes posiciones en el grupo de acuerdo con sus capacidades aeróbicas. … Cuando los cardúmenes nadaban a gran velocidad, el pez menos capaz de suministrar oxígeno a sus músculos terminaba en la parte de atrás, donde podría reducir su carga de trabajo. Por el contrario, el pez con mayor capacidad aeróbica que estaban en mejores condiciones para resistir las fuerzas de arrastre, tomaba posiciones en el frente. Después de haberse ajustado, los peces que conducen podrían permitir al cardumen maximizar su velocidad al nadar”.

Mi comentario:

En la naturaleza, todo está organizado de acuerdo con el principio de garantía mutua. La Cabalá nos urge a conectarnos de esta manera, y numerosos artículos indican que la garantía mutua es la base de la interacción en un grupo y en la sociedad, ¡exactamente como en el caso de los peces!

(52542)

No hay vida sin la garantía mutua
¿Qué es garantía mutua?
Una propuesta que no deberiamos rechazar

Los cabalistas en la percepción de la realidad, parte 1

Queridos amigos, por favor, hagan preguntas acerca de estos pasajes de los grandes cabalistas.

Los comentarios entre paréntesis son míos.

Todo está predeterminado

La revelación del Creador no cambia la realidad actual de uno sino que le añade la conciencia que no había tenido antes.

– Baal HaSulam, Los Escritos de la Última Generación

No hay nada más natural que el alcance del contacto con el Hacedor de uno porque Él es dueño de la naturaleza. De hecho, cada criatura tiene contacto con su Hacedor, como está escrito: “Toda la tierra está llena de Su gloria”, pero uno no sabe esto ni  lo siente.En realidad, aquel que alcanza el contacto con Él sólo alcanza la conciencia. Es como si uno tuviera un tesoro en el bolsillo, y no lo sabe. Entonces llega otro que le permite saber lo que hay en el bolsillo, y este conocimiento, en particular, lo hace rico.– Baal HaSulam, “La Solución”

(50941)

Entendiendo al Creador
Como dominar el programa del Creador
Un notable viaje hacia lo desconocido

Una petición para que nos hagamos humanos

Hoy en día nos encontramos en un estado especial, en el que estamos descubriendo que no sobreviviremos a menos que obtengamos la fuerza de la unidad.

Pero, al mismo tiempo, tenemos que discernir: ¿Por qué necesitamos esta fuerza?

¿Es con el fin de hacer nuestras vidas más cómodas en el nivel de este mundo, así que, en vez de que nos gobierne la fuerza del mal, nos armaríamos con la fuerza de la bondad y así alcanzar el equilibrio en nuestro nivel actual? ¿O queremos elevarnos a gran altura, hacia la fuerza del otorgamiento de manera que nos gobierne y revelar así la grandeza del otorgamiento en sí mismo?

Tal vez aspiramos a la fuerza de otorgamiento con el fin de usarlo simplemente para equilibrar la fuerza de la recepción y así vivir pacíficamente en este mundo. En ese caso, ¿queremos usar la fuerza del otorgamiento para que ayude a la fuerza del egoísmo?, esto se conoce como el otorgamiento por el bien de la recepción. ¿O, lo que queremos es alcanzar recepción por el bien del otorgamiento?

Esta es la pregunta: ¿Queremos que nos gobierne la cualidad del otorgamiento, o la cualidad egoísta? Ahí radica nuestra completa libertad de elección. Esto es descrito en la oración llamada “la oración del las 18 bendiciones”, ¿qué tipo de misericordia pediré?

¿Deseo llegar al nivel del otorgamiento y dar placer al Creador, alcanzar la fe por encima de la razón, utilizar todos mis deseos por el bien del otorgamiento, e incluso, recibir por su bien de manera que todo mi deseo trabaje para el otorgamiento? ¿O solo estoy hablando de la vida en este mundo y deseo de mejorarla?

Esto hace toda la diferencia: ¿Voy a existir en el nivel animado o en el humano? La diferencia entre ellos es una cualidad. En el nivel animado percibimos nuestra vida, como la vida del cuerpo y sentimos este mundo del modo como lo hacemos hoy: nuestro cuerpo y el mundo circundante con todo aquello que sucede en el.

Vivimos por el bien de la existencia de este cuerpo, cada persona por sí misma. Es por eso que estamos dispuestos a equilibrar nuestras vidas con la fuerza del otorgamiento a fin de alcanzar una existencia más agradable, cómoda y en paz. ¿O nos elevamos al grado humano y obtenemos así una existencia eterna, por encima del mundo de la materia?

La materia termina abajo, en los niveles del inanimado, vegetativo y animado. En nuestro mundo no existe otro grado, no hay nivel humano. El humano es un grado que incluye mente y corazón, es decir, el deseo y el pensamiento, el análisis.

Esto es lo que crece de nuestra mente y corazón, pero no desde los cuerpos. Los genes informativos (Reshimot), los datos de la ruptura, se unen: todos los corazones, todos los deseos se unen en un solo corazón, como un solo hombre, y todas nuestras intenciones, es decir, los pensamientos y la mente, se unen también. Esta unidad crea la imagen del hombre, un cierto ser virtual que no existe en la materia, que no está formado por electrones y moléculas que se unen en un cuerpo.

Lo creamos nosotros mismos, uniendo todos nuestros pensamientos y deseos. Así es como comenzamos a existir en un nivel superior, llamado el grado humano (Adam), que significa “similar” (Domeh) al Creador. Entonces, todos nuestros deseos e intenciones comienzan a funcionar como una vasija espiritual, con un deseo interior y una pantalla por encima del deseo.

Este es el significado del ser humano, o “pre-humano” (Adam Kadmon), el hombre del mundo de Beria, Yetzira y Assiya. Pero nuestro cuerpo, no se llama humano. Nosotros lo llamamos humano, porque anticipamos el futuro, esperando que este nos lleve al estado en que nos volveremos humanos.

Esto es de lo que trata la oración: nos ayuda a unir nuestros corazones, es decir, nuestros deseos, pensamientos e intenciones, y así compilar la imagen completa del hombre que hay en ellos, de un individuo independiente.

(52560 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/25/11, Shamati)

El circulo: La cualidad del Creador
El grado humano no se marchita
La plegaria de dieciocho sefirot