entradas en '' categoría

Entre el Creador y la humanidad

Pregunta: ¿Puede usted trazar una analogía entre el estado de desarrollo moderno del mundo y el desarrollo espiritual?

Respuesta: Por supuesto. Vamos juntos con toda la humanidad como Galgalta ve Eynaim con AHP. Somos el uno por ciento, y ellos son el  noventa y nueve por ciento. Si no fuera por las necesidades de la humanidad, no habríamos despertado del sueño corporal. Al igual que en las generaciones pasadas, el mundo de hoy habría tenido sólo algunos cabalistas.

Así que, ¿por qué hay cientos de miles, millones, de nosotros hoy en día? Porque el mundo nos necesita. Todo el que estudia y difunde la Cabalá se convertirá en un maestro de tiempo completo. Estoy seguro de que en los próximos años, el mundo necesitará la presencia de estas personas en los sistemas educativos y en las áreas de cultura y política, en todas partes. Todos necesitarán el enfoque especial e integrado que solo nosotros tenemos. Esto se volverá necesario para todos los ámbitos de la vida, por no hablar del desarrollo interior.

Nuestro camino y el camino de la humanidad están interconectados naturalmente. Hoy en día, la necesidad de corrección ya está madurando en un gran número de personas. Naturalmente, el proceso es gradual, porque el mundo se compone de muchas partes y capas. Las diferencias son enormes. China, Estados Unidos, Europa y África son diferentes en su mentalidad, tamaño y en la naturaleza de su egoísmo. En general, todas las personas representan la pirámide de la humanidad.

Indudablemente, de una u otra manera, hemos recibido el derecho de avanzar en dirección a la libertad y a la revelación de la fuerza superior sólo con un objetivo: Tendremos que pasar lo que recibamos a los demás. Sin embargo, debemos pasarlo en una forma adecuada.

En este sentido, somos como Bina. En esencia, su parte superior pertenece a Jojma y está en contacto con el Creador, con la Luz superior. La parte inferior es como el vientre de una madre para el Partzuf inferior. Esto garantiza su nacimiento, amamantamiento y crecimiento. De esta manera, nuestra parte superior aspira constantemente al Creador, y la parte inferior siempre existe entre las criaturas.

Nosotros, Bnei Baruj, estamos en el medio como la parte media de Tifferet, entre el Creador y el mundo. Sólo tenemos el deseo de estar por encima como Él, y abajo con la humanidad. En el medio está nuestra libertad de elección y de esta manera, llegamos a ser semejante al Creador.

Después de todo, el Creador es el hacedor, Él produce, construye, y llena como una madre. Nosotros llamamos “madre” a la naturaleza, porque ella nos engendra, nos amamanta y nos protege. Nosotros tenemos que jugar el mismo papel hacia el mundo. Ejercitando esta actitud llena de otorgamiento, nos volvemos como el Creador.

El Partzuf común está dividido en cinco grados de Aviut (grosor). El segundo grado es el más importante. Éste copia a Keter, sigue el ejemplo del grado cero, y lo continúa más abajo. Este es nuestro objetivo. De esta manera, nos unimos con el Creador.

La Segunda Restricción se relaciona con esto. A medida que nos elevamos hacia Bina, Maljut nos ayuda a comenzar a ver el mundo desde el nuevo grado.

 

(63031- De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/13/2011, “La Libertad”)

En busca de ti mismo

Pregunta: ¿Cómo puedo reconocer con exactitud el punto de mi libre albedrío?

Respuesta: En primer lugar, descubrimos que no somos libres en absoluto, al cien por ciento. Esta es la realización del mal.

Sin embargo, por otro lado, ¿qué hay de malo en eso? Si yo estoy completamente bajo el poder del Creador, o de la Naturaleza, entonces no se me pide nada. Yo no soy ni bueno ni malo. ¿Qué hay que exigir de mí? No importa lo que yo haga, no soy yo quién lo hace, como está escrito: “Ve donde el artesano que me hizo”.

La religión se basa en esto. Yo soy una persona pequeña. Hago todo lo que Él quiere. Si Él dice que lo haga, yo lo hago. De esta manera, todos mis cargos son retirados, las preguntas se cancelan, y me liberé de los problemas.

Sin embargo, en este camino, tú pierdes la independencia y la libertad. Sólo siguiendo los decretos del Creador, aún de mala gana, encontrarás siempre una recompensa para ti que facilita tu tarea a costa de tu verdadero “yo”. Por esta razón la religión es buena para las masas. Cuando todo viene de Arriba, esto añade una sensación de comodidad a la vida y proporciona apoyo sicológico para fluir junto con todo el mundo.

Por otro lado, en la Cabalá, yo demando independencia, en vez de auto anulación. Quiero encontrar el comienzo de mi “yo”. En esta búsqueda, en esta evaluación racional y lógica, descubro que en realidad, yo no existo. Yo no tomé la decisión de nacer en este mundo, no elegí mis cualidades, mi genética, mis padres, mi país, o mi entorno. Yo fui criado y educado por sistemas e instituciones ya formados tales como la guardería, la escuela, los medios de comunicación, y así sucesivamente. ¿Quién soy yo, después de todo esto? Yo soy un pedazo de masa horneada en un horno común dentro de una hogaza corriente de pan.

Cuando veo esto, surge una pregunta en mí: ¿Esta es la vida? ¿Qué es lo que me da, aparte de interminables problemas, una constante huida del sufrimiento, y breves momentos de placer? Este es el reconocimiento del mal: yo comienzo a pensar acerca de la esencia de lo que está sucediendo, sobre mi viaje y su final, y entiendo que yo no existo. Sólo existe una máquina que yo no enciendo ni controlo. Cuando hay un conflicto de algoritmo en el computador, este arroja un mensaje de error. Yo también respondo a los problemas, aunque de una forma sensorial. La presión salta en alguna parte, y siento dolor. Eso es todo que hago.

En este caso, simplemente no tengo ninguna razón para vivir. Muchas personas llegan a esta conclusión. Lo único que las detiene es el miedo instintivo a la muerte, e incluso este no siempre funciona.

Aquí es donde empiezo la búsqueda de la verdadera libertad, de mi verdadera esencia. El camino para llegar a esta yace en volverme como el Creador, no en adorar y cancelarme a sí mismo ante Él, sino en volverme en realidad como Él. Tengo que crecer y ser más como Él. La independencia y libertad absolutas son inherentes al Creador. No existe nadie más que Él en toda la naturaleza. Yo puedo crecer de acuerdo con el mismo principio en el que no haya nadie más aparte de mí en toda la naturaleza.

Este es el método cabalístico. Buscamos la libertad y la independencia. Lo más doloroso es el hecho de que no existen. ¿Dónde puedo encontrar mi “yo”? Esta búsqueda de mi propio “yo” es toda mi vida. Quiero una auto expresión mayor. Quiero gobernar a todo el mundo y recibir. ¿Para qué es todo esto? Es para que mi “yo” se forme y crezca. En este caso, la Cabalá explica que la adquisición de tu “yo” significa la adquisición de las cualidades del Creador, es decir, adquirir la libertad.

Pregunta: Entonces, ¿cómo puedo encontrar a mi “yo” sin libre albedrío?

Respuesta: El punto inicial de mi “yo” se manifiesta a través de preguntas acerca del significado y la esencia de la vida. La persona que viene a la Cabalá ya cuenta con este punto de elección, un punto en el corazón, una chispa, al otro lado de la línea media, el reverso de la libertad, la sensación de vacío y carencia.

No tengo la libertad, y por eso hago preguntas acerca del significado de la vida. Esto es exactamente lo que no tengo. No me importa la vida misma, tengo que encontrar mi “yo”.

(63025- De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/13/2011, “La Libertad”)

El arquitecto de la moneda única: El euro condenado desde el comienzo

Opinión: (Jacques Delors, ex presidente de la Comisión Europea, uno de los arquitectos del euro): “El proyecto del euro estaba viciado desde el principio y la actual generación de líderes europeos no ha logrado resolver sus problemas fundamentales… “

“En una entrevista con The Daily Telegraph, Jacques Delors afirma que los errores cometidos cuando se creó el euro, condenaron efectivamente la moneda única a la crisis de la deuda actual. También acusa a los líderes de hoy de hacer “muy  poco y demasiado tarde”, para apoyar la moneda única…”

“El señor Delors, quien dirigió la comisión de 1985 a 1995, desempeñó un papel central en el proceso que condujo a la creación del euro en 1999. En su primera entrevista con el diario británico durante casi una década, dice que la crisis de la deuda refleja una amenaza para el papel global de Europa e incluso para los valores democráticos occidentales”.

Mi comentario: ¿Cómo fue posible crear un mercado único sin integrar a todos en una Europa unificada? Es una burla de la parte “progresista” de la humanidad, en la que los autores del proyecto de unificación europea piensan que es suficiente con ajustar un poco las normas y los mercados. ¿Dónde está la unidad? No se encuentra incluso en una bolsa común, por no hablar de la integración cultural, de la educación integral, de un acercamiento por encima de las diferencias nacionales y culturales, y de la superación del desprecio y el odio.

Naturalmente, el proyecto fracasó, y está claro que su ignominioso final, fue establecido desde el principio. La integración debe comenzar con la gente, y no con un mercado común.

(63037)

Dando un paso hacia un gran mundo

Pregunta: ¿Qué etapas debe atravesar la persona durante la convención?

Respuesta: En primer lugar, es necesario que se incluya físicamente en el campo mutuo, debe tratar de hacer lo que todos los demás están haciendo. Debemos desactivar nuestra forma de pensar, dejar de lado todas las preocupaciones y deseos, y simplemente sumergirnos en el entorno circundante.

¡Yo no quiero pensar en nada! Durante los próximos días, estoy totalmente desconectado de todas mis preocupaciones habituales. ¡Después de todo, tengo el derecho de hacerlo por primera vez en mi vida! Es como si no tuviera preocupaciones: Me están alimentado, tengo un lugar dónde dormir, y eso es todo lo que necesito en el mundo físico. Todo lo demás quiero hacerlo junto con los demás y sentir lo que ellos sienten.

Podemos ascender si aplicamos una gran cantidad de esfuerzo e intentamos elevarnos una y otra vez.  Es muy importante hacer tales acciones físicas que dejemos de pensar de en nosotros mismos totalmente y sólo miremos a los demás y hagamos lo que ellos están haciendo, como un niño pequeño que imita a los adultos y por lo tanto crece. Esto es exactamente lo que deberíamos estar haciendo.

Todos mis amigos son las personas más grandes de la generación y existen en el mundo del Infinito. Esto es lo que los cabalistas nos enseñan, y esto es lo que yo descubro al alcanzar la espiritualidad. Ahora quiero conectarme con ellos y no ser un sabelotodo que permita que alguna crítica o duda entre en mi mente. Todos tenemos que hacer esto.

Aun tenemos tiempo para prepararnos. Todos tenemos que venir a la ceremonia de apertura con la sensación de que todos somos una sola persona. Llegará más gente, y tenemos que barrerlos con este pensamiento e intención para absorberlos en lugar de que ellos nos dominen a nosotros.

Necesitamos esta gran cantidad de personas. No podemos llevar a cabo una convención en un estrecho círculo de 500 personas. Esto no es suficiente. Tenemos que absorber un gran número de personas debido a que la única manera de ganar una revelación espiritual es dando un paso hacia el mundo entero.

Las personas que se espera que se unan a nosotros no están estrechamente relacionadas con nosotros y no necesariamente son conducidas hasta aquí por el punto en el corazón. Estas personas están interesadas en el tema y nos respetan y apoyan. Así que tenemos que ser el núcleo dentro de esta masa de personas, al igual que el Kli mundial es el núcleo en relación a
toda la humanidad.

Por eso, en los días previos a la convención debemos obtener la máxima unidad entre nosotros. Y más tarde, simplemente seguiremos trabajando en esa unidad. En el primer día de la reunión comenzaremos a trabajar para el público con la unidad que hemos preparado. Cada vez los mantendremos a ellos y a nosotros mismos en una mayor conexión.

Somos responsables de esta unidad y realizamos esta convención. La palabra “convención” significa una reunión, una conexión entre todos sus participantes. De aquí, ustedes deben entender lo que estamos haciendo aquí y tratar de dirigir todo lo que tienen dentro hacia los deseos y pensamientos mutuos.

(62610- Lección de preparación, Convención mundial Arvut del 2011)

Marcado por la impresión de la Luz

La criatura es el deseo creado por la Luz. Existe la fuente de la Luz superior y los filtros que se interponen en el camino hacia el deseo y que no permiten que esta Luz enorme, que viene del mundo del Infinito, llegue hasta nosotros. Esta Luz se vuelve gradualmente más tenue, y al final sólo un leve resplandor nos llega.

El sistema superior que controla el deseo se llama el sistema de los mundos. Este simplemente es un medio inanimado que restringe esa Luz de diferentes tipos. Este está hecho de tal manera que ya sabe cómo hacer que el deseo se adapte.

Y el deseo es la materia prima. Pero el deseo se pule y adquiere formas diversas a través de una multitud de acciones que lleva a cabo bajo la dirección y orientación que proviene de Arriba. El deseo real es simplemente el deseo de disfrutar, de recibir llenado, que cambia y se desarrolla bajo la influencia de la Luz desde la fuente, el mundo del Infinito, la cual viene a través del sistema de los mundos. Por lo tanto, hay tres componentes: el mundo del Infinito, el sistema de sus ocultamientos (mundos), y el deseo de disfrutar que tiene que ser llevado a un estado similar al del mundo del Infinito.

La cualidad del otorgamiento absoluto rige en el mundo del Infinito. Por otro lado, la recepción absoluta rige en este mundo, y estas dos cualidades son completamente opuestas. Nosotros aprendemos cómo el deseo de disfrutar adquiere la forma de otorgamiento. El deseo de disfrutar permanece, pero adquiere diferentes formas: En primer lugar, este aprende qué cosas puede disfrutar. Todas estas formas se incluyen dentro de él, y entonces ellas se forman dentro del otorgamiento a partir de su percepción de las formas de disfrutar.

No podemos hacerlo de otra manera debido a que inicialmente ni siquiera conocemos las formas de disfrute. Somos como un bebé que da su chupete a un adulto porque desea agradarlo. Él sólo conoce este placer, y piensa que todos los demás también lo disfrutan.

En otras palabras, en un principio se hace una impresión en este cuerpo animal, una forma, donde es posible disfrutar. Y entonces podemos cambiar hacia una dirección diferente esta acción de placer, es decir, en dirección hacia un ser humano. Y entonces esto se conocerá como “dar disfrute”, otorgar.

Por ello, el sistema de los mundos debe inicialmente imprimir la forma de los placeres de esta arcilla, en esta masa, o tallarla sobre el mármol. Y entonces esta tiene que crear una oportunidad para convertir estas formas de placer individual en el otorgamiento y disfrutar de la capacidad de otorgar.

La diferencia es que cuando la persona recibe para sí misma, se aísla de los demás y sólo percibe sus propios deseos y cualidades, como si existiera sola. Este estado se llama este mundo. Pero cuando la persona sale de sí misma y comienza a dar, no tiene a nadie para otorgarle, sino al Creador, y empieza a percibirlo a Él. A medida que planea otorgarle al Creador, empieza a entender qué otorga, a quién otorga, el placer que ella le da al Creador, y luego alcanza Su grado.

(62495-De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 11/29/2011, TES)