entradas en '' categoría

Una escalera desde la oscuridad absoluta hacia la Luz

La criatura debe tener un largo viaje para lograr su propósito y elevarse al nivel del Creador, de la Luz, y volverse igual a Él en su esencia y altura. Inicialmente, el deseo se desarrolla de acuerdo a las cuatro fases de la Luz Directa, revelando cuán opuesto es del Creador. Pasa por la Primera Restricción (Tzimtzum Alef) y adquiere la pantalla (Masaj), comenzando a construir el sistema de ocultamiento en la relación entre ella misma y la Luz.

Ellas están conectadas según el grado de habilidad del deseo de disfrutar, para volverse como la Luz y están ocultas según el grado de su falta de habilidad para ello. Esto es llamado la condición de equilibrio, la correspondencia de forma de la Luz y el deseo. Esto sirve como base para la construcción de la escalera de los grados. Justo en su cima, la vasija, el deseo, es absolutamente un cien por ciento similar a la Luz. Mientras más descendamos en esta escalera, justamente desde el estado más alto, más fuerte se vuelve el ocultamiento.

En la cima, existe un ocultamiento cero y un cien por ciento de deseo. En la parte más baja, existe cero deseo y un cien por ciento de ocultamiento. Si eliges un punto en el camino de arriba hacia abajo, estará parcialmente revelado y parcialmente oculto.  Cierta parte de la Luz es revelada, y el resto permanece oculta. Así son formados los grados espirituales y los mundos, es decir Adam Kadmon, Atzilut, Beria, Yetzira, y Assiya.

Todo es construido con base en la correspondencia, es decir, según el grado de similitud entre el deseo y la Luz. De esta manera, la escalera desciende al nivel de nuestro mundo donde el deseo se separa completamente de la Luz para volverse independiente.

Parece que vivimos una vida que es completamente independiente de la Luz porque no sabemos nada de ella. Exactamente por esto, podemos comenzar a elevarnos desde este punto independiente que está separado de la Luz y llegar al estado de correspondencia con ella: cambiamos y nos volvemos más como esta. Esto es lo que significa elevarse por los peldaños de la escalera todo el camino hasta la total correspondencia. Esto es llamado la corrección final (Gmar Tikkun).

El universo está hecho de tal manera que al principio es construido el sistema de ocultamiento, de Arriba hacia abajo. Al elevarnos de abajo hacia Arriba, necesitamos usar este ocultamiento para descubrirnos como similares a la Luz. La ley de correspondencia de cualidades permanece siempre. Después de todo, la razón para que el Creador creara a la criatura fue para complacerla, es decir, llevar a la criatura a un estado de absoluta correspondencia y adhesión con Él.

Debemos realizar nuestra similitud con el Creador en cada estado, en cada grado. Para hacer esto, uno primero necesita valorarlo: desear llegar a ser como la Luz y hacer que esta le parezca increíblemente importante. La cualidad de la Luz, la cualidad de otorgamiento, debe llegar a ser la cualidad más honrosa y elevada ante nuestros ojos. Debemos esforzarnos por correspondernos con ella según el grado de todas nuestras fuerzas y habilidades, tanto como podamos.

Aceptar esta condición y volverte como la Luz, el otorgamiento tanto como sea posible, es llamado «haz de ti un Rav» (importante, grande). Esto significa que esta cualidad de otorgamiento debe volverse más grande (Rav) que todas mis cualidades egoístas.

(62246 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/01/2011, Escritos de Rabash)

Cuando la libertad es peor que la esclavitud

Pregunta: Tengo algunos conocidos que viven exactamente como usted lo describe. Son personas de edad media que se han creado esta especie de «capullo». ¿Usted está tratando de decir que no serán capaces de vivir serenamente en sus casas debido a las inquietudes internas y las preocupaciones?

Respuesta: No es sólo una inquietud interna, sino también externa. Estamos llegando a un punto en el que el mundo está liberándose del exceso de producción, y más de la mitad de los trabajadores de hoy simplemente ya no son necesarios como trabajadores. Se encontrarán en un estado de completo vacío porque son usados como esclavos.

Prácticamente toda la población de nuestro planeta vive así. A las seis de la mañana una persona sale de casa, lleva consigo a su hijo si lo tiene, lo deja en el jardín infantil en el camino, va al trabajo, regresa del trabajo, pasa por su hijo, y también se desvía hacia el supermercado. En la tarde los esposos tienen media hora para bañar a su hijo, meterlo en la cama, comer algún tipo de comida preparada, y eso es todo, aquí termina el día, y mañana es la misma historia otra vez.

Nosotros estamos moviéndonos hacia un estado en el que muchas personas comienzan a tener más tiempo libre, y la sensación de estar perdido crece, porque ya no se encuentran en un marco que les resulte familiar, sino que es como si estuvieran fuera del marco completamente ¡Eso es mucho peor! ¡Esta sensación interna de libertad es peor que la esclavitud!

Y si a la persona no se le da la oportunidad de obtener gratificación de alguna otra fuente, no se le da una sensación de límites, un marco como en un trabajo, una sensación de algún tipo de responsabilidad y servidumbre a la que esté acostumbrado, entonces vamos a tener enormes problemas.

Debemos entender que en el futuro le tomará a la persona de dos a tres horas al día para suplir todas sus necesidades: trabajar, atenderse a sí mismo y a otros, etc. Todo el tiempo restante, al menos 20 horas al día, será dejado a su suerte.

Para evitar que este sistema salga de su equilibrio, los sociólogos, sicólogos, científicos en políticas públicas, todos nosotros necesitamos pensar cuidadosamente en el marco que la humanidad debe adquirir para sentir es útil, feliz, y que está completamente satisfecha con sus sensaciones internas que le dan a uno una sensación de vida, e incluso más allá.

No es fácil cuando no hay responsabilidades, no hay presión de arriba, no hay necesidad de trabajar duro para ganar más, de alardear ante los vecinos, etc. Estamos llegando a una relación completamente diferente hacia nosotros mismos, la sociedad, y la vida, que se reduce a una nueva educación, a una nueva percepción de la vida. Este no es un sistema simple en absoluto. Pero tiene que surgir de ese resultado final que deseamos lograr, y antes que nada a partir de los términos creados por la naturaleza.

La naturaleza nos forzará a abandonar la producción excesiva. La clase media será en esencia eliminada. Los que queden serán las elites que toman todas las decisiones, con un número muy pequeño de oficiales, una enorme masa de desempleados, y con el 10% de la población mundial ocupada en producir y brindar servicios a todos los demás. Ese 10% será en realidad necesario, pero simplemente no habrá necesidad para todo el resto.

En realidad la humanidad está creada de tal manera que el 90% de su población debe ocuparse en actividades de naturaleza completamente diferentes: en el perfeccionamiento propio, en crear una conexión correcta entre ellos. Ellos son los que crearán ese entorno integral, global, autónomo, y equilibrado que llevará a toda la sociedad al equilibrio con la naturaleza. Sólo entonces tendremos derecho a existir.

Si dejamos sólo a ese 10% que trabajan en la producción, el propósito de la creación no se logrará. El propósito de la creación es llevar a todas sus partes, todos los niveles de la naturaleza: el inanimado, vegetativo, animado, y humano, al alcance de la completa armonía entre ellos. Sólo entonces este sistema llegará a un estado final de equilibrio.

(63844 – Charla sobre la formación integral del 11 de Diciembre del 2011)

Material Relacionado:

Hay solo un camino: hacia una sociedad de crecimiento espiritual
De una ilusoria libertad hacia la libertad
¿Cómo podemos encontrar nuestro punto de libertad?

Un escape fallido de la crisis

Pregunta: Muchos están de acuerdo con la unicidad del Creador, con el determinismo, con que la existencia sigue un guión, pero aún así intentan «leer» su destino a través de esoterismo, adivinos, etc. No quieren usarlo, sino adaptarse a ello….

Respuesta: El asunto es que en la base de todas esas investigaciones no sienten una necesidad de hacer una pregunta acerca de la causa subyacente. En general, hemos dejado muy atrás la ciencia exaltada asociada con la percepción de la realidad, la filosofía de la visión del mundo. Hoy en día los premios Nobel son entregados por descubrimientos que son puramente técnicos, prácticos, y rentables. De esta manera, la ciencia también está en crisis: Hace décadas que no revela ningún principio fundamental establecido en la naturaleza.

Las personas tienen otras necesidades; no les atraen los asuntos exaltados. Anteriormente, un investigador se esforzaba por llegar a la misma esencia de las cosas, por descubrir el porqué, no el cómo. No estaba satisfecho con una fórmula que describía un nuevo fenómeno observado, sino que buscaba su lógica, su patrón: ¿De dónde ha emanado? ¿Hacia dónde fluye? Y entonces llegaba al factor exaltado: ¿Cuál es la razón por la cual fue creado de esta forma en particular? ¿Por qué está la naturaleza organizada de esta forma específica? Siempre debemos hacer esta pregunta, pero desafortunadamente hoy en día no existe esta demanda.

Pregunta: ¿Cuál es la razón por la que no nos escuchan? ¿Cómo cambiamos esto?

Respuesta: No puedes cambiarlo. Si las personas simplemente buscan añadir más conveniencia y comodidad a sus vidas, no les importa el resto. En el esquema a gran escala, ¿A quién le importa la ciencia en estos días? Hoy, un buen científico es alguien que puede proporcionarnos un poder superior y armas. No nos atrae en absoluto entender la esencia interna de las cosas. Tal es el resultado de la crisis general, y entonces aún no hay a quien dirigirse.

En estos días, sin embargo, las personas están comenzando a sentirse mal debido justamente a esta crisis. Ya ningún tipo de ciencia les ayudará. En anticipación a un colapso, la persona tendrá que averiguar quién lo está derribando y porqué. No hay otra opción; será necesario descubrir eso porque ya no hay lugar a donde huir. Antes podía encontrarse alguna escapatoria: «Aseguremos nuestra casa, construyamos una casa más resistente con calefacción y aire acondicionado, asegurémonos de que el aprovisionamiento de comida no dependa de las condiciones del clima, extraigamos los tesoros de las profundidades de la tierra…» huimos de los infortunios con ayuda de la tecnología.

En su tiempo, Aristóteles y Platón nos advirtieron en contra de esto. No querían revelar el conocimiento científico a las masas porque sabían que en tal caso comenzarían a usar la ciencia para su ganancia personal ¿Por qué revelar un camino que en unos cuantos milenios los llevaría a un callejón sin salida? Mejor que sientan de una vez que están en problemas y corran hacia el propósito de la creación.

Los antiguos filósofos Griegos sabían de la ciencia de la Cabalá, entonces no es coincidencia que estuvieran en contra de la revelación del conocimiento científico. Después de todo, la humanidad lo usa sólo para endulzar sus dolores, que deliberadamente son enviados por el Creador para llevarnos hacia el propósito de la creación. Hicimos gala y nos enorgullecimos de nuestros logros cuando en realidad, simplemente estamos involucrados en una carrera sin final, que de todos modos nos llevó a esta crisis. Y aun así, era posible superar esto incluso hace dos mil años.

Sólo ahora, cerca del final de su carrera, las personas ya están haciendo preguntas: «¿De dónde vienen esas desgracias? ¿Qué significan? ¿Cuándo terminarán? ¿Qué debemos hacer?» Una persona es incapaz de tolerar simplemente el sufrimiento, tendrá que embarcarse en una búsqueda. Hoy en día el callejón sin salida ya es evidente, y ahora, a causa de la falta de esperanza, la humanidad debe identificar la causa de sus desgracias.

Los que están en el poder, sin embargo, no quieren revelar toda la verdad acerca de lo que sucede. Si eso sucediera, aquellos dotados con riqueza y poder tendrían que compartir y reorganizar la sociedad humana de acuerdo al principio de garantía mutua. Este tópico aún es un tabú, nadie habla de ello, y por lo tanto, no hay una solución a la crisis.

Pero tarde o temprano el sufrimiento derretirá el hielo, y esos problemas tendrán que ser afrontados. Y entonces al buscar la causa de sus desgracias y formas de salvarse, la humanidad llegará a la revelación del Creador. Nosotros estamos haciéndolo artificialmente al reunirnos en un grupo y construir las condiciones necesarias de acuerdo a la metodología cabalística. Nosotros también somos presionados por las desgracias, pero añadimos nuestros propios esfuerzos encima de estas para que nos hagan avanzar en el camino a la meta. De esta manera estamos usando la fuerza positiva, que nos da aceleración, mientras que el resto está siendo acelerado con aguijones y patadas desde atrás.

(64066 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 22 e Diciembre el 2011, Baal HaSulam, «La Libertad»)

Material Relacionado:

La fruta ha madurado
No hay tiempo para estar deprimido
La escalera que conduce a lo profundo de ti mismo

Advertencia

En las noticias (de pakalertpress.com): «Durante la mayor parte de dos décadas Celente y su Diario han estado haciendo pronósticos políticos, tendencias financieras, económicas y sociales con una capacidad de exactitud extraordinaria».

«En su última entrevista Celente discute una variedad de temas diferentes, desde Irán y Europa a la militarización interna y economía y advierte que nuestros peores temores pronto se hará realidad».

«Gerald Celente en el programa radial de Jeff Rense:

«Esta pasó (Ley de Autorización de Defensa Nacional) en el Senado por 93-7. Menciono esto porque todas las piezas están en su lugar ahora. La economía se va a estrellar. Va a haber caos. Llamarán a la ley marcial económica. Los bancos cerrarán. Y, el caos se asegurará. La ley ya está en marcha para que los militares entren y tomen el relevo. El fascismo ha llegado a América».

«Y si alguien piensa que estoy exagerando esto, tu puede recordar, para aquellos de ustedes que han estado escuchando el programa de Jeff Rense durante los años que he estado al aire, que cuando Obama fue electo, dije que había una alta probabilidad, en el 2009, de un feriado bancario a causa de las condiciones económicas desastrosas».

«En una entrevista con Lew Rockwell del 30 de noviembre, Celente dio un calendario de eventos, que sugiere que las cosas pueden empezar a calentarse en el primer trimestre de 2012».

«Y según mi opinión, y esto va a ser una tendencia máxima del 2012, es que, en el año nuevo, ellos van a bajar el martillo sobre el sistema. Ellos lo van a inflar para desplumar hasta el último centavo de los tontos que gastan dinero en cosas de Navidad que no necesitan. Y después de eso, después de que las vacaciones de Navidad hayan terminado, entonces van a conseguir el feriado bancario…una especie, ya sea la suya o no, alguna especie de ley marcial económica».

«Si nuestra economía colapsa, y estamos convencidos de que es sólo cuestión de tiempo, entonces sólo podrás esperar que los bancos cierren y sobrevendrá el caos en las calles de Estados Unidos. Teniendo en cuenta la reciente legislación y ejercicios de capacitación de miles de tropas militares de EE.UU. para utilizarlos para sofocar disturbios civiles, sólo podemos deducir que Celente da, una vez más, justo en el blanco».

Mi comentario: Los libros de los profetas, El Libro del Zóhar, AGRA, Baal HaSulam y Rabash, todos apuntan a nuestro tiempo como el período de transición del nivel «animado» al «humano». Esta agitación se produce como consecuencia de la realización de un carácter unitario de las personas, en el que ellas existen en su aspiración de llegar a ser similares a este a través de su unificación.

Hoy en día, cuando hemos comenzado a regañadientes la transición, muchos en el mundo sienten su flujo y necesidad. Con cada día que pasa hay más y más cantidad de esta clase de personas en el mundo. Ellos son nuestra única esperanza de que la transición dé cómo resultado la realización de las personas y la revolución de nuestra conciencia, en vez de que esto suceda a través del camino de la sangre, en el que, no obstante, un gran sufrimiento nos obligará a cambiar.

(64092)

Riqueza espiritual en vez de la corporal

Opinión (Alexander Voin, matemático, filósofo y jefe del Instituto Internacional de Filosofía): «¿Qué debemos hacer para mejorar la situación con la crisis global de la humanidad? Llegamos a una de las principales manifestaciones de la crisis global: el conflicto entre naciones separadas por ideas diferentes acerca de la moralidad y sobre lo que es bueno y lo que es malo».

«Sin embargo, ¿se puede afectar el sistema de valores? De hecho, ¡el deseo de arrebatar más, está en la naturaleza humana! Pero, en la naturaleza humana existe también la conciencia de la solidaridad con sus compañeros. Y en todos los períodos de la historia humana, hubo gente dispuesta a servir al interés general, incluso en detrimento de su interés propio. La única cosa que cambió fue la correlación entre tales personas y las que desean arrebatar más para su propio bien, sin tener en cuenta los intereses de los demás. Dicha correlación cambiaba bajo la influencia de los sistemas de valores, aceptados en la sociedad y determinados por la influencia de la religión, la filosofía y las diversas circunstancias. Y hoy en día tal circunstancia es el progreso científico y tecnológico».

«De ahí resulta la forma para cambiar la situación para mejorar: es necesario reconsiderar nuestra actitud hacia el progreso científico y tecnológico, como un bien absoluto. La producción de bienes materiales debe dejar de ser el objetivo principal de la humanidad. La perfección espiritual, moral e intelectual de la persona deben llegar a ser nuestro objetivo principal».

Mi comentario: Sólo la educación gradual de la gente prueba la necesidad de seguir el plan de la naturaleza que transformará a la persona, y ella estará satisfecha con un consumo razonable de bienes materiales y más allá de eso sólo deseará el llenado espiritual.

(63619)

Busca en la raíz

Baal HaSulam, «La Libertad»: Por lo tanto, debemos entender que en cada cosa que surge en el mundo hay cuatro factores en los que desde los cuatro juntos se origina aquello que surge. Estos son llamados:

A. La fuente;

B. La conducta inmutable de causa y efecto, relacionada con los atributos propios de la fuente;

C. Sus conductas internas de causa y efecto, que cambian a través del contacto con las fuerzas externas;

D. Las conductas de causa y efecto de las cosas externas, que afectan desde el exterior.

La influencia repetitiva de estos cuatro factores y su interacción con los demás eventualmente se traduce en un «producto», es decir en un ser humano o cualquier otro tipo de ser. «No hay nada nuevo bajo el sol». Cualquier cosa que observamos se ha despojado de su forma original que creció bajo la influencia de los cuatro factores antes mencionados.

¿Por qué es tan importante saber acerca de ellos? Porque no vamos a identificar con qué estamos tratando si no tenemos una comprensión de estos. ¿Quién soy yo? ¿Qué veo? ¿Que influye en mí? No entiendo nada acerca de mis pensamientos, deseos o acciones.

La simple pregunta «¿qué es esto?» Me obliga a considerar los cuatro factores que crearon el objeto que estoy estudiando. Después de haberlos estudiado, yo obtengo el conocimiento del objeto, ya sea este un fenómeno o una propiedad, algo activo o subordinado, algo espiritual o corporal. … Mi percepción original de la realidad está construida de tal manera que las cosas que no pasan por los cuatro factores no existe para mí. Yo soy incapaz de conocerlas.

Todo lo que veo ya ha pasado por un proceso de desarrollo determinado, y como consecuencia, se revela en mí. Al preguntar «¿qué es?», Yo de hecho cuestiono el origen del objeto. Por lo tanto, siempre existen los cuatro factores que yacen entre la fuente del objeto y mi percepción de ella. Sin ellos, soy incapaz de reconocer objetos y fenómenos. La pregunta sobre la esencia de cualquier objeto es una investigación sobre la diferencia entre su etapa anterior, en la que este fenómeno aún no era conocido para mí y mi sensación actual de este.

En este caso, ¿podemos llamar a cada etapa anterior «la fuente»? ¿Qué es? ¿Existe una condición primaria llamada fuente primaria (original)?

En la espiritualidad, en todo momento hay un principio (una raíz), seguido por el desarrollo en cuatro etapas y la finalización. Esta entidad representa un estándar de «unidad» en el cual la etapa de raíz es llamada «la fuente» que inicia todo el proceso.

Es una entidad que se ha despojado de su forma y tomado otra forma diferente de la original. Y esa entidad, que pierde su forma anterior, se define como «la fuente». En ella se encuentra el potencial destinado a ser revelado y determinado al final de la formación de ese surgimiento. Por lo tanto, es considerado claramente como su causa principal.

La fuente contiene la fuerza potencial que más adelante se convierte en una acción y adquiere una forma definitiva en el último estado.

(63233 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/15/2011, «La Libertad»)