entradas en '' categoría

La teoría del contacto interno entre la gente

Pregunta: ¿Qué temas hay en el curso: “Evolución como desarrollo del egoísmo”?

Respuesta: Abarca absolutamente todo. Incluirá: cultura, comunicación, familia, nacionalidades, civilizaciones y la historia de la humanidad a partir de la cual uno puede sacar una larga cantidad de información y ejemplos para nuestra vida y para los estados futuros.

Al conocer el ayer, yo puedo entender mejor que está pasando hoy, y entonces de alguna forma puedo afectar el futuro. Personalmente yo no soy aficionado a la historia y a la geografía, pero realmente deberíamos conocer la base de la historia de nuestro egoísmo. Esta nos ayuda a entender cómo estamos desarrollándonos.   

Aparte de los cursos, “Evolución como desarrollo del egoísmo” y “Libre albedrío”, los otros cursos tendrán más que una cualidad psicológica. La primera, la cual yace entre estas dos y un curso de psicología, es en la percepción de la realidad, es decir ontología o teoría del conocimiento. Esta examina como percibimos nosotros al mundo que nos rodea, nuestros cinco sentidos, la forma en que este mundo se refleja dentro de nuestros cinco sentidos, y en qué medida nuestra percepción es una consecuencia de los estados internos y propiedades de la persona.

Nosotros estudiamos si nuestra percepción es objetiva y cómo podemos influir en ella. ¿Podemos colocar tales parámetros internos por nosotros mismos de tal manera que nos permitan percibir este mundo desde ángulos diferentes, desde diferentes puntos de vista, como si cambiaran lugares y vivienda unos dentro de los otros? Di que tú ves el mundo desde una perspectiva y yo desde otra, y entonces es como si intercambiáramos nuestros puntos de visa entre nosotros.

En nuestro conversar con alguien, siempre queremos que la persona nos entienda. “¿Me entiendes? ¿Puedes imaginar de lo que estoy hablando? ¿Me expresé correctamente?” Es decir, siempre estamos preocupándonos por comunicarnos correctamente. Pero esto nunca sucederá, porque no podemos “entrar” en otra persona y desde adentro echar un vistazo al mundo. Hasta que no adquiramos la técnica de percepción emocional de cada uno, entender las propiedades y sentirnos unos a otros, y ver el mundo por medio de sus ojos, no nos entenderemos unos a otros.

La conexión integral implica enseñarle a toda la gente en el mundo cómo alcanzar este contacto interno con los demás, en el que uno pude sustituirse por el otro, en el que es como si yo me moviera en ti y tú en mí. Entonces comenzaremos a entendernos realmente unos a otros.

Vemos esto en cualquier pareja de elementos en la naturaleza. Si existe algún elemento llamado “yo” dentro de mí, y existe algún tipo de “tu”, entonces si queremos entendernos unos a otros, debemos combinar todas tus cualidades y todas mis cualidades, como si mutuamente nos revistiéramos unos a otros. Esto es, tú percibes mis cualidades y puedes imaginar tu vida y el mundo por medio de ellas y yo por medio de las tuyas.

Lo mismo pasa con la tecnología. Se requiere una similitud de dos elementos para su unión. Y aun que son opuestos uno del otro (es decir, uno es convexo y el otro cóncavo), aun si los combinamos, ellos deben corresponderse completamente uno con el otro. Esto es, ellos deben se ajustados y creados de tal manera que cada uno tenga la forma del otro. Aquí es donde yace nuestra corrección: en este ajuste de adaptarse uno hacia el otro.

Este tema no es solo una parte de algún curso teórico, porque provee conclusiones prácticas puras y trabaja en el conocimiento del mundo. Sin este, no hay comunicación. También, podría ser posible conocer el mundo sin verlo internamente a través de los demás. En la práctica, en nuestra integración con la gente del mundo, debemos alcanzar tal estado en el que yo pueda “morar” dentro de otros, sentirlos a todos y por medio de ellos percibir el mundo.

Y cuando yo hago esto en mutualidad, como si los conectara con mi aspiración y disposición, de repente veo un mundo completamente diferente: multifacético, amplificado siete billones de veces, y simultáneamente indefinido, es decir, como un todo compuesto simultáneamente de una cantidad enorme de células, como un panal, porque veo por medio de todos y cada uno. Lo que toma lugar es una imagen increíble de amplificación de poder por la penetración dentro de este mundo. Esto es verdadera ontología, la teoría practica del conocimiento.

(64807 – De una “charla sobre educación integral” del 12/12/11)

Una razón para estar felices

Pregunta: Si la persona implementa correctamente el método de la educación integral y toma parte en él, entonces con ello consigue una sensación de alegría que se ha tornado rara en la vida diaria. ¿Puede usted decir algunas palabras relacionadas con este sentimiento?

Respuesta: Estamos creados de manera que nuestro deseo es llenado a través de la sensación integral de un deseo y un pensamiento generales. La revelación de este próximo nivel, del Creador o de la Naturaleza, llena absolutamente todos nuestros vacíos. Por esta razón, la persona que es motivada en la dirección del llenado integral siente una comodidad total y lo más importante, se eleva por encima de todas las limitaciones de nuestro mundo tales como el tiempo, lugar, distancia y movimiento. Ella gradualmente cesa de sentir su cuerpo porque percibe todo en el deseo integral y no en el deseo individual. Ella no siente más la muerte porque comienza a existir en el nivel siguiente al de la muerte de su cuerpo físico.

Hay descubrimientos mas adelante con los que cada uno de nosotros inconscientemente soñamos. Tenemos la esperanza de ser capaces de mostrárselo al mundo claramente y de que ellos entiendan que la naturaleza les está presentando un gran descubrimiento. Millones de años de nuestro desarrollo solo nos han llevado a esto. Ahora estamos a punto de entrar en un nuevo mundo.

La convención y todo lo que hacemos hoy tiene el propósito de revelar nuestro nacimiento. Justamente como un bebe tiene que hacer una transición desde el vientre de su madre al mundo, nosotros tenemos que poner todo nuestro esfuerzo para finalmente nacer, y entonces será algo sencillo para nosotros explicarles a los demás. Yo tengo esperanzas de que esto suceda pronto.

Pregunta: Entonces ¿tenemos una razón para estar felices?

Respuesta: La interconexión y la interdependencia que el mundo está descubriendo ahora, su incapacidad de salir de este callejón sin salida al que el egoísmo nos ha dirigido, y el método que gradualmente ha sido revelado al mundo, pronto se conectaran con la conciencia humana. De esta manera, seremos capaces de sentir la solución del problema y comenzar a realizarla en toda su extensión. 

(De la Lección fundamentos de la Cabalá del 12/18/11)

No hay descansos en el camino

Pregunta: ¿Qué significa el “descanso en el camino”, que simboliza la fiesta de Januka?

Respuesta: En el mundo espiritual no hay descansos, no es que tú recibas un descanso del trabajo espiritual y vuelvas a casa. Parar implica que  adquirimos la cualidad de Biná y ahora tenemos que darnos la vuelta. Hemos elevado Maljut a Bina, y aquí ocurre la fiesta de Januca.

Y ahora empezamos hacer lo contrario: bajar Bina a Maljut, es decir, a trabajar con los deseos de recibir (AJAP). Así, estamos trabajando con un creciente deseo de disfrutar, hasta que descendamos a sus capas más profundas. El ascenso de Maljut a Bina se llama “la Guerra de Macabeos”, otorgamiento realizado con el fin de otorgar. Y el descenso de Bina a Maljut se llama la fiesta de Purim, “la recepción realizada con el fin de otorgar”.

(64306 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/26/11, Escritos de Rabash)

Un nuevo control

Pregunta: Cuando miramos nuestra vida, vemos que no tenemos control sobre ella. ¿Cómo debemos relacionarnos con esta realidad?

Respuesta: Realmente tenemos control. Todo depende de nuestro enfoque.

En este mundo, estoy en una especie de “burbuja”. Mantengo las leyes en este mundo y trato de llenar mis deseos. Eventualmente trabajo las relaciones con el mundo. Las he estudiado en profundidad, he creado muchas tecnologías y siento que todo está bien. Aparentemente debería estar satisfecho con el mundo porque después de años de desarrollo, lo controlo.

De repente surge algo nuevo: llegan nuevas fuerzas y descubro que no puedo tener éxito en nada. He construido muchos sistemas en este mundo: familia, trabajo, educación, ciencia, etc. Todo “marcha con la precisión de un reloj”, todo parecía perfecto, y de repente parece que todo se ha vuelto malo.

¿Qué ha pasado? No tiene sentido. Sabemos mucho; tenemos los cerebros; hemos pasado por tanto, entonces ¿cuál es el problema? ¿Somos realmente tan tontos que no aprendemos de la experiencia pasada? ¿Estamos destruyendo nuestro futuro? ¿Por qué nos estamos divorciando sin pensar en nuestros hijos? ¿Por qué no aspiramos avanzar? ¿Por qué estamos dispuestos a destruir a todas las personas que nos rodean, sólo para que nuestros vecinos sean peores que nosotros? ¿Qué pasa?

Es simple. No somos culpables. Hoy se nos revela otra forma de control, una nueva esfera de otra naturaleza que nos controla. Si no fuera por este nuevo control, podríamos vivir una vida maravillosa. Pero se ha revelado, y ahora tenemos un problema. No somos contrarios a las leyes de este mundo sino a las leyes del mundo superior. Ellas influyen en nosotros y somos miserables, incapaces de escapar de ella.

En nuestro mundo siempre nos las arreglamos de alguna manera y aspiramos avanzar, a saber más, a conocer más, a sentir más y a desarrollarnos. Eventualmente pretendemos someter a todo este mundo. Pero hoy descubrimos algo que no conocemos y sobre lo que no tenemos control. Como los niños, enfrentamos esta incertidumbre temerosos de movernos para que las cosas no empeoren. Podemos ver esto en el mundo de los líderes y de las personas que toman las decisiones, quienes no saben qué hacer. Para cada problema hay interminables opiniones y nadie tiene una solución.

La razón es que ha surgido un nuevo liderazgo. ¿Cómo nos relacionaremos con este nuevo liderazgo? ¿Cómo manipularemos estas fuerzas? Estamos perplejos y nos sentimos mal.

Este sentimiento no proviene del Creador, sino de nuestra falta de adaptación a las leyes de la naturaleza superior. Hoy tenemos que armonizarnos con ellas. Hemos crecido durante mucho tiempo y finalmente hemos llegado al principio del Majsom (la barrera). La crisis es el comienzo del Majsom para todo el mundo.

En el grupo, lo trascendemos un poco antes en nuestro propio deseo, aspirando hacia adelante. Tenemos un “punto en el corazón” (*), entendemos y sentimos que hay algo más y queremos irrumpir en él.

El resto del mundo también se enfrenta al Majsom, pero necesitará nuestra fuerza y los problemas que los empujen desde atrás. De una forma u otra, tenemos que descubrir la naturaleza superior y mantener sus leyes, en otras palabras, estar en equilibrio con ella. Esto es lo más seguro.

Naturaleza requiere de nosotros conexión, integralidad y unidad mutua. Está totalmente interconectada, y nosotros también tenemos que ser de esa manera. Estamos en el camino hacia la unidad y la integralidad.

No hay castigo aquí, sino más bien nuevas fuerzas que nos empujan hacia la totalidad. Estas fuerzas operan sistemáticamente en la naturaleza, y no debemos pensar que el Creador nos quiere fallar a propósito. Él no ha cambiado nada ni en el pasado ni hoy, existe simplemente un motor de desarrollo que trabaja constantemente dentro de nosotros. Gracias a él nos hacemos más sabios cada día.

Sin embargo, si no operamos adecuadamente nuestro cerebro y nuestra sabiduría, con el fin de adaptarnos a la naturaleza, sufriremos. Tuvimos que unirnos con la naturaleza y llevar una vida maravillosa, pero ahora sentimos este tesoro como un problema. De una forma u otra, esta es nuestra elección.

(64771 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/23/11, “La Paz”)

Sensor ultrasensible de Luz Circundante

Todo depende solamente de la intención. Cualquiera puede abrir un libro y estudiar, desde un filósofo hasta una persona que ve este libro por primera vez y no entiende nada de él. Pero cada uno lo interpreta a su manera, de la forma en la que quiere.

La diferencia entre nosotros y todos los demás: los inteligentes y los estúpidos, los científicos, historiadores, filósofos, o cocineras, es que, al abrir el libro, queremos sintonizarnos de tal manera que nos permita penetrar a través de él. Yo quiero que este libro me hable acerca de mí, quiero revelar mi mundo interior.

Y los lectores externos no hacen esto, no pueden ver más allá de las letras impresas, ellos buscan la sabiduría humana en este. Y es por eso que realizan todo tipo de estudios sobre estos textos: de qué hablan en términos de las nociones de nuestro mundo, que acontecimientos históricos, en que el estilo están escritos, según la medida en la que la mente material usual pueda aprehenderlos.

La diferencia entre la lectura interna y externa es tu disposición para introducirte en el texto y revelarte a ti mismo, tu vida interior en él. Pero no puedes culpar a la gente por acercarse a estos libros externamente (El Libro del Zóhar, la obra de Arí y así sucesivamente), porque aun no se ha desarrollado en ellos una necesidad interior de revelar el mundo interior.

Aun no está presente en ellos el punto en el corazón, el punto de partida de la línea de conexión y el comienzo de la revelación espiritual. Si tú no tienes este deseo, no puedes revelarlo.

Cuando tienes el primer punto, la Luz Circundante ya puede adherirse a él. Esta aun no puede entrar en él, sólo rodearlo desde todos los lados, pero debido a esto ya no puedes estar en un estado de reposo. Sentimos que estamos en un campo de fuerzas de la Luz, el cual nos sacude y nos cambia.

Si yo no tengo este punto, no siento ningún campo, Luz ni fluctuaciones y siento que todo está bien. Pero tan pronto como la Luz comienza a irritar este punto, aparece un problema y nosotros procedemos….

La Luz completará la construcción

Si queremos construir un lugar para la revelación del Creador, entonces cada uno de nosotros y todo juntos, tenemos que despertar el amor entre nosotros. Sin embargo, debemos tener cuidado de que este no borre todas las otras sensaciones. Todos deben analizar de manera crítica su actitud para que “el amor cubra todas las transgresiones”.

Este trabajo interior es llamado el despertar del amor en el corazón de los amigos. De alguna manera podría manifestarse por fuera, pero el trabajo principal está sucediendo dentro de la persona. Y entonces, como está escrito: “Desde el amor de las criaturas al amor del Creador”.

De este mundo, tenemos una impresión corrupta sobre el amor y no entendemos qué es. Amor significa que yo quiero ayudar a los demás a alcanzar el mejor estado posible, deseo darles todo lo bueno, esta es la señal del amor.

Sea lo que fuere el amor, el amor por el Creador, por las criaturas, o por los amigos, su mayor aspiración es la de revelar al Creador, el cual llena todos los deseos y esperanzas. Esto se aplica a todas las personas.

Y si nos comprometemos en difusión y de todo corazón tratamos de ofrecerles a todos, en una forma adecuada para ellos, la oportunidad de descubrir el poder del bien que gobierna el mundo, ésta es una expresión de nuestro amor, aun si no sentimos este amor en nuestros corazones, y sólo actuamos y tratamos de conectar nuestra intención con esta acción buscando revelarles a todos el método de la revelación del Creador, y nos obligamos a nosotros mismos a añadir esa actitud cálida, sincera, el pensamiento acerca de los beneficios del hombre. No importa qué tipo de personas sean, las peores o las mejores, porque la revelación del Creador cura todos los males.

Esto quiere decir que yo aspiro a amarlos aunque no sienta amor hacia ellos.

Incluso en nuestro mundo sabemos cómo se muestra el amor, si los padres aman a sus hijos, esto se hace obvio por su actitud porque quieren sólo el bien para sus hijos, y sus éxitos hacen felices todo el tiempo a los padres. El amor se manifiesta en el deseo de traer a los seres queridos las mejores condiciones, la revelación del Creador. Y tratan de hacerlo con toda la calidez, y el signo de la acción correcta es la alegría.

¿Cuántas horas trabajaste para tu alma?

Pregunta: ¿Qué otra cosa puedo hacer si siento que no soy capaz de hacer nada: ni pedir la corrección, ni despertar a mis amigos?

Respuesta: Cada mañana te levantas y vas a trabajar para ganarte el pan. No te preguntas si vas o no porque entiendes que sin esto no puedes existir.

¿Por qué cuestionas el trabajo espiritual o piensa que puedes arreglártelas sin él?

El estado en el que piensas que puedes vivir sin trabajar por la espiritualidad y sentirte tan perezoso como para no hacer un esfuerzo, creyendo que de cualquier manera avanzarás, se te da a propósito porque allí dentro yace tu libre albedrío.

En la vida corporal no puedes ser tan perezoso, porque nadie te dará pan gratis. Y eres forzado a ganarte la vida, haciendo esfuerzos. ¿No crees que el mismo principio se aplica en tu vida espiritual?

Tú trabajas ocho horas al día para mantener tu cuerpo físico. Pero ¿cuántas horas trabajaste para tu alma, para llenarla y proveerle el alimento espiritual?

Si no haces eso, entonces permanecerás aun en el nivel de tu cuerpo. Si no sabes qué hacer, se nos dice: “¡Haz todo lo que esté en tu poder!”

(65045 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 1/1/12, “Estudio de las Diez Sefirot”)

Las señales del trabajo del Creador dentro de mí

Pregunta: ¿Cuáles son los síntomas del trabajo del Creador dentro de mí?

Respuesta: Es una sensación de presión, como si tú fueras un trozo de barro o masa con el que trabaja el escultor y el cual aprieta por todos lados. Como resultado sientes qué haces mal y que debes hacerlo de otra manera, qué debes pensar, desear. Él está trabajando en ti, como si lo hiciera con Sus manos y tú sientes presión sobre tus pensamientos, deseos, forma de pensar y de reaccionar.

(65164 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 1/2/12, Escritos de Rabash)

Miedo a las alturas

Pregunta: Cuando usted quiere conectarse con otros, pero tiene miedo de perderse a sí mismo, ¿Cómo supera el miedo?

Respuesta: En realidad es de esta forma. Baal HaSulam escribió que el hombre tiene miedo ya que le parece que desaparece de este mundo y deja su familia y sus amigos. Esta es la dificultad en el trabajo del Creador.

Este es exactamente el sentimiento que debemos experimentar, y debemos recibir el punto de desapego de la auto preocupación con alegría. Es especialmente desde estos puntos que debemos construir nuestra identidad. Todas las identidades de los hombres están compuestas por los mismos puntos de desapego. Este es un ejemplo psicológico de devoción total.

(65167 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 1/2/12, Escritos de Rabash)

Mi yo actual y mi yo deseado

Pregunta: En el artículo “La Paz”, Baal HaSulam escribió que la naturaleza castiga al hombre si no implementa sus leyes. ¡Pero el hombre nace egoísta y no es capaz de implementarlas!

Respuesta: Hay muchas maneras de expresar esta cuestión. En primer lugar, ¿qué tipo de Creador existe, si nos creó con tantos defectos y aún así nos castiga por ellos? ¿Cómo puede ser esto? ¿No es como golpear a un bebé que acaba de nacer con algún defecto? ¿Hizo esto a propósito para tener la oportunidad de castigarnos? ¿Esto significa que disfruta de nuestras bajezas y sufrimientos?

Es aquí donde tenemos que entender que el Creador no se corresponde con nuestra lógica actual. El Creador nos da la posibilidad de completarnos a nosotros mismos. Él nos creó en el nivel de la bestia. Yo soy llamado, “hombre”, este es el nombre de mi estado futuro, y no de mi estado actual.

En la sabiduría de la Cabalá todo se nombra de acuerdo a “los alcances futuros”. Por ejemplo, se nos llama, “cabalistas”, a pesar de que todavía no hemos recibido la Luz superior, con la intención de otorgar y que no estamos aun en los mundos espirituales. Pero nos sentimos atraídos por esto, y trabajamos por ello, y aun ahora nos llamamos a nosotros mismos con este futuro “título”.

Siendo esto así, ¿por qué sufrimos de la carencia de auto unicidad? Es debido a que de lo contrario no podríamos completarla.

El Creador nos creó en nivel bajo, animal, y nosotros tenemos que añadir a este nivel, el del hombre, semejante al Creador. Tenemos que hacer esto por nosotros mismos, por medio de la consecución, reconocimiento la cualidad, y la valoración de este estado. Esto nos ha sido impuesto específicamente a nosotros. Ya que, si desde el principio, el Creador creó todo por sí mismo, entonces no habría ningún beneficio en esta creación. ¿Qué razón hay para crear un mundo en el que Él lo controla todo y Sus criaturas no tienen libre elección en nada? Eso sería como no hacer nada.

El Creador nos ha creado intencionalmente como nosotros somos: no estamos completos; nosotros tenemos que sentir eso, sentirlo profundamente. Después, tenemos que entender de qué manera podemos completarnos, ¿qué nos estamos perdiendo realmente a fin de añadir la naturaleza del Creador a la nuestra? Y entonces, el animal en nosotros no es tenido en cuenta y sólo queda como una base que puede cambiarse. Posteriormente, con la adquisición de la forma del hombre, esta desaparece, y el hombre se separa de ella. El beneficio se encuentra dentro de este enredo con el fin de crecer, y luego, después de todo, salir de ella y ya no necesitarla. Por lo tanto estamos en la necesidad del mundo físico, de esta “burbuja”, mientras crecemos. Y cuando hayamos crecido, el mundo físico desaparecerá.

Pero necesitamos adquirir el atributo del Creador por nosotros mismos. Para ello necesitamos los sentimientos; así, gradualmente, el nivel de inclinación al mal es reforzado en mí, el reconocimiento del mal. Yo siento sufrimientos, aspiraciones y presiones. Todo esto para despertarme al trabajo espiritual. Junto con esto, el Creador no me castiga, sino que poco a poco, pedazo a pedazo, Él me muestra que todavía no he recibido Su forma.

Supongamos, ahora, de acuerdo a mi plan de desarrollo, que yo debería haber conseguido ya el 10% del atributo de otorgamiento del Creador, es decir, la salida del Egipto en mí, haberme desprendido del egoísmo, elevado por encima de este en restricción, y comenzado a procesar el 10% de mis deseos por el otorgamiento. Pero como no lo he hecho, estos trabajos no ejecutados me presionan y yo los siento como sufrimiento.

No es el Creador quien ejerce presión sobre mí, sino las fuerzas que se encuentran entre el “yo” de ahora y el “yo” deseado, la persona que yo ya debería ser. La brecha entre estos dos, me da la sensación de crisis, la sensación de sufrimiento. El Creador sólo proporciona a la criatura el impulso inicial, desde el principio hasta el final. Y yo entiendo este proceso como un espacio temporal en el que me muevo de un extremo a otro en el proceso de mi recepción de la forma del Creador.

(64777 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/23/11, “La Paz”)