entradas en '' categoría

¿Dónde está la democracia?

Pregunta: El Creador limita mi libertad de acuerdo a las leyes de la naturaleza, pero ¿qué pasa si yo no quiero eso? Después de todo, Él no me consultó. ¿Dónde está la democracia?

Respuesta: En realidad, el Creador desarrolla de manera diferente a las personas modernas, y en consecuencia ellas hacen las preguntas pertinentes acerca de Él. Así debe ser. Por eso nuestro mundo está cambiando, para que las preguntas acerca de Él  aparezcan en nosotros. Como resultado, todas las preguntas y reclamos deben ser dirigidas hacia el Creador. Todo esto está dirigido a que la persona llegue a la desesperación.

Por un lado, parece que hay libertad en este mundo y que puedo hacer lo que quiera. Por otro lado, mi mente «infantil» poco a poco percibe que el mundo es controlado por un sistema de leyes y que no puedo hacer lo que quiera, ni siquiera si realmente quiero hacerlo. Hay una diferencia entre lo deseado y lo que es.

Gradualmente, entiendo que todo tiene que ver con las leyes del mundo, que son reglas férreas. Ellas se me revelan más claramente y me obligan cada vez más. Como resultado de ello no me siento tan cómodo y tan bien, pero en general, es así como aprendo.

Al principio el niño goza de todas las cosas y sus peticiones se cumplen. Más tarde empezamos a limitarlo. Le enseñamos las reglas de la vida y demandamos cosas de él. Esta es la forma en la que crece.

Tú estás hablando de democracia, de libertad. Pero, ¿qué clase de libertad es esta? ¿Libertad de qué? ¿Libertad para qué? ¿Libertad bajo qué condiciones? Después de todo, tú no estás viviendo en un vacío; tú ya tienes ciertos atributos, tú ya eres algo.

La «libertad» para ti es cuando tú consigues inmediatamente todo lo que deseas: «¡Quiero un palacio!», aquí lo tienes. «Quiero ser fuerte e inteligente», aquí tienes. De esta forma tú eres libre de cualquier limitación, eres omnipotente.

Pero tú no elegiste tu mente y ni tú personalidad, lo que significa que no eres realmente libre. Es más, tus deseos dependen de los valores con los que te has criado, lo cual tampoco es libertad. Ya existen condiciones previas inculcadas en ti, que te influyen. Entonces, ¿qué clase de libertad es esta? No es cómo te lo imaginas. Simplemente no has aclarado esto.

Por otro lado, el Creador realmente quiere que tú seas libre. Entonces serás libre de lo que Él ha insertado en ti y en su lugar, construirás los atributos opuestos por encima de eso. Encontrar la verdadera libertad entre los 613 «pecados» y los 613 «mandamientos», que es algo nuevo, un tercer factor, la línea media, el mundo espiritual. Este no existe sin ti. Si tú no lo creas, no existirá.

Mientras tanto, no lo olvides: Tú eres un ser creado, y por lo tanto no eres libre, te encuentras limitado en tus cualidades y deseos.

(69848 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 2/15/12, «Introducción al Estudio de las Diez Sefirot»)

Monarquia o democracia?
Dos fuerzas una ley
Aun no comienza a disfrutar pero ha comenzado a vivir

Un deseo todopoderoso

Todas las convenciones deben estar impregnadas de una sola idea. La idea es bastante simple. La Luz superior existe en un estado de absoluto reposo, sin ningún cambio. Ella existe en total otorgamiento y no hay restricciones de su parte. Todas las restricciones sobre la recepción de la Luz provienen de nosotros, según la medida de nuestra oposición a la Luz.

Por lo tanto, lo único que tenemos que hacer es cambiarnos a nosotros mismos y hasta cierto grado llegar a ser similares a la Luz. La Luz otorga amor, conexión, y equilibrio; por lo que debemos poseer estas cualidades, al menos hasta cierto punto. Al obtener estas cualidades, seremos capaces de sentir la Luz superior, las cualidades de amor y otorgamiento dentro de nosotros.

Esta cualidad, esta sensación se conoce como la Luz o el Creador. Cuando nosotros obtengamos las cualidades de la Luz, ella empezará a morar dentro de nosotros y sentiremos y existiremos en ella. Nos observaremos a nosotros mismos y al mundo desde dentro de esta cualidad, porque existiremos en el grado siguiente, llamado el mundo superior. Esto es lo que nosotros tenemos que alcanzar.

Este alcance sólo puede venir con la ayuda de la Luz superior, porque ella tiene que influirnos y corregirnos. Pero ¿cómo podemos evocar su influencia, si la Luz existe en un estado de reposo absoluto? Tenemos que desear esta Luz y la Luz nos corregirá. La Luz únicamente puede influir sobre nosotros según la medida de nuestro deseo y de acuerdo con las especificaciones de lo que nosotros estamos deseando.

Si deseamos recibir sólo para nosotros mismos y utilizar nuestro mundo de manera egoísta, la Luz nos influirá de acuerdo a esto: nos alienará, lo que empeorará nuestra posición. Sin embargo, si queremos llegar a ser similares a la Luz y poder acercarnos a ella, entonces, de acuerdo a nuestro deseo, la Luz nos acercará más. Básicamente, todo depende de la Luz superior, de cómo esta ejercerá su influencia en relación a nuestro pedido por ella.

Por lo tanto, todo lo que se requiere de la persona es el deseo hacia el amor y el otorgamiento. Y entonces, la Luz nos afectará, nos dará el deseo de otorgar y amar, el cual se convertirá en nuestra Luz. En otras palabras, la Luz superior representa una aspiración hacia el otorgamiento, hacia la cualidad del amor. Esto es lo que se llama la medida del llenado de la vasija espiritual.

Por lo tanto, tenemos que poseer un gran deseo por el  otorgamiento, el amor, y la unidad. Esta aspiración hacia la Luz nos hará amar y otorgar, y nos permitirá existir en el grado siguiente, en el atributo de otorgamiento, en el mundo superior.

(69635 – De la lectura del día de unidad «Adquirir un deseo de dar» del 1/29/2012)

Donde esta el Creador?
El fenomeno de la Luz
Estas listo para otorgar?

Estudiando en nosotros mismos las leyes de la creación

El propósito del Creador es hacer el bien a Sus seres creados. El placer que proviene del Creador sólo puede sentirse por medio de dos opuestos, en las que lo vemos a Él desde un punto que es opuesto al bien. Entonces, en este espacio entre la vasija vacía y la Luz, podemos todos sentir Su bondad.

Esto no puede hacerse de manera diferente de acuerdo a la forma en la que lo vemos. Por lo tanto, hubo la ruptura de las vasijas como preparación. Gracias al hecho de que trabajamos en la corrección de las vasijas, empezamos a sentir la diferencia entre la vasija corrupta y la corregida.

La vasija corrupta se llama el deseo de recibir para sí mismo, y la vasija corregida es el deseo de otorgar a los demás. La corrección comienza desde el nivel de este mundo, de la separación completa de la sensación de conexión con el Creador.

Todas las leyes que tenemos que descubrir, determinar, y cumplir, son las leyes de la sociedad. En ella aprendemos estas leyes en el proceso de nuestro trabajo, como se nos dice: «No hay nadie más sabio que el experimentado». Por lo tanto, en el momento en el que se le da a la persona el deseo de corregirse a sí misma, ella empieza a buscar el significado de la vida que está en realidad en la vasija corregida, y entonces ella es llevada al grupo para que sea capaz de juntar su vasija espiritual y sentir el propósito y el significado de la vida en ella.

Nosotros aprendemos en nosotros mismos todas las leyes de la realidad, por medio de nuestra conexión gradual en el grupo. A esto se dedica toda la sabiduría de la Cabalá: Ella nos habla de cómo se corrigen los cabalistas y cómo se conectan con otros en los niveles corporal y espiritual. De hecho, no existe nada más que la corrección en la que se basa esta sabiduría.

Tardamos mucho tiempo para estar de acuerdo en escuchar esto, entonces hay un largo período en el que lo oímos, pero no podemos ponerlo en práctica, o no sentimos la conexión entre el mundo y lo que debemos hacer.

Durante ese tiempo, la Luz nos influye en pequeñas porciones, hasta que por fin comenzamos a sentir que no tenemos otra opción y que tenemos que cumplir lo que oímos. Al hacer esto hay muchos grados y estados.

(68434 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 2/2/12, Escritos de Rabash)

«Busco a mis hermanos»

«La oración del pobre» es exactamente lo que necesitamos si queremos ir a tal acción como la convención en el desierto: buscar la deficiencia correcta, la necesidad. Después de todo, no necesitamos nada además de la deficiencia. Nosotros existimos en la Luz de Ein Sof, en el deseo de otorgar del Creador. Pero no tenemos una vasija que pueda recibir este otorgamiento.

Pero esto es lo que necesitamos. ¿Cómo podemos saber a ciencia cierta qué quiere otorgar sobre nosotros el Creador? ¿Qué debemos pedir? En la Torá se nos habla acerca del comienzo del camino espiritual: «Y cierto hombre lo encontró, y he aquí que estaba perdido por el campo. Y el hombre le preguntó, diciendo: «¿Qué buscas?» Y él dijo: «Busco a mis hermanos», la conexión con los demás. ¿Cómo podemos alcanzar esta conexión si todos sienten odio hacia los demás y no saben dónde están, no entienden que están preservando su bestialidad al salir al campo a cazar o a reunir el ganado, mientras que aquel que quiere parecerse al Creador busca un ser humano (aquel que se asemeja al Creador) y quiere ver esa parte «humana» en el otro?

Como resultado, la persona comienza a descubrir el exilio, el Faraón, y la necesidad de salir de su control. Todo esto se revela en la conexión entre las personas.

Por lo tanto, si queremos salir «a un campo que Dios ha bendecido», con el fin de hacer este tipo de trabajo y sentir que estamos en el desierto y que debemos alcanzar la conexión, entonces en esa conexión podemos revelar que nos odiamos entre nosotros y que el Faraón, la serpiente, está entre nosotros. Y esto nos evocará para que pidamos la ayuda del Creador. Esperemos que esto suceda.

(68420 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 2/2/12, El Zóhar)

Divorciando al mundo entero

Nosotros somos testigos de un fenómeno completamente nuevo y fascinante: Nuestra sociedad está volviéndose integral. Ya no se trata sólo de los bancos y las industrias que establecen alianzas en todo el mundo, que intercambian materias primas, mercaderías, alimentos, etc. Hoy en día, incluso las culturas del mundo y los sistemas educativos están fusionándose en una mezcla única y universal. Todos estos elementos están interconectados y son interdependientes en todos los sentidos.

No es casualidad que los medios de comunicación modernos hayan hecho posible que nosotros estemos al tanto de todo lo que está sucediendo en el mundo. En sí mismo el conocimiento no necesariamente significa algo, sino que nos hace dependientes uno del otro. Si esta dependencia existe en una familia buena, ajustada, entonces es para el beneficio de todos, ya que da la confianza y placer. Pero si no es una buena dependencia, entonces la familia se desmorona.

El problema es que, sencillamente, no podemos divorciarnos uno al otro, precisamente porque estamos unidos a escala global. Podemos odiarnos y rechazarnos unos a otros, pero al mismo tiempo somos totalmente dependientes el uno del otro. La naturaleza nos ha encarcelado en esta tierra, en esta superficie pequeña, y no tenemos ningún lugar hacia dónde correr el uno del otro.

Con cada día que pasa se hace más fuerte nuestra interdependencia. Cuando las personas o las naciones estuvieron en conflicto en el pasado, lo peor que podían hacer era matarse unos a otros. Hoy, sin embargo, si comenzamos a pelear, nos llevaremos al mundo entero junto con nosotros, ya que las armas modernas a nuestra disposición destruirán todo ser viviente. De ello deducimos que somos completamente dependientes de todos en todos los aspectos, tanto en los buenos como en los malos.

Este es un gran problema, porque nuestro ego siente ningún temor y se niega a comprometerse de manera alguna. El ego crece y se desarrolla, pero nuestra razón no evoluciona con él. A medida que nuestras armas crecen en fuerza destructiva, nosotros permanecemos llenos de envidia, sedientos de poder, crueldad y cosas similares. Este odio mutuo nubla nuestras mentes, y si continúa, podríamos fácilmente terminar destruyéndolo todo.

Vemos que la naturaleza está llevándonos hacia una mayor reciprocidad e interdependencia, de las cuales no podemos escapar, como una familia que no puede divorciarse. Entonces, ¿qué podemos hacer al respecto? Debemos encontrar una solución. Y la solución es clara e inequívoca: restaurar la paz «en la familia», en nuestra casa, entre todas las naciones y todas las personas. Esto no debe hacerse a través de la agresión, sino de una manera en la que cada uno hace su parte con total integridad.

Al realizar esta única solución, de la cual depende nuestra supervivencia, sin duda veremos exactamente cómo organizar todo en el mundo y en las relaciones entre nosotros con el mundo viviente como una sociedad. Nos daremos cuenta de lo que necesitan todos para complementar a todos los demás. Sabremos cómo educarnos a nosotros mismos, los «niños adultos», y los niños reales, la próxima generación, para que sea más fácil para ellos entrar en un mundo bueno, cálido y amable. Sabremos cómo asegurarnos de que nadie sea capaz de agitar la humanidad contra sí misma en el futuro.

Muchos científicos están hablando acerca del hecho de que el mundo se ha vuelto redondo debido a su interdependencia, que no podemos huir unos de otros, y que, por el contrario, nuestra interdependencia está en constante crecimiento de un momento al siguiente, día a día. Nos advierten de los peligros de adoptar políticas de proteccionismo y aislamiento en un esfuerzo por desconectar una nación de otra.

La razón es que tales intentos se oponen al proceso que estamos experimentando desde el momento en el que nos volvimos humanos para el día de hoy. Al mirar la historia humana, es evidente que cualquier intento de ir en contra de las leyes de la naturaleza, nunca ha tenido éxito, y eso, por decir lo menos.

Este comportamiento es equivalente a saber, pero no observar las leyes de la física, el resultado es que yo inmediato me causo un daño a mí mismo. Toda la tecnología, ciencia y sabiduría que hemos recopilado, significa que nosotros aprendemos a seguir las leyes de la naturaleza. Nosotros actualizamos nuestras herramientas de investigación para descubrir más de las leyes de la naturaleza, con la intención de usarlas para nuestro beneficio.

Cuanto mejor conozcamos las leyes de la naturaleza, en particular las que pertenecen al entorno, a la sociedad, a la humanidad y a la psicología humana y social, más capaces seremos de realizarlas en nuestras relaciones, y por lo tanto más ganaremos. La otra opción es iniciar un «divorcio» y todo lo que este implica, lo cual significa una guerra mundial que podría ser el final de toda la humanidad en la tierra.

(65974 – Del Kab.tv de «Una nueva vida» Episodio 1 del 12/27/11)

Nuestro amigo, el egoísmo

Pregunta: Cuando los jóvenes, un hombre y una mujer, están haciendo sus planes para el futuro, sueñan con la forma en la que van a vivir. ¿Podrían los cónyuges discutir la imagen ideal de una familia integral en un grupo de educación integral para que todos puedan aportar su propia visión a esta?

Respuesta: Esto es útil incluso en la actualidad. Cuando creamos una imagen de una familia ideal, tenemos que entender nuestra naturaleza egoísta y tener una actitud totalmente objetiva hacia ella. Si yo puedo abrirme objetivamente a mi grupo, «diseccionarme» yo mismo ante él, y además, el grupo también puede explicarme desde su punto de vista quien soy y lo contrario, entonces al entender los puntos de vista, los hábitos y motivaciones los unos de los otros, todas las cosas dadas por la naturaleza e infundidas en nosotros, entonces podremos intentar elevarnos por encima de eso en un sistema de relaciones mutuas completamente nuevo.

No tratamos de rompernos unos a otros porque estamos creando algo mutuo: aquello que es cómodo y bueno para nosotros. Y todos nuestros impulsos interiores negativos egoístas pueden, contrariamente, transformarse de forma automática en unificación por encima de ellos.

Nosotros comenzamos a ver que si este egoísmo nuestro no existiera, entonces no habríamos sido capaces de entrar en contacto los unos con los otros. Pero gracias al hecho de que construimos esta superestructura común por encima de él, el egoísmo es en realidad nuestro socio, amigo y ayudante, que actúa al parecer contra nosotros, mientras que en realidad demuestra que precisamente a través de la resistencia a él, al voltear de hacia afuera en nuestra mutua relaciones, creamos una nueva familia, una nueva sociedad anti egoísta.

El egoísmo juega un papel crucial en esta sociedad, porque sin él, no seríamos capaces de lograr nada. Esta es la estructura misma de la naturaleza inculcada intencionalmente en nosotros. ¿Qué diferencia a la persona de un animal? Es precisamente el hecho de que año tras año, generación tras generación, el egoísmo crece dentro del hombre. Por medio del uso del egoísmo, excepto en el sentido contrario, creamos la reciprocidad entre nosotros: en lugar de repelernos, nos acercamos; en lugar de rechazo y odio, hay amor. Todo está contenido en esto.

(67241 – De la «Charla sobre educación integral» # 6 del 12/14/11)

Eligiendo nacer

Pregunta: ¿Cuál es el significado de la expresión «No hay coerción en la espiritualidad«?

Respuesta: No hay coerción en el mundo espiritual, porque al final todo depende del esfuerzo de la persona.

En este mundo recibo reglas, y en el mundo superior otorgamiento. En ambos casos estoy obligado a obedecer, y esto es coerción. Después de todo, se tratan de leyes de la naturaleza.

Toma la ley de la gravedad, por ejemplo, esta es una fuerza fija que inmediatamente me tira al suelo. ¿Puede resistir su coerción? «Yo no quiero que opere sobre mí, yo tengo mis propios planes». Eso no funcionará. La ley opera, te guste o no. Lo mismo ocurre con las leyes de otorgamiento y recepción. Toda la realidad está llena de coerción.

Tú eres libre sólo cuando tú eliges. ¿Qué clase de elección es esta? La elección es cambiar de la recepción hacia el otorgamiento con la ayuda del grupo, de la Luz que reforma, y del maestro. En realidad, la recepción y el otorgamiento son una ley, una sola fuerza. Tú elección radica en cómo someterte a ella: de manera positiva o negativa. Tú lo decides por ti mismo.

Entonces, ¿cuál es tú elección? ¿Vale la pena o no el otorgamiento? Tú sabes todo lo que pasó antes y algo de lo que sucederá en el futuro. Nosotros todavía no podemos sentir ni tocar el lugar donde se realiza la elección. Sin embargo, en realidad allí se abre para ti un increíble vacío.

A menudo hablamos de la fábula del gusano que vive dentro de un rábano. Cuando este hace un agujero en la piel de este, se le revela a él un mundo entero. Se trata de una abertura muy estrecha, y es la elección del gusano nacer o no. Cada vez que hagas esa elección, ha nacido otra pequeña parte de ti, y entrarás en el nuevo mundo que ya está preparado para ti.

A pesar de que esta es una acción muy ligera y fina de mi parte, es como si yo operara un enorme sistema con sólo pulsar un botón. El lugar en el que tomo la decisión es exactamente la «espiritualidad», donde no hay coerción. Yo abro un mundo nuevo para mí, y mi actitud hacia él se vuelve libre.

La ley se aplica en ambos lugares, pero cuando entro en el mundo del otorgamiento, adquiero libertad: todo esto es mío, el deseo corregido de recibir con la intención de otorgar, y yo lo controlo. Yo soy realmente libre; con este deseo, yo puedo llevar a cabo cualquier acción de otorgamiento que desee. Esta es la única cosa que yo deseo, y no hay restricciones.

Por lo tanto, se nos dice: «No hay coerción en la espiritualidad». Yo he nacido, y trasciendo de una manzana podrida, a  un mundo de maravillas, sol, aire puro y aves que cantan. Cuando yo paso a través de este estrecho pasadizo, adquiero una nueva actitud basada en el otorgamiento y me adapto a este gran mundo. En él, soy libre.

(69851 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 2/15/12, «Introducción al Estudio de las Diez Sefirot»)

Construyendo la fabrica que me elaborará
Los polos de mi elección
Estas listo para otorgar

El mundo en el filo de la navaja

Opinión: (Mohamed El-Erian, consejero delegado de RIMCO, una firma de inversión de gestión global): «El año 2012 es el momento de la verdad de Europa. Si su vacilación continúa, los políticos europeos pronto perderán el control del futuro económico y financiero del continente. Después de todo la emoción de 2011, es también un año de ahora o nunca para algunos países de Oriente Medio, en medio de difíciles transiciones políticas. Incluso los Estados Unidos está siendo sacudido de su letargo social, en lo que respecta su preocupación acerca de la desigualdad de ingresos y, en general, de la imparcialidad del «sistema».

«En un intento de arrojar luz sobre las cuestiones fundamentales que están en juego, lo siguiente, es un intento por identificar cuatro factores que podrían arruinar la economía mundial en los próximos años, y los cuatro factores que podrían impulsar a una mayor estabilidad y la prosperidad. Esperemos que nuestros dirigentes elijan sabiamente».

«La fragmentación económica y financiera de Europa: A partir de hoy, el mayor riesgo para la economía mundial este año, es el colapso desordenado de la zona euro. Esta traería la actividad económica y financiera a un punto muerto en todo el continente, causando quiebras generalizadas de empresas y ejecuciones bancarias, y la destrucción de millones de empleos. …Un colapso completo de la eurozona sería tanto caótica como un desastre sin paliativos».

«Las rupturas en el Oriente Medio: Cuanto mayor sea la inestabilidad en estos dos países [Irán y Siria], mayor será el riesgo de contaminación regional y, por consiguiente, más inquietantes las repercusiones globales. Esto podría incluir el alza de precios del petróleo, lo que llevaría a una desagradable estanflación».

«Agotamiento del banco central: las medidas no convencionales de los bancos centrales han jugado, hasta ahora, un papel fundamental para evitar la deflación de la deuda y la recesión económica en las economías avanzadas. En el proceso, los bancos han inflado sus balances a niveles antes impensables (del 20 por ciento del PIB para el Reino Unido y los Estados Unidos y del 30 por ciento para el Banco Central Europeo).

«El malestar social: Gracias a las tecnologías de medios sociales que facilitan la coordinación de amplia base, el mundo ha sido testigo de una explosión asombrosa de los movimientos de base social que están presionando por una mayor justicia social… Después de haberse reunido sobre la base de reivindicaciones legítimas, estos movimientos se enfrentan ahora al reto de los giros provenientes de las quejas acerca del pasado, para ayudar a construir un futuro mejor. Cuanto más tiempo tarde el giro, mayor será la probabilidad de frustración y de que las protestas se tornen violentas y de que los gobiernos reaccionen inadecuadamente».

Mi comentario: Todo es correcto a excepción de la razón de la crisis y su única posible solución, que se deriva de su causa.

(68675)

Familiarizándonos con la mente universal

Pregunta: Cuál es el significado de «revelar el diseño de la naturaleza»: ¿La persona ve, oye o siente algo?

Respuesta: En tanto que el hombre se asemeja a la naturaleza que lo rodea, comienza a tratarla de una manera positiva y a entender su diseño, sentimientos y pensamiento. Él comienza a ver que esa naturaleza lo creó todo, incluyéndolo a él, el hombre que posee una mente y sentimiento superiores.

Por cierto, muchos hablan de esto, de las personas que están cerca a la naturaleza, que crecieron y se desarrollaron en ella, por ejemplo, los beduinos en Israel que viven en el desierto. Ellos perciben la naturaleza, su respiración.

He hablado con muchas personas que han pasado muchos años en el desierto, en la tundra, y en la selva con los monos. Ellos me hablaron de las sensaciones increíbles, en las que la percepción de la naturaleza, su diseño, y su mente de repente comienzan a comunicarse con la persona, y ella empieza a percibir que existe dentro de la madre naturaleza, dentro de un enorme y sabio sistema. Ella de repente empieza a hablar, comunicarse con esta, a revelar su matriz, su plan, y a identificarse con ella, y aparece una cierta unión entre el hombre y la naturaleza, que lo eleva al siguiente nivel de desarrollo.

La comprensión del diseño común de la naturaleza y el ascenso a su siguiente nivel, el nivel de control de nuestra propia vida, es el propósito de la etapa moderna de desarrollo.

Pregunta: En otras palabras, vemos algunas nuevas relaciones y estas se vuelven más evidentes, más naturales. Pero ¿la propia naturaleza sigue siendo la misma? ¿O ésta también cambia?

Respuesta: No estoy hablando acerca de la naturaleza inanimada, vegetativa y animada. Estoy hablando acerca de la naturaleza, que se descubre ante el hombre, que se revela a sí misma y él descubre cierta sensación, mente y diseño común universal enorme. El hombre revela esto.

Cuando él se conecta con esto, empieza a sentir que está en el siguiente nivel de desarrollo. En otras palabras, él gana la comprensión de todos los procesos, la visión del mundo de principio a fin, de su diseño: El por qué de nuestro universo desarrollado, de dónde viene, qué había antes del Big Bang, qué sucedió después (puesto que nuestro universo ha existido obviamente una cierta cantidad de tiempo), y la percepción del Universo, cómo lo percibimos fuera de nuestros cinco sentidos físicos, a través de una mente universal, de un corazón y mente superiores. Mientras el hombre alcanza esto, empieza a entender que todo su largo proceso histórico de desarrollo, fue con el fin de llegar a este nivel.

Muchas ciencias hablan de esto. Los problemas terminales que aparecen en cada ciencia, provienen del hecho de que un desarrollo posterior de las ciencias está dirigido específicamente en esta área. En consecuencia, los científicos no serán capaces de revelar nada sin educación, sin ser transformados a través de una relación integrada con la naturaleza. Por ello, todas nuestras ciencias están en crisis.

(67686 – De la «Charla sobre educación integral» # 7 del 14 de diciembre del 2011)

Una «camiseta» altruista para el egoísmo

Pregunta: ¿Qué significa, «elevarse por encima del egoísmo»? ¿Cómo lo hace: a través de pensamientos?

Respuesta: Elevarse significa trabajar con tu egoísmo de una manera sensata. Cuando estás bajo la influencia de la sociedad y la sociedad te parece que está a la derecha, mientras que el egoísmo a la izquierda, tú te acercas a la sociedad y te fusionas con ella mientras te inviertes a ti mismo en esto tanto como puedes y tratas el egoísmo como la materia que debes utilizar para hacer una persona, para darle una forma humana.

Esta es la diferencia entre nuestro método y todos los otros métodos, que se basan en la destrucción y en la supresión del egoísmo, en su máximo ocultamiento, nivelación. ¡Pero aquí no! Aquí se revela fácilmente. Y puesto que es una de las dos fuerzas de la naturaleza, mientras yo revelo la segunda fuerza, empiezo a ver de una manera absolutamente objetiva cómo ambas fuerzas pueden utilizarse, y ¡aplicadas a mí!

Hoy me identifico con mi egoísmo, yo existo en este de manera inseparable. Pero aquí parece que salgo de él y considero mi cuerpo, mi yo y lo que me rodea de manera objetiva; separo cada persona de su esencia egoísta interior. De esta manera, comienzo a ver a la gente, no necesariamente en su materia egoísta, sino por fuera de su materia egoísta, por fuera de su egoísmo, por fuera de la materia, la forma en que debería ser si se trataran de utilizar correctamente estas dos fuerzas, la derecha y la izquierda. La fuerza de la izquierda es el egoísmo, y la de la derecha es el entorno circundante, que me demuestra cualidades altruistas que son opuestas al egoísmo.

Pregunta: ¿No entiendo enteramente, qué es la línea derecha?

Respuesta: La línea derecha es el poder. Es la idea que tengo que transformar en mi línea izquierda: todos mis deseos egoístas, intenciones, todo lo que hay. Digamos que tengo 600 u 800 de ellos, no importa el número que se revele, incluso 10 o 20 diferentes deseos y pensamientos. Bajo la influencia de la sociedad y del entorno, yo debo transformar todas mis cualidades, deseos y pensamientos egoístas, que son mi corazón y mente egoístas, en sus opuestos: en altruistas. Es como poner una camiseta altruistas sobre el egoísmo.

Pregunta: Usemos un ejemplo para que quede claro. Digamos que tengo un nuevo deseo de cantar. Me gusta cantar, pero soy malo en ello.

Respuesta: Esto no es egoísmo. El egoísmo es cuando tú deseas usar algo que perjudicará a los demás y, supuestamente, te beneficiará a ti. Pero incluso si usamos el ejemplo del canto, si fueras a cantar ante tu madre que te ama, tu canto la complacería, a pesar de la calidad de tu voz y de tu capacidad para llevar una melodía. Si fueras a cantar afuera, la gente podría no estar muy complacida al escucharte. Por tanto, todo depende del grado de participación, amor y conexión entre tus oyentes y tú.

Pregunta: ¿Cómo convertir una acción egoísta en la acción contraria?

Respuesta: Al introducir amor en la conexión entre nosotros.

Imagínate a un científico, por ejemplo, a un médico que operó a una persona que tenía un problema con su voz, y el cirujano le dio al paciente la capacidad de hablar. Ahora, esta persona, completamente fuera de tono y jadeante, canta. ¡Imagínate el placer que el médico está experimentando al conocer los resultados de su trabajo!

Aquí todo depende de la conexión entre las personas, y no de la reproducción correcta. Si tus acciones están haciendo felices a los demás, adelante, hazlas. Todas las puertas están abiertas ante ti.

Lo principal es tener una conexión adecuada con los demás en las que se perciben unos a otros con amor. Entonces, tu nueva relación está a cargo. Empiezas a entender a la perfección y por instinto, que cualidades puedes utilizar. Al igual que antes tú quisiste utilizar instintiva y abiertamente el egoísmo en tu beneficio, ahora abierta y sinceramente lo utilizas en la dirección opuesta.

(67683 – De la «Charla sobre educación integral» # 7 del 14 de diciembre del 2011)