entradas en '' categoría

La difícil maduración

Mirando en nosotros mismos, vemos que estamos en un mal estado. No tenemos una muy buena vida. Nuestras cualidades, hábitos y rasgos de carácter no son muy confortables. No estamos satisfechos con los demás, y no estamos muy satisfechos con nosotros mismos.

Esta situación puede compararse con una manzana inmadura en una rama, pequeña, arrugada, ácida y con olor desagradable. Sin embargo, poco a poco, crece y madura.

Alguien que no sepa, podría no ver el beneficio de todo este proceso. Realmente, ¿por qué una fruta inservible absorbe minerales, vitaminas, agua y oxígeno?

Es sólo al final que la manzana, de repente, se llena de color, destila un aroma agradable y brilla con su jugosa gordura. Ahora, habiendo madurado, se ve opuesta a sus estados intermedios de maduración.

Por lo tanto, tal vez ¿también nosotros estamos desarrollándonos de una manera análoga? Tal vez, no podemos verlo simplemente porque terminamos nuestras vidas sin esperar la «madurez», en la que cada uno se hará sabio, maravilloso y noble, en otras palabras, una buena persona.

Tal vez, a diferencia de una manzana o de un animal, nosotros nos desarrollamos de generación en generación. Cada generación es más alta y más progresista que la anterior. Esto significa que es imposible incluir este proceso en el marco de una vida en particular.

Evidentemente, todo nuestro desarrollo a lo largo de miles de años, es similar a la vida de una persona que se desarrolla cada vez más y más. Al parecer, finalmente, llegaremos a un maravilloso y maduro estado.

Al parecer, nuestro desarrollo se mueve de acuerdo a tal régimen. Como se nos dice, «No muestres la obra sin terminar al tonto». Ya que la persona inteligente se diferencia de un tonto, en que cuando él ve al «recién nacido», de antemano sabe cuál será final, por lo que puede justificar el proceso por el cual nosotros estamos atravesando.

Sin embargo, nosotros no vemos el final, y por eso es difícil para nosotros justificar nuestros estados actuales. De hecho, nuestro camino es muy triste y difícil. Estamos moviéndonos hacia adelante únicamente por los desafortunados golpes, problemas y errores personales.

(70629 – Del Kab.tv de «Una nueva vida», episodio 10 del 1/8/12)

Programa de TV «Los fundamentos de la sociedad integral» – 02.26.12

Programa de televisión «Los fundamentos de la sociedad integral»

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

El juego es un trabajo serio

Pregunta: ¿Las mujeres deben o necesitan jugar entre ellas como lo hacen los hombres en el grupo?

Respuesta: Si, las mujeres también deben jugar entre ellas. Deben unirse por encima de su egoísmo para «presionar» a los hombres. Por supuesto que para esto ellas deben jugar.

Todos nosotros debemos jugar porque existimos en el deseo egoísta y para salir de él,  debemos jugar al altruismo, al otorgamiento y amor, a la unión común.

Estos intentos provocan la influencia de la Luz Superior sobre nosotros. Por lo tanto toda nuestra vida es realmente un juego. Este es un trabajo muy serio.

(69732 – De la lectura del el día de unidad «Adquirir un deseo de dar» del 29 de Enero del 2012)

Mira hacia adelante, no te atasques en el presente

Tenemos que entender que allí hay un desarrollo bueno y maravilloso para nosotros. Nosotros recibimos la sabiduría adicional para contrarrestar nuestro egoísmo destructivo, y estas dos fuerzas en nosotros son capaces de ayudarnos en nuestro avance. Aquí adquirimos una oportunidad para entender dónde está nuestra libertad de elección. Está exactamente en medio de estas dos fuerzas.

Por un lado tenemos una fuerza «desagradable», mientras que por el otro, una fuerza buena y razonable destinada a ayudarnos. Después de todo, nosotros como personas, realmente valoramos y respetamos la sabiduría. Así, podemos encontrar el verdadero camino entre la naturaleza desagradable y la mente sabia, un camino que es bueno tanto para nosotros como para los niveles inanimado, vegetativo, y animado de la naturaleza, de la ecología. El resultado es que estaremos en armonía con todas las formas de vida, con la naturaleza.

Esto significa que todo el sufrimiento que experimentamos es esencialmente una invitación a usar nuestro libre albedrío y las dos fuerzas a nuestra disposición de forma correcta y equilibrada. El poder de la mente nos permite tomar las riendas de nuestro egoísmo y controlarlo de la manera correcta. Este no debe ser destruido, a diferencia de lo que tienden a hacer las diferentes técnicas y creencias. Debemos entender que no hay mal en la Naturaleza. La única vez que la fuerza negativa se convierte en mal es cuando no utilizamos la fuerza positiva, lo cual requiere que aprendamos a aplicarla.

Uno no debe juzgar el resultado por su estado actual. Está escrito: «No muestres a un tonto el trabajo a medias». En otras palabras, no hay nada que lamentar en medio del camino porque de esa manera somos tontos. Por el contrario, debemos ver la imagen actual de acuerdo a cuán dirigido esté hacia la meta y tenemos que entender que cada etapa del viaje es necesaria para la consecución de este objetivo maravilloso. Este brilla en nosotros desde lejos, y nos acercamos a él al continuar corrigiendo nuestra vida. Allí hay realmente un buen futuro para nosotros.

Y es por eso que uno no debe tratar mal a la naturaleza, a sí mismo, y a los demás. Uno no debe tener demandas y quejas injustificadas, o criticar, despreciar, u odiar sin razón. Debemos entender que todos nosotros estamos pasando por las etapas de este proceso y debemos ayudarnos unos a otros como personas que están perdidas en el desierto y necesitan de la ayuda mutua para salir de él. La corrección y la ayuda mutua son lo que nos llevará a la meta maravillosa.

(70618)

La ciencia del Creador

Pregunta: ¿Cuál es la base para su afirmación de que la psicología está cerca de la Cabalá?

Respuesta: Todo depende no del tema en si mismo sino de cómo lo entendemos. Nuestra comprensión cambia con el tiempo. Hoy, por ejemplo, vivimos en una época de grandes cambios, especialmente cambios en nuestra percepción del mundo y por lo tanto en nuestra actitud hacia el mundo.

Durante siglos, la Cabalá fue considerada misticismo y los cabalistas fueron considerados místicos, a ellos se les atribuyó la brujería y la adivinación. (Ver Wikipedia sobre Rav Kaduri y otros). Sin embargo, el tiempo cambia la percepción y la Cabalá está siendo percibida gradualmente como la ciencia del mundo, la psicología superior del hombre.

La psicología también tuvo que defenderse a sí misma durante muchos años en contra de las acusaciones de misticismo. Tuvo que demostrar su materialismo, y someterse a los temores de las acusaciones de estar conectada a las religiones, reencarnaciones, etc.

Últimamente, sin embargo, el mundo está en tal estado de confusión que es posible cambiar las percepciones y renovar las perspectivas: La Cabalá ya no es sólo misticismo y la psicología misma permite hablar de cosas que están más allá de este mundo. El concepto de «materialismo» ha irrumpido a través de sus fronteras fijas. La psicología se ha convertido en una ciencia materialista, a pesar de que su nombre «psique» significa «alma» en griego.

De hecho, ¡es en los informes, investigaciones y discusiones de los físicos modernos, que yo veo más y más el misticismo! En el futuro todas las ciencias se fusionarán y se convertirán en una. La sabiduría de la Cabalá es la ciencia de toda la creación, o mejor dicho, la ciencia del Creador. Después de todo, ¡no puede haber tantos campos de estudio sobre un mundo!

(70772)

Equilibrio en todo

Si queremos aplicar correctamente el método científico, entonces necesitamos personas inteligentes, que sepan acerca de la naturaleza y entiendan que un determinado proceso fluye en ella de acuerdo con un programa en particular. La teoría de la evolución, a su vez, indica que nuestro desarrollo sigue un patrón y no cambios accidentales. Y aunque no hayamos estudiado estas leyes, sin embargo, ya podemos discernir el flujo general de los acontecimientos. Aun no está claro para nosotros hacia donde nos lleva, pero por medio del método de aproximación, deducimos que tiene como objetivo el equilibrio. De manera similar a la forma en la que la naturaleza está equilibrada en todos los niveles, también nosotros tenemos que llegar al final, al equilibrio en el plano humano.

La naturaleza equilibra mucho parámetros: el calor y el frío, las diferentes presiones, vientos, huracanes y erupciones volcánicas…. Al final, la naturaleza se equilibra ella misma, incluyendo también el nivel humano.

Lo interesante es que un ser humano debe mantener el equilibrio por sí mismo. Hay fuerzas buenas y malas dentro de nosotros, y para que todo ello no llegue a una explosión, tenemos la ciencia y el conocimiento, las cuales nos permiten establecer un equilibrio entre estas fuerzas dentro de nosotros mismos. Usando la fuerza mala y la fuerza de la razón, podemos ajustarlas y avanzar en armonía.

  • En el plano humano, esto significa que tenemos que llegar a un consumo equilibrado y cuidar que el mundo entero llegue a esto mismo.
  • En el plano humano, todos debemos ser iguales en la sociedad, como hermanos en una familia.
  • En el nivel de conocimiento científico debemos aspirar al conocimiento de la ley general de la realidad.

De esta manera, al mantener el equilibrio en el nivel material, corporal, en el plano humano y en el nivel del conocimiento, llegaremos al estado perfecto, similar a una manzana que ha madurado.

(70709 – Del Kab.tv de «Una nueva vida», episodio 10 del 1/8/12)

Los guías del desierto

Una vez, la humanidad fue tocada por la unidad espiritual. Estamos hablando de las personas de Israel que estaban unidas por lazos de hermandad y que eran todos amigos en los días anteriores al exilio cuando el templo todavía existía. Entonces, todos éramos hermanos que vivíamos en perfecta conexión y participación mutua.

Pero entonces el Templo fue destruido a causa del odio infundado. Como de costumbre, en el curso del desarrollo, el deseo egoísta de repente creció en esta nación, y ella cayó desde el grado de amor fraternal al grado del odio infundado, volviéndose incluso peor que otras naciones que no estaban unidas por el amor fraterno y que no experimentaron esta caída. Desde entonces, esta nación se volvió rechazada y peculiar. Hasta el momento, ella no puede encontrar un lugar, ni descanso.

Por eso podemos ver que el odio humano hacia este país, obviamente, es un reflejo de la ley de la naturaleza. Este odio hacia los representantes de Israel y hacia Israel como un todo, puede encontrarse en todas partes. La razón es que estas personas deben ser los primeros en volver al estado corregido, al amor fraterno, elevarse desde el odio infundado que se extendió durante dos mil años de exilio, a la unidad y por medio de esto, darles un ejemplo a todo el resto. Ellos deben realizar lo que tenían antes, porque quizá esto los haga únicos y diferentes ante los ojos de los demás.

El mundo necesita este buen ejemplo, porque no sabe cómo salir de la crisis. Y nosotros, los hijos de Israel, estamos en un estado específico: Nosotros le revelamos el método de corrección a toda la humanidad y tenemos que demostrar el amor fraternal, la realización del principio de «ama a tu prójimo como a ti mismo». Tenemos que mostrarle a la humanidad que, precisamente de esta manera, toda la gente saldrá del desierto en el que está perdida a una vida hermosa y maravillosa.

Se nos ha encomendado una tarea enorme, único, y muy importante. No hay desafío mayor y mejor que el que enfrentamos ahora.

(70707 – Del Kab.tv de «Una nueva vida», episodio 10 del 1/8/12)

Revelando el ocultamiento

Pregunta: Si tenemos éxito en mantener las condiciones de garantía mutua durante la convención, ¿qué sucederá después de terminada la convención?

Respuesta: Las condiciones de garantía mutua no existen, ni antes de la reunión al pie del Monte Sinaí, ni durante la recepción de la Torá, ni después. ¡Si somos capaces de cumplir con estas condiciones durante un solo momento, esto será suficiente! Es igual que como fue entonces, al pie del Monte. Sinaí.

Ustedes no son responsables de la forma en la que cambiarán. Todos los cambios tienen lugar en nosotros debido a la Luz. Yo sólo puedo pedir la fuerza de Arriba para poder cumplir con estas condiciones aquí abajo. Y nosotros estamos listos para eso.

¿Qué pasará un momento después? Yo no soy responsable de eso. Si les dieron una vasija espiritual y la Luz, han alcanzado la revelación. Inmediatamente después de eso existe una caída mayor, el becerro de oro. Pero no importa. Hay muy diversos estados por delante, pero ellos ocurren en la revelación y el ocultamiento del Creador. No de la forma en la que es ahora, en la que no entendemos qué somos, dónde estamos, y con qué estamos tratando.

Ustedes estarán entonces en ocultamiento o en revelación. Incluso si no hay ocultamiento, ustedes ya saben que allí está el Creador, quien está oculto de ustedes. Esto ya es una revelación, ¡la revelación del ocultamiento! Ahora yo ya sé que Él está oculto de mí. Es como si estuviéramos jugando a las escondidas. Tengo indicios de Su presencia, un sentimiento.

Supongamos que en los niveles 0, 1, 2, 3 (Shoresh, Alef, Bet, Guimel) Él se revela, y en el cuarto nivel (Dalet), está oculto. Por lo tanto yo lo siento. Si Él no se revelara en todos los otros niveles de mi deseo, yo podría existir como un animal. Él se revela un poco, una vez aquí y una vez allí, en diferentes niveles, a través de diferentes alcances, en cierto nivel de reconocimiento, y así yo siento Su presencia. Incluso cuando no lo siento a Él de manera clara y no estoy en contacto con Él dentro de mi vasija, esto es llamado ocultamiento.

El ocultamiento es una cierta revelación en la que Él está dentro de mí, pero yo no puedo percibirlo. Siento como me da vueltas, pero no puedo funcionar mutuamente con Él.

El ocultamiento puede estar en el hecho de que yo solo preste atención a las diferentes señales, pero sin revelarlo a Él como un sentimiento claro.

(70754 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 2/22/12, «Arvut» (Garantía mutua)

Alarmante aumento de bacterias resistentes a los antibióticos

En las noticias (de The Independent): «Gran Bretaña enfrenta un «aumento masivo del envenenamiento de la sangre en cuanto a la resistencia a los antibióticos, causada por la bacteria E.coli, lo cual acercan el espectro de enfermedades que son imposibles de tratar».

«Los expertos dicen que el crecimiento de la resistencia a los antibióticos, representa una amenaza tan grande para la salud mundial como la aparición de nuevas enfermedades como el Sida y la gripe pandémica. … «

«El crecimiento lento pero insidioso de microorganismos resistentes amenazó con convertir las infecciones comunes en enfermedades incurables… Este es todo un tema alrededor del mundo, no hay límites…»

Mi comentario: Si seguimos sin tomar acciones para nuestro equilibrio con la naturaleza (conexión de unos con otros en un todo, recepción balanceada y darnos entre nosotros y a la naturaleza, consumo económico razonable, distribución uniforme, y educación integral), las alteraciones en el equilibrio natural nos llevarán a un estado en el cual no seremos capaces de existir, porque nuestros cuerpos también existen debido al mismo balance, tanto dentro de ellos mismos como del entorno.

(70776)

No vendas la sabiduría

Hasta ahora, la humanidad ha caminado hacia adelante de alguna manera. Sin embargo, hoy, parece estar en un cruce de caminos, si no es que en un punto muerto. Estamos perdidos en el desierto y no sabemos hacia dónde ir.

Aquí, tenemos que aprender de la naturaleza de la cual somos parte. La naturaleza se esfuerza por llegar al equilibrio, pero, para nosotros, el equilibrio con la naturaleza significa la similitud de propiedades. Ya que estamos desarrollándonos, veamos qué es la fuerza general de la naturaleza, hacia dónde va, qué quiere, y qué cambia en nosotros.

Aquí, podemos decir que nuestro desarrollo puede ser bueno. Estamos conscientes de nuestra maldad, de nuestro egoísmo. Al volvernos más egoístas, entendemos con más claridad cuán malo es, cuánto envenenamos nuestra vida y la de los demás.

Trato de tener éxito a expensas de los otros, de usarlos, de adelantarme a ellos en poder y riqueza, y de gobernar sobre ellos. Tal vez, todo esto regrese a mí como un «boomerang» porque eventualmente vemos qué tipo de sociedad hemos construido y cómo luce la humanidad con su sabiduría, grandeza, riqueza, y esplendor. Miren a dónde hemos llegado; no es aquí donde queríamos llegar.

¿Cuál es la causa de todo este mal? ¿Por qué cometemos errores una y otra vez y terminamos con nada? Siempre estamos persiguiendo alguna meta, creyendo que nos traerá buena fortuna. Después, pasamos al siguiente objetivo con las mismas esperanzas, pero, en últimas, siempre encontramos un mal final, frustración, e incluso un desarrollo de los eventos dramático en forma de guerras, epidemias o desastres.

El problema es el siguiente: Si nos comparamos con los otros niveles de la naturaleza, el inanimado, vegetativo, y animado, vemos que estos se desarrollan, si es que se desarrollan, muy lentamente. En realidad, permanecen casi inmóviles y viven de acuerdo a sus instintos, a las órdenes de la naturaleza que son inherentes a ellos y que ellos llevan a cabo.

Al estudiar una vaca, un simio, caballo, perro, o gato, vemos que actúan estrictamente de acuerdo a su naturaleza, sin desviarse ni a la derecha ni a la izquierda, y nunca cometen errores. Un animal tiene sus leyes internas, y está diseñado para cumplirlas. Por otro lado, un ser humano siempre está cometiendo errores, lo cual obviamente debe iniciar un desarrollo racional porque nuestra ventaja sobre el mundo animal, es la habilidad de razonar.

De generación en generación, desarrollamos nuestro intelecto, educación, conocimiento del mundo, de la naturaleza, y de nosotros mismos. Esto significa que tal vez no estamos usando nuestro intelecto correctamente, y ese es nuestro problema. Si nos volteamos hacia los tiempos más antiguos, entenderíamos por qué el tema de la mente humana fue mencionado por los sabios antiguos como Aristóteles y Platón, que fundaron la ciencia moderna.

Ellos advirtieron que no se revelara la ciencia a cualquiera, y que se confiara sólo a personas decentes que la usaran correctamente, exclusivamente para el beneficio de la vida humana, por el bien de las buenas relaciones entre las personas, para que pudieran vivir mejor y de forma más cómoda. Si le das la ciencia a cualquiera que así lo quiera, entonces, en esencia, le prestas un mal servicio a la humanidad.

Una persona promedio, manejada por su egoísmo, usa la ciencia para detrimento de los otros y de sí misma porque la golpeará de regreso como un «boomerang». Esas personas eventualmente destruyen el entorno, llevando a toda la humanidad a producir armas y otras cosas que no son necesarias. Hoy vemos que las grandes oportunidades ofrecidas por la ciencia, pueden proporcionarnos todo; sin embargo, la usamos para el mal.

Como resultado, afrontamos una crisis general que cubre todas las áreas y niveles de nuestra vida. Cubre la ciencia, la educación, la institución de la familia, relaciones entre esposos, entre padres e hijos, y en general entre todas las personas, nuestra salud, nuestro futuro, y cultura.

¿En qué estamos interesados? ¿Con qué satisfacernos? Con los frutos de los medios. Esta posición no corresponde a lo que somos capaces en teoría. Usamos nuestras habilidades incorrectamente.

Así, hemos continuado por generaciones, por los miles de años que han pasado desde  Platón y Aristóteles, que nos advirtieron en contra de transferir conocimiento científico a cualquiera sin distinción. Nos instaron a confiar sólo en aquellas personas que sabían cómo aplicar el conocimiento correctamente y que inventarían sólo cosas útiles y necesarias.

Poseídas por la inclinación al mal, las personas siempre quieren usar la ciencia para ganar poder sobre otros, para desarrollar armas y medicamentos que no son necesarios, pero que sirven para el enriquecimiento personal, y, generalmente, para todo tipo de cosas que son aparentemente necesarias, pero que en realidad son absolutamente innecesarias. Esos científicos venden la ciencia y sus invenciones sólo para hacer dinero.

Los científicos honestos están motivados por el amor a la ciencia y por nada más, como está escrito, «Compra la verdad, y no vendas la sabiduría, la instrucción o el entendimiento». Como resultado, vemos que hemos perdido completamente el rumbo en el desierto por miles de años de desarrollo nuestro, y así hemos llegado a esto.

(70624 – Del Kab.tv de «Una nueva vida», episodio 10 del 1/8/12)

Material relacionado:
Lo que se esconde detrás de la ilusión del progreso
Consejo para la persona que desea corregir su alma
No esperemos hasta envejecer