entradas en '' categoría

Trofeos comunes de la operación militar en el desierto

Hemos vuelto de la Convención en el desierto de la Aravá, en la cual nos elevamos a un nivel muy alto y comenzamos a sentir la verdadera esencia del grupo. De ahora en adelante, podemos mirar al mundo entero, toda la realidad, toda la vida a través de este grupo, así que todo lo que suceda en este mundo será un resultado, un sello de nuestra conexión con los demás.

En realidad, la Cabalá dice que primero hubo una sola realidad, un sistema espiritual. Luego, se rompió en muchas partes, que sienten que están separadas y no se pertenecen unos a otros, que está desconectados.

A continuación, esta sensación de falta de conexión también desaparece y es reemplazada por el sentimiento contrario: el deseo de utilizar a los demás de todas las maneras posibles, debido a que me parecen totalmente ajenos a mí, y explotarlos sin piedad para beneficio propio. Debido a esto, nuestro deseo comenzó a ser llamado egoísta.

En consecuencia, yo comencé a ver una realidad diferente: en vez de la realidad espiritual, en la que todo lo que había dentro de mi campo de visión estaba conectado junto y era mío, el mundo se volvió desconectado, dividido, fragmentado, y amenazante para los demás. Y fue así hasta tal punto que yo comencé a percibir todas estas partes como si no vivieran en mi corazón, sino como externas, sentidas por medio de la visión, oído, gusto, olfato y tacto. Es como si estuvieran viviendo su propia vida, separadas de mí, y por ello yo puedo usarlas. Existo yo y existen ellos. Así es como empezamos a relacionarnos unos con otros.

Tenemos que retornar de este estado roto a la sensación de que de nuevo todo ensambla junto, se conecta, crece más cerca, depende uno de otro y se conecta uno con el otro. La realidad se acerca más a mí y entra en mis sentimientos, uniéndose en un todo. Entonces empiezo a ver que hay un grupo de personas en el, que están cerca de mí en espíritu, y en relación con esto, se llaman mis amigos. Juntos, hacemos esfuerzos conjuntos, tratando de unirnos y convertirnos realmente en la imagen de un hombre con un corazón.

Este tipo de unidad se llama garantía mutua. De la misma manera en la que en un cuerpo humano, donde todos los órganos están conectados entre ellos y trabajan en total armonía, también nosotros queremos unir nuestros pensamientos, corazón, y todas nuestras acciones y así todo esto existe como un solo organismo, como un solo sistema.

Vemos que el mundo entero también está acercándose a esta opinión y comprensión, a pesar de que está haciéndolo bajo la influencia de los golpes materiales, los cuales están lejos de la meta espiritual. Pero queremos ayudar a que los demás se acerquen y se conviertan en nuestros socios en ver las causas de lo que está sucediendo, para que podamos unirnos.

Entonces, entenderemos que toda la historia humana es un proceso orientado hacia una meta, que nos lleva sólo a la unidad. A medida que avancemos hacia la unidad, empezaremos a ver que el mundo no fue creado de hierro y piedra, de la forma en la que aparece hoy en día ante nuestros cinco sentidos, sino que se somete a una meta, a un proceso. Todo lo demás es solo materia que lleva a cabo acciones de acuerdo a un programa, que aspira a llevar todo a una sola forma.

Cuanto más anhelemos nosotros mismos este programa y deseemos ser participantes activos, involucrados, sensibles, y útiles en ello, más llevamos nuestra conciencia y participación a un nivel superior, llevándonos a nosotros mismos y al mundo entero a la unidad.

(71037 – De la lección diaria de Cabalá del 2/26/12, «El propósito de la sociedad»)

Construyendo con el Lego de los fragmentos del alma

Pregunta: Nuestro objetivo es la adhesión con el Creador, esta es la máxima prioridad para todos nosotros. De acuerdo con la ley de equivalencia de forma, el objetivo en sí ya nos une. Pero vemos que esto no es suficiente para avanzar, y que debemos hacer mayores esfuerzos en la conexión. ¿Son estos esfuerzos el único medio que tenemos para avanzar hacia la meta, o hay otros medios?

Respuesta: En primer lugar, el final de la acción está en el pensamiento inicial. El resultado final es la adhesión con el Creador. Esto significa que tenemos que estar en equivalencia de forma con Él, porque la adhesión sólo se consigue de acuerdo con la equivalencia de forma.

Equivalencia de forma significa ser como Él. Como Él es el otorgamiento puro. Eso significa que tengo que pasar por las fases de la corrección en las que avanzo gradualmente hacia el estado de «como Él». Para Él, es 100% otorgamiento y para mí se expresa en la recepción con el fin de otorgar, que es el más alto nivel. Por debajo de ello lo que hay es otorgar con el fin de otorgar. Pero ahora, yo estoy aún más abajo, en el otorgamiento a fin de recibir e incluso en el nivel de recibir para recibir.

En mi nivel actual, en lugar de descubrir la unidad, la conexión, el sistema único de las almas llamado «Adam«, en el que siento al Creador y todo Su otorgamiento, la totalidad de Su apariencia, descubro un mundo destrozado, confundido, y destruido. Pero debo entender que se me dio como un Lego para construir, como un rompecabezas para armar. Después de todo, «Uno ve a través de sus propios defectos»: veo ante mí este mundo roto, porque yo estoy roto, y por eso me parece que el mundo está roto.

Así que tengo que ver todo lo que hay delante de mí como una copia de mi sistema interno, de mi sentimiento y mente, según la medida en la que estoy roto, veo este mundo roto, en vez de ver en él sólo el sistema superior divino que opera y existe en él.

Esto significa que todo nuestro trabajo debe estar dirigido desde adentro hacia afuera porque todo lo que parece existir en el exterior es la huella de mis atributos internos. Yo necesito corregirme, y entonces el mundo será corregido. No es como dicen los «reformadores del mundo» que nosotros debemos llevar a cabo tal o cual reforma. No hay nada que hacer en el mundo, excepto difundir el método de corrección y educación integral.

En realidad, cuando yo hago difusión y trato con la educación, también me ocupo de las partes de mi alma, que en este momento siento como si estuvieran separadas de mí. Por lo tanto, debe cuidar de ellas de esta manera, como si estuvieran en el exterior, y yo debiera llevarles el conocimiento y el método de educación. Pero entonces, descubro que todos son como mi grupo, partes inseparables del sistema único, unificado, junto conmigo.

Por lo tanto, debemos tratar de ver internamente al mundo entero. Después de todo, todo es uno, una totalidad, no hay algo así como este mundo y el mundo espiritual, sino más bien un sistema que, mientras tanto, me parece que esta desordenado. Entonces, ¿qué debo hacer con el fin de verlo como una vasija? Hacia esto están dirigidas nuestras acciones. Si acercamos nuestros planes de trabajo de esta manera, nuestra difusión, nuestro trabajo interno, y las diferentes conexiones entre nosotros, tendremos éxito.

(70997 – De la lección diaria de Cabalá del 26 de Febrero del 2012, «El propósito de la sociedad»)

Material Relacionado:

Rompecabezas de las 613 dimensiones del alma integral
Percepción fragmentada
El camino hacia la luz pasa a través del mal

Paga las deudas cambiando el mundo

Opinión: (Mikhail Delyagin, Director del Instituto de Problemas de Globalización): «El mundo ha estado al borde de la depresión por muchos años, y tarde o temprano  caerá en esta. De hecho, los monopolios globales se han desarrollado en los mercados globales, y naturalmente empezaron a corromperse. Es imposible mejorarlos ya que el mercado es global y no existe competencia externa. La demanda se reduce debido a su decadencia, y el único camino para compensar esta contracción… es incrementar la demanda desde la parte del estado. Es decir, infundir el dinero en la economía. Y esto conduce a un incremento de deuda, lo que es imposible reparar. Esta es la situación en todo lugar: En Estados Unidos, la Unión Europea y China».

«La forma más fácil de resolver los problemas es cancelar las deudas incobrables. Sin embargo, esto nos conducirá a una depresión global. Otra forma de resolver el problema de la deuda es lavar la deuda por fuera con una alta inflación. Sin embargo, las medidas de su supresión subsecuente, nos hundirá también en una depresión».

Mi comentario: El mundo es sostenido artificialmente de colapsar. Pero debería dedicarse el tiempo sólo a preparar a la humanidad para la transición hacia un nuevo sistema social y económico, a un equilibro entre nosotros en todas las estructuras sociales y entre toda la sociedad y la naturaleza, ya que el equilibro es el fundamento de la ley de la naturaleza, y seremos conducidos hacia este estado ya sea por golpes o que nos conduzca la realización de esto.

(70579)

Material Relacionado:

¿Los gobiernos deberán imprimir más dinero para pagar sus deudas?
La presidenta del fmi advierte sobre pesimistas perspectivas económicas
Citas acerca de la crisis inminente

Crédito para el futuro

Pregunta: ¿El nivel que hemos alcanzado en la convención es el crédito por el que nosotros deberíamos trabajar o es el resultado de nuestros esfuerzos anteriores?

Respuesta: Están aquellos que lo recibieron como un pago y hay otro que lo recibieron como un pago inicial. Todos tienen ambos aspectos en alguna medida. Mucho de lo que hemos recibido es con el fin de llenar de ahora en adelante, como un pago inicial. A nosotros se nos dio la oportunidad de sentir algo dentro de la unidad, en la conexión. Nos fueron dadas diferentes cosas especiales desde el Cielo a propósito y gracias a ellas nosotros sentimos un nuevo fenómeno en la conexión entre nosotros. Nosotros debemos entender que este es un verdadero regalo. Ahora nosotros tenemos que procesar este regalo internamente y llenarlo.

Yo personalmente lo veo más como un crédito para el futuro que nosotros debemos llenar ahora. Yo no subestimo todo nuestro esfuerzo pero de acuerdo al estado en el que estamos, nosotros no lo merecemos. Nosotros recibimos este crédito porque hicimos esfuerzos pero no lo recibimos como un pago sino como un pago inicial, con el cual nosotros deberíamos ahora trabajar.

(71000 – De la lección diaria de Cabalá del 26 de Febrero del 2012, «El propósito de la Sociedad»)

Material Relacionado:

Los que se oponen a la cabalá
La confusa economía del periodo de transición
El otorgamiento no es un pago de impuestos

Luz por encima de la razón

Hay dos sentimientos que de manera simultánea se llevan bien juntos dentro de un deseo de disfrutar: por encima de la razón y dentro de la razón. Dentro de la razón yo desarrollo la percepción de la vasija, los deseos y por encima de la razón, la percepción de la Luz.

Yo me uno al mundo entero en este deseo y no separo este mundo del espiritual. Yo percibo todo como un todo y lo relaciono con la materia, la cual es imprimida por el Creador. Yo necesito sentir esto con mi materia, para que la totalidad de los niveles inanimado, vegetativo, animado y humano, los cuales yo siento ahora y que aún me serán revelados en todo el mundo superior, todo esto me pertenezca, mi vasija, mi materia, mi Maljut.

Mientras tanto la Luz, las acciones del Creador, la fuerza superior, el llenado, el traer la vida y controlarla, permanecen por encima de la percepción de mi vasija. Sin embargo, todo esto también se logra dentro de mí y no se deja en algún lado en lo alto, allí en lo desconocido.

«Un juez no tiene más de lo que sus ojos ven». Nosotros solamente hablamos acerca de la materia y la forma investida en la materia. La materia es el deseo de toda la humanidad (no es importante, ya sea que se entienda o no) y  también de todos los mundos superiores. Mientras que la forma investida en la materia es la Luz que llena el deseo del atributo de otorgamiento vestida con la cualidad de recibir.

Yo me relaciono con la cualidad de otorgamiento como si estuviera mucho más arriba y por encima de la razón tanto como sea posible. Yo quiero que esto comience a ser manifestado en mi desde el más alto nivel posible de fe «por encima de la razón» actuando en mi materia, lo cual debe ser aclarado con la mayor precisión, tanto como sea posible «dentro de la razón».

Sin embargo, ambas acciones están dentro de mí y no hay nada por encima de esto: la materia y la forma. La materia es el deseo de  disfrutar, mientras que la forma toma sobre sí la forma de otorgamiento. Yo me relaciono con la primera dentro de la razón mientras que me relaciono con la última por encima de la razón.

(70807 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 15 de Febrero del 2012, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

¿Cómo medir la fe por encima de la razón?
Por encima de la razón
Elévate con la ayuda de faraón

Amor sin ilusiones

Baal HaSulam, «Introducción al Estudio de las Diez Sefirot«, ítem 87: Mientras uno no haya sido recompensado con el alcance absoluto, claro y completo, el amor está por enteramente más allá de su capacidad, puesto que este depende del entendimiento del corazón, y ninguna labor o coerción ayudará aquí.

Obviamente, lo que te dicen y lo que tú piensas no es suficiente. A veces, la persona imagina que ya ha alcanzado el amor y la infinitud. Esto les ocurre a todos. ¿Cómo podemos saber tales ilusiones partiendo de la realidad? ¿Cómo podemos verificar si de hecho es una revelación espiritual?

Revelación significa que la persona ha obtenido el atributo de otorgamiento. Ella observa y reconoce su amor por  los seres creados y su grupo; ve que alcanza al Creador (es decir, el atributo de otorgamiento «investido» en ella) desde dentro, debido a la interconexión general entre sus amigos. Por lo tanto, siente que se eleva por encima del egoísmo, del deseo de recibir, al permanecer en contacto con este, pero a la vez estar por fuera de él.

En este momento, ella se compone de dos partes:

  • ·El cuerpo previo: el egoísmo, el deseo por los placeres;
  •  El cuerpo nuevo: el deseo de otorgar que incluye el poder de otorgar, el cual eventualmente se vuelve su alma. La persona vive en este y quiere expandirlo.

Ambas partes existen como uno y no pueden vivir la una sin la otra. Estas pueden compararse con dos pesas: La persona siente que está desgarrada entre estas dos partes, dos esferas, y las lleva al equilibrio. Primero, paso a paso, anula una de estas dos partes y mejora la otra. Como resultado, se da un poder adicional a la parte que queda; llega a ser más pesada y provoca una mejora adecuada de otorgamiento. Como resultado, crece la magnitud de ambas partes, y la persona avanza como si diera un paso con cada uno de los pies. El deseo crece en el lado izquierdo y el otorgamiento se desarrolla en el lado derecho.

Estos esfuerzos llevan  a la revelación que se produce en el medio, gracias al «espesor» (Aviut) y a la pureza (Zakut) del deseo. Además, la persona comprende que con el fin de revelar algo, necesita su parte inferior, su deseo egoísta, la resistencia. Empieza a evaluar la resistencia ya que con su ayuda conecta su Aviut con el deseo de otorgar y desde las dos capas, crea una pantalla (Masaj), en la que aparecen las imágenes espirituales.

(69404 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 9 de Febrro del 2012, «Introducción al TES»)

Material Relacionado:

El amor que revela el infinito
El secreto del verdadero amor al prójimo
El amor por una fruta amarga

¿Con qué debo atraerme?

Pregunta: ¿Por qué hablamos sólo de la sensación de carencia? ¿Por qué nos olvidamos de lo que se espera al final del proceso, sobre los beneficios que obtendremos?

Respuesta: En otras palabras: «¿Qué voy a recibir de todo esto?»

En realidad, esto también es cierto: Hay que aumentar la importancia de otorgar ante nuestros ojos. Esto es llamado «Lo Lishmá» (para uno mismo). Porque por un lado, quiero llegar a la meta, al otorgamiento absoluto en el que mi «yo» se disuelve sin dejar rastros, y por otro lado, ¿dónde puedo conseguir combustible para eso? ¿Cómo puedo dar siquiera un paso hacia lo que simplemente me anula?

No obstante, debemos imaginar algo relacionado con la recepción. No podemos avanzar sin ella. Así que miéntete a ti mismo, pero como si fueras a un tercero, como si tú estuvieras mintiéndole a alguien más. «Sí, estoy avanzando hacia el otorgamiento desinteresadamente, no tendré nada, no necesito nada, yo sólo quiero que ser incorporado en los demás, amar a los demás sin ninguna consideración de mí mismo, sin ningún beneficio para mí…. Pero por otro lado, me siento muy bien, alcanzaré el mundo espiritual, la eternidad y perfección«.

Miéntete a ti mismo para no quedarte sin poder. Y en realidad no es una mentira ya que el Creador es bueno y benévolo y la meta de la creación es el placer. Sin embargo, es el placer en tales deseos, que hoy no parecen atractivos en absoluto.

Además, como Baal HaSulam dice, debemos mantener el equilibrio entre la fuerza de la recepción y la fuerza del otorgamiento. Yo debo dar todo lo que recibo. De esta manera traigo a toda la naturaleza al equilibrio y este equilibrio es el estado más saludable. Se trata de nuestra salud, de la ecología, así como de la sociedad humana y la vida familiar. En lugar de divorciarse, la gente vivirá junta, en paz, y criarán a sus hijos. La persona se elevará por encima de su corta vida y verá todo el proceso infinito, el gran camino, parte del cual está recorriendo ahora.

Cuando tú encuentras el equilibrio con la naturaleza, tus ojos se abren y ves todo. Así que empieza a equilibrarte ahora, a busca el equilibrio entre la recepción y el otorgamiento contigo mismo, con los amigos, con la familia, y con el mundo. Esto se debe a que estás descubriendo uno de los 125 grados, el grado más bajo, el nivel cero.

Toda nuestra historia, toda nuestra evolución, nos lleva al estado en el que se revela abiertamente el desequilibrio. Todo puede esperarse en el futuro: plagas, guerras, etc. Todo está destinado a mostrarte cuan desequilibrado te encuentras. Muchos científicos ya están hablando de la necesidad del equilibrio (homeostasis).

Así que equilíbrate a ti mismo en el estado actual, y te elevarás al grado siguiente. Allí también tendrás que equilibrar las cosas. Con el tiempo verás que todo esto es un complejo, una naturaleza, el Creador, una fuerza. Entonces será más fácil alcanzar el equilibrio con ella. Este es todo nuestro trabajo.

Así que el que quiera estar satisfecho, sano, y feliz debe establecer el equilibrio.

(69437 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 10 de Febrero del 2012, «La Paz»)

Material Relacionado:

Otorgamiento sin recompensa
El paradigma del equilibrio
Recepción interna, otorgamiento externo

Armonía con uno mismo

Pregunta: ¿Podemos hablar de los problemas cotidianos de la vida en el curso de educación integral, conectarlos cada vez con la integralidad?

Respuesta: Si estamos diciendo que lo general y lo particular son iguales, significa que podemos relacionarlos a la familia. ¡Muchísimo! En otras palabras, tú inmediatamente transforma un salón de clases, grupo, en una familia y así estableces condiciones integrales dentro de ella.

Al mismo tiempo, nadie explora en el mundo privado de otro. Lo que estamos haciendo es crear una familia, algo común por encima de nosotros, donde tú y yo somos nosotros. Entonces automáticamente conectamos a los niños a ella, y ellos también formarán parte de este sistema integral. Surgen así relaciones completamente nuevas dentro de una familia.

Lo más importante es no presionar a nadie, porque el desarrollo correcto, normal, requiere de una armonía interna entre una persona y sus cualidades innatas. Yo no debo ocultarlas, destruirlas, ni disminuirlas, o cualquier otra cosa de esa naturaleza. Tengo que llegar a un estado tal en el que, por el contrario, mis cualidades innatas florezcan en mí completamente.

No entendemos por qué debemos conservar todas nuestras cualidades negativas: engaño, envidia, celos, odio, un centenar de tipos de miedos, y así sucesivamente. Pero todas ellas tienen su propósito, su comprensión precisamente en este estado final. Cuando la persona se desarrolla, poco a poco se da cuenta que estas cualidades son necesarias para ella, aquella que las aplica, solo que en la forma opuesta, cuando estos temores la obligan a ser integral y la llevan «fuera de sí misma», en vez de empujarla hacia el interior.

(69309 – De la «Charla sobre educación integral» # 8 del 14 de Diciembre del 2011)

Material Relacionado:

Mi país es mi familia
¿Qué pasa si tu deseo no arde?
El secreto de una familia integral