entradas en '' categoría

EL FMI le dice a los EE.UU. que solucione rápidamente el problema de la deuda

En las noticias (de Google): «El Fondo Monetario Internacional  emitió el martes un llamado a discutir a los políticos estadounidenses, instándolos a resolver los problemas de la deuda del país, antes que la vulnerable economía se precipite al precipicio«.

«En su característico informe semestral, el fondo con sede en Washington, advirtió a las autoridades responsables del otro lado de la capital de EE.UU, que mientras la mayor economía del mundo está mejorando, ellos causan problemas al no abordar la crisis de la deuda que se avecina«.

«Hasta ahora los Estados Unidos han evitado la crisis de deuda que ha devastado a Europa, con el posicionamiento seguro del dólar y con un estado de crecimiento moderado  que proporciona una red de seguridad considerable, incluso cuando las agencias han rebajado la calificación crediticia del país«.

«Una activación de la incrementada soberanía en el área del euro y el estrés de los bancos, podrían fácilmente minar la confianza en el sector empresarial de los EE.UU y por lo tanto oprimir  la inversión y exigir que se socave el crecimiento…«

«Los recortes de gastos automáticamente entrarán en vigor y la reducción de los principales impuestos culminará el próximo año, si el Congreso no actúa«.

Mi comentario: No hay duda de que las tasas actuales son preelectorales y todos comprenden que esto acabará y ellos tendrán que pagar sus cuentas.

(76734)

Material Relacionado:

La crisis durará muchos años
La solución a la crisis
“Las aflicciones de europa empeoran”

Desde cero hasta el Ein Sof (Infinito)

Pregunta: En cada trabajo práctico hay ciertas etapas: el comienzo, una etapa intermedia y un final. ¿Cuáles son las etapas del proceso integral? ¿A través de qué tenemos nosotros que llevar a la gente?

Respuesta: La integralidad es ya el Ein Sof (Infinito). Tú sabes cómo calcular una integral: desde cero hasta el infinito. Así que cada vez que tú intentas armar el rompecabezas, hacer preguntas y encontrar soluciones y respuestas a las preguntas, inmediatamente descubres una capa más profunda de lo que está ocurriendo. La naturaleza es infinita en su profundidad, mientras que nosotros solamente quitamos la primera capa  y luego la segunda capa, etc. y ellas se revelan como cada vez más profundas.

Vemos que incluso lo que funcionó bien y de manera sistemática en las capas anteriores y lo más importante en forma cíclica (desde un ciclo, la repetición, si es transparente o estático, es un resultado de cada proceso y de cada plan en el que está científicamente basado) entonces en las capas más profundas que descubrimos los atributos, las leyes, las formas anteriores como un todo, ya no funcionan más, pero hay algo más que funciona. Si nosotros volvemos al estado anterior, vemos que allí funciona pero en el nivel más profundo no funciona, porque allí aparecen relaciones totalmente nuevas entre la entrada y la salida. Realmente este es un descubrimiento asombroso de  la profundidad de la psicología de la conciencia humana.

(76843 – De la «Charla sobre educación integral» # 17 del 28 de Febrero del 2012)

Material Relacionado:

Psicólogos: ¿por qué la gente es infeliz?
La complejidad de la interacción integral
Una eterna guirnalda de luces

Un fracaso democrático…en Europa

Opinión (de Amartya Sen, el profesor hindú Premio Nobel de Economía, Profesor de Economía y Filosofía en la Universidad de Harvard): «Las diversas formas en la elaboración de políticas son preocupantes, especialmente en Europa. La primera es un fracaso democrático. Una política económica tiene que ser en última instancia, algo que la gente comprenda, aprecie y apoye. De eso se trata la democracia. La vieja idea de «no hay impuestos sin representación» no está allí en Europa en este momento. …»

«Si usted vive en un país del sur, en Grecia, Portugal y España, los puntos de vista de los electores son mucho menos importantes que las opiniones de los banqueros, las agencias de calificación y las instituciones financieras. Un resultado de la integración monetaria europea, sin una integración política, es que la población de muchos de estos países no tiene voz. La economía está desvinculada de la base política. Yo creo que es un error y va totalmente en contra del gran movimiento europeo que comenzó en los años 40 y fomentó la idea de una Europa unida y democrática».

Mi comentario: Depende de cómo definas la democracia. Si tomamos en cuenta la cualidad de la igualdad, Europa ha estado siempre por delante del resto, en términos de arrogancia y humillación a los demás. El odio mutuo de los pueblos y países de la UE es conocido en el mundo como un mal ejemplo. Y dentro de los países con respecto a la influencia de las personas en política o economía, entonces los maestros siempre han aplicado trucos a su pueblo y la gente los siguió. Hoy, la crisis no es acerca de la democracia sino la oportunidad de no seguir «jugando» en ella, todo está expuesto.

(76995)

Material Relacionado:

 

La crisis de deuda está regresando
El rescate para grecia
Los tres expertos: preparémonos para una quiebra

Creciendo en un círculo de amigos

Hoy somos similares a un tumor maligno que está destruyendo su entorno. Eventualmente, cuando no tenga nada más que devorar, el cuerpo morirá así como el tumor. Estamos en las mismas relaciones mutuas con la naturaleza, nuestro ego devora a su entorno.

¿Cómo podemos construir un entorno que nos convierta en personas que se complementen mutuamente? Este es el problema de la educación moderna: ¿Cómo cambiar al hombre? Básicamente la crisis global actual es una crisis social, antropológica.

De pronto nos damos cuenta de que tampoco se nos enseñó cómo ser humanos en el verdadero sentido de la palabra. Todos nos graduamos de escuelas que estudiaban diferentes materias. Por años los maestros se pararon frente a nosotros y nos dictaron clase y después esperaron buenas calificaciones en los exámenes. No nos enseñaron a establecer relaciones correctas entre nosotros, y no nos explicaron cómo entender a los que nos rodean o incluso a nosotros mismos.

Yo ni siquiera conozco lo básico de mi sicología ¿Por qué soy como soy? ¿Qué sucede dentro de mí? ¿Qué determina las decisiones que tomo? ¿En qué se basa mi forma de pensar? ¿De dónde vienen todos los nuevos deseos que siento? ¿Cuál es la fuente de mis instintos e impulsos internos? No se nos enseñó nada de esto. Por el contrario, nadie se molestó en enseñarnos cómo conectarnos mutuamente de forma correcta, y hoy vemos los resultados de esta «educación» en nuestra vida diaria.

Esta es la razón del surgimiento de una nueva ciencia, la educación integral.

Estamos viendo un incremento en el crimen, en la violencia doméstica, y otros problemas sociales que nos cuestan dinero, energía, y salud, y convocan miedo e incertidumbre. Si nos liberáramos de ellos, liberaríamos grandes poderes sociales y ahorraríamos billones en mejorar nuestras vidas.

De acuerdo con la educación integral, la persona en sí nunca debe ser el blanco directo real. Sólo debemos darle buenos ejemplos, incluso sin palabras. Así es como un niño observa a los adultos, imita sus acciones, y así crece. Si lo colocamos entre animales será como ellos. Entonces el buen futuro de la sociedad está en establecer el entorno correcto para la persona.

Nosotros desarrollamos activamente este método y lo enseñamos a nuestros hijos después de la escuela, quién es la persona, cuál es su sicología, cómo toma decisiones, por qué piensa en sí misma y en los otros de esa manera, por qué considera a ciertas personas como sus amigos y a otros como sus enemigos, etc.

Le enseñamos a los niños a sentarse en círculo, no detrás de escritorios, y tenemos discusiones. Si alguien comete un error o hace algo equivocado, establecemos una especie de corte  en el cual los niños, cada uno en su turno juega el papel de juez, de abogado, de testigo, de espectador, y de jurado.

El intercambio de papeles, le permite a cada uno observarse a sí mismo y a los otros desde un costado, al jugar diferentes papeles y ver quién tiene razón. Gracias a este juego de roles, un joven comienza a entender a otros y se da cuenta de que también hay diferentes perspectivas. Aparte, les enseñamos a los niños que cualquier problema debe resolverse en conjunto.

Eventualmente ellos se desarrollan de forma integral, entendiendo cómo establecer las relaciones adecuadas entre ellos. Entonces es mucho más fácil mantener las buenas relaciones con todos. Al «ponerse en los zapatos del otro», ve que no puede hacer nada, que no debería hacer nada con esta inclinación malvada y que sólo debe elevarse por encima de esta en sus buenas relaciones con otros.

Por lo tanto los niños están coordinados con la naturaleza; teniendo tanto el lado positivo como el negativo y el equilibrio entre estos crea la vida. De la misma manera que nuestro corazón late constantemente y los pulmones se contraen y expanden: Todo funciona en la armonía de dos opuestos: el menos (-) y el más (+) cambian constantemente. Así que en lugar de destruir nuestro ego, tenemos que usarlo correctamente con la ayuda de la otra fuerza. Cuando los equilibramos, nuestra vida se vuelve armoniosa.

Así nuestros niños reciben un «extra» maravilloso en su desarrollo. Gracias a eso, sus calificaciones en la escuela mejoran y algunos de ellos son aceptados en la universidad a los 13. Esto es así porque la educación integral revela tales habilidades en la persona que ni siquiera las pensó con anterioridad.

Sabemos que el cerebro de la persona usa sólo del 3 al 5% de su potencial, mientras que aquí la capacidad de pronto crece gracias al hecho de que trabaja con dos fuerzas, equilibrándolas.

Al mismo tiempo, existe menos violencia en el salón de clase, las discusiones violentas se terminan y los arranques individuales terminan rápidamente, permitiendo que la persona aprenda de ellos, dado que los niños inmediatamente lo discuten en un círculo.

Con respecto al maestro, él no está por encima de sus estudiantes, sino que se sienta junto con ellos al mismo nivel. Su papel es comenzar la discusión y guiarla en la dirección correcta. En el mundo antiguo, las personas solían estudiar de esta manera, mediante pláticas y discusiones. Gracias a esto la persona adquiere un poder creativo positivo.

(76766 – De la Conferencia en Chile 01 de Mayo del 2012, «Alcanzando la conexión interna»)

Material Relacionado:

La complejidad de la interacción integral
Nuestro mundo a través del prisma de la espiritualidad
¿Existe vida sin una pantalla?

El mundo está cansado de trabajar para el codicioso Faraón

Antes de que muera el gobernante de Egipto, el trabajo de todos es de naturaleza egoísta. Cuando el soberano muere, pierde su importancia; en otras palabras, llegamos a un estado en el cual dejamos de celebrar nuestro ego y ya no queremos dedicarle a este nuestras vidas.

Comenzamos a darnos cuenta que no vale la pena trabajar para nuestro ego. Aún continuamos apegados a nuestro egoísmo e incluso obtenemos cierto placer de este. Al mismo tiempo, nuestra consciencia se expande y llegamos a entender que nuestro ego no tiene ningún valor. Incluso si continuamos haciendo lo mismo por 10 o 20 años, nunca nos liberamos de esta esclavitud.

Cuando la persona se encuentra en una situación insoportable, pregunta: «¿Qué sigue?» Sin embargo, siempre tenemos una oportunidad de llegar a tal interrogante antes de que las circunstancias en las que estamos se vuelvan absolutamente intolerables. Todo lo que necesitamos es elevar el nivel de nuestra conciencia, para llegar a ser «sabios» que ven los estados futuros en su infancia.

Un infante o un niño pequeño no ve el futuro; él exige todo de inmediato. Tras crecer un poco, comienza a darse cuenta de que tiene que esperar para obtener algo que quiere. Cuando la persona crece es más inteligente, ya realiza cálculos complicados.

Nuestras vidas están limitadas a 70 u 80 años aproximadamente, lo cual nos hace sentir que tenemos mucho tiempo por delante. Sin embargo, al envejecer comenzamos a darnos cuenta claramente de que el tiempo tiende a comprimirse. Dejamos de ser animales y nos convertimos en humanos. Los animales nunca consideran el futuro; no piensan en mañana, ni ven el momento que sigue.

Los animales viven en el momento. Aún cuando éstos sienten ciertas cosas que los humanos somos incapaces de comprender (por ejemplo, un inminente temblor o un tsunami), aun así lo perciben solamente a través de sensaciones del momento presente.

Las personas, por el contrario, ven el futuro y son capaces de detectar señales de sus próximos pasos. Cuando la persona está convencida de que no hay necesidad de trabajar por el bien del ego, se hunde en la desesperación. Vemos que hoy la mitad del mundo está deprimida y el número de suicidios crece constantemente. Esto significa que las personas ya no quieren trabajar para el Faraón; no le ven ningún sentido a este tipo de vida.

Esto sucede en los países más opulentos de la civilizada Europa (principalmente en los países escandinavos), donde las personas tienen aseguradas todo tipo de cosas materiales, pero no les queda claro para qué vivir.

Las personas no se harían preguntas si no sintieran que el resultado final es bastante diferente de la actual existencia holgada. Esas preguntas surgen sólo con la insatisfacción: Ya sea la falta de felicidad o prevén que su estado de holgura actual terminará pronto.

Entonces cuando el «amable» Faraón muere, surgen nuevas preguntas: ¿Por qué tenemos que trabajar tan duro para nuestro ego? Esto es lo que siguen preguntando la humanidad como un todo, y cada individuo. Es el punto en el que tiene lugar la clarificación: ¿Cuál es el propósito de nuestro trabajo, es recibir o dar?

(74878 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 9 de Abril del 2012, Escritos de Rabash)

El nacimiento de algo nuevo

En nuestro mundo global actual estamos todos conectados nos guste o no, y esto es peligroso porque puede llevar a una explosión, a una guerra mundial. Ya se está hablando de eso, pero no hay solución.

Si el ego ya ha terminado su desarrollo y no nos permite avanzar más, entonces la presión que expande este sistema integral, que es mutuamente dependiente en su totalidad, puede traer cualquier cosa. Y estaremos dispuestos a hacer cualquier cosa  sólo para romper esta conexión. Esta es la cualidad única de nuestros tiempos.

Un sinnúmero de estudios investigativos nos muestran que hemos llegado a un punto especial en nuestro desarrollo que no tiene precedentes en la historia humana. En el pasado, el ego creciente, constantemente empujó por detrás, y sabíamos que la vida sería buena para nosotros o para nuestros hijos. Pero hoy no esperamos que nuestros hijos tengan una mejor vida que nosotros. Por el contrario, muy pronto agotaremos totalmente todos los recursos naturales, contaminaremos el medio ambiente, y el agua limpia y el aire puro se acabarán. No hay lugar hacia donde podamos desarrollarnos.

La crisis es la esencia de una nueva humanidad. No es coincidencia que la palabra «crisis»  (ρίσις) signifique nacimiento en griego antiguo, un punto de quiebre a partir del cual comienza una nueva vida. Entonces al examinar la situación actual, tenemos que entender: ¿Qué hay de nuevo aquí? ¿Qué se nos está revelando?

Todo el problema es que hasta ahora nos hemos desarrollado a través de una fuerza, negativa que moldeó diferentes necesidades en nosotros y nos empujó hacia adelante para satisfacerlas. Carecemos de una segunda fuerza, positiva que atrae y une. Esta fuerza no existe en la naturaleza, en la esencia humana. Sin importar lo que hagamos, todo es para la ganancia personal, con el fin de usar a otros para nuestro propio beneficio.

¿Entonces dónde podemos alcanzar esta segunda fuerza? Después de todo, nuestro cuerpo y todos los sistemas naturales están construidos con base en la cooperación de dos fuerzas opuestas: más y menos, caliente y frío, presión y vacío, etc. En la naturaleza inanimada, vegetativa y animada siempre existe una cosa en contra de la otra, y la vida se desarrolla en el equilibrio entre esas fuerzas, en armonía, en la correcta emisión y absorción. Pero en el nivel «humano» y en el nivel de nuestra consciencia, la fuerza positiva no existe, sólo la fuerza negativa: yo quiero usar constantemente todo lo que veo y recibir lo que siento que me hace falta.

Hoy estamos en la cima de esta tendencia, y en este punto tenemos que caer en cuenta que carecemos de otra fuerza, de la positiva. Ésta no vendrá a nosotros instintivamente, de manera natural; tenemos que desarrollarla nosotros. Muchos científicos están estudiando este problema. En el instituto ARI estamos en contacto con miles de expertos en todo el mundo. Todos están de acuerdo acerca de este problema, que sin esta fuerza positiva no seremos capaces de seguir ¿Pero dónde podemos encontrarla? La respuesta es simple; la persona tiene que estabilizar su fuente construyendo una nueva sociedad.

Es del conocimiento de todos, que nos desarrollamos por medio de nuestra sociedad. Un niño abandonado en el bosque crecerá como un animal y no se desarrollará como una persona. La persona es el resultado de la sociedad humana en la que crece. Es por eso que nos preocupan tanto los amigos con los que juegan nuestros hijos, la escuela a la que van, y a quiénes frecuentan; la sociedad nos moldea.

Si queremos crear un nuevo hombre que viva en armonía con otros, entonces tenemos que establecer el entorno correcto para él, con el fin de enseñarle la forma de pensar integral que está basada en el otorgamiento y no en la recepción.

Hoy mientras la conexión global se vuelve cada vez más fuerte, ya sentimos las conexiones entre los países. En el futuro la presión social también crecerá. Así que simplemente tenemos que cuidar de nosotros mismos.

Todo depende de si establecemos un entorno. Nadie está feliz con la situación actual. Los conflictos son más intensos en todos lados y la desesperación está creciendo. No hay otra opción, es el momento de desarrollar la educación integral, para atraer la fuerza positiva. Entonces descubriremos que la crisis actual está revelando la negatividad sólo para que lo positivo se coloque en oposición a esto. De esta manera nuestra sociedad (en cada nivel, hasta el nivel global), como toda la naturaleza, estará basada en dos fuerzas: la positiva y la negativa. En el medio, en la conexión, en el equilibrio entre ellas, encontraremos una nueva vida, el verdadero nivel «humano».

Nosotros sentiremos la armonía en la naturaleza que está oculta de nosotros, dado que estamos trabajando sólo con una fuerza. Al elevarnos por encima de la naturaleza inanimada, vegetativa y animada, y trabajando en el nivel humano al adquirir independientemente la fuerza positiva y equilibrarla con la fuerza negativa, nos familiarizaremos con el sistema perfecto de la naturaleza, y descubriremos las fuerzas que nos manejan detrás de la pantalla de la materia. De pronto descubriremos este enorme sistema que creó la vida y que la dirige a través de la evolución. Comenzaremos a desarrollarnos conscientemente al descubrir esas fuerzas y avanzar con ellas.

Entonces nuestro actual estado es en realidad nuestro nacimiento. Todo depende de nosotros, y de si podremos organizar la educación integral. No es casualidad que la crisis actual sea global y variada; esta nos incluye a todos e incluye todo, y tenemos que encontrar el punto de equilibrio general para compensarla.

Entonces, verdaderamente nos sentiremos felices. Comenzaremos a descubrir la eternidad de la naturaleza, y sentiremos que estamos en el nivel «humano», el cual es independiente de nuestro cuerpo. En nuestra consciencia nos elevaremos por encima de este y descubriremos el «nivel de conocimiento» de la naturaleza que maneja todo el universo. Muchos científicos están hablando hoy de eso, especialmente los que se dedican a la física cuántica.

Eventualmente la educación integral abrirá nuevos horizontes para nosotros en la ciencia, la cultura, la sociedad, y la familia, mediante los cuales adquiriremos y crearemos una nueva dimensión de vida, y nos auguraremos un mejor futuro.

(76763 – De la Conferencia en Chile del 1 de Mayo del 2012, «Alcanzando la conexión interna»)

Un punto de inflexión

Pregunta: Cuando existe cierta discusión en el grupo existen diferentes mecanismos de resistencia que permanecen en el camino de la persona. Entonces, ¿Esto significa que la mayor parte del tiempo estaremos ocupados tratando con estos mecanismos de resistencia?

Respuesta: No. Creo que esto no debería estar aquí. Durante la etapa de preparación, la persona tiene que alcanzar la sensación de desesperación de trabajar con su ego. Tiene que entender que no hay vida en este.

Deberíamos entender  que si yo quiero alcanzar el siguiente estado de desarrollo, la próxima dimensión, la salida hacia el nivel de armonía con la naturaleza, tengo que decepcionarme de mi desarrollo egoísta y no explorar el ego. De lo contrario, este simplemente me matará. Este no me permite comunicarme de forma integral con los demás; este no me dará la vasija con la cual puedo sentir la armonía de la naturaleza y entrar en esa dimensión, en ese nivel.

Yo tengo que abandonar el ego y todos sus niveles previos de desarrollo. El punto de inflexión, el punto de bifurcación, la división, la crisis, que estamos pasando hoy en día nos lleva al hecho de que realmente «romperemos» y dejaremos nuestro ego abajo. La humanidad está enfrentando un gran problema: sentir el ego inmenso que hemos alcanzado, decepcionarse de él, y abandonarlo, ya que somos obligados. Esto es llamado la fase del «reconocimiento del mal». Nosotros tenemos que atravesarla.

Si estamos hablando de un grupo de personas que ya empieza a sentir el próximo nivel del desarrollo humano, ellas deberían ser personas que están listas para dejar su ego. Deberían entender que tienen que cambiar totalmente de forma interna, como insertar un disco con un nuevo programa en una computadora que borra el viejo programa e instala un programa totalmente nuevo. Estoy listo para estar de nuevo en «funcionamiento», para ser completamente «actualizado».  Estoy listo para esto porque en el nivel del reconocimiento del mal, descubro que mi ego sólo me hace daño; Lo percibo como malo.

Cuando las personas alcanzan el reconocimiento del mal y están de acuerdo en tratar, incluso de forma teórica, de elevarse por encima de su ego, lo hacen en el grupo con dos guías que los direccionan un poco, y  a la vez cooperan con ellas, el grupo empieza a sentir gradualmente dónde están  estas «salidas» psicológicas que hay por encima de su ego, hacia la nueva psicología altruista, hacia el nivel llamado «naturaleza».

(76923 – De la «Charla sobre la educación integral» # 17 del 28 de Febrero del 2012)

De la Cabalá al Arvut