entradas en '' categoría

¡Toma un volante, no te arrepentirás!

Pregunta: ¿Qué sucede en un nivel espiritual cuando le entrego un volante a una persona?

Respuesta: En general, no existe un mundo material. Sólo existe un mundo espiritual, el mundo de las fuerzas. El deseo es una fuerza, y su llenado también es una fuerza. Sólo hay dos fuerzas: la positiva y la negativa, el polo Norte y el polo Sur, etc.

Así que, ¿qué sucede cuando le das un volante a la persona?

Al mismo tiempo, tu la conectas a tu deseo, y ya sea que ella lo quiera o no, ya está conectada a nosotros. Cuando le pasas la información, no es sólo algo impreso en una hoja de papel, este pedazo de papel representa el deseo mismo. Y cuando la persona lo lee, ella conectará su deseo.

Es decir, aquí tenemos no un mundo físico imaginario, sino el campo de fuerza que trabaja con nuestra participación física. Sólo vemos la cáscara externa, los cuerpos, pero en realidad no son cuerpos, sino fuerzas. Por lo tanto, si yo tomo una persona de la calle, un niño, y le pago $ 10 para que distribuya volantes, esto también funciona, y funciona en el mismo nivel de fuerzas.

Por lo tanto, esto es muy importante. Además, es especialmente importante para las personas que aún no están en el alcance espiritual porque ellas, de esta manera, realizan acciones espirituales. Esto no debe subestimarse. Resulta que en nuestro mundo hay una oportunidad para llevar a cabo acciones espirituales sin estar aun en el alcance espiritual. Es por eso que este mundo fue creado como el último estado desde la que podemos empezar a actuar. La persona siempre piensa que está en el mundo material, pero en realidad, todas son fuerzas espirituales.

(82044 – De una “Charla durante la cena en Toronto” del 6/19/12)

Diferentes metas la misma dirección
Noventa y nueve más uno
El grupo más grande es el mundo integral

La desilusión no está demasiado lejos

Pregunta: El 99% de las personas quieren saber qué tienen que hacer realmente para que haya cambios en la sociedad. ¿Cómo podemos transmitirles la sensación de seguridad, unidad y conexión a través de la difusión?

Respuesta: Nos parece que estamos haciendo algo en este mundo, yo manejo los bancos, las fábricas, el comercio internacional y la tecnología militar, me parece que yo hago funcionar todo lo que sucede en nuestro mundo, todo lo que sucede delante de mí, y que doy las instrucciones y activo esta máquina entera. La única cosa que no entiendo es que el activado soy yo.

Hay un videoclip en el que un niño juega con su coche de juguete en el supermercado, y mientras lo hace correr, él imita los sonidos de un motor.

De igual manera, nosotros no entendemos que en realidad estamos siendo activados, y que estamos llevando a cabo la voluntad del superior en el nivel más bajo.

Ahora estamos comenzando una nueva era en la que la fuerza superior no dicta directamente lo que tenemos que hacer y se aleja de nosotros, como si nos cortejara, deseando así acercarnos a ella. Al alejarnos, evoca en nosotros una sensación de confusión, una falta de comprensión de lo que está sucediendo y de cómo arreglárnoslas en este mundo. De repente, yo no quiero una familia, tampoco quiero niños. No sé qué hacer en la vida. Hay drogas y alienación y esto lleva a la gran crisis. Cuando la fuerza superior se aleja y no me maneja, de repente siento que no sé hacia dónde ir o qué hacer, no sé nada y no quiero nada. La crisis es un llamado a que nosotros avancemos por nosotros mismos hacia esta fuerza. “Hacia” significa llegar a ser más similares a ella.

Las personas, sin embargo, piensan que pueden seguir como antes: “¡Yo lo manejaré todo!” Bueno, y ¿qué pueden hacer los gobiernos? Hoy en día ellos no pueden hacer nada. Lo único que pueden hacer es imprimir más dinero, pero esto no conduce a nada. Ellos sólo activan la máquina de impresión, y nos parece que tenemos más dinero, pero en realidad es la misma cosa. El poder específico de compra no cambia, ellos sólo le dan papel a la gente, eso es todo.

¡Así que ni los políticos, los economistas, sociólogos, psicólogos, científicos, educadores y padres de familia, nadie tiene ningún efecto sobre nada, ni nadie podrá hacer nada!

Las personas aun no se han desilusionado a tal punto que ellas lo sientan todo, pero el mundo está avanzando en esta dirección. Nosotros vemos que muchos científicos están descubriendo esto en su investigación.

Este es un problema en el mundo, el cual tendrá que aceptar esto porque es una ley física que se manifiesta en el hecho de que la fuerza que nos manejó internamente y que nos dictó todos nuestros deseos, tanto en nuestra mente y corazón, está retirándose  ahora lentamente. Ella quiere que tú tomes este papel sobre ti mismo, que aprendas de ella y te dirijas tu mismo por ti mismo. Este es el problema. Nosotros tendremos que aprender esto e implementarlo.

Si toda clase de expertos siguen diciendo: “En realidad deberíamos hacer algo…”; bien, ¿qué está pasando realmente? Ellos simplemente no sienten aun cómo la fuerza superior los está administrando.

(82041 – De una “Charla durante la cena en Toronto” del 6/19/12)

El mundo no se doblegara por si mismo
Un adaptador entre el mundo material y el espiritual
La correcta difusión de la cabala

Convirtiendo el temor en avance

Pregunta: Cuando yo tengo hambre por ejemplo, tengo que llenarme. ¿Qué puedo hacer si temo que no seré capaz de hacerlo, si siento la falta de llenado?

Respuesta: El temor de estar hambriento, enfermo o viejo y el temor a la muerte son temores a la derrota del ego. El temor a la falta de llenado, a la carencia de llenado, se encuentra ya en un nivel más elevado, aunque sigue siendo un temor egoísta, pero ¿podemos nosotros luchar contra él, por qué se nos dio?

Es imposible escapar de los temores, comenzando por temor más primitivo a la muerte y todos los demás temores que se vuelven impresiones. Éstos se nos dieron para que al huir de ellos, dado que no tenemos otra elección, y al ver que no hay ningún lugar hacia donde huir y que nosotros no podemos compensarnos a nosotros mismos, de repente descubramos: “Si yo me elevo por encima de ellos, si vivo en un sistema de otorgamiento y amor, por fuera de mí, no le temeré a nada. Puede ser que salgo de mi mismo, es decir de mis deseos y de mis pensamientos, yo seré capaz de imaginar que no existo, puesto que no tengo deseos o pensamiento acerca de mí mismo. ¿Qué tengo? Tengo pensamientos acerca de los demás, de todo aquello que no soy yo. Así que probablemente ésta es una buena cosa. De esta manera yo no sufro por nada. Pero si yo no sufro, tampoco siento nada. Por lo tanto, bien puede ser que al deshacerme de mí, de mis temores, tendré que estar lleno de los sufrimiento de los demás y vivir en tales temores. Por lo tanto tendré la sensación y seré capaz de llenarlos”.

Esto significa que todos estos pensamientos son esenciales a fin de empujar a la persona hacia adelante. Ella no debe deshacerse de estos, no debe evitarlos, sino que por el contrario, sólo debe tratar de dirigirlos correctamente.

Nosotros estamos constantemente manejados por el temor hasta el final de la corrección, Gmar Tikkun, ya sea temor de nosotros mismos o temor de los demás, el cual depende de cuán lejana de mi esté la gente por la que temo, que me inquieta, y por la que me siento preocupado, así se mida la altura de la persona.

¿En qué sentido? Si decimos que todo está conectado en un solo sistema, entonces pienso en aquellos que son más cercanos a mí puesto que yo dependo de ellos, y pienso en aquellos que son distantes a mí, no porque yo dependa de ellos, sino porque yo simplemente pienso en el sistema y tal vez en el Creador, puesto que ya puedo operar en Él a través de este sistema. Yo puedo llevar el sistema a un estado en el cual Él puede revelarse y por lo tanto causarle placer a Él, etc. Esto quiere decir que yo me convierto en un socio activo que comparte Su trabajo en el mundo.

Siempre existen preocupaciones, sufrimientos y temores, y eso es bueno. Por su intensidad, yo mido mi grado, mi ascenso espiritual, mido hasta dónde convierto yo el temor en avance.

Al mismo tiempo, no creo que cuando estás avanzando espiritualmente cambien drásticamente tus temores. Te pueden dar los más simples temores mundanos, aunque estés en un alto nivel espiritual.

Todo esto continuará hasta que se complete la corrección. ¿Cómo más puede la persona ser empujada hacia adelante si no es por medio del temor? El temor es una sensación de un deseo que no ha sido llenada.

(82038 – De una “Charla durante la cena en Toronto” del 6/19/12)

Pensamiento sobre el otorgamiento
Más allá del tiempo
El sistema depende de cada uno

Los volcanes de nuestros deseos

Baal HaSulam, “Introducción al Libro del Zóhar”, ítem 18: Y no hay que reflexionar acerca del estado de otros seres en el mundo, sino en el del hombre, puesto que el hombre es el centro de la Creación, como está escrito antes (ítem 39). Y todas las demás criaturas no tienen ningún valor en sí mismas, sino en la medida en que ayudan al hombre a alcanzar su perfección. Por lo tanto, ellas ascienden y descienden con él, sin ninguna consideración de sí mismas.

Así como estudiamos en las cuatro fases de la Luz directa, las tres primeras fases de la Luz directa también estabilizan y apoyan la cuarta fase. Éstas corresponden al nivel inanimado, al vegetativo y al animado de la naturaleza, mientras que el cuarto nivel es el nivel hablante. En el nivel hablante, hay una sensación de restricción de la Luz Retornante y de la equivalencia de forma con el Creador, a través de las tres primeras fases que lo preceden. Esta es la razón por la cual los niveles inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza se elevan y descienden junto con el nivel humano. Cuando éste alcanza la perfección, lógicamente ellos serán incluidos también en ese estado.

Entonces, como se nos dice: “El lobo habitará con el cordero, el leopardo yacerá con el cabrito”. El otorgamiento entre los seres humanos también residirá en toda la realidad.

Hoy queremos corregir el entorno, reducir la contaminación, y mientras tanto se esperan en un futuro próximo tormentas, inundaciones, erupciones volcánicas y otros desastres naturales. Esto nos recordará lo que ocurrió en la tierra miles de millones de años atrás. Nosotros debemos entender que no podemos corregir directamente nada en la naturaleza inanimada, vegetativa y animada.

Sólo al corregir el nivel humano podemos equilibrar las otras partes de la naturaleza. Éstas ascienden y descienden junto con el hombre. No importa cuánto tratemos de mejorar el mundo, éste sólo nos sonríen cuando nos corregimos.

(82058 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/3/12, “Introducción al Libro del Zóhar”)

A dónde vas cuando se te acaban los rieles?
La Luz de Jojma la base de la vida

Iluminado por la Luz de la unidad

La unidad y la cohesión en el superior son la Luz para el inferior. No hay tal Luz, el llenado se crea por esas cualidades adicionales que desarrollamos: la pantalla, nuestra actitud y nuestros valores. Todo esto nos llena y nos sirve como Luz. En realidad, todo está determinado por nuestra actitud.

¿Cómo sentimos al Creador, Su actitud? La Luz superior no es una lámpara, sino más bien las impresiones dentro de la persona. Es por eso que un grupo que está uniéndose y poco a poco pasa a través de todas las etapas, revela al Creador en la etapa más alta, la cuarta etapa de su unidad. Nuestra máxima conexión es el estado de preparación final en el que descubrimos la chispa espiritual, la fuerza que nos viene del Creador. En Él alcanzamos ese mismo punto que venía indirectamente de Él. Todo esto se realiza dentro del grupo, como se nos dice, “El Creador habita en medio de su pueblo”. Es por ello que, por un lado, el avance es imposible sin la unidad en el grupo, y por otro lado, sin estudios ni difusión. Por medio de estas dos acciones, nosotros llevamos a cabo la corrección general.

 (81802 – De una “Charla sobre preguntas generales” del 6/29/12)

Material Relacionado:
Todo el mundo está en una pequeña balsa
Resumiendo la discusión de la mesa redonda
Conexión por encima de todas las diferencias

Huellas dactilares en la mesa redonda

No podemos olvidar que debemos unirnos precisamente porque el mundo entero exige corrección. De lo contrario, no se nos habría dado el deseo por la espiritualidad y la Cabalá todavía seguiría transmitiéndose de forma oculta de un cabalista elegido a otro, como se hizo durante miles de años.

No es por accidente que de repente surgió el deseo de revelar al Creador en miles de personas alrededor del mundo. Esto ha sido hecho para que ellos se unan y se conviertan en los “sacerdotes”, es decir aquellos que enseñan y se preocupan por el mundo entero con el fin de llevar al mundo entero hacia la corrección.

Es por eso que, aunque al final de la próxima semana estaremos preparándonos para el congreso con la meta de alcanzar la unidad con cada uno, desde el principio debemos recordar y nunca olvidar que nuestra unidad es necesaria en aras de llevarle al mundo entero la revelación del Creador.

¡Nosotros estamos llevando a cabo el papel de aquellos que encendieron la Luz! Servimos como la pantalla para el deseo, como la mecha de una vela. El aceite o el deseo de disfrutar, es el conjunto de la humanidad, la Luz es el Creador y nosotros somos la mecha que ayuda al aceite a encenderse. Esto significa ser sirvientes del Creador.

Por esta razón, si nosotros no estamos añorando la unidad con el Creador en aras de pasar su revelación a la humanidad entera, entonces todo nuestro trabajo estará en la dirección equivocada. Todo el tiempo, necesitamos pensar en ambos polos mientras nosotros estamos ubicados en el medio; esta es la misión de Israel.

Es por eso que en el congreso, aunque estaremos básicamente hablando y trabajando en nuestra unidad interna, también necesitamos tocar el tema de la difusión externa. Sin embargo, no se nos exige realizar demasiadas acciones para sumergir con ellas al mundo entero. Sólo necesitamos dejar trabajar a la Luz que Reforma, dejándola que pase a través de nosotros.

Necesitamos unirnos entre nosotros con una fuerza mucho mayor y luego la Luz pasará a través de nosotros. Sólo debemos abrir las entradas para ella, y ésta hará su trabajo. Lo que significa, que es suficiente estar en algún lugar, organizar una mesa redonda, llevar a la gente a algún tipo de unidad, conectarte con ella y permanecer allí. ¡De esta manera habrás dejado tus “huellas” espirituales allí eso es suficiente! La Luz comenzará a funcionar a través de ellos.

Bajo la impresión de una sola de nuestras reuniones, la gente empezará a sentir cómo tienen que actuar en adelante. Está claro que los sistemas virtuales necesitan construirse y que la conexión con ellos necesita mantenerse, pero el trabajo más importante lo realiza la Luz.

(81799 – De una “Charla sobre preguntas generales” del 6/29/12)

Material Relacionado:
Los obstetras de la humanidad
Arrastrados desde la oscuridad por un rayo de luz
Todo el mundo está en una pequeña balsa

El Creador fija el obstáculo

Pregunta: Hoy en la lección usted propuso que se impusieran condiciones extremadamente duras a aquellos que desean asistir al Congreso de unidad del 6 al 8 de julio: constante asistencia a las lecciones, pagos de maaser, diseminación activa, llegada no más tarde de las 6 am el día 6 y no salir hasta que se termine y así sucesivamente.

¿Por qué es tan estricto con aquellos que quieren participar?

Mi respuesta: El propósito de la unidad es empujar a los participantes a las condiciones necesarias para revelar al Creador por medio de  la unificación.

Nosotros nos reunimos en esos congresos de unidad periódicamente, y cada vez, debemos acercarnos a estas condiciones necesarias bajo las que el Creador se revela. De otra forma, ¿Cuál es el punto de esforzarnos y de hacer solo la mitad del trabajo? Nosotros también debemos haber tenido un picnic o algo por el estilo.

Pero si estamos determinados a hacer este trabajo, debemos ser serios al respecto. Nosotros no ponemos el obstáculo, es el Creador el que nos impone el obstáculo a nosotros.

(82029) 

Material Relacionado:
Una aventura para adultos
Las olas de la convención van a llevarse toda la suciedad
¿Acerca de qué debemos hablar en la Convención?

Un diapasón para el arpa de David

No puedo afinarnos con el Creador sin calibrarme adecuadamente primero con la ayuda de mis amigos. Yo no tengo otra herramienta para revisarme: ni su fundamento, fronteras, o cualidades de referencia.

Primero debo llegar al ajuste correcto, como el balance blanco en la cámara o en la calibración inicial de cualquier instrumento. Yo tengo que conectarme con cierto informe del sistema.

Es lo mismo en relación al Creador, porque no tengo ningún punto de referencia cuando se viene a Él. Toda religión y creencia le da a Él su propia definición; hay muchas opiniones, todos imaginan lo que quieren.

Y es por esto que la ruptura de los deseos nos da la oportunidad de verificar, entonces no nos confundiremos. Yo soy capaz de afinarme perfectamente con un diapasón en relación al grupo de amigos. Necesito por lo menos una persona más (dos es el número mínimo) que puedo usar para determinar la dirección correcta y el punto de inicio para el avance, al combinar “Israel, la Torá y el Creador”.

Pero debo empezar a trabajar, afinándome con un instrumento calibrado, tan preciso como sea posiblemente. Toda la escalera de los grados espirituales donde estoy trabajando constantemente en una adhesión mayor, en unidad de todas las almas, con todas las personas, representa una mejor cualidad y una calibración más fina de algo llamado el Creador, hasta que me enfoco en un solo punto, el cual apunta hacia la dirección absolutamente precisa.

Todas mis cualidades, todos mis deseos conectados en este punto, dan un sonido puro, como el arpa de David. Esto significa que yo estoy alcanzando una adhesión real, revelando este fenómeno llamado el Creador en todas mis cualidades. 

(82132 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/3/12, Escritos de Baal HaSulam)

Material Relacionado:
Contacto con el futuro
Un detector para sentir al Creador
Desarrollando un sentimiento por el Creador

Preparándonos para el Congreso: Tercera ronda de preguntas

Pregunta: Usted siempre nos guiará durante las convenciones, llevándonos de una lección hacia la siguiente.

Respuesta: No puedo decir de antemano nada sobre eso. No sé qué saldrá antes de verlos en la convención. Ustedes evocarán mi actitud hacia ustedes de acuerdo al estado en el que estén.

En el otorgamiento todo depende de la persona que recibe y nada es predecible. Yo soy una fuente de energía, ustedes recibirán el otorgamiento de acuerdo a la relación de ustedes conmigo.

Así que el asunto no está en el tema de las lecturas y los talleres, sino en la preparación. La preparación intensiva colectiva generará todo lo que ustedes necesiten de mí en el orden correcto. Yo escucho a los amigos, siento la atmósfera general entre todos aquellos que se conecten con nosotros, y esto determina cómo serán dirigidos los talleres.

Pregunta: ¿Cómo podemos elevar el nivel de nuestras preguntas con el fin de añadir sentimiento a ellas? Antes de cada convención existen las mismas preguntas para las cuales ya hemos recibido las respuestas.

Respuesta: Las preguntas pueden repetirse, pero tenemos que sentir una nueva profundidad en ellas. La manera de expresar las preguntas no es importante, lo importante es la profundidad. Si la persona está interesada sólo superficialmente en la forma en la que debe conectarse, esta no es una pregunta en absoluto.

Nosotros tenemos que ser más serios puesto que estamos en un proceso de aclaración, lo que significa que estamos constantemente resumiendo lo que recogemos en el camino. Así que sobre la base de todas las aclaraciones y conclusiones, nosotros alcanzamos nuevas preguntas. A pesar de que las preguntas puedan sonar familiares, son mucho más profundas.

No hay mucha profundidad en las preguntas de ustedes, no hay necesidad ardiente por un nuevo estudio de las capas de desconocidas: “¿Qué debemos hacer hoy para llegar a la unidad que todavía no hemos alcanzado? ¿Qué nos falta? ¿Qué deberíamos añadir?” Yo tengo que escuchar el eco de esta búsqueda en sus preguntas.

Pregunta: ¿Cómo podemos suavizar nuestros corazones constantemente hasta el congreso propiamente dicho?

Respuesta: La clave está en la influencia del entorno. Este es el factor que influye en los talleres. Al principio yo no quiero escuchar a los demás, miro hacia abajo por encima de ellos. No estoy interesado en lo que dicen, ¿quiénes son? Sus palabras sólo me irritan.

Pero después de unos minutos, viene a mí un nuevo pensamiento. ¿De dónde vienen? Después de todo, estos no aparecen de la nada, así es como funciona la Luz, y no existe nada más que la Luz. De vez en cuando nos las arreglamos para hundirnos más rápidamente hacia el interior y para sentirnos dispuestos para la influencia de la Luz. Esta es la esencia del taller.

El “taller” es nuestro esfuerzo de grupo integral, intensivo, colectivo. Este esfuerzo que está dirigido a la unidad, se asemeja a la Luz en sus atributos y evoca su influencia sobre nosotros.

Por supuesto que eventualmente nos llevará menos tiempo alcanzar la unidad en los talleres. Aunque es imposible de explicar, el deseo ya entiende que se requieren movimientos internos con el fin de sentir la emoción y la impresión de la unidad. Así que el taller es nuestra “herramienta”, nuestro medio.

Pero también podemos hacer lo mismo durante la clase matinal. ¡Tenemos que hacerlo todos los días durante tres horas!

Pregunta: Durante el taller nosotros nos “rozamos” uno contra el otro y hay una especie de chispa que nos atraviesa. ¿Cómo podemos alcanzar la misma sensación que durante la lección?

Respuesta: Durante la lección ustedes no hablan ni se miran el uno al otro, lo que hace las cosas más difíciles para ustedes. Sin embargo, deben superar esto. Ustedes deben aprender a sentirse unos a los otros sin palabras, e incluso independientemente de la distancia. Las distancias no existen, no hay paredes, sólo yo imagino todo esto; todo está representado en mi percepción. Así que hagamos un esfuerzo y cada uno sentirá a los amigos como sus partes integrales.

No pongan sus esperanzas en mí. Yo sólo acciono el mecanismo. Todo depende de la conexión entre ustedes. La Luz superior está siempre lista y responde de acuerdo al deseo de ustedes. Así que no hay ningún esfuerzo de mi parte: En el momento hay un deseo, yo estoy dispuesto a trabajar en él. Ustedes están esperando algo de mí, y sólo necesitan una cosa: querer realmente la conexión. Por lo tanto, ustedes me obligarán a mí, en realidad ustedes me obligan a actuar. Sólo la conexión de ustedes evoca un llenado real en la parte mía.

(82051 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/2/12, “Preguntas sobre el Congreso de consolidación en el norte de Israel”)

Material Relacionado:
Una aventura para adultos
¡Preparación completa para el congreso!
Preparándose para una evento histórico

Disfrutando del juego con la muerte

Pregunta: ¿Por qué preferimos permanecer dentro de los sufrimientos y sin querer escapar de ellos, incluso como si los disfrutáramos?

Respuesta: Nosotros disfrutamos de nuestro sufrimiento. El mundo entero disfruta del sufrimiento porque hay una manera muy simple para escapar de ellos y alcanzar un estado maravilloso de bondad, el cual es imposible de describir. Pero la gente prefiere sufrir.

Nuestro deseo de recibir es responsable de esto, a él le gusta sufrir. Todo un placer viene de la superación del sufrimiento. En realidad esto es masoquismo. Todos nuestros placeres, desde los más pequeños hasta los más grandes, de todo tipo, vienen sólo del sufrimiento. Nosotros disfrutamos por haber sido capaces de evitar sufrir un poco, de pasar por encima de esto, pero en cualquier caso, todo tiene su raíz en el sufrimiento. Esta es la naturaleza del deseo de recibir.

Con el fin de disfrutar, nosotros necesitamos una deficiencia y luego, de su llenado. En nuestro caso, la deficiencia es la carencia de llenado, la muerte. Y un poco por encima de la muerte ya se considera placer, pero no obstante, todavía se asocia con la muerte. Placer, es cuando hay un poco más que el estado de la muerte.

Sin embargo, el placer espiritual es diferente, allí hay placer que proviene del otorgamiento. Así, incluso el nivel más bajo, básico, ya da fuerza y simboliza la vida, puesto que yo no siento deficiencia en nada. Yo personalmente no necesito nada para mí. Estoy en el estado de Bina, “Jafetz Jesed” (Deseo de otorgar), como un monje que vive en el bosque y ni siquiera sienten la necesidad de una camisa.

Y por encima de este estado, yo siento aún más la vida, aún más otorgamiento, aún más libertad. Mientras que, al mismo tiempo, en nuestro deseo de recibir, sentimos sólo la muerte y el sufrimiento y no podemos escapar de ellos. Sin esto, el ego no puede sentir placer. Siempre hay debemos añadir un poco de “sal y pimienta” a la comida para darle sabor.

(81744 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 6/27/12, Escritos de Baal HaSulam)

Material relacionado:
El corazón de piedra en vez del amor
Quieres un millón de dólares aquí los tienes
Sobre el placer y el sufrimiento