entradas en '' categoría

Estamos tan cerca que las palabras no son necesarias

Pregunta: Digamos que estamos discutiendo cierto sistema integral en un grupo de educación integral. Y yo no puedo contenerme; quiero explicar la forma en que lo veo, pero al mismo tiempo alguien más quiere también expresarse. ¿Qué debería hacer en relación a mi deseo? ¿Debería contenerme y dejar que la otra persona hable?

Respuesta: La forma en que te expreses realmente no importa aquí, ya que estás empezando la transición hacia el campo de las sensaciones. Cuando empiezas a trabajar con ellas en el nivel de la composición integral interna, verás que tus sensaciones y pensamientos se añaden junto con las de los otros. De pronto, los demás empiezan a expresar tus pensamientos y sensaciones, al punto que en realidad no necesitas hablar. Resulta que cuando te incluyes de esta manera en los demás, tú empiezas a influenciarlos.

Pueden alcanzar un estado en el que empezarán a sentirse y a percibirse los unos a los otros sin palabras, sin la ayuda de sus cuerpos ya que percibirán y sentirán como si estuvieran dentro de aquel sistema que han creado entre ustedes. Y no necesitarán ninguna comunicación física, verbal. Sentirán y percibirán como si estuvieran juntos en un sistema donde no hay necesidad de descender por medio de nuestros cuerpos y discutir cosas en el nivel corpóreo a través de la comunicación física.

En otras palabras, nosotros sentiremos que estamos juntos en un deseo y mente tan fuertemente que no sentiremos la necesidad de comunicarnos a través de nuestros cuerpos. Es como una madre que siente a su hijo, de la misma manera en que sentimos a las personas que están cercanas a nosotros incluso por sus movimientos, o simplemente sentimos lo que les está pasando.

(87966 – De una charla sobre formación integral del 3 de febrero del 2012)

Material Relacionado:
La regla de Hillel
A través de la formación integral hacia la garantía mutua
Un Paso Definitivo Hacia La Dimensión Integral

Expandiendo el alma por medios corporales

Durante el estudio, tú debes combinar tanto los aspectos corporales como los espirituales a tu actitud con lo material, tanto sensación como entendimiento. Nosotros tenemos que combinar la mente con las sensaciones e incluir todos los medios que tenemos en el mundo: nuestra mente, nuestra percepción, nuestra habilidad de analizar y sintetizar, lo cual significa resumir y clarificar.

Pero esto no significa que la persona con gran potencial para estudiar pueda penetrar el material más profundamente y que alguien que no pueda estudiar lo penetre menos. Cada uno tendrá habilidades relativamente suficientes: mente y sensación con el fin de alcanzar la meta de la creación, su propio fin de la corrección. Al incorporarse con otros ella alcanza el fin general de la corrección justo como todos los demás.

Pero ahora se trata del trabajo, del esfuerzo. Sin importar con qué salgo de la lección, yo tengo que tratar de entender esto, tengo que entender el significado espiritual interno mediante mi mente corporal.

Esto significa que yo tengo que tratar de sentir los fenómenos que aún no son parte de mí: amor, otorgamiento, entrega, incorporación en los deseos de otros, conexión, algo que está por fuera de mí, por fuera de mis sensaciones. Tengo que esforzarme emocionalmente para estar por fuera de mí mismo, por fuera de mi piel.

Entonces escucho cómo son llamados esos fenómenos y cómo se explican en los libros, cómo los conecta un cabalista en el sistema y qué peso les da: qué es más alto, qué es más bajo, externo o interno, qué se expande en altura o en extensión. Ahora tengo que tratar de conectar esos fenómenos que no siento de manera alguna dentro de mí, al usar mi mente. Sin embargo, aun cuando no los siento, esto me ayuda a acercarme a ellos y a aferrarme a ellos al menos por algún medio de percepción, aun cuando sea de forma lógica. Así, yo expando las vasijas de mi alma.

Cuantos más esfuerzos haga con el fin de corregir los fenómenos que no siento, más expando mi habilidad de percibirlos y de acercarme a la sensación espiritual. Aun cuando uso medios corporales, mi esfuerzo determina todo el trabajo. Así que, sin importar cuánto entienda cada uno eventualmente, uno puede filosofar hermosamente acerca de ellos como si realmente lo entendiera todo, mientras que otro hace todo lo que está en su poder para entender y no tiene éxito, pero los esfuerzos son lo que cuentan.

Tú no debes tratar de ser estúpido, pero aquí los inteligentes no son más exitosos que otros. El avance no está determinado por acciones individuales en absoluto, sino sólo por el esfuerzo en sí, tanto en la sensación como en la mente. No hace ninguna diferencia si alguien nació más emocional o más inteligente, sólo cuenta su esfuerzo. Los esfuerzos no deben conllevar ningún truco especial, sólo un esfuerzo consistentemente creciente. Esos son los que tienen éxito, como se nos dice: “¡Todo se encuentra en el exterior!”.

(87843 – De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 3 de septiembre del 2012, Estudio de las Diez Sefirot)

Material Relacionado:
Un signo de una mente desarrollada es el cuidar de los demás
Todos tienen derecho a aprender
La escalera de rescate que desciende desde los cielos

Dos deseos enlazados con el pensamiento de la creación

El deseo está dividido en dos partes por las “cuatro fases de la Luz Directa”. El primer grupo de deseos pertenece al nivel raíz, el primero y la mitad del segundo nivel de grosor. El segundo grupo pertenece a la segunda mitad del segundo nivel, Bina, el tercer nivel, ZA y el cuarto nivel, Maljut.

El primer nivel aún es parte de la dispersión de la Luz que opera en el deseo. La segunda parte pertenece al deseo de disfrutar que lleva acabo diferentes acciones y quiere asemejarse a la Luz, lo que significa que pertenece a la reacción del deseo ante la Luz, su primera parte, la mitad inferior de Bina es el plan de la operación, como una “cabeza”.

Pero cuando el deseo se desarrolla, cada nivel incluye todos los niveles que lo preceden. En la fase uno está la fase raíz; en la fase dos está la fase uno y la fase raíz; en la fase tres está la fase raíz, la fase uno, y la fase dos; en la fase cuatro está la fase raíz, la fase uno, dos, y tres. Esto significa que cada nivel incluye todas las fases previas y añade lo que las caracteriza principalmente.

La fase cuatro, Maljut, es en realidad el ser creado en el cual están incluidas todas las otras fases, las vasijas que absorbieron los atributos de la Luz y por lo tanto son más cercanas a la corrección. Los niveles más puros del deseo que está en el ser creado, son el nivel raíz y los niveles uno y dos llamados “Israel”, mientras que los niveles tres y cuatro son las otras naciones del mundo que no pueden corregirse a sí mismas por sí mismas porque la Luz opera en los primeros niveles mientras que el deseo lo determina todo en los últimos niveles.

Por lo tanto los deseos de “Israel” pueden ser corregidos bajo la influencia de la Luz. Sólo necesitan atraer la Luz hacia ellos cuando trabajan en contra de su ego. Ellos aún tienen un deseo de disfrutar pequeño y es como si no los perturbara el acercarse al Creador. Los niveles tercero y cuarto no pueden atraer la Luz por sí mismos ya que su deseo es tan fuerte que no pueden siquiera pensar en esas correcciones.

Pero de acuerdo al pensamiento de creación, son esos deseos los que tienen que ser corregidos ya que la cuarta fase es el verdadero ser creado y la meta del Creador. Israel es el enlace entre el Creador y Maljut que puede absorber los atributos de la Luz con su ayuda, cuando está incorporado y conectado con el resto del deseo, para corregir su parte densa.

Entonces hay una mezcla de deseos y como resultado, Israel incluye a las naciones del mundo y las naciones del mundo incluyen Israel. Esta incorporación viene de Arriba, pero más tarde debe haber una clarificación con la ayuda del trabajo de Israel. Esta parte del deseo que ha penetrado profundamente en los otros estratos, puede atraer la Luz que Reforma y con su ayuda, clarificarse.

Por supuesto Israel tiene que sentir presión del AHP, de las naciones del mundo que necesitan esta Luz, para que se forme el deseo de atraer la Luz. Israel mismo no necesita nada; inicialmente es sólo las vasijas de GE, Bina. Pero cuando experimenta la presión de las naciones del mundo, siente que necesita correcciones.

Entonces Israel atrae la Luz que Reforma y se corrige cuando se conecta al cuerpo colectivo, GE. El deseo colectivo que ellos construyen, entonces es llamado la “Tierra de Israel “, y la conexión entre ellos es llamada “Knesset Israel ” (La asamblea de Israel) o Shejiná, la asamblea de todas las almas de Israel, ya que esa parte ya está dirigida hacia la Luz (Israel significa “Yashar El “, directo al Creador).

Si Israel se ocupa de la corrección, la Luz Circundante comienza a operar incluso en la segunda parte del deseo, en las naciones del mundo, cuando les trae paz. Si Israel no se preocupa por su corrección, las naciones del mundo sienten presión y comienzan a presionarlo de forma más fuerte. Las naciones del mundo fuerzan a Israel a unirse de una manera buena o de una manera mala.

El proceso de corrección es mutuo: GE lo comienza y entonces las naciones del mundo se le unen. Cómo tendrá lugar el proceso depende de Israel, de si apresura el tiempo, lo cual significa si aspira a la corrección o no.

(87985 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 9 de septiembre del 2012, Shamati # 46)

Material Relacionado:
El pensamiento de la Creación
¿Quién depende de quien en realidad?
El Poder Está En La Cabeza

La fórmula para darle contento al Creador

Toda la humanidad es un solo cuerpo espiritual y la corrección no está destinada a aquella parte que puede ser estimulada, sino en realidad a la parte que no puede.

Es posible darle contento al Creador sólo si nosotros realizamos la fórmula completa. Yo me corrijo con el fin de conectar a Israel, para corregirlo, y luego corregir a todas las naciones del mundo.

 

Esto quiere decir que mi oración debe incluir los siguientes componentes: yo me corrijo a mí mismo con el fin de construir un deseo común con los demás, con la parte corregida del deseo llamado “Israel” o “Shejiná” y Maljut.

Todo esto es con el fin de conectarnos con las naciones del mundo para darle contento al Creador.

Nosotros debemos planificar el final del proceso y debido a esto comenzar. Si no fuera por el resultado final, por el contento del Creador, yo no comenzaría todo este proceso, ya que entonces este sería un acto egoísta.

(87982 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 9 de septiembre del 2012, Shamati # 46)

Material Relacionado:
Ocultamiento en aras de la revelación
Un adaptador entre el Creador y la criatura
La misión de la nación que “aspira al Creador”

La Luz opera sin tener días libres

Pregunta: ¿Cómo podemos medir hasta qué grado nos influye la Luz que Reforma?

Respuesta: Por el momento, es imposible medir de forma precisa la influencia de la Luz, ya que la persona aún no tiene las herramientas para medirla. El problema no es con la Luz o con el nivel superior sino con la persona en sí.

Podemos decir que la persona es influenciada por la Luz que Reforma según el grado en que ella anhela la Luz. Pero la persona no puede medir su anhelo, aun cuando es su propio deseo, sus esfuerzos, su tensión. La razón es que ella está constantemente en un estado de ascensos y descensos y no puede contar esos momentos y sus esfuerzos, ni los que hace conscientemente ni los que hace de manera inconsciente.

Todo esto eventualmente se acumula. Es un proceso acumulativo, como se nos dice “muchos centavos construyen una gran cuenta”, y cuando eventualmente existe una cuenta grande la persona siente que viene otra porción de la Luz que Reforma.

La verdad es que la Luz influye en nosotros constantemente, pero sólo sentimos esta influencia después de que llenamos y alcanzamos cierta porción en nuestro nivel de sensibilidad. Así nos parece que la Luz viene en porciones, cuando ésta en realidad influye constantemente en la persona.

La Luz influye en nosotros incluso cuando no pensamos en ello y nos desarrollamos de manera natural. Las Reshimot (genes de información) surgen uno por uno, y la Luz influye en ellas. De otra manera no serían realizadas, y nosotros no nos desarrollaríamos. Mediante los golpes de la vida, te vuelves más sabio, entiendes más, y te acercas al otorgamiento, lo que significa que las Reshimot surgen perpetuamente, y la Luz Circundante opera en ellas.

Pero la Luz que Reforma es la Luz que tú anhelas, y llevas a cabo acciones especiales para que ésta influya en ti y apresure el surgimiento natural de las Reshimot y la influencia de la Luz. Aun cuando es la misma acción, la diferencia es que tú la evocas y la exiges y que ésta no viene por sí misma.

(88063 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 10 de septiembre del 2012, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:
Todo se lleva a cabo según nuestros Reshimot (genes espirituales)
En lugar de forzarse a ser sociable, deje que la Luz haga su trabajo
Momentos de Cabalá- “Carencia de luz”

La bacteria tiene funciones sociales

En las noticias (del MIT News): “Muchos organismos, mamíferos, aves e insectos por ejemplo, también forman estructuras sociales cooperativas que permiten que los recursos sean defendidos y compartidos dentro de una población”.

“Pero sorprendentemente, incluso los microbios, los cuales se cree que prosperan solamente cuando son capaces de ganar la batalla por los recursos contra aquellos más cercanos a ellos, tienen una estructura social algo sofisticada que confía en la cooperación, de acuerdo a los científicos del MIT. Estos investigadores, recientemente han encontrado evidencias de que algunos microbios oceánicos esgrimen armas químicas que son inofensivas para los familiares cercanos dentro de su propia población, pero mortales para los desconocidos”.

“Estas armas son antibióticos naturales producidos por unos pocos individuos cuyos familiares más cercanos son portadores de genes que los hace más resistentes. Los investigadores creen que los pocos productores de antibióticos están actuando como protectores de muchos, usando los antibióticos con el fin de defender a la población de los competidores o para atacar a las poblaciones vecinas…”

“Esto hace que la implicación en la cooperación con los antibióticos sea doblemente sorprendente porque la habilidad de producir antibióticos es un clásico ejemplo de un gene “egoísta” que debió aumentar la aptitud, o la tasa de reproducción del individuo portador del gene. En un entorno estrictamente competitivo, el microbio usaría esta ventaja contra sus familiares más cercanos. Pero ahora parece como si esta competencia estuviera modulada por las interacciones sociales en las que los antibióticos producidos por unos pocos individuos actúan como “bienes públicos”: bienes que benefician al grupo, en vez de beneficiar únicamente al individuo”.

“Esta diferenciación de poblaciones entre los individuos que producen antibióticos y aquellos que son resistentes, es una de las primeras demostraciones de que las poblaciones microbianas participan en una división del trabajo de función social. Esta observación también proporciona una explicación del por qué tantos genes son distribuidos en forma dispareja a través de los genomas de microbios estrechamente relacionados. Por lo menos algunos de estos genes pueden ser responsables de crear grupos sociales muy unidos de bacterias en la selva”.

“Es fácil imaginar a las bacterias en el medio ambiente como criaturas egoístas capaces solo de reproducirse tan rápido como las condiciones lo permitan, sin ninguna organización social”, dice Otto Cordero, quien tiene un post doctorado de la CEE, primer autor del diario Science. “Pero esa es la parte alucinante: Las guerras bacterianas se organizan a lo largo de las líneas de las poblaciones, las cuales son grupos de individuos que están estrechamente relacionados con actividades ecológicas similares”.

Mi comentario: Esto no es sorprendente porque el egoísmo desarrollado hace que sea necesario unirse en aras de la defensa. Entonces, como un resultado de la crisis, nosotros encontramos que con el fin de sobrevivir, necesitamos unirnos por encima y en contra de nuestro egoísmo individualista.

(88000)

Material Relacionado:
Cooperación sobre la competencia
La evolución lleva a la cooperación
La torre financiera de Babel: Las raíces de la crisis

Avanzando a través de los puntos de adhesión

Todos los problemas y dificultades que nos encontramos, sobre los cuales El Libro del Zóhar nos habla, son interrupciones en el camino hacia la adhesión. Después de todo, si nosotros estuviéramos en adhesión, no tendríamos necesidad de explicar nada ni de escribir sobre esto. Lo único que nos falta es alcanzar la adhesión, esta es la petición correcta.

Si cada vez mi petición es correcta, yo estaré constantemente en adhesión de acuerdo a mi petición. Yo sólo tengo que pedir, pero la petición tiene que ser por el deseo absoluto correcto y aclarado, relativo al estado en el que me encuentro

Si ahora pudiera pedir correctamente, yo podría alcanzar la adhesión, en mi nivel relativo, por supuesto. Así, cada vez podrían cambiar en mí los deseos, las condiciones, los atributos internos y externos, y si yo hubiera pedido correctamente avanzaría directamente de abajo hacia arriba a través de estos puntos, desde un punto de adhesión a otro.

Así que todo nuestro trabajo es pedir correctamente, cuando aclaramos más nuestra petición y lo hacemos con mayor precisión. Hay muchas condiciones para la preparación de este trabajo: todo este mundo, los amigos, el estudio, etc., todo esto es con el fin de aclarar nuestra petición.

Este mundo y los amigos son los componentes de mi deseo, el cual yo tengo que aclarar. Lo único que se me exige es una oración, MAN. Por lo tanto, se nos dice que cada corrección se realiza mediante la oración y las buenas obras, por medio de la cuales podemos aclarar nuestro deseo.

El libro nos habla de los deseos por los que tenemos que pedir en nuestras oraciones. Los cabalistas no escriben sobre ninguna otra cosa sino sobre esto, puesto que tú descubrirá todo lo demás por ti mismo.

(88158 – De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 11 de septiembre del 2012, El Libro del Zóhar)

Material Relacionado:

Afrontando una elección
Juntemos todas nuestras fuerzas para cosechar los cultivos
La Imagen De La Creación Colgando De Dos Ganchos

Las fronteras de la integración egoísta

El hombre es una criatura social, es decir que depende de todos y todos dependen de él, pero esto se revela gradualmente.

Toda la historia humana es la esencia de la revelación social del hombre. Cuando se bajó del árbol, vivió dentro de la sociedad de la familia o de la tribu y entonces amplió gradualmente sus fronteras sociales. Por un lado, se desarrolló en él el ego que lo separa de otros, y así él tuvo propiedades; una casa propia, su propio campo, sus propios camellos, caballos, ovejas, siervos… por otro lado, se volvió más dependiente de los demás, uno se volvió herrero, otro zapatero, un tercero se convirtió en sastre, otro se hizo granjero, y todos se volvieron dependientes uno del otro en el nivel humano de intercambio de bienes y servicios. Esto a pesar del hecho de que la persona realmente no quiere dar nada, sino que sólo quiere que recibir.

Así, las ruedas del mecanismo global comenzaron a moverse dado que no había otra opción, aunque nadie quería coordinar sus acciones con los demás. La sociedad se desarrolló a través de la historia a lo largo de dos líneas: una creciente dependencia mutua y un creciente rechazo egoísta. La gente se encerró por medio de murallas y fronteras políticas hasta que este proceso irreversible llegó a un callejón sin salida, porque nosotros tenemos un gran ego, y todos dependemos unos de otros. Esto es lo que se nos ha revelado hoy, al final de las dos tendencias que comenzaron en el pasado y que han dado forma a la humanidad.

Hoy en día nosotros no tenemos otra opción: Somos totalmente dependientes unos de otros y nos odiamos completamente unos a otros, aunque todavía no ha sido plenamente revelado ningún aspecto, y aún tenemos que descubrir esto. En general, este es revelado por la Luz superior que Reforma cuando tratamos de conectarnos para poder elevarnos hacia ella.

Supongamos que queremos una conexión mundial, ¿cuál será el beneficio de tal acción? Al ver las ventajas iniciales de la conexión, nosotros también veremos que estamos muy lejos de esta, absortos en el mal. Esto se debe a que lo bueno y lo malo se miden en el contraste entre el uno y el otro. Entonces, una vez tras otra, al anhelar el bien, la unidad, descubriremos un nuevo mal, que es llamado la “guerra de Gog y Magog”, el Armagedón…

En general, nuestro mecanismo colectivo general también está operando ahora, si lo miramos desde un nivel de aclaración diferente. Las ruedas están girando y las partes están trabajando. La pregunta es si tú estás de acuerdo con las acciones de este mecanismo cuando se te revelan. Así es como debemos examinar la situación, desde un nivel más maduro.

(88075 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 10 de septiembre del 2012, “Paz en el mundo”)

Material Relacionado:
La libertad dentro del estrecho marco de la vida familiar
Es imposible escapar del egoísmo global
El Temor Que Nos Hace Dignos De La Revelación

Un perno que causa la destrucción del mundo

Baal HaSulam, “Paz en el mundo“: Y todos y cada uno de los individuos de la sociedad son como una rueda que está unida a otras cuantas ruedas colocadas en una máquina. Y esta rueda sola no tiene libertad de movimiento en y por sí misma, sino que continúa con el movimiento del resto de las ruedas en una dirección determinada para calificar a la máquina para realizar su función general.

Suponga que tú eres un perno en un motor y que te descompones. Como resultado, el motor se daña junto contigo. Así que el automóvil y los pasajeros en el interior son incapaces de moverse, bloqueando la carretera para los otros autos con los demás pasajeros. Todo esto es sólo a causa de un pequeño perno. Hubo un incidente así en el ejército inglés, cuando el rey perdió una batalla a causa de una herradura que se le desprendió al caballo. El caballo comenzó a cojear y esto desmoralizó a los soldados y los condujo a la derrota. Más tarde se enteraron de que un clavo roto fue la razón de su derrota y de la muerte de miles de personas.

Entonces, ¿cuál es el precio de un solo perno? Este posee el valor de todo el daño que pueda causar si se rompe o si no funciona correctamente. Resulta que tú eres valioso para el mundo de acuerdo a tu valor, porque nosotros sufrimos por ti. Sin embargo, si haces tu trabajo, entonces alcanzaremos del final de la corrección. Esto significa que nosotros te apreciamos, que en realidad no tienes precio, puesto que todo depende de ti. En otras palabras, todos son dignos del mundo entero, tanto de acuerdo a su contribución como de acuerdo al daño que pueden causar.

(88079 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 9 de septiembre del 2012, “Paz en el mundo”)

Material Relacionado:
Cuántas veces ha “muerto” el mundo
La historia del mundo: El camino de la garantía mutua
No seamos mas listos que la naturaleza

No tienen una respuesta