entradas en '' categoría

Convención Europea en Alemania – 03.23.13

Convención europea, segundo día, Lección 3

Vídeo: Reproducir Ahora

Audio: Reproducir Ahora

 

Convención europea, segundo día, Taller 2

Vídeo: Reproducir Ahora

Audio: Reproducir Ahora

 

Convención europea, segundo día, Lección 4

Vídeo: Reproducir Ahora

Audio: Reproducir Ahora

 

Convención europea, segundo día, Taller 3

Vídeo: Reproducir Ahora

Audio: Reproducir Ahora

 

Convención europea, segundo día, Lección 5

Vídeo: Reproducir Ahora

Audio: Reproducir Ahora

¡Si lo queremos ahora, será ahora!

Dr. Michael LaitmanRabash, “Cuál es la causa para la impaciencia y el arduo trabajo, en el trabajo”: Nosotros tenemos que trabajar duro, dado que es sólo el sufrimiento del arduo trabajo nos hace clamarle al Creador con todo el deseo de que el Creador nos salve del dominio del Faraón, rey de Egipto. Esto significa es a partir de un estado de bajeza que la persona se siente peor que todas las demás personas y esto la empuja a clamarle al Creador con todo su corazón para que Él la ayude. Pero ella cree que el Creador escucha su oración ya que Él le ha revelado su mal y que Él seguramente la ayudará y también la sacará del mal, lo cual es llamado redención. Esto significa que ella cree que el Creador le permitió entender que está en el exilio y que Él seguramente la sacará del exilio después de todo.

Nosotros avanzamos por medio de dos fuerzas, pero para aquellos que no saben hacia dónde ir, sólo hay una fuerza que los empuja desde atrás y los obliga a seguir adelante. Ellos están tratando constantemente de escapar de ella, tratando de salvarse de la “rueda de la evolución” que los atrapa desde atrás y los empuja a avanzar.

Pero el camino de la Torá es diferente al camino del sufrimiento. La persona recibe la sabiduría de la Cabalá para que acumule la fuerza que ilumina ante ella y tire de ella, con la esperanza de un futuro mejor, con grandes esperanzas, ejemplos positivos, una sensación de admiración que se siente por medio de la conexión y alegría espiritual.

La meta debe ser lo más brillante y atractiva posible, y debe representarse como algo maravilloso y bueno. Aunque el avance es por medio del ego, el cual debemos rechazar constantemente, nosotros tenemos que tratar de utilizar este método: atraer la Luz que Reforma, para que ésta haga todo el trabajo. El enfoque aquí requiere sutileza, como en cualquier cosa. Si ustedes saben cómo entrar en esto, entonces es muy fácil hacerlo. Alguien que no sabe esto, siente grandes dificultades y constantemente se choca contra una pared.

Tenemos que organizar el entorno adecuado en el que ustedes comiencen pronto a sufrir a causa de la falta de conexión y debido a su envidia, lujuria y deseo por el respeto. Ustedes verán que los demás tienen más éxito. Envidiará a los demás, los cuales tienen éxito en la conexión con mucha fuerza y ​​ustedes también desean alcanzar eso.

La envidia los obliga a exigir su cambio. Ustedes ya saben cómo evocar la Luz que Reforma, empiezan a cambiar bajo la influencia de la Luz, y así avanzan. Lo principal es que desarrollen la fuerza de atracción llamada “Yo lo aceleraré”. Esto se debe a que las angustias, los sufrimientos, la fuerza natural de la evolución “a su debido tiempo”, no depende de ustedes. Nosotros debemos entender que el sufrimiento le llega a la persona con el fin de despertarla; tenemos que desarrollar por nosotros mismos los dolores del amor en vez de los sufrimientos corporales, para que en vez del mal que nos alcanza, ilumine la bondad frente a nosotros.

Laitman

En vez del transcurso natural en las garras del tiempo, nosotros debemos elevarnos por encima del tiempo con el fin de determinar por nosotros mismos el ritmo de nuestro avance. ¡Esto significa que todo está en manos de ustedes! ¡Tenemos que sentir júbilo y la sensación de despertamiento, puesto que todo depende sólo de nosotros! ¡Si lo queremos hoy, será hoy! ¡Si lo queremos realmente ahora, será ahora! Todo lo que queremos alcanzar por el camino de la Torá puede ser promovido y logrado.

Es muy importante enfatizar esto en el trabajo: debemos operar e integrar todos los componentes, todos los medios que tenemos en el camino de “Yo lo aceleraré” que nos ayudarán a avanzar. Tenemos que desarrollar todos los medios y conectarlos correctamente para poder ver que aquí hay cierto método, en vez de seguir el camino del sufrimiento, al desarrollarnos bajo la presión de nuestra naturaleza. La persona puede avanzar al elevarse por encima de la naturaleza con el fin de avanzar ante ella y abrir las puertas para ella.

Material relacionado:
El grupo más grande es el mundo integral
Sólo los héroes entrarán la palacio del rey
Los sufrimientos de amor y los sufrimientos de odio

Cuando cae la cortina

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “Introducción al Libro del Zóhar”, ítem 20: Y el “cuerpo” mismo, en la forma mala en que se nos da en el presente, tampoco malogra nuestra esencia puesto que éste y todas sus propiedades están a punto que ser anulados por completo, junto con todo el sistema de impureza que es su fuente, y todo lo que está próximo a ser quemado es como si ya hubiera sido quemado, y es considerado como si nunca hubiera existido.

La esencia del alma (Nefesh), investida en el cuerpo, es únicamente este estado del deseo, pero el deseo de otorgar se deriva de un sistema de cuatro mundos de ABYA de santidad; éste existe eternamente porque esta forma del deseo otorgar está en equivalencia de forma con la fuente de la vida y no cambia.

Nosotros existimos en la realidad de Ein Sof (Infinito) y todos los mundos (Olamot), es decir, los ocultamientos (Alamot), son sólo filtros que ajustan para nosotros la imagen de Ein Sof; el grado de ocultamiento existe sólo en nuestra percepción y desaparecerá el momento en que seamos capaces de anular nuestro “cuerpo”, el deseo de recibir para sí mismo.

Sin embargo, este deseo todavía tiene que revelarse. ¿De dónde existe realmente? De hecho, hoy en día todos mis deseos en realidad están actuando en el nivel bestial. El deseo real con el fin de recibir se revela sólo cuando yo empiezo a trabajar con el fin de otorgar y a encuentro todo lo que se opone al deseo de otorgar. Al oponerse a la línea derecha, se revela la línea izquierda; contra la santidad, se revela la impureza.

Aquí abajo, por bajo la línea de la percepción espiritual, nosotros nos encontramos en el mundo imaginario en el que nuestros deseos, como se dice, “Todos parecen bestias”. Pero si por medio del trabajo en el grupo, en la difusión, en la conexión, por los amigos, por la humanidad, y finalmente por el Creador, revelamos nuestra inclinación hacia Arriba, entonces, revelamos nuestra “cuerpo” corrupto, es decir, el deseo de recibir con la intención de recibir.

Para corregir este deseo, la intención tiene que cambiar y pasar a ser con el fin de otorgar. El deseo de recibir mismo se mantiene por encima de esto y yo construyo un deseo para otorgar que es llamado alma (Neshama). Su esencia está en mi otorgamiento a todos. Al darles a todos, amar a todos, yo desarrollo el alma por encima de mi “cuerpo”. Y en esta forma, alcanzamos la corrección.

Entonces este mundo desaparece, y yo puedo ver todos los mundos hasta el mundo del Infinito.

Ahora nosotros también existimos en el mundo del Infinito. Y ahora, también, todo depende de mi intención. Nada es inmutable y constante, dado que todo es una representación y ocurre sólo en mis cualidades.

(102676)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 3/13/13, “Introducción al Libro del Zóhar”

Material relacionado:
La parte instructiva del mundo
La parte instructiva del mundo
Un buen hábito: el deseo de otorgar

 

El día de la fusión con el Creador

Dr. Michael LaitmanEl Sábado (Shabbat) es un día especial que significa una asociación de Zeir Anpin (el sol) y Maljut (la Tierra). El Sábado se trata de la conexión entre la Tierra y el sol que aparece cuando el sol llena completamente la Tierra al final de un ciclo de seis días.

La luna también participa en la conexión entre ellos, porque el sol y la luna, los así llamados “dos grandes cuerpos celestes”, tienen la misma importancia, aunque la luna brilla debido a la luz solar reflejada. Entre ellas está la Tierra que cubre a la luna del sol y por eso vemos las fases de la luna, las cuales representan la relación entre la luna y la Tierra, y el sol refleja la magnitud de su paridad y conexión.

Los “Seis días” representan la paridad de Zeir Anpin y Maljut. Cuando Maljut, la Tierra, alcanza un estado de saturación completa, entonces, en el séptimo día ella reposa. Esto se aplica a Maljut, a la Tierra, a todos los seres humanos e incluso a los animales, al mundo entero.

Pero esto no significa que la persona deba descansar porque el Sábado es el momento más intenso en nuestro trabajo espiritual. Después de los seis días de la corrección de Maljut (durante los cuales ella trata de ser similar a Zeir Anpin) ellos se unen, se fusionan, y copulan. El “Sábado” denota amor y conexión, lo cual se describe en el “Cantar de los Cantares”, una fusión completa de la creación con el Creador.

Los “Seis días de trabajo” permanecen durante los seis días de “bombeo” y preparación para la fusión. Cada uno de nosotros rota en sus propias fases como el sol y la luna: Nosotros nos levantamos por la mañana y nos acostamos por la noche. En el séptimo día, estamos listos para fusionarnos puesto que el séptimo estado se trata del amor; es el escenario de una corrección completa en aras de lograr la similitud con el Creador.

Por lo tanto, los primeros cinco días de la semana son días laborables; el sexto día es una combinación de los primeros cinco días juntos en uno, y el séptimo día finaliza toda la obra y demuestra su resultado, un día completamente no laborable.

Mientras todo esto llega solo de una comparación entre las líneas derecha e izquierda, el séptimo día fue aceptado de inmediato por el grupo de Abraham (el pueblo judío) como un día de reposo. Las demás naciones siguieron este ejemplo y también lo establecieron como día de descanso para sí mismos; esto se llevó a cabo a través de sus religiones, las cuales se derivan de la Cabalá.

Teniendo en cuenta que el Sábado está afiliado a la línea media, los musulmanes (la línea derecha) escogieron el sexto día de la semana como su día de descanso, mientras que los cristianos (la línea izquierda) eligieron tener un día de descanso el primer día de la semana. Esta discrepancia se mantendrá intacta hasta que todos ellos se encuentren y se unan en la línea media. Si esto no sucede, no vamos a alcanzar al Creador. Esto explica que el objetivo de todas las religiones es que la gente se dé cuenta que tiene que elevarse por encima de estas desviaciones y conectarse en un solo punto que no tiene nada que ver con las religiones en absoluto, sino más bien con la Cabalá.

(102492)
Del Kab.TV de “Los misterios del Libro Eterno” del 2/4/13

Material relacionado:
El sábado en la noche
Los orígenes del tiempo
El calendario Espiritual

Gato espiritual

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cuánta mayor adhesión tenga la persona con el Rav, el grupo, y el estudio, entonces más crece su deseo de recibir?

Respuesta: Por supuesto, de lo contrario ¿cómo crece? Por eso se nos dice: “Aquel que es mayor que su amigo, su inclinación es mayor que él”.

Pregunta: Entonces ¿Cómo podemos restringir nuestro deseo?

Respuesta: Yo no restrinjo el deseo mismo, sino más bien el uso del. Yo no quiero que mi deseo se vuelva más pequeño o que desaparezca por completo. No, yo me relaciono con él con todo el respeto que se merece, con amor y no con odio, puesto que es ayuda en su contra. Deliberadamente trabajo en mi mismo de esta manera de reconocimiento y trato de mantener los límites de mi deseo en todos mis discernimientos. Estos se convierten en un verdadero tesoro para mí, y yo les doy gran estima.

Entonces toda mi vida se vuelve algo muy importante y precioso. Frente a mí, como si fuera un juego, está pasando las piezas de este complejo mecanismo y yo no las neutralizo, no las restrinjo; quiero elevarme por encima de ellas. Este es el ascenso, el ascenso por la escalera espiritual. La restricción misma la hace la Luz y yo no hago el trabajo de la Luz. Eso sería como ascetismo y no hay nada bueno en eso. Nosotros necesitamos recibir las cosas como vienen, elevarnos por encima de ellas, y entonces utilizarlas en la forma correcta.

Pregunta: ¿Cómo sucede esto? Es muy fácil ahogarse en el interior de un deseo.

Respuesta: Yo todo el tiempo pido estar en fe por encima de la razón, en la línea media. Mi deseo que yo elevo por encima es la línea izquierda; el otorgamiento que yo logro es la línea derecha. Y el orden de las relaciones mutuas entre el otorgamiento y la recepción es llamado la línea media. Este mecanismo se eleva cada vez más alto, como si fuera elevado por un gato [en mecánica].

(102765)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del  3/10/13, “Introducción al Libro del Zóhar”

Material relacionado:
La línea media es el camino directo al Creador
Construir la línea media cuando leemos el libro del Zohar
Como medir la Fe Por Encima de la Razón

Convención Europea en Alemania – 03.22.13

Convenio europeo, primer día, Lección 1

Vídeo: Reproducir Ahora

Audio: Reproducir Ahora

Convenio europea, primer día, Taller 1

Vídeo: Reproducir Ahora

Audio: Reproducir Ahora

Convención europea, primer día, Lección 2

Vídeo: Reproducir Ahora

Audio: Reproducir Ahora

El punto más bajo

Dr. Michael LaitmanPregunta: Usted dice que la “espiritualidad” es cuando el otro es más importante para mí que yo mismo. ¿Cómo puede desear esto la persona? ¿No hay nada además de eso?

Respuesta: Sí. De hecho esta es la espiritualidad. Es más, se les ha dado todo lo que quieren, excepto el otorgamiento a los demás, y ustedes eligen sólo eso constantemente.

Todo el punto aquí es la aclaración de las vasijas, deseos. Nadie nos está pidiendo que hagamos algo que esté por encima de nuestra naturaleza. Nosotros simplemente estamos cambiando, y entonces descubrimos que el atributo de otorgamiento es importante para nosotros, ya no en el sentido egoísta, sino en sí mismo.

Ustedes no están tomando en cuenta las acciones de la Luz que Reforma, pero mientras tanto ésta influye en la persona y así la persona cambia. Es más, ella cambia de tal manera que no tiene la misma mente y sensaciones que tenía antes, todo cambia y vuelve nuevo.

Así que tenemos que permitir que la Luz trabaje. Que ésta haga su trabajo; ábrete tú mismo a la acción de la Luz; ella está afuera, rodeándonos, así que deja que te toque, deja que toque tus deseos, los cuales ahora cubres a partir de la Luz. En el momento en que ésta empiece a operar, verás cómo cambia todo.

Esto se debe a que nosotros estamos en un mundo que está en el nivel más bajo, restringido “específico”; estamos limitados en tiempo, movimiento y espacio. Es simplemente horrible, pero no entendemos lo que está sucediendo. Grandes distancias nos separan y están entre nuestra comprensión, nuestra sensación y nuestro alcance. Estas fueron creadas como resultado de nuestros deseos, ya que cada uno se centra en su beneficio propio.

Por otra parte, los deseos que están en otorgamiento están incorporados unos en los otros. Si todos queremos otorgarnos bondad sólo unos a otros, estamos incorporados en un punto, donde no hay distancias entre nosotros, donde anulamos este mundo. Imaginen un mundo sin distancias, sin tiempo, mientras la Luz trabaja por todos los lados. Según Einstein, si se mueven a la velocidad de la luz, ya no ven lo que está ante ustedes, es como si la luz viniera de todos lados, y desaparecen los conceptos de tiempo y movimiento…

Hoy simplemente no entendemos que estamos viviendo en una pequeña dimensión sinsentido; vivimos y morimos sin saber dónde está nuestra mente y sensaciones, estamos sumidos en el fondo, en bajeza. Así que dejen que la Luz influencia un poco sobre ustedes. Ni siquiera pueden imaginar sus atributos. No se trata sólo del “otorgamiento”, es una dimensión diferente en la que la importancia de los demás no es una fuente de confusión y vergüenza. Esperen que la Luz los salve.

(103097)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 3/18/13, “Introducción al Libro del Zóhar”

Material relacionado:
Las etapas del amor por los demás
Un ladron en la sagrada hermandad

                                      

Sobre la muerte y la eternidad

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “Introducción al Libro del Zóhar”, ítem 24: Y dado que la esencia del alma no es más que un deseo de otorgar, y todas sus manifestaciones y posesiones son llenados de ese deseo de otorgar que ya existe en el primer estado eterno, también en el tercer estado futuro, ésta es inmortal e insustituible. Es decir, ésta y todas sus posesiones son eternas y existen para siempre. La ausencia no afecta en absoluto la salida del cuerpo.

Pregunta: ¿Qué significa “la salida del cuerpo”?

Respuesta: El deseo de recibir desaparece en su forma anterior, y es como si adquirieran en vez de éste una nueva vasija, un deseo de recibir con el fin de otorgar. En esta vasija descubren al Creador, la Luz, la vida eterna de ustedes. Todos sus atributos egoístas toman la forma opuesta por medio de la restricción y un Masaj (pantalla), una intención y la vestidura de la Luz Retornante. Ahora bien, esta es la vida de ustedes.

Así, la transición desde la intención con el fin de recibir hacia la intención con el fin de otorgar es llamada “la salida del cuerpo físico”. Aunque el deseo de recibir fue formado como “algo a partir de la nada”, éste existe eternamente. Sin él no habría un ser creado, un deseo de recibir llenado y placer. No hay nada que podamos hacer con él, sino sólo revelarlo u ocultarlo de acuerdo a los diferentes estados.

Al revelar un poco el deseo, ustedes ven “este mundo”. Las revelaciones aún mayores son llamadas “los mundos superiores”. Con el tiempo descubren toda la “esfera”, en su escala total (Σ), en todas direcciones, y se elevan a la ” integral “(∫) desde cero hasta Ein Sof (Infinito), o al mundo de Ein Sof.

El deseo de recibir se divide en “capas”: desde la fase raíz hasta la fase cuatro. Nosotros podemos restringir (Tzimtzum) el deseo y entonces no pueden utilizarlo de ninguna forma. También pueden poner un Masaj en el deseo, y pueden usarlo y operarlo hasta la profundidad de las diferentes capas.

 Laitman

Si utilizan el Masaj en el Aviut (espesor) de la fase de raíz, ustedes sienten el mundo de Assiya. En el Aviut de la fase uno sienten el mundo de Yetzira, en el Aviut de la fase dos sienten el mundo de Beria, etc.

Al mismo tiempo, el deseo de recibir no desaparece, sino que es como si ustedes siempre trabajaran por encima de él. Por supuesto, ustedes todavía permanecen en él, pero esquemáticamente lo presentamos como un ascenso. Podemos decir que los atributos que son corregidos por el Masaj “descienden” y toma su lugar en el Aviut del deseo de recibir.

Laitman

(103086)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 3/18/13, “Introducción al Libro del Zóhar”

Material relacionado:
Una vasija para el alma
Un velo sobre el rostro del infinito

Permaneciendo en armonía entre dos cuerpos celestes

thumbs_Laitman_703_04Todos los ciclos del tiempo, a excepción de la semana, están relacionados con los sistemas cósmicos: la luna nueva, la mañana, la tarde, el día, etc. La semana parece haber nacido de la mente humana.

El hecho es que nosotros estamos dentro de un sistema muy interesante: Dependemos tanto de la luna como del sol. Es por eso que los calendarios tienen una doble naturaleza: El calendario musulmán está basado en el ciclo de la luna; de los cristianos depende de las fases del sol y el calendario judaico combina ambos ciclos, el solar y el lunar.

Es por esto que las festividades musulmanas no están rígidamente ligadas a fechas concretas y se “pasean” del invierno al verano, de la primavera al otoño. Las festividades cristianas tampoco son constantes. En cuanto al calendario judío, este es estable dado que está basado en la línea media: No está atado a la línea derecha (como lo está el calendario musulmán), ni a la línea izquierda (como en el cristianismo), sino que está basado en una combinación de dos fuerzas naturales, la de recepción y la de otorgamiento. No dependemos del sol y de la luna, de las propiedades de recibir y de dar. Nosotros no debemos contentarnos con una línea en particular. Es por eso que nuestro calendario es coherente.

Sin embargo, ¡el calendario judío no es tan simple! Hay ciertas fechas, tales como “Shvita” y “Yovel”, cada cuatro años hay un año bisiesto, y dos veces en 27 años hay un circuito solar, etc. Pero el calendario creado varios miles de años atrás, no ha cambiado.

Pregunta: Así que ¿de acuerdo a este calendario podemos calcular con exactitud lo que sucederá en el futuro?

Respuesta: El hecho de que esté vinculado a dos fuerzas de la naturaleza significa que seguimos a la naturaleza y que usamos sus poderes de una manera armoniosa. Este calendario está basado tanto en los ciclos solares como lunares y esto ejemplifica esta idea.

La luna nos muestra cómo la Tierra se relaciona con el sol. En otras palabras, si yo fuera de la Tierra, la luna me mostraría mi pantalla al permitirme ver las fases cambiantes que van desde la luna llena hasta la completa disminución (luna nueva) y creciente y menguante nuevamente. Estas me mostrarían si me relaciono con el Creador y con la Luz correctamente y si puedo cambiar en cada fase particular a partir de un estado completamente disminuido e ir a la luna llena, y repetir una y otra vez estas fases.

Las aproximadamente cuatro semanas que separan la luna creciente y menguante comprenden un ciclo completo que es similar a un día: “Y fue la tarde y fue la mañana, un día”. En otras palabras, nos levantamos al amanecer, el sol influye en nosotros de una manera que aumenta nuestro egoísmo, creando así la línea izquierda que lleva el sol hasta el final del día y, finalmente, da a luz a la noche y a la luna.

Las fases lunares aparecen en diferentes constelaciones y crean una imagen integral y aun así simple; pero, cuanto más se explora esta imagen, más tenemos la sensación de una armonía absoluta.

Es como un músico que percibe una melodía más profunda en su corazón y dice: “¡Suena precioso, es una instrumentación hermosa, pero le falta una nota que tendría que tocarla una trompeta!” Esa nota adicional de la trompeta nos permite experimentar la sensación de armonía.

Es abrumador y emocionante. Es por eso que se nos dice que el alcance del Creador es la perfección.

(102495 – Del Kab.TV “Los misterios del Libro Eterno” del 2/4/13)

Material relacionado:

Un nuevo año, un nuevo comienzo

Los orígenes del tiempo 

Cultura corporativa

Dr. Michael LaitmanPregunta: En la actualidad, la frase “cultura corporativa”, se ha puesto muy de moda. Las compañías incluso contratan directivos especializados en la cultura corporativa. ¿Puede una persona formar una cultura? ¿Qué significa la cultura en general?

Respuesta: La cultura es un nivel de relaciones mutuas amistosas entre las personas.

¿Cuándo consideramos que una persona es inculta? Cuando no quiere estar en buen contacto con los demás. Y, por el contrario, llamamos culta a la persona cuando es agradable en sus interacciones; nosotros evaluamos esto tanto sobre la base de las características externas como internas. Es muy posible que, en realidad ella no sea así, pero así es como ella misma se muestra. En general, la cultura corporativa significa un nivel de interacción amistosa adecuada dentro de un grupo de personas.

(100752)
Del Kab.TV “Secretos profesionales” del 2/7/13

Material relacionado:
No por orgullo, control, ni respeto
El lenguaje es un programa de conexión humana
Hacia un nuevo mundo a través de un salto cualitativo