entradas en '' categoría

Quitando la pantalla de la saciedad

thumbs_laitman_543_02Pregunta: Hay períodos en que todo progresa de una manera excelente: en el trabajo, en la vida, en el grupo. No obstante, uno debe anhelar el siguiente nivel. ¿Qué puede hacerse con esta sensación de saciedad, con nuestra sensación de estar saciados todo el tiempo?

Respuesta: Ese es un problema. La sensación de saciedad de este mundo cierra el mundo superior para ustedes. La «vida burguesa» los está matando hasta tal punto que no sienten ninguna necesidad de él. Sólo el grupo puede desarrollarles la sensación de falta de valor de esta existencia. Ustedes deben obtenerla en el grupo.

Es necesario que discutan acerca del mundo superior: Qué es, cómo lo alcanzamos, cual es la sensación de la realidad superior, qué tan amplio y rico es si lo comparamos con nuestro mundo, puesto que esto abre el sentido de la vida para ustedes. También es necesario discutir acerca de existencia corporal de ustedes, la cual terminará algún día, ya que todos nosotros existimos en un cuerpo que tiene una vida propia.

Generalmente, la persona tiene que pensar en esto y estimularse en todas las formas posibles, sacarse a sí misma del estado estático. El grupo existe por esta razón. Por lo tanto ustedes necesitan una influencia externa. Vengan y visítennos.

(104037 – De la Convención europea en Alemania del 3/23/13, Lección 5)

Material relacionado: 

Llenando los vacíos emocionales con luz

Cambiemos nuestra vida

Un escudo para un verdadero héroe

La dirección de los pensamientos

thumbs_laitman_250_0Pregunta: A veces durante el trabajo en grupo el Creador nos da un ascenso, estados elevados. ¿Cómo podemos usarlos para el avance del 99% de la humanidad?

Respuesta: Nosotros debemos pensar en ello constantemente porque todo se decide en los pensamientos. Nuestros pensamientos son las fuerzas más poderosas del mundo. Si un pensamiento tiene una dirección correcta, él entra en el vector, en conexión con la Luz, y esto es algo que puede cambiar el mundo.

La Luz Circundante influye sobre nosotros, y con nuestro vector, nosotros la convertimos en Luz Directa. Si encendemos una linterna o un reflector, éste ilumina en una dirección. Imaginen que lo mismo podemos hacer con ayuda de nuestros pensamientos.

Si ustedes piensan en alguien o algo estando en el estado correcto, con buenos pensamientos, verán como lo curan, corrigen, mejoran por medio de esto. Todo tendrá éxito.

(104034 – De la Convención europea en Alemania del 3/23/13, Lección 5)

Material relacionado: 

El poder del pensamiento

Una corriente de pensamiento

El programa y el programador 

«La revancha de Marx»

thumbs_laitman_928Opinión (Michael Schuman, corresponsal para TIME, autor de El Milagro: Historia épica de la búsqueda de riqueza de Asia): «Con la economía global en una prolongada crisis, con trabajadores agobiados por el desempleo alrededor del mundo, la deuda y los ingresos estancados, la mordaz crítica de Marx del capitalismo, que el sistema es inherentemente injusto y autodestructivo, no puede ser tan fácilmente descartada. Marx teorizó que el sistema capitalista empobrecería inevitablemente a las masas, mientras la riqueza del mundo se concentraría en las manos de unos pocos codiciosos, causando crisis económicas y grandes conflictos entre los ricos y las clases trabajadoras…»

«Los trabajadores pueden tener problemas en común, pero ellos no están uniéndose para resolverlos… Los manifestantes, dice Jacques Rancière, experto en Marxismo en la Universidad de París, no tienen por s proponen reemplazar el capitalismo, como pronosticó Marx, sino solo reformarlo».

«Esto abre una atemorizante posibilidad: Marx no solo diagnosticó defectos en el capitalismo, sino las consecuencias de esos defectos. Si las autoridades no descubren un nuevo método de asegurar oportunidades económicas justas, los trabajadores del mundo sólo podrán unirse. Marx todavía puede tener su revancha».

Mi comentario: Y entonces habrá «primavera»…española, griega, europea y luego estadounidense, si no se acepta el método de corrección de las personas y de la sociedad.

(103889)

Material relacionado: 

Una receta para salvar el capitalismo

El final del capitalismo

Acerca de la cabalá, marx, y la gran mentira

 

El mundo ha comenzado a ser el Arca de Noé

thumbs_laitman_577Pregunta: ¿De qué modo invierte esfuerzo cada uno de nosotros en el Kli común, qué necesitamos hacer?

Respuesta: Cada uno sencillamente necesita pensar acerca de lo que quisiera que le sucediera a él, al grupo y al mundo entero: hombres, mujeres, chicos, a los mayores, a todas las personas del mundo. Hoy en día, todos nosotros estamos en el mismo bote, en una verdadera Arca de Noé.

Se nos dice acerca del Arca de Noé que todos fueron puestos en ella y nadie comió se comió a nadie, más bien todos vivieron en paz. Porque esta Arca es la característica de Bina, la cual lo abarca y lo contiene todo dentro de sí misma. Y por lo tanto, ellos fueron salvados del diluvio, del gran ego que entró en erupción por fuera de las paredes del arca y apareció en todas sus terribles formas: erupciones volcánicas, huracanes, tsunamis, tormentas de nieve y fuego ardiente.

El arca protegió a todos los que se encontraban dentro de ella, porque ellos querían salvarla. Cuanto más protejamos el arca, más nos protegerá el arca a nosotros. Porque el arca es la característica de Bina. Entrar en las características de Bina es como entrar en un útero, en un arca que los protegerá de todas las malas y dolorosas influencias externas; ya nada puede hacerles daño.

Esto es específicamente lo que necesitamos explicarle al mundo, que todos los problemas de la humanidad se derivan de su furioso ego. Pero si todos nosotros construimos un arca para nosotros mismos y no nos comemos unos a otros, en vez de esto, todos moraremos juntos dentro de ella, en nuestro pequeño mundo cerrado; si hacemos un arca de nuestro pequeño cerrado mundo, entonces nosotros seremos salvados. De lo contrario, lo que les sucedió a todos aquellos que permanecieron por fuera de las paredes del Arca de Noé es lo que nos pasará a nosotros, todos nos hundiremos en las aguas del diluvio.

(103932 – De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 3/28/13, Escritos de Baal HaSulam)

Material relacionado: 

El arca de noé para la salvación del mundo

Es tiempo de construir un arca

Todo en aras de la similitud

Lección diaria de Cabalá – 04.04.13

Preparación para la Lección

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar 

Shamati # 36 «Cuáles son los tres tipos cuerpos en el hombre»

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

El Libro del Zóhar, extracto seleccionado, «Va’etjanan»

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Escritos del Rabash «Artículo 23»

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

 

«Trece años» entre las Klipot impuras

thumbs_laitman_207Baal HaSulam, «Introducción al Libro del Zóhar«, p.29: Porque si no tuviéramos este deseo de recibir dañado dentro de nosotros, no podríamos corregirlo en absoluto, porque nadie puede corregir algo que no está dentro de él. Y por lo tanto esa cantidad de deseo de recibir que está implantado en el cuerpo desde su nacimiento en el aire del mundo no es suficiente. En cambio, está aún más obligado a ser un vehículo para las Klipot impuras no menos de trece años.

Se concluye que incluso si yo poseo un gran deseo de recibir, aun así esto no es suficiente. Desde el comienzo el Creador nos dice, «Ven al Faraón, porque he endurecido su corazón». Él te inundará con golpes, para que quieras huir de este. Es imposible sacarme yo mismo de la inclinación malvada hasta que éste haya alcanzado un nivel donde ya no pueda soportarla. Pero primero es necesario tomar consciencia completamente de este mal.

En nuestro mundo, nosotros educamos a los niños para que sean cuidadosos, «No vayas ahí, no hagas esto…» Pero en el mundo espiritual, no hay nada como esto. Existe lo opuesto; me envían con «criminales» y «ladrones», «alcohólicos», y «drogadictos», en los brazos de Hamán, Balaam, Balak, Esaú, etc. De otra manera, ¿cómo puedo corregir esas características? En realidad, esas son partes no corregidas de mi alma. Por lo tanto, debo apropiármelas, sentirlas como mías, reconocer el mal oculto en ellas, y ser liberado por ello, elevarme por encima de ellas.

Pregunta: ¿Se concluye que para avanzar en la espiritualidad yo debo ser malvado?

Respuesta: ¿Cómo debo responderte? Si. Es posible corregir sólo lo que está en tu interior. Y a pesar de todo eso, esto no me dice que yo deba volverme malvado. Es una cosa, si como un terrorista, quiero matar a alguien. Es otra cosa, si quiero amar, y al mismo tiempo descubro dentro de mí una disposición de matar. Esos son dos enfoques absolutamente diferentes. Y la diferencia aquí es que yo descubro la maldad en oposición a esto, veo que dentro de mí yo soy malvado, pero no mato a alguien que me parece malvado.

«13 años» entre las Klipot impuras no es un tiempo acorde al calendario, en su lugar este es un nivel, y el estado es muy elevado. Yo aspiro a amar, a otorgar, entonces descubro mi inclinación malvada. Esta es la condición; de otra manera yo no avanzaría en absoluto en mi camino espiritual hacia la corrección, hacia el Creador.

Quiero estar cerca de Él, abrazarlo a Él, besarlo, darle placer a Él de acuerdo al principio: «no le hagas a tu amigo lo que a ti te resulta odioso», y amar al otro como a ti mismo. Y de la misma manera, durante 13 años, yo descubro dentro de mí lo opuesto al otorgamiento. En otras palabras, descubro dentro de mí características, deseos e inclinaciones, las cuales ni siquiera sabía que existían, porque son espirituales y vienen de los cuatro mundos impuros de ABYA. Ellos habitan por encima de la comprensión «bestial» de nuestro mundo, y por lo tanto, este es ya un ascenso.

Aquí actúa el principio: «Uno en contra de otro». Al aspirar al bien, yo descubro la maldad, una y otra vez ¡Y así sigue por algún tiempo!

Si yo no mantengo la posición y me detengo, todo desaparece. Y si no quiero detenerme, entonces acudo a un grupo, a los estudios, al Creador, apelando a todos los medios para que me ayuden a aferrarme al camino, a inclinarlo favorablemente.

Y sólo entonces descubro dentro de mí las cosas «maliciosas» y «erróneas», defectos que parecían no existir antes. Yo nunca sentí qué eran los 613 deseos rotos y ahora están expuestos. Si no hubiera avanzado, yo habría permanecido en un nivel que en un sentido espiritual no es bueno ni malo. Por el contrario, si la persona avanza correctamente, se vuelve peor.

Pero trabaja en sí misma; entiende lo que está sucediendo con ella; se encuentra en una lucha interna; ayuda a otros, y ellos la ayudan. Es como si «aplastara» su ego con pesadas rocas, lo masticara y lo moliera, para que sea posible «tragarlo», para «digerirlo». Durante esos tiempos difíciles debemos ayudarnos y apoyarnos unos a otros.

Imaginen una exposición de automóviles, donde ustedes ven que los carros nuevos brillan y resplandecen, todos brillantes, limpios, hermosos, un verdadero placer. Y ahora observen un taller de reparación: el mal olor, la basura, el desorden…Todo depende de qué te venden y en dónde te lo venden.

Entonces en este estado, ustedes hacen la mayor parte del «trabajo sucio». Para corregir el Humano en mí: ¿Qué puede ser peor? Y por otra parte, ¿qué puede ser más sublime?

(103435 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 3/20/13, «Introducción al Libro del Zóhar»)

Material relacionado: 

Inanimado, vegetativo, animado y hablante

Debemos aprender a ser un pilar de hierro

Decadencia espiritual: Disparidad de intenciones

Convirtiéndonos en la Luz para las naciones

thumbs_laitman_229Pregunta: ¿Puede el sistema de relaciones que existe en la actualidad entre el pueblo de Israel evitar que el mundo entero se libere del egoísmo?

Respuesta: Por supuesto que así es. Si nosotros no estamos conectados unos con otros, causamos maldad no sólo hacia nosotros mismos, sino hacia el mundo entero.

El proceso general nos impacta a nosotros de la misma manera que al resto del mundo, pero nuestra tarea es reaccionar hacia ello de forma diferente. No tiene sentido esperar la reacción del mundo entero, dado que todo lo que ellos tienen es un deseo de recibir, mientras que nosotros tenemos además una chispa de otorgamiento. Esto explica por qué nuestras reacciones tienen que ser correctas y prudentes. Nuestra misión es unirnos y convertirnos en «Luz para las naciones», en un «Reino de Sacerdotes».

La falta de unidad entre los judíos en la tierra de Israel influye no sólo en la diáspora judía, sino en el mundo entero que nos odia y desprecia al estado de Israel. Hoy vemos que lo popular no es el antisemitismo, sino lo «anti-Israel». No es un accidente, dado que Israel es un lugar muy especial donde tenemos que unirnos, pero no lo hacemos. Si comenzamos a cuidar de las relaciones entre nosotros, eliminaremos todas las interrupciones y veremos que el resto del mundo nos sigue con alegría. Las naciones del mundo no tienen tal nivel de egoísmo como nosotros. Entonces, si aplicamos suficientes esfuerzos, ellos se unirán a nosotros en nuestro camino.

Además, los judíos que viven en el extranjero también se relacionarán con nosotros apropiadamente. Hoy, ellos odian a Israel. La mayoría de ellos vota en contra de Israel. Estarían felices si este estado nunca hubiera existido. Eso es lo que reflejan las encuestas oficiales. Nosotros no podemos hacer nada al respecto. Esto lo provocamos al no actuar en la persecución de nuestra misión. Nadie nos quiere como somos hoy. Somos egoístas, proteccionistas, literalmente una «astilla» en el cuerpo del mundo. Todos los problemas del mundo están conectados con Israel. Nadie nota nuestros logros; al contrario, nuestros logros sólo los irritan. Tenemos que traerle al mundo una metodología de corrección en vez de enseñarles cómo usar el egoísmo de una mejor y más exitosa manera.

Pregunta: ¿Las naciones del mundo no se dan cuenta cuál es la misión de Israel, no es así?

Respuesta: Subconscientemente si ¿Por qué dicen que somos la razón del mal general? Es porque sienten que dependen de nosotros. Esta sensación no es accidental. Cuando los líderes árabes afirman que los judíos son la causa de la maldad del mundo, ellos realmente lo sienten. No se trata sólo de política, sino de la voz de sus corazones, de su sensación interna. Los judíos en varios países se dan cuenta de que el Israel contemporáneo no le contribuye mucho a este mundo. Es por ello que hoy existe una tendencia a abolir a Israel.

Desafortunadamente, nadie en Israel escucha las predisposiciones del mundo. Nos comportamos como si no nos importara; continuamos hacienda negocios, haciendo dinero, elevando nuestro bienestar, discutiendo en el Parlamento…

Vivimos como si no sucediera nada. Es por eso que no podemos excluir una probabilidad de que pronto seamos abrumados con nuevos e inmensos problemas. Las fuerzas externas que vienen, tanto de los judíos, como de las naciones del mundo, podrían sembrar un desacuerdo entre las personas de Israel lo cual causará disturbios y protestas, un nuevo episodio de la «primavera israelí».

Esto significa que el experimento de crear un estado de Israel no fue un éxito; ¿cuánto más puede tolerarlo el mundo? ¿Por qué en este momento hay tantos judíos en el mundo en contra de Israel? Si en este momento, en la víspera de Pascua no nos unimos, entonces en 2 a 3 meses terminaremos en una situación muy peligrosa. Esperemos que podamos encontrar las palabras correctas para dirigirnos al pueblo de Israel y que ellos nos entiendan.

Nuestra salvación está en la unidad y en esparcir la unidad al mundo entero. Tenemos que decirle al mundo abiertamente cuál es nuestra misión y que la unidad es exactamente lo que las naciones del mundo tienen derecho a recibir de nosotros. Entonces, entenderán cuánto nos necesitan. Nuestras relaciones internas previas sólo les causaron problemas; en este momento, dejemos que nuestra unidad les traiga benevolencia a todos. Las personas lo entenderán y lo sentirán. Si cambiamos, entonces nuestro estado interno también cambiará; de otra manera, no viviremos para tener un buen futuro.

Pregunta: ¿Qué podemos hacer en víspera de la Pascua para detener este desarrollo negativo?

Respuesta: Aspirar a salir de Egipto, es decir elevarnos por encima del odio, del desacuerdo, y de la separación entre nosotros en aras de la unidad. Toda la nación, la cual ahora está dividida en múltiples grupos y partidos, así como cada individuo en particular, tienen que darse cuenta de que es nuestra unidad lo que definirá nuestro futuro, ¡sólo eso!

(103816 – Del Kab.TV «Los cabalistas escriben: El Éxodo de Egipto» 3/4/13)

Material relacionado: 

El salto de najshón

¡Viva la libertad!

Horizontes de percepción

Nuestro asesino número uno es nuestra pereza

thumbs_laitman_281_02Baal HaSulam, Shamati, artículo 35, «Acerca de la vitalidad de la Kedushá»: Por lo tanto, cada vez que uno extrae algo que le provoca un descenso, para luego volver a comenzar y a realizar nuevos escrutinios, es una corrección. Y lo que uno tenía antes, cae dentro de la Sitra Ajra, y esta lo mantiene bajo su dominio como fianza. Después uno recibe todo aquello de lo que ella se había apoderado durante todo ese tiempo.

Así podemos ver que todo lo que sucede es en favor nuestro. Gracias a los deseos que el Creador ha roto y arrojado al mar de las fuerzas impuras (Sitra Ajra), al otro lado, al deseo egoísta de disfrutar, tenemos la oportunidad de avanzar hacia la Santidad, hacia los deseos de otorgar. Estos deseos de recibir nos obligan a atraer cada vez más Luz.

En el momento en que nosotros atraemos un poco de Luz, los deseos de la Sitra Ajra inmediatamente se la tragan. Esto sucede una y otra vez hasta que se colma la medida, y entonces el ego «vomita» todo lo que se ha tragado, y nos devuelven toda la Luz que hemos logrado atraer por un tiempo, pero que fuimos incapaces de mantener. Así, la Sitra Ajra le ayuda a la persona a acumular su esfuerzo, a recoger todas las diminutas Luces, y entonces se la devuelve a ella como una medida completa que le permite alcanzar el nivel espiritual.

Por esta razón nosotros creamos los «animales sagrados» a partir de los descensos, de los estados que por lo general no queremos y no nos gustan. Pero tenemos que entender cuán agradecidos tenemos que estar por todos los mecanismos del sistema de la Providencia superior y especialmente por el sistema de las fuerzas de impureza, que gobiernan sobre nosotros durante todo el período de preparación, hasta que entremos en la autoridad de la Santidad, del deseo de otorgar.

Mientras la fuerza de la impureza nos domine, ella cumple su función con la máxima dedicación, la cual es incluso mayor que la dedicación del sistema de Santidad. Después de todo, la Sitra Ajra debe trabajar de manera opuesta a la del Creador, de forma contraria a Él. Esta es un «ángel» especial, un sistema único, que sigue la orden del Creador, Su deseo, y realiza acciones que son opuestas a la Santidad de acuerdo con un decreto de Arriba.

Una historia similar se nos cuenta en una de las cartas Baal HaSulam: Un rey designa diferentes villanos para que gobiernen sobre un sujeto a quien él ha decidido elevar al rango de primer ministro. Con el fin de hacer esto, el rey envía a sus sirvientes, los cuales él ha vestido de criminales y asesinos, y gracias a la lucha con ellos, el esclavo fiel crece cada vez más.

Todos los «villanos» quienes han tenido que luchar contra él cumplen su trabajo con toda la maldad y la astucia creativa, sólo porque es la orden del rey y no porque sea su propia voluntad. La fuerza de impureza, nuestros sistemas internos que nos parecen tan horribles, trabajan exactamente de la misma manera.

Todos los crímenes que ocurren en el mundo, los asesinatos y descensos, parecen contradecir el deseo del Creador y nosotros tenemos que odiarlos. Sin embargo, al menos debemos entender que no hay mal, que no hay criminales en el palacio del rey y que todos estos son Sus sistemas que opera desde dos direcciones: desde el lado bueno y desde el lado malo. Sólo debemos odiar nuestra propia pereza por cuya causa no podemos cumplir con nuestro libre albedrío en cuanto a la elección de nuestro entorno, del grupo, del único lugar donde somos libres.

Nosotros no debemos quejarnos con respecto a ningún acontecimiento en nuestra vida, a excepción de uno: nuestra incapacidad para apresurarnos en el momento adecuado, para utilizar el entorno y con su ayuda avanzar y acelerar (santificar) el tiempo.

(103832 – De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 3/29/13)

Material relacionado: 

Tan pronto como sea posible

Ayúdale a la persona a levantarse dos veces

¿Qué está deteniéndonos?