entradas en '' categoría

Está prohibido equivocarnos

Dr. Michael LaitmanPregunta: El período actual es muy difícil. Nosotros sentimos la presión que se ejerce sobre nosotros, el Creador es muy estricto con nosotros. ¿De qué manera, aquí en Europa, podemos elevarnos por sobre nuestros temores para responder adecuadamente a lo que el Creador quiere de nosotros?

Respuesta: Nuestra meta principal es la conexión, la unidad. Incluso si no diseminamos el método de educación integral, de todos modos nuestra conexión influirá en el mundo. Esta se extenderá aparentemente bajo el suelo y los influenciará a todos.

Todos comenzarán a hablar de esto. Todos empezarán a pensar y a entender, puesto que el mundo entero, de todas formas está interconectado. Esto lo sabemos a partir de la investigación científica, y las personas ya sienten esto: Algo sobre lo cual yo pienso en un país en el mundo, de repente empieza a descubrirse en los pensamientos y acciones en otro país, y así sucesivamente.

De tal manera que, en primer lugar, necesitamos la unidad. ¡Especialmente, si empezamos a conectarnos más allá de las fronteras de Europa! Y en el momento en que empecemos a hacer esto, sentiremos que las relaciones entre las naciones, entre las personas, se volverán completamente diferentes. Los medios de comunicación están empezando a presentar la información de una forma ligeramente diferente: más suave, de forma mutua, entendiendo que no hay otra opción, es necesario hacerle campaña a las buenas relaciones con los demás. Por lo tanto, tenemos que ir en esta dirección.

Y entonces, a partir de nuestra conexión, ya difundimos el método mismo de la educación integral. Esto no es complicado en absoluto. No pueden imaginar lo rápido que se realizará; simplemente tenemos que tomar la forma correcta y actuar; esto es lo principal en la sabiduría de la Cabalá. ¡Ustedes pueden invertir enormes cantidades de energía, años de trabajo duro, apretarse a sí mismos lo más posible, pero si esto no progresa en la dirección correcta, desviándose un poco hacia un lado, entonces nada saldrá de esto!

Baal HaSulam escribe en su libro Shamati, que Israel es cualquiera que se dirija directamente hacia el Creador, la Torá es el sistema que conecta a las personas, porque actúa para implementar la regla general “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Es decir, si ustedes se dirigen hacia el amor, hacia la conexión entre ustedes, directamente hacia el Creador, entonces alcanzarán al Creador. Pero si distorsionan ligeramente este camino, entonces viran hacia el lado. Esta distancia angular puede ser muy pequeña, pero al avanzar, la distancia crece.

Laitman

Por lo tanto, está prohibido que nos equivoquemos, nosotros debemos corregirnos a nosotros mismos todo el tiempo: un poco más y más, como cualquier otro sistema de seguimiento.

Necesitamos prestarle atención a esto, y entonces no será complicado y difícil. Muy rápidamente, realmente de inmediato, ustedes sentirán la reacción correcta del mundo. Las personas pronto comenzarán a encontrarlos, a volverse hacia ustedes y preguntarles: “¿Dónde estuvieron hasta ahora?”

(103915)
De la Convención europea en Alemania del 3/23/13, Lección 4

Material relacionado:
Quien está destruyendo la economía global
El hábito de dar bondad
La guerra de Gog Y Magog: ¿dentro o fuera del alma?

Huyendo a la fuerza

Dr. Michael LaitmanRabash, Shlavei HaSulam, artículo 19: “Ven a Faraón – 1”: Y por eso se nos dice: “Ven a Faraón”, es decir que vamos a ir juntos, que Yo también iré contigo, para cambiarles la naturaleza y querer que ustedes sólo Me pidan a mí que les ayude a cambiar su naturaleza y para convertirla del deseo de recibir al deseo de otorgar.

Este es un momento muy importante, el que nosotros no podemos hacer nada por nosotros mismos. Primero pedimos algo global y confiamos en nosotros mismos en todos los demás aspectos, esperando de manejarlos por nosotros mismos y dejarle al Creador sólo “Su parte”. Pero cuanto más avanzamos en la escalera o hacia el éxodo de Egipto, ante el ascenso al primer nivel, vemos más claramente que somos débiles y que no podemos hacer nada bien, ni siquiera una sola acción, ni un pensamiento o una intención. En realidad, yo me debilito a lo largo del camino, y así se nos dice: “Y los hijos de Israel gimieron a causa de la servidumbre, y clamaron”.

Pero entonces se nos dice, “y su clamor se elevó hasta Dios”. Es entonces que tenemos una oportunidad de orar, de pedir, de exigir. Hacia esto nos dirigimos.

De acuerdo a mi avance, yo crezco más débil y mi oración, mi petición de ayuda, crece hasta llegar a un estado en el que no puedo hacer nada, la oscuridad y la impotencia se apoderan de mí y al mismo tiempo yo alcanzo una petición completa. Hasta entonces, las cosas no se mueven.

Así que está claro que yo no puedo arreglármelas sin el apoyo del grupo, sin la garantía mutua de los amigos. Siento que estoy cayendo cada vez más: yo pierdo mis fuerzas, la meta palidece y ésta no me atrae hacia adelante, mi motivación desaparece y crece ante mis ojos la inclinación al mal, mientras que el punto en el corazón desciende y no queda nada. El buen Faraón se vuelve gradualmente malo y vicioso hasta tal punto que parece que no hay manera de que yo pueda ser libre de su dominio. Entonces, ¿dónde puedo encontrar el deseo, la atracción para continuar, si no es del grupo?

En términos generales, yo alcanzo un estado de desesperanza y separación máxima (Δ) entre el estado actual y el estado deseado. Aun así me niego a retirarme, yo tengo que salir a la Luz

(103991)
De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 3/31/13, Escritos de Rabash

Material relacionado:
NO hundas a los demás hoy para que ellos no te ahoguen mañana
No dejes de pedir
Evitar la “caída” de los amigos

La elección entre el cálculo del burro y el cálculo del hombre

Dr. Michael LaitmanNosotros tenemos que aceptar todos los eventos con paciencia y verlos de dos maneras, a lo largo de dos líneas, desde el punto de vista del juicio y de la misericordia, a fin de distinguir con precisión entre lo que influye en mi “burro” (mi sustancia egoísta) y lo que puede influir al humano en mí. Entonces yo sentiré una división dentro de mí y en la medida de lo posible, yo me adheriré al humano en mí.

Si de repente descubro que he estado en la parte burro por mucho tiempo, tengo que estar agradecido por esto en vez de sentirme mal por eso. Después de todo, es el Creador quien lo dispuso así para que sin darme cuenta, yo me invistiera en el “burro”, para poder volver a incluirme en los deseos burro y descubrir que de nuevo regresé a los cálculos de burro. A partir de ahí, yo tengo que elevarme al cálculo humano y esforzarme cada vez más para aferrarme a eso con la ayuda del grupo.

Si me olvido del grupo y no tengo de dónde tomar el material de ellos, sus pensamientos, con el fin de unir y desarrollar la parte humana en mí, el Creador me arroja de nuevo dentro de mi burro. Así, construyo gradualmente lo humano en mí con la ayuda de estas dos fuentes: el grupo y el burro.

Cuando de repente nos encontramos abajo, dentro de nuestro deseo de recibir, y de nuevo hacemos cálculos materiales pragmáticos como si no hubiera un Creador y un propósito más elevado, y ningún camino espiritual, sino sólo nuestra vida ordinaria, nosotros no necesitamos a arrepentirnos de esto. Uno debe lamentarse solo un poco de que el Creador lo hubiera arrojado a un “lugar de inmundicia”, en el fétido ego, y lo más importante es sacar conclusiones, apartarse de este descenso y empezar a comparar los estados para entenderlos y sentirlos  mejor.

De esta manera, estos términos entran más profundamente en la mente y en las sensaciones de la persona que hace un esfuerzo por analizarlos en su interior. Así construye un sistema de control de sí misma y de sus estados, y así avanza.(104133)
De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 4/3/13, TES

Material relacionado:
Todos necesitan tiempo
La captura de serpientes es una profesión desafiante
El destino cambia al avanzar

Tómame como un ejemplo

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo puedo ser un ejemplo para el grupo?

Respuesta: Tú simplemente tienes que serlo. Digamos que a partir de hoy, yo voy a convertirme en un ejemplo para el grupo. Les sonrío a todos, los amo, les ayudo, les recuerdo la importancia de la meta, y hago lo que está escrito sobre el grupo en los artículos del Rabash. Esto es todo.

(104214)
De la Convención europea en Alemania del 3/22/13, Lección 5

Material relacionado:
El grupo está construido sobre la reciprocidad
El grupo: Una estructura y una conexión
Mi papel en el grupo

 

 

El mal del ego bajo los rayos X del odio

Dr. Michael LaitmanNosotros examinamos el amor en relación al odio que se despierta en la persona hacia la fuente del mal: si ella puede amar la fuente de su sufrimiento, a pesar de sentirse mal. Por medio de esto, ella tiene que aislarse del mal, del lugar en el que siente el sufrimiento, como si ésta no fuera su naturaleza.

Este es un punto muy delicado. En la naturaleza egoísta común, yo odio al que me trae sufrimientos, odio el origen del mal. Esto ocurre hasta tal punto, que nosotros calmamos a un niño que se lastimó al golpearse la cabeza contra una mesa, diciéndole al niño que golpee de vuelta la mesa. Esta es una respuesta natural, instintiva animal.

Pero el trabajo espiritual fue destinado para la corrección del hombre, y todas las correcciones sólo son posibles si yo siento que alguien me hace sentir mal y me doy cuenta que lo que llega a mí es sólo amor y bondad. Así que todos los signos dolorosos debe enfocarme no en el origen de este mal, sino en la fuente del mal dentro de mí, en el lugar donde me siento mal, en mi inclinación al mal. Es ahí donde yo siento los sufrimientos, las malas relaciones, y de esta es que tengo que desprenderme, poner encima un Masaj (pantalla), una restricción, para que eventualmente ella convierta el mal en su forma opuesta.

Es como si hubiera una mesa ante mí con una comida de cinco platos y cada plato tuviera un sabor horrible, oliera mal, y pareciera podrido. No sólo que la comida estuviera un poco salada o picante, sino que en realidad fuera venenosa. Yo, por el contrario, tengo que corregir mis vasijas de percepción para que poder amar estos alimentos, lo cual parecía imposible al principio. De la misma manera también nosotros alcanzamos el amor en la parte más elevada de la corrección de nuestras vasijas en las que sentimos odio.

(104123)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 4/3/13

Material relacionado:
El punto entre el odio y el amor
El amor siempre se eleva por encima del odio
Pedirle al creador

 

¿Qué nos depara el futuro?

Dr. Michael LaitmanEstá previsto un proceso sin fin en el que habrá grandes convenciones locales. Del 10 al 12 de mayo habrá una convención en los EE.UU., en Nueva Jersey, y en junio habrá una convención en Krasnoyarsk, Rusia. En julio habrá una convención en San Petersburgo, en agosto habrá una convención en Europa, y en septiembre comienzan las festividades en Israel… en resumen hay una gran convención en un país diferente cada mes.

Yo veo todas estas reuniones, así como el estudio y los talleres, no como eventos aislados, sino como un proceso ininterrumpido, continuo y suave, en el que nosotros somos “presionados” para alcanzar la reunión ante el Monte Sinaí. Tenemos que aclarar todas las etapas y luego atravesarlas internamente, y este, por supuesto, estará acompañado de muchas erupciones y explosiones internas y, al mismo tiempo, tenemos que mantener el rumbo con el fin de descubrir, finalmente, la nueva vasija espiritual, una nueva vida.

Ustedes deben entender que tenemos que morir y renacer internamente. Tenemos que renacer en nuestra perspectiva de vida y del mundo, en todo nuestro sistema de valores, en educación y cultura, en todo. Tenemos que cambiar, pasar a una vuelta desconocida, ajustándonos a una dimensión que ahora ni siquiera podemos imaginar.

Para hacer eso, necesitamos una fuerza colectiva y un proceso de evolución continuo. Sin importar lo que pase, nosotros tenemos que pensar sólo en la corrección. Las “diez plagas de Egipto” se nos revelarán, y por eso tenemos que aprender de Moisés qué hacer con ellas. La Torá lo llama “el más humilde de todos”. Esto significa sufrimiento terrible y por encima de eso, gratitud y alegría. Vean cuantos problemas le causó a Él el pueblo de Israel en el desierto…

Nosotros atravesaremos estos pasos juntos.

(104120)
De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 4/2/13

Material relacionado:
Convenciones: un salto potencial
El principio de corrección en tres líneas
La línea media es el camino directo al creador

Un sistema de medición espiritual: El grupo

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo es posible comprobar de quién es siervo usted: es siervo de Faraón o siervo del Creador? ¿Cómo se realiza este examen, de manera intelectual o emocional?

Respuesta: Nosotros comprobamos con la mente lo que sentimos en nuestro corazón. El corazón son todos los deseos de la persona, y yo tengo que comprobar quién controla mis deseos: el deseo de recibir con una intención de recibir, o con una intención de otorgar. El deseo de recibir siempre está ahí; es la sustancia de la creación, pero yo tengo que examinar para qué estoy trabajando.

Este examen se realiza sólo a través del grupo. En nuestro mundo físico nosotros no podemos medir nada sin una escala de medición. Requerimos alguna unidad de medida: un metro, un kilogramo, Hertz, una escala de medición con la cual seamos capaces de medir y pesar algún fenómeno.

¿Cómo se puede pesar un deseo y mi intención que lo controla? Esto sólo es posible dependiendo de cómo me adhiera yo al grupo y me asocie yo mismo con el todo. A través de esto puedo medirme y cambiar algo dentro de mí. De lo contrario, yo siempre estaré equivocado.

Por lo tanto, “Y amarás a tu prójimo como a ti mismo” es llamada la regla fundamental de la Torá porque esta lo controla todo. Si yo mismo no me sitúo correctamente en relación a la sociedad, no seré capaz de ver, en absoluto, donde estoy. Con mis medidas, no seré capaz de discernir ningún error, ni el más pequeño ni el más grande.

(103981)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 3/31/13

Material relacionado:
La huida hacia la unidad
Trayendo a cada uno al nivel de Moises
Adios a egipto

¡Nosotros no somos esclavos de los esclavos, más bien somos siervos del Creador!

Dr. Michael LaitmanRabash, “Dargot HaSulam”, artículo 932, “La primera innovación”: Todas las innovaciones comienzan sólo después que de los méritos persona le dejan adquisición para sí misma. Y antes de eso, ella está absolutamente inmersa en su deseo de placer, y este deseo la domina. Por lo tanto, ninguna innovación puede ocurrir en ella, todo proviene sólo desde su ego. Una innovación sólo puede venir a través del poder de otra naturaleza que la persona aún no tiene. Por esta razón, todas las innovaciones comienzan sólo después de que la persona sale de su ego, del deseo de recibir para sí mismo, es decir, cuando ella abandona Egipto.

Y esta es la idea, que está prohibido enseñarles la Torá a los adoradores de ídolos.

Quien les sirve a otros dioses es una persona que todavía no tiene contacto con el Creador, que no ha salido de Egipto. Este es el nombre de un nivel espiritual, de tal manera que, la persona común de este mundo no es llamada así. Adoradores de ídolos son personas como nosotros que se sienten atraídas por el Creador, pero que aún le atribuyen especial importancia a los valores materiales, a la recepción para uno mismo.

Por esta razón ellas son llamadas AKUMA (un acrónimo de “Siervos de estrellas y constelaciones”, y también curvado (Akum), “indirecto”). Ustedes ven que ellas no se dirigen “directamente hacia el Creador” (Yashar-El), al igual que Israel, sino que adoran las estrellas y el destino, es decir que ellas están dominadas por las diversas fuerzas y valores egoístas.

Está prohibido enseñarles Torá a los adoradores de ídolos. “Prohibido” significa que es imposible. Ustedes ven que la Torá es la Luz, todo el sistema superior, todos los mundos espirituales, las relaciones entre la persona y el Creador. Es imposible enseñarle esto a un adorador de ídolos que se encuentra en la receptividad egoísta y que no tiene ninguna conexión con el sistema de otorgamiento.

Y de hecho, cuando la persona está en Egipto, es decir, en la receptividad egoísta, no puede ser un Yehudí, (de la palabra “Ijud”, unidad, es decir, de unirse con toda la creación y con el Creador), porque ella está esclavizada por el Faraón, rey de Egipto. La persona está esclavizada por su ego, el rey del mundo material.

Y cuando es esclava del Faraón, ella no puede ser un siervo del Creador. Es del Faraón o bien es del Creador, porque todo depende de la intención, con qué se identifica la persona y a qué quiere servirle: al beneficio personal o al otorgamiento.

“Y esta es la idea: Porque los hijos de Israel son míos, ellos son mis siervos”, dice el Creador”, “y no que ellos sean esclavo de los esclavos”. Ustedes ven, el Faraón también es un siervo del Creador, él es un ángel, y es un sistema que lleva a cabo el pensamiento de la creación de manera compulsiva, sin libre albedrío. El Faraón es un ángel; vean que está escrito: “Yo creé la inclinación al mal”. Toda la creación, todo el ego se encuentra en las manos del Creador. Y si la persona que sirve en nombre del Faraón, es llamada un “esclavo de los esclavos”, porque ella le sirve al esclavo y no el Maestro.

Cuando la persona se sirve a sí misma, no puede ser un siervo del Creador, ya que es imposible servirles a dos reyes al mismo tiempo. Y sólo después de que la persona sale de Egipto, después de que recibe suficiente Luz que Reforma, que la eleva por encima de su deseo de placer, lo cual es recepción para sí misma, entonces ella puede ser un siervo del Creador. Pero para seguir siendo un siervo del Creador, ella tiene que elegir esto todo el tiempo: a cada momento, con cada deseo. Y entonces está lista para merecer la Torá. Lo que sigue de esto es que la primera innovación es la salida de Egipto.

La Torá comienza con la salida de Egipto y en adelante; por lo que después de esto ocurre la entrega de la Torá. La Torá incluye toda la Luz del Infinito, toda la Luz superior, que llena los mundos superiores y está diseñada para la corrección gradual del deseo de recibir de la criatura, hasta que ella alcanza la equivalencia de forma con el Creador.

(103938)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 3/31/13

Material relacionado:
La primera innovación
Alcanzando la unidad
No quiero nada sino la luz

“Predicciones científicas”

Dr. Michael LaitmanOpinión (Chris Martenson): “Chris Martenson es un experto de renombre mundial en la identificación de patrones de crecimiento exponencial, demanda de energía y consumo de alimentos, peligrosos, incluso ocultos, en las economías globales…”

“Y él predice que una colapso del 60% en el mercado de valores golpeará en los próximos tres meses”.

“La opinión de Martenson no debe ser tomada a la ligera, ya que su investigación es altamente apreciada por las Naciones Unidas, el Parlamento del Reino Unido, y las compañías de la lista Fortune 500. … “

“Desafortunadamente, Martenson no es el único economista que predecir un colapso masivo histórico”.

“De hecho, sus cifras son conservadoras en comparación con otros expertos en su campo”.

“En una entrevista reciente, Robert Wiedemer, un economista famoso por predecir correctamente el colapso del mercado inmobiliario de EE.UU. del 2006 y el colapso bursátil de 2008, ofrece pruebas alarmantes del 50 por ciento de desempleo, una caída del 90 por ciento del mercado de valores, y 100 por ciento de inflación anual… a partir de este año”.

Mi comentario: El hecho es que esta tendencia puede ser detenida sólo si pasamos inmediatamente a una educación integral para el público, y en línea con esto, se reduce gradual la producción a unas dimensiones necesarias.

La educación integral permitirá la transición hacia la asignación racional igualitaria de los productos requeridos, bienes y servicios, y proporcionará todos los otros recursos para la educación y el entrenamiento, es decir, para la corrección de las personas como una parte integral de la naturaleza. Solo de esta forma seremos capaces de evitar los golpes que no obstante nos llevará a tomar las mismas decisiones.

(104001)

Material relacionado:
La economía de la sociedad futura
La economía de la felicidad
Los economistas necesitan abandonar las teorías acostumbradas

 

Entonces el grupo lo absorberá todo

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cuál es el significado de adherirse al grupo?

Respuesta: Adherirse al grupo es estar con los amigos en todo el proceso a través del cual están pasando, realizar las tareas, participar en todos los eventos: en los estudios, difusión, labores, reuniones de amigos, talleres, y pagar el Maaser. Yo tengo que tratar de ser un participante activo y útil en todo esto. Estas son las acciones mecánicas de unión con el grupo que son visibles.

Además de esto, dentro de mí, trato, de todo corazón, de ser incluido en esta imagen llamada “grupo”, trato de desaparecer, de derretirme allí. Quiero ser absorbido dentro de este concepto de “grupo”, de “sociedad”, de tal manera que no quede nada de mí.

Si trato de hacerlo de acuerdo a mis motivos egoístas, en la medida de mis esfuerzos, me vuelvo cercano a la Luz, y ella me trae pensamientos sobre esto y me muestra cuan apropiado soy o no para ello. De esta manera empiezo a exigir que la Luz me corrija más. Yo comienzo a relacionarme con mi inclusión en un grupo de una manera más práctica, conectando esta inclusión con la Luz que influye en mí y me ayuda a entrar en el grupo.

De ello se deduce  que cuanto más me incluya en él, más estados comienzo a discernir: una mayor o menor inclusión, cuánto me olvido de mí mismo, cuánto más les pertenezco a los amigos, cuánto más o cuanto menos los amo. Sólo de acuerdo a esto puedo evaluar mis ascensos y descensos, puesto que no existen otros ascensos y descensos.

Y así, junto con todos, yo me vuelvo hacia la Luz superior que hace de nosotros un todo único. Y aquí empieza el trabajo. Todas las mediciones y evaluaciones ocurren sólo en relación con el grupo porque sin este no hay escala correcta de medición, no hay corrección con la que yo pueda examinarme a mí mismo.

Yo no tengo ninguna indicación y evaluación de mis emociones, ni en relación con el Creador ni conmigo mismo, si no hago esto dentro del grupo. El grupo es el lugar donde yo siento, mido y llevo a cabo todas las acciones espirituales.

¡No hay ningún otro lugar fuera de él! Allí, en el grupo, tengo que descubrir el odio y mi ego, todos mis características. Todo lo que se descubre por fuera del grupo no necesita ninguna corrección. Sólo lo que se descubre en las relaciones entre los amigos es lo único que tenemos que corregir. Faraón, el ego es la fuerza de rechazo mutuo y de odio que se descubre en un grupo. Y por fuera del grupo, todo esto es la vida física del cuerpo animal.

(103976)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 3/31/13

Material relacionado:
Todas las mediciones se hacen en el grupo
Disolverse en el grupo
Un grupo real