entradas en '' categoría

La disminución de la audiencia de Facebook

Dr. Michael LaitmanEn las noticias (de RT.com): «El ascenso de Facebook en cuanto al dominio mundial se ha desacelerado en los últimos meses ya que el gigante de los medios sociales ha tenido problemas para retener a los usuarios que se enfrentan cada vez a mayores opciones en línea interesadas».

«En los últimos seis meses, unos nueve millones de personas en los Estados Unidos y dos millones en el Reino Unido, han abandonado la red social. Solo en los últimos meses seis millones de estadounidenses se han desconectado, un cuatro por ciento de caída, según un informe de The Guardian citando a la firma de análisis SocialBakers«.

«Los estadounidenses también están gastando menos tiempo en compartir sus experiencias, con un promedio de 121 minutos al mes por persona que navega en Facebook en diciembre de 2012, y 115 minutos en febrero de este año».

Mi comentario: Todo en este mundo tiene su ciclo vital, porque nuestro deseo está creciendo de modo cuantitativo y, lo más importante, de modo cualitativo. Es evidente, que la gente encontrará cansancio y limitaciones en la red social en cuanto a su llenado, como en su momento ellos se cansaron de la televisión.

Todo esto nos llevará a la necesidad de la comunicación «interna» a través de la red natural general que conecta nuestros deseos y pensamientos. Pero para esto debemos dejar de «inflarnos» unos a otros en las redes sociales y revelarnos y acercarnos entre nosotros.

(106655)
Material Relacionado:

Facebook ya no es interesante
¿Por qué los hackers han atacado Facebook?
Garantía mutua en la red

¿Puede la guerra salvar al mundo?

Dr. Michael LaitmanEn las noticias (de Banki.ru All-RSS.com): «La crisis económica no ha terminado aún, por el contrario, se profundiza. Como las recetas tradicionales para luchar contra la crisis no funcionan, el economista americano Paul Farell ofrece una manera no convencional para salir de la recesión. Él cree que lo que puede salvar al mundo de la crisis, es una nueva gran guerra. Afortunadamente esta propuesta tiene muchos oponentes entre los economistas».

«Sin embargo, esta teoría tiene muchos opositores».

«Trazar paralelos entre la gran depresión y la actual crisis está muy de moda. Sin embargo, aquellos que lo hacen, olvidan que algunos de los países no están en recesión, y algunos, por el contrario, están prácticamente arruinados», recalca Evgeny Nadorshin, economista en jefe de AFK Sistema».

«En su opinión, el conflicto militar no será capaz de sacar al mundo del estado de declive económico».

«Las pequeñas guerras como las de Irak y Afganistán no tienen mucho efecto en la economía. Una guerra a gran escala nos llevará a tan terribles consecuencias, que la economía mundial en su totalidad de todas maneras no crecerá», dice Nadorshin».

«El efecto de la guerra es que crea una gran demanda de producción».

«Ahora en el mundo no hay demanda, ya que los gobiernos de muchos países no tienen posibilidades de crearla. Los estados desarrollados llegaron a la crisis del 2008 con enormes deudas acumuladas, explica Nadorshin».

«Sin embargo, se puede crear una demanda por métodos pacíficos. Como ejemplo de estos métodos el experto cita las tecnologías ecológicas».

«El efecto económico en la introducción de esas tecnologías será tal, que ninguna guerra podrá comparársele, dice Nadorshin».

«Una confirmación indirecta de sus palabras es el hecho de que simultáneamente con el crecimiento del PBI, la campaña Iraní causó que se triplicara la deuda nacional de los EE.UU.».

Mi comentario: La guerra global, nuclear, es posible si la humanidad no tiene suficiente sufrimiento «pacífico» como para entender la necesidad de una reestructuración radical a través de la «Educación y Formación Integral«. La sensación de sufrimiento de nuestro egoísmo mortal debe ser tal, que realmente queramos escapar de él completa y permanentemente. No es difícil imaginar cuán insoportable tendrá que ser este sufrimiento para que todos deseemos huir de su fuente de origen: del egoísmo.

Pero esta decisión puede alcanzarse a través de un «lavado de cerebro», es decir, estudiando la inevitabilidad del cambio de nuestra naturaleza egoísta, el daño que causa el egoísmo, la creación de una opinión pública poderosa, y demás. En este caso la transición es suave, rápida y fácil, sin destrucción y desastres. Pero ¿tenemos el suficiente sentido común como para probar la educación integral?

(106737)
Material Relacionado:

¿Será necesaria una guerra mundial para acabar con la crisis?
La crisis puede provocar la guerra
Las posibilidades de nuestro desarrollo: guerra o una transición pacífica

La Convención en Nueva Jersey: Unidos en uno

Dr. Michael LaitmanPregunta: La convención de unidad en New Jersey está muy cerca. Nosotros entendemos que todo depende de la preparación. ¿Cómo deben prepararse nuestros amigos de todo el mundo para esta reunión?

Respuesta: En primer lugar, nos conectamos en la convención con el fin de alcanzar la unidad, Arvut, la fusión entre nosotros; se requieren todas esas condiciones para descubrir la fuerza superior que controla el mundo y construye toda la realidad. Esta es la meta del aprendizaje de la sabiduría de la Cabalá. Esta está diseñada específicamente con el fin de encontrar esa fuerza superior. La sabiduría de la Cabalá es la revelación de la Fuerza superior a los seres creados, como escribe Baal HaSulam en el artículo «La Esencia de la Sabiduría de la Cabalá«: «Esta sabiduría no es más ni menos que una secuencia de raíces que penden a modo de causa y consecuencia, por medio de reglas fijas y predeterminadas, que entretejen una meta única, exaltada descrita como «la revelación de Su Divinidad a Sus criaturas en este mundo».

Esta es la razón por la que nos reunimos en una convención: la construcción de las condiciones a través de las cuales se revelará el Creador. El descubrimiento del Creador a los seres creados es la meta de la sabiduría de la Cabalá. Esto se realiza a través de la unidad entre nosotros. Esto es lo que queremos alcanzar en la convención, y tenemos que pensar en esto.

La fuerza que nosotros descubrimos es la fuerza de otorgamiento y amor. El «Creador» es el fundamento de otorgamiento y amor. Él es el bueno y benévolo, porque la benevolencia es la característica de la persona que hace el bien. Y «no existe nadie más aparte del bien que hace el bien».

Para revelarlo a Él, nosotros también tenemos que adquirir dos detalles de percepción:

  • No existe nadie además de nosotros, unidos como una persona con un corazón;
  • Cada uno de nosotros es bueno y benévolo para con todos los demás.

De esta manera creamos un «lugar» donde el Creador puede descubrirse de acuerdo a la ley de equivalencia de forma. Cuando las relaciones entre nosotros se ajustan al principio del «bien que hace el bien», entonces la Bien superior que hace el Bien, se manifestará entre nosotros. Así es como revelaremos al Creador dentro de los seres creados al convertirnos en Shejiná, es decir en el «lugar» donde Él habita.

Esto es lo que queremos descubrir en todo el mundo en la convención que se llevará a cabo dentro de una semana. Para esto debemos prepararnos.

Debemos decir que la convención será única en su género. Una amplia variedad de participantes estarán reunidos allí, y eso es bueno. La diversidad le da fuerza a la unidad.

Espero que podamos conectarnos correctamente y que todos sintamos que pertenecemos a esa unidad a la que tenemos que retornar, con la cual tenemos que integrarnos y ser de nuevo como uno. Entonces, dentro de esta unidad común, se descubrirá el Creador único, y el descubrimiento de esta fuerza superior resolverá todos nuestros problemas, tanto los físicos como los espirituales.

(106593 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 1 de Mayo del 2013, «Garantía mutua»)
Material Relacionado:

Convenciones: rompiendo la cáscara del viejo mundo
El propósito de la vida es la revelación del creador
Hacia la convención con un corazón ardiente

Un sistema sin defectos

Dr. Michael LaitmanLa Luz y el Kli, opuestos entre sí en el mundo del Infinito, entran uno dentro del otro, construyendo con su integración un sistema, y evolucionando hacia abajo con el fin de desarrollar las condiciones para nuestro desarrollo aquí abajo.

Al final, todo se deriva de la forma en que las Luces y las vasijas se completan mutuamente unas con otras. El camino que se extiende ante mí no deja espacio para preguntas inútiles: «¿Quiero?» o  «¿Estoy listo?». Esta es sólo una forma de hablar, es nuestro «argot». De hecho, todo se construye de una forma ideal, todo ha sido considerado hasta el último detalle.

No hay lugar para el resentimiento y el enojo. Nos encontramos dentro del sistema de las cuatro fases de la Luz Directa, mundos y niveles espirituales y nosotros aprendemos acerca de sus detalles, de sus mecanismos. Todos los medios y fuerzas necesarias están disponibles para mí. Yo puedo usarlos con tal que esté cumpliendo con mi rol. Mi rol es determinar exactamente lo que debo estar haciendo ahora y realizarlo sencilla y claramente.

Aquí no se requiere de una gran inteligencia. Todos pueden hacerlo porque estas son las actividades más simples, más tontas. Por lo tanto, el más «tonto», el menos sofisticado, es el que tiene más éxito.

(106591 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 1 de Mayo del 2013, «Garantía mutua»)
Material Relacionado:

Respondiendo al llamado del creador
Superemos un obstáculo potencial
La persona que se ha alejado del camino

Eligiendo entre dos libros

Dr. Michael LaitmanSi la persona tiene un fuerte deseo de atribuirlo todo al beneficio del Creador, esta es una buena cosa, y ella puede orar para cumplir este anhelo. Querer usar todo su deseo de recibir para otorgar significa estar inscrito en el libro de los justos.

Sin embargo, si ella tiene un fuerte deseo de utilizar todo para su beneficio propio, tampoco es tan malo, puesto que aquí todo está claro, y la persona puede entender los deseos que tiene. Puede orar por su deseo de recibir pidiendo ser registrada en el libro de los malos que están condenados a muerte, es decir que ella quiere anular su ego.

Ella decide en qué libro quiere ser inscrita. Sin embargo, si quiere ambas cosas y le resulta difícil decidir cuál de ellas prefiere, esto ya es un problema. Debe tratar de estar en este estado poco claro lo menos posible. Desear trabajar para el Creador pero al mismo tiempo tomar un poco para sí misma, es muy peligroso. Si la persona no lucha contra este estado dividido, puede permanecer en el estado indeciso durante muchos años, incapaz de preferir un lado por sobre el otro.

Ella puede pensar que ha recibido un poco de un lado y un poco del otro, y así está bien esperar, y todo estará bien. Este es el peor estado posible.

Esto significa que la persona debe tratar de determinar su estado con la ayuda de su esfuerzo en el grupo y de la influencia del entorno para ella sepa que es mala y quiera destruir su ego, es decir, para que quiera ser registrada en el libro de los malos que están condenados a muerte. Esto es llamado la Primera Restricción.

Entonces, ella querrá ser condenada a cadena perpetua, a ser capaz de trabajar con el fin de otorgar, lo cual significa ser registrada en el libro de los justos. Debe haber una fuerte petición por la intención a fin de otorgarle al Creador para que la persona, al menos vea que sólo se preocupa por su propio beneficio.

(106643 – De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 2 de Mayo del 2013)
Material Relacionado:

Soy justo o soy pecador
Decadencia espiritual: disparidad de intenciones
Amor al creador: un gran final para una maratón del desarrollo

Porción semanal de Torá – 05.06.13

El Libro del Zóhar, porción semanal de Torá, «Bamidbar», extractos seleccionados

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Cortando asertivamente todos los lazos

thumbs_laitman_537La To,»Éxodo» 19:16-19:19, Jetró: Y sucedió que al tercer día, por la mañana, hubo truenos y relámpagos y una densa nube sobre el monte, y el sonido de un Shofar extremadamente fuerte; de tal manera que todas las personas que se encontraban en el campamento se estremecieron.

Y Moisés sacó al pueblo del campamento para encontrarse con Dios; y ellos se detuvieron en la parte inferior de la montaña.

Todo el monte Sinaí estaba completamente envuelto en humo, porque el SEÑOR descendió sobre él en fuego; y el humo ascendía como el humo de un horno, y todo el monte se estremeció en grandemente.

Y cuando la voz del Shofar sonaba largamente, y se volvía cada vez más fuerte; Moisés hablaba, y Dios le respondía por medio de una voz.

Todo lo que ha sido descrito en la Torá sucede dentro de nosotros. El extracto anterior describe la primera aparición de la propiedad de otorgamiento que la persona siente dentro de sus propiedades. Están todavía son egoísta y contrarias al otorgamiento, pero al mismo tiempo, ya aspiran a la similitud, a unirse con estas propiedades, y a comenzar a sentir que son algo valioso y superior. Dentro de estas cualidades, nosotros estamos siempre replanteando nuestros valores. Sin embargo, este proceso va acompañado por el miedo a perder y a devastar nuestro egoísmo interior: «¿Con qué me quedaré? ¿Dónde queda mi familia? ¿Dónde quedan mis amados? ¿Cómo es posible renunciar a ellos?»

Después de todo, nosotros estamos pegados a este mundo por medio de los hilos de las diversas conexiones. Algo es más cercano a mí, algo es más lejano; esto me gusta, lo otro lo odio…. Todo está compartimentado. Toda nuestra existencia se trata de estos hilos. Así es como están configuradas nuestras vidas.

Sólo unas pocas personas son capaces de cortar de manera decisiva estas relaciones y ver qué sucede después. Para nosotros, es peor que la muerte, puesto que perdemos completamente el auto control. Nuestro egoísmo no puede tolerarlo. Esta sensación puede compararse con el proceso del parto, en el que un niño sale del vientre de su madre y pasa a estar en el mundo que lo separa por completo de ella. ¿Pueden imaginar que nos corten de alguien que nos da la vida? Es como ser privados del oxígeno.

¿Qué viene a continuación? No más previsiones egoístas, ni sueños del futuro…, ¡no hay nada a lo que ustedes estén acostumbrados!

Pregunta: Entonces, ¿significa esto que el entrenamiento que pasamos no nos prepara para esta etapa?

Respuesta: El período de preparación es para hacerlos entender que todavía no están listos. Los animales que viven junto a nosotros no comprenden estos asuntos. Esta condición puede sentirse solo por medio de la propiedad llamada «el hombre» en nosotros; esta no tiene nada que ver con la propiedad del «animal» en nosotros. El período de preparación es esencial para elevarnos al nivel en el que comenzamos a sentir estos matices. De lo contrario, ¿por qué debería suceder esta revelación, en relación a quién?

La conciencia de nuestra oposición y falta de preparación ya es un alcance. Comenzamos a darnos cuenta de que el atributo de otorgamiento es contrario a nosotros, que aún no estamos allí, o simplemente que no lo entendemos (negación de la negación).Así avanzamos.

(105771 – Del Kab.TV «Los misterios del Libro Eterno» del 18 de Febrero del 2013)
Material Relacionado:

Un ascenso difícil
Rechazando tu yo presente
Escondido en mi propia sombra

Lavando «nuestras vestiduras» en la luz de jassadim

Dr,. Michael LaitmanY todo el pueblo respondió al unísono y dijo: «Todo lo que el Señor ha hablado, eso haremos». Y Moisés reportó las palabras del pueblo al Señor.

Y el Señor dijo a Moisés: «He aquí, que vengo ante ti en una espesa nube, para que el pueblo pueda oír cuando hablo contigo, y pueda además creer en ti por siempre». Y Moisés dijo las palabras del pueblo al Señor.

Y el Señor dijo a Moisés: «Ve con el pueblo, y santifícalos hoy y mañana, y deja que laven sus vestidos,

Y prepárate contra el tercer día; porque el tercer día el SEÑOR descenderá a la vista de todo el pueblo sobre el Monte Sinaí. (La Torá, «Éxodo» 19:8-19:11, «Jetró»)

Nosotros comenzamos a entrar en contacto con el atributo de otorgamiento, a ser atraídos por este, y a absorberlo desde su punto más alto que es llamado «Moisés» (de la palabra «Moshej» o «mover», «jalar»), el cual jala desde dentro del ego. De esta forma él recibe energía superior, y así comienza a sentir de qué manera es posible continuar trabajando ahora por el otorgamiento al Creador.

Él comienza a adquirir el mismo atributo absoluto, como el Creador, frente a Quién está ahora. Él siente al Creador, pero aún no pertenece a Él. Están juntos, pero de manera externa.

La persona entiende que ahora necesita todos sus atributos egoístas de tal manera que tanto como sea capaz, ella misma los jale hacia ella, que jale fuertemente hacia adentro desde el punto en el corazón, el cual está en contacto con el Creador, que entre gradualmente dentro de este desde su ego, se conecte, añada a la nación entera, que adicione esos atributos que se fueron por un tiempo, al punto que es llamado «Moisés».

Por esta razón ellos necesitan pasar por un cierto periodo de preparación final: tres días de separación de su ego y corrección de sus atributos externos, así llamados «vestiduras».

En cada uno de nosotros existen cinco niveles: la raíz (Shoresh), el alma (Neshama), el cuerpo (Guf), la vestidura (Levush) y el palacio (Eijál). La parte interna, la raíz, el alma y cuerpo, ya la corregimos. Sin eso, no habríamos partido de Egipto, el punto en el corazón no se habría separado del ego. Y ahora, necesitamos corregir la vestidura, las así llamadas «vestiduras» del alma, y más adelante también el palacio, el resto de los atributos del mundo.

Los primeros tres discernimientos son: la raíz, el alma, el cuerpo. Es decir, si lo expresamos de una manera escénica, entonces al principio corregimos todo lo que existe en mi cuerpo, en la carne, mi parte interna. Y la vestidura es lo que está sobre mí. Eso es lo que puedo intercambiar, lo que puedo quitarme y ponerme. El palacio es el resto del mundo.

«Y ellos lavaron sus vestiduras» significa lavar los atributos no corregidos con la Luz de Jassadim y corregirlos.

(105415 – Del Kab.TV «Secretos del Libro Eterno» del 2 de Abril del 2013)
Material Relacionado:

Escapando de la prisión del ego
Un ascenso difícil
Cuando llegue el mesías

Hacia el amor por encima del ego

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, «Arvut» (garantía mutua): Esto significa que todos y cada uno en Israel asumirán sobre sí el cuidar y trabajar por cada miembro de la nación, y el satisfacer todas sus necesidades, no menos que la medida impresa en él de cuidar de sus propias necesidades.

Y una vez que toda la nación de forma unánime estuvo de acuerdo y dijo, «Haremos y escucharemos», cada miembro de Israel se hizo responsable de que nada le faltara a ningún otro miembro de la nación. Sólo entonces se volvieron dignos de recibir la Torá, y no antes.

Con esta responsabilidad colectiva, cada miembro  de la nación fue liberado de preocuparse por las necesidades de su propio cuerpo y pudo observar el mandamiento, «Ama a tu amigo como a ti mismo» en la medida completa, y dar todo lo que tenía a cualquier persona necesitada, dado que ya no se preocupó por la existencia de su propio cuerpo, ya que sabía con certeza que estaba rodeado de seiscientos mil amantes leales, que estaban dispuestos a proveer para él.

Si entendemos que alcanzar la espiritualidad y recibir todo el bien es posible sólo si nos conectamos, entonces la Luz que Reforma comienza a influir en nosotros. Esta actúa de tal manera que yo dejo de estar preocupado por mí mismo porque todos están preocupados por mí. Lo principal aquí es que ustedes se sintonicen correctamente para convocar la Luz que podemos dirigir hacia cada uno de nosotros como si tuviéramos una antorcha.

Mis motivos egoístas demandan que yo forme una conexión con otros. Cuando me conecto con ellos, parece como si me dejara ir y estuviera conectado con ellos, dado que no puedo alcanzar lo que quiero de otra manera. Esta es exactamente la manera en que todos actúan, aspirando así a descubrir al Creador, a través de la conexión entre nosotros, de esta manera atraemos la Luz que Reforma.

Aquí puede surgir una pregunta: ¿Por qué llega la Luz si somos egoístas? ¿Cuáles son las leyes superiores de acuerdo a las cuales ésta se descubre? Todos queremos recibir para nosotros mismos: «Tráeme este mundo. Tráeme el mundo por venir». Podría parecer que esto ocurre ya sea en la Luz, es decir que el placer mismo debe llegar a nosotros, o bien en la oscuridad, si hubiera algún tipo de válvula que existe en la espiritualidad, la cual realiza las condiciones necesarias para ser altruista.

Pero la idea es que nosotros nos rendimos unos ante otros. Aprendemos juntos, llevamos a cabo juntos las tareas compartidas, y a pesar de nuestro ego, la Luz hace su trabajo. Pero esta llega al principio no como placer, sino como corrección. Así somos cambiados, gracias al trabajo que realizamos dentro del grupo, inclinamos nuestras cabezas unos ante otros por razones egoístas.

Con un enfoque como este no hay una falta de acuerdo, esto es abierto y muy honesto. Es posible hablar mucho acerca del amor de otro, pero es necesario juzgar de acuerdo a los hechos. Somos dominados por nuestro ego, pero aceptamos una condición que nos obliga a aspirar al amor ¿Por qué? Porque esperamos una recompensa.

En el futuro, el mundo entero corregirá las relaciones entre las personas, tomando en cuenta la ganancia que esto traerá. Todos esperarán beneficiarse de las relaciones basadas en el amor, y al mismo tiempo la Luz que Reforma pasará hacia ellos a través de nosotros y no la oscuridad que llegaría si no fuera por el uso de la sabiduría de la Cabalá.

De la misma manera, la persona que ya entiende esto y todavía no ha aprendido lo suficiente, no está lo suficientemente incluida dentro del grupo, y en última instancia recibirá oscuridad en vez de corrección, y huirá. Y lo opuesto, si alguien renuncia a sí mismo un cien por ciento, entonces nunca sentirá oscuridad y descenso. Aun cuando podría tener dificultades adicionales en el camino, trabajará con todo de la manera correcta y será corregido por la Luz.

El hecho es, como lo escribe Baal HaSulam, que en el camino del medio, por la línea media, uno experimenta caídas, desviaciones hacia la derecha y hacia la izquierda, ascensos, y descensos. Esto es llamado un progreso «normal»; no es ideal, pero tampoco es demasiado terrible.

 (105966 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 25 de Abril del 2013, «Garantía mutua»)
Material Relacionado:

Necesitamos un nuevo comienzo
Misión imposible
Egipto ha cumplido su papel, es tiempo de salir de ahí

Lección diaria de Cabalá – 05.06.13

Preparación para la Lección

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Escritos de Rabash «Shlavei HaSulam», Artículo 19

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

El Libro del Zóhar, Introducción

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Talmud Eser Sefirot, vol. 3, parte 10

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Escritos de Baal HaSulam «Garantía mutua», Lección 9

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar