entradas en '' categoría

Lección diaria de Cabalá – 05.14.13

Preparación para la Lección

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Shamati # 161 “Acerca de la entrega de la Torá”

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

El Libro del Zóhar, Introducción

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Escritos de Rabash “Igrot”, Carta 41

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Los roles que se presentan en nuestro camino

Dr. Michael LaitmanPregunta: Los cabalistas escriben acerca de la categoría de Israel en la que todos están conectados tan fuertemente que es imposible separarlos, y dependen totalmente de los demás. ¿Qué es esta categoría y quien pertenece a ella?

Respuesta: Les diré un secreto: Al mediodía de ayer yo no era “Israel”, pero hacia la noche mi estado cambió un poco y me las arreglé para llegar a “Jerusalén”, y luego descendí al “valle”, después me reuní con los “leones”, y posteriormente estuve en el Cielo y volé….

Esta mañana no sólo no pertenecía a “Israel” cuando me desperté, sino que ni siquiera pertenecía a las “naciones del mundo”. Yo era simplemente un “animal”…. En general, “Israel” (ישראל) es el deseo de recibir que está dirigido a Yashar El (אל – ישר, directo al Creador).

Pero si ustedes están preguntando acerca de una sustancia proteica, yo no sé a qué categoría pertenece. En primer lugar tenemos que comprobar el deseo y su intención, y entonces yo puedo saber si se trata de “Israel” y si es así, en qué nivel está. Supongamos que un griego de nacimiento y un judío de nacimiento están sentados ante ustedes: Si miran su interior es posible que el griego sea “Israel”, mientras que el judío sea “malvado” en el nivel de “animado”.

Todo es determinado por el deseo y la intensidad de su intención. Por supuesto, “Israel” se corrige primero a sí mismo. Si en mí hay una parte llamada “Israel” y una parte llamada “naciones del mundo”, entonces, lógicamente yo corrijo primero las vasijas puras.

Este orden se refleja también en nuestro mundo: Aquí, ya sea que nos guste o no, nosotros pertenecemos a “Israel” y ahora tenemos que corregirnos a nosotros mismos. Pero en el sentido espiritual, los judíos también están divididos en esas dos partes: “Israel” y “naciones del mundo”, ¿Cuántos representantes de “Israel” hay en el pueblo judío? Pueden ser mil entre 12-14 millones….

Pregunta: Entonces, ¿quién debe tomar esto sobre sí mismo para convertirse en un “miembro de la nación”, como “un hombre con un corazón”?

Respuesta: Todo aquel que piense que es un miembro de la nación. Estos ya son discernimientos internos de la persona, los cuales no pueden evaluarse en palabras o determinarse por medio del pasaporte de uno.

Pregunta: ¿No estuvo usted ayer con esta nación?

Respuesta: No. Anoche fui parte de las “naciones del mundo”, y esta mañana me desperté hecho un “animal”. Espero que ser un “buen chico” durante el día y crecer hasta el nivel del “gran sacerdote”.

Sin embargo, como van las cosas, yo probablemente tendré que caer, deteriorarme prácticamente hasta el estado de “Hamán” y el otro malvado. Ellos se “investirán” en mí y yo me sentiré como ellos; en realidad entraré en las figuras que están descritas en la Torá.

Esto se debe a que la Torá presenta personajes internas y describe los roles internos que tenemos que jugar de camino a la semejanza con el Creador. Yo no puedo parecerme completamente a Él, a menos que experimente el alma de “Hamán”, “Hitler”, “Faraón”, etc. Yo tengo que estar incorporado en ellos y también en los personajes puros del otorgamiento que son opuestos a ellos. Entonces estaré verdaderamente corregido.

Por lo tanto, no se trata sólo de despertar como un “animal”. Si todo sólo se reduce a esto, entonces yo estoy “por fuera del juego”. En general, nosotros nunca debemos atar el camino espiritual al cuerpo que ahora ven ustedes con sus ojos corporales. Este es un grave error. Nunca juzguen por las “imágenes” externas ni por las sensaciones corporales, juzguen sólo por los deseos e intenciones.

En toda la realidad hay deseos de recibir, deseos de otorgar, y una intención que corrige los deseos de recibir para que la persona se convierta en aquel que otorga. Eso es todo. Aparte de esto, aquí hay nada más, sólo tres parámetros: la Luz, la vasija y el Masaj (pantalla) entre ellos.

Pregunta: ¿Qué pasa con los 600.000 garantes sobre los que habla Baal HaSulam en el artículo “Garantía mutua”? ¿Tienen ellos que despertarse y unirse en el camino hacia la corrección?

Respuesta: Les diré otro secreto: En el momento en que alcancen los estados en los necesiten 600.000 garantes, ustedes los encontrarás. Ellos aparecerán repentinamente ante ustedes, como si nada.

(106924 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 7 de Mayo del 2013, “Garantía mutua”)

¿Cómo podemos entendernos unos a otros?

Dr. Michael LaitmanPregunta: De acuerdo al método de formación integral, los hombres y las mujeres deben tener una relación cálida, buena y amable. Pero en la experiencia vemos que la mujer nunca está satisfecha y siempre está presionando al hombre. ¿Cuál es la manera correcta de trabajar con este estado?

Respuesta: Durante los talleres, es necesario discutir cómo se complementan adecuadamente los hombres y las mujeres entre sí, en los diferentes niveles. Yo creo que, como consecuencia de la formación integral, ellos alcanzarán un nivel de comprensión mutua en el que ya no separarán las cosas en “esta es tu responsabilidad y esta es mía”. Gradualmente, las personas comenzarán a combinar y a redistribuir mutuamente las responsabilidades y la ayuda mutua, y entonces todos verán claramente cuán fácil es hacerlo.

No hay lugar aquí para demandas. Las demandas aparecen cuando una de las partes no comprende cual su papel y qué debe hacer.

Personalmente, a pesar de que en general entiendo la naturaleza humana, yo tuve problemas con mi esposa hasta que empezamos a hacer paseos de 40 minutos por la mañana, durante los cuales discutimos calmadamente todos nuestros problemas. Hablar durante los paseos nos ayudó a comprendernos mejor uno al otro. Además, tenemos un acuerdo de no discutir ni exigir nada uno del otro. Estamos en constante movimiento por encima de nuestras cualidades naturales, y de esta manera nosotros alcanzamos la comprensión adecuada de cualquier circunstancia.

Sin embargo, el problema es que la gente no tiene tiempo para esto. Creo que durante los talleres, nosotros tenemos que enseñarles cómo encontrar tiempo para este tipo de comunicación. Esperemos que las personas tengan suficiente tiempo libre para ello en el futuro cercano. Pero aun así, nosotros tendremos que organizarlas.

Incluso mi maestro obligó a todos sus estudiantes a pasar por lo menos quince minutos al día discutiendo calmadamente el método y las condiciones de su desarrollo mutuo con sus esposas. Esto es un trabajo social muy serio. Si además lo hiciéramos con los niños, si lleváramos a cabo mesas redondas en nuestras familias, el mundo sería un lugar diferente.

(107111 – De una charla sobre Formación Integral del 4 de Abril del 2013)